Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Podenco Ibicenco

»

Historia del Podenco Ibicenco

Historia del Podenco Ibicenco


Podenco IbicencoEl Podenco Ibicenco en la historia

Con sus antepasados procedentes del Antiguo Egipto, no hay muchas dudas respecto a que los antecesores del Podenco Ibicenco actual sean los mismos perros de Oriente Medio que dieron lugar al Pharaoh Hound. Los orígenes de esta raza se remontan a hace 5.000 años, y estos inicios aparecían representados frecuentemente en el arte egipcio antiguo, sobre papiros, rocas y piedras, además de en tumbas y pirámides. Se dice que descubrimientos de huesos del Período Protodinástico nos muestran que estos perros datan del año 4770 a.C.

Retrocediendo todavía más, unas pinturas rupestres halladas en las paredes de las cuevas Tassili, sitas en Hoggar, Argelia, que tienen unos 8.000 años, muestran a unos cazadores que llevan lanzas y que van acompañados de perros. Los perros de estas pinturas parecen estar adiestrados y persiguen, y posiblemente atrapan, ovejas montesas. Los perros son esbeltos, ágiles y tienen las orejas tiesas.

Un hallazgo especialmente interesante es el del plato de Golenischeff, un plato cóncavo datado alrededor del año 3100 a.C., que fue hallado en un lugar llamado Nagada. Este plato nos muestra a tres Lebreles con correa, todos ellos con las orejas tiesas y con un cuerpo alto y esbelto, por lo que, sin duda alguna, son similares a los Podencos Ibicencos actuales. También se han hallado dibujos similares en las tumbas de Hemaku (3100 a.C.) y de Ptolomeo y Nefermat (2650 a.C.), además de en la de Mareku y en la del famoso Tutankamón (1372 a.C.).

En la mitología egipcia, Anubis, también llamado Anpu, fue el inventor del embalsamamiento y era el guardián de las tumbas. También era el juez de los muertos. Parece que fue asemejado al perro, y estaba igual de alerta, tanto de día como de noche. Podemos ver fácilmente por qué los aficionados a esta raza relacionan a Anubis con el Podenco Ibicenco, ya que se suele decir que la estatua de Anubis a tamaño real hallada en la tumba de Tutankamón es «una réplica idéntica del Podenco Ibicenco actual». Para ser justos, no obstante, sigue existiendo controversia sobre si Anubis era un perro o un chacal, animal con el que se identificaba al principio.

Hay pruebas de que en el Antiguo Egipto los perros de este tipo eran usados para cazar liebres, gacelas, antílopes e íbices. También es fascinante ver que en el Antiguo Egipto no sólo se momificaba a las personas sino también a los perros; se han descubierto momias de perros con una altura a la cruz de 22 centímetros. La momificación aseguraba que pudieran entrar en la vida posterior.

El Podenco Ibicenco en las islas Baleares

Los fenicios, que vinieron de la Península Arábiga alrededor del año 1200 a.C., fundaron grandes ciudades en Beirut, Biblos, Sidón y Baalabek, extendiéndose no sólo hacia el norte de África, sino también hacia Europa occidental. Atravesaron el estrecho de Gibraltar y fundaron la ciudad de Gades (la actual Cádiz) en España. En los siglos VIII y IX a.C., los fenicios llevaron a sus perros en barcos mercantes a las islas Baleares. Fue una de estas islas (Ibiza) la que dio su nombre a esta raza, que en catalán se conoce como Ca Eivissenc.

Existe una historia fascinante que podría ser cierta. Nos habla de Podencos Ibicencos que iban a lomos de los elefantes cuando Aníbal invadió Italia. Cuando pensamos en que Aníbal (247-182 a.C.), el general cartaginés y líder de la famosa marcha a través de los Alpes, nació en Ibiza y se dice que viajó con sus perros, puede que esta historia posea elementos reales.

En Ibiza y en la isla vecina de Formentera se conoce a los Podencos Ibicencos desde hace mucho tiempo. Aquí se los crió como perros conejeros, para usarlos sin la ayuda de armas de fuego. Los ganaderos sólo conservaban aquellos ejemplares que eran los mejores cazadores, porque para ganarse su sustento tenían que ayudar a alimentar a la familia del ganadero, ya que la comida era escasa. La mayoría de los machos y los cachorros más débiles era ahogada en el mar, y los que sobrevivían debían ser supervivientes en el sentido más estricto de la palabra. Su dieta solía consistir en algunas cabezas de pescado y un poco de carne de cabra, además de las pocas piezas de caza que pudieran obtener por su cuenta.

El Podenco Ibicenco es un Lebrel que caza principalmente mediante su vista, aunque también usa el olfato y el oído. Las enormes orejas de esta raza casi pueden describirse como antenas. Todos los Lebreles son buenos persiguiendo a presas veloces y ágiles, y muchos rasgos de su constitución les resultan de ayuda, como sus largas patas y sus dedos intermedios alargados que les ayudan a dar pasos firmes.

Aunque al principio se usó al Podenco Ibicenco principalmente para cazar conejos, se sabe que capturaba presas de mayor tamaño, incluidos ciervos. Se trata de un Lebrel especialmente veloz e inteligente que puede cazar en todo tipo de terrenos y que puede seguir a sus presas dentro y fuera de los arbustos. Ni siquiera los muros detienen a estos magníficos cazadores. Si un Podenco Ibicenco pierde de vista a su presa entre unos arbustos densos, se alzará sobre sus patas traseras para volver a localizarla. En esencia, el Podenco Ibicenco localiza a su presa mediante el olfato, levantándola y persiguiéndola. Cuando captura a la presa, el Podenco Ibicenco le rompe el cuello y luego pone en marcha sus fantásticas habilidades como cobrador. Es realmente un cazador fantástico.
Podenco Ibicenco
En España se suele hacer que cacen juntos entre ocho y diez de estos Lebreles, generalmente todas hembras o un macho con varias hembras. Para evitar peleas entre los machos, sólo se hace cazar a uno cada vez. Los perros de la jauría interaccionan bien juntos y rodean a la presa, evitando así que huya. La mayoría de las cacerías con Podencos Ibicencos concluye con éxito. Ver a un Podenco Ibicenco cazando es todo un espectáculo, ya que sus saltos suelen incluir un giro en el aire. Estos saltos a gran altura les permiten explorar la escena incluso entre hierbas de más de un metro de alto.

El Podenco Ibicenco se puede encontrar en la actualidad en todas las islas Baleares y también en tierra firme, en España. Fue, principalmente, la gran capacidad para la caza del Podenco Ibicenco la que hizo que esta raza sobreviviera hasta mediados del siglo XX, cuando doña María Dolores Olives de Cotonera, marquesa de Belgida, se implicó con esta destacable raza. Tenía un criadero en la isla de Mallorca y promocionó a esta raza por toda España y otros países.

La raza como cazadora en Francia

Debido a su estilo silencioso durante la caza, el Podenco Ibicenco y cruces similares fueron usados por los furtivos del sur de Francia. Estos perros recibieron el nombre de Charnegue o Charnigue y, según la obra Hunderassen, del conde Henry Bylandt, publicada en 1904 en varios idiomas, el perro de Charnegue, al que también llamó Galgo Balear, pesaba unos treinta kilogramos y su altura a la cruz era de 65 centímetros.

Consideraciones sobre esta raza a principios del siglo XX

El Nuevo Libro del Perro (The New Book of the Dog), de Robert Leighton, se editó en 1907 y fue uno de los pocos libros de su época que incluía a muchas de las razas caninas menos conocidas. En su sección titulada «Lebreles Franceses y otros Lebreles del continente europeo», describe a un Podenco «procedente de las islas Baleares, aunque en ocasiones puede verse cerca de Valencia, Barcelona y otros lugares de la costa oriental española, donde se le conoce como Charnigue».

Desgraciadamente, Leighton no pareció quedar gratamente impresionado por este muy talentoso y elegante Lebrel ya que, el autor lo describe como un perro delgado, desgarbado, con un hocico largo, unas grandes orejas tiesas y unas patas larguiruchas. Leighton dice: «Le da a uno la impresión de que es una imitación de un Greyhound o de un Whipett crecido en exceso». Afortunadamente, muestra algo más de amabilidad por esta raza cuando habla de sus cualidades innatas para la caza y dice: «Con adiestramiento podría convertirse en un buen Lebrel».

El Podenco Ibicenco llega al Reino Unido

Los primeros Podencos Ibicencos llegaron al Reino Unido en la década de 1920, pero se cree que murieron de moquillo. Llegaron cuatro nuevos ejemplares importados en 1929, de los cuales dos, Petra of Chardia y Anita of Chardia, fueron presentadas en la famosa exposición canina Crufts. Pero no fue hasta mucho más tarde cuando se aparearon estos perros importados; el origen del linaje de los Podencos Ibicencos británicos puede remontarse a los ejemplares que llegaron en la década de 1960, y Sol y Curra fueron animales especialmente notables. Luego, a mediados de la década de 1970 se importó a Ra Benji Hassan. Aunque ha habido varias importaciones de estos perros a lo largo de las décadas, la reserva genética ha seguido siendo pequeña en Reino Unido, donde esta raza nunca ha contado con un gran número de ejemplares.

El English Ibizan Hound Club fue aprobado oficialmente por el Kennel Club el 27 de septiembre de 1965, con una impresionante lista de miembros fundadores. Diane Berry fue la primera secretaria de esta asociación canina y posteriormente se convirtió en su presidenta. La primera exposición se celebró el 8 de abril de 1972. Era para perros de caza del Antiguo Egipto y había clases para Podencos Ibicencos, Pharaoh Hounds, Basenjis y Sloughis. El club recibió el estatus de Campeonato en 1984, y su primera exposición de Campeonato atrajo la participación de 43 Lebreles, con una inscripción total de cien ejemplares. En la actualidad, en las exposiciones de Campeonato que se celebran en Reino Unido, el número de ejemplares presentados es bastante menor, y las grandes exposiciones abiertas a la participación de todas las razas, como la Crufts y la de la West of England Ladies Kennel Society, sólo atraen la participación de un par de docenas de estos Lebreles.

El Podenco en Estados Unidos

Podenco IbicencoEl Podenco Ibicenco fue introducido en Estados Unidos en 1956 por el coronel y la señora Seoane, que vivían en Rhode Island. Los Seoane importaron a Hannibal (Stop) y a Certera (Tanit), que produjeron la primera camada nacida en este país, de ocho cachorros, cuatro de cada sexo. Estos perros, junto con otros ejemplares importados, se convirtieron en los animales fundadores en este país.

El ejemplar más destacado de esta camada fue Malchus V, un macho con un buen tipo que fue vendido a Mr. y Mrs. Free lee Preu, siendo entonces Mr. Free lee Preu embajador en España. También en 1956, los Seoane fundaron un club matriz para esta raza, el Ibizan Hound Club of America (IH-CA), del que el coronel fue presidente durante los ocho primeros años. Tras su fallecimiento en 1964, su mujer, Rhoda Low Seoane, asumió la presidencia.

Doña María Dolores Olives de Cotonera, de Barcelona, se mostró complacida de que se hubiera generado un interés por esta raza en Estados Unidos y se ocupó, personalmente, de que se enviaran ejemplares de buena calidad para que fueran usados en los primeros programas de cría.

Hacia mediados de la década de 1960, la popularidad de la raza era lo suficientemente buena como para solicitar al American Kennel Club el estatus de Clase Miscelánea. Se informó de que en 1965 había 151 Podencos Ibicencos en Estados Unidos. El estatus de Clase Miscelánea se otorgó en 1968. Un grupo de socios que se disgregaron del IHCA fundaron un segundo club en 1972 que recibió el nombre de Ibizan Hound Fanciers and Exhibitors of the United States. Este club sólo duró cuatro años y se disolvió en favor del club original.

Los criadores estadounidenses, que querían expandir la limitada reserva genética de Estados Unidos, se dirigieron a los criadores británicos. Estas importaciones procedentes de Reino Unido resultaron ser más fiables que algunos ejemplares importados de España que se criaron durante mediados de la década de 1970. Aunque hubo criadores importantísimos como Dolores Olives de Cotonera, los ejemplares procedentes de otras fuentes españolas resultaron ser decepcionantes y no dieron lugar a la calidad constante que buscaban los criadores estadounidenses.

La afición por el Podenco Ibicenco en Estados Unidos debe mucho a Richard Edwards, del criadero Ishtar. Edwards promovió a esta raza con su extraordinario ejemplar importado de Reino Unido, Ch. Eridu Maestro of Loki, conocido por todos como Maya, que se convirtió en el macho fundador de esta raza en Estados Unidos. Como mejor Podenco Ibicenco desde 1974 hasta 1977, Maya fue el primer ejemplar de su raza en ganar el galardón Kennel Review Top Producer, que obtuvo en 1979. Los aficionados a los pedigríes deben un enorme respeto a la influencia de Maya sobre los Podencos Ibicencos estadounidenses, y cita su presencia en cada pedigrí de los primeros cien campeones de esta raza. Otros Podencos Ibicencos destacables del criadero Ishtar son Tallaway’s Castanet of Loki, Bushland Issa of Curtis Lane, Int. Ch. Ishtar Alpha Rade Koo Kay e Ibia of Loki. Los ejemplares del criadero Ishtar se convirtieron en la base de otros criaderos. Como ejemplo tenemos a Ch. Ishtar Sonnet of Loki, propiedad de Susan Stafford; Ch. Ishtar Threehand Aquilla of O’Bree-on’s, propiedad de Kathleen O’Brien; y Ch. Ishtar Charisma, propiedad de Lisa Puskas y Dale Whitmore.

No fue hasta 1979 cuando se reconoció al Podenco Ibicenco como raza en el American Kennel Club (AKC), participando por primera vez en la famosa exposición canina del Westminster Kennel Club en 1980.

En 1992, el Ibizan Hound Club of the United States se convirtió en la sociedad canina matriz del AKC para el Podenco Ibicenco. Esta sociedad canina favorece y potencia la calidad en la cría de los Podencos Ibicencos de pura raza, y está a favor de la creación de clubes independientes especializados en el Podenco Ibicenco en aquellos lugares en los que haya suficientes aficionados a esta raza como para satisfacer los requisitos del AKC.

Aunque en la actualidad hay muchos Podencos Ibicencos que han obtenido buenas posiciones y han ganado galardones al Mejor del Grupo e incluso al Mejor de la Exposición, quedaríamos mal si no habláramos del gran ganador en la historia de esta raza en Estados Unidos: Bunny, formalmente conocido como Ch. Luxor’s Playmate of the Year. Propiedad de Wendy Marquardt, Leslie Lucas, Glen Brand y la doctora Helen Goldberg, Bunny fue el primer Podenco Ibicenco en ganar el galardón al Mejor del Grupo en la exposición canina de belleza del Westminster Kennel Club, y fue el mejor Podenco Ibicenco desde 2000 hasta 2003, obteniendo varios galardones al Mejor de la Exposición en muestras abiertas a la participación de todas las razas o dedicadas sólo al Podenco Ibicenco (monográficas). Se convirtió en un excelente embajador de esta raza e hizo que muchas personas se convirtieran en grandes aficionadas a esta hermosa raza de Lebrel.Podenco Ibicenco

Por todo el mundo

En la actualidad, el Podenco Ibicenco es conocido en muchos países del mundo, donde es tenido no sólo como perro de exposición y como mascota, sino también como animal que se usa en los canódromos y en las competiciones de caza y de rastreo. Es de destacar que en 1958, una comisión especial del gobierno egipcio fue enviada a las islas de Ibiza y Formentera para ver a esta raza y, como resultado, importaron algunos ejemplares a su patria.

El Podenco Ibicenco se conoce en Canadá desde 1981. Entre los criadores responsables del desarrollo y el mantenimiento de esta raza tenemos a Mary Jane Weir (del criadero Titian), a Beverly Tuford (del criadero Amar) y a Mariette Murphy (del criadero Atakah). Esta raza participa de forma activa en las exposiciones de belleza y en las competiciones de persecución de señuelos. El primer Podenco Ibicenco que obtuvo el galardón del Mejor de la Exposición en Canadá fue Am/Can/Ber. Ch. Atakah’s Flying Cub, propiedad de Mariette Murphy. Las primeras exportaciones a Australia llegaron de Reino Unido y, por tanto, las estirpes se remontaban a ejemplares importados de Reino Unido adquiridas en Ibiza. La primera camada de Podencos Ibicencos nacida en Australia lo hizo en 1985.   

Si deseas saber más sobre el Podenco Ibicenco te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Podenco Ibicenco Serie Excellence:

Podenco Ibicenco (Excellence) - Editorial Hispano Europea





Registrate para saberlo todo sobre el Podenco Ibicenco x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya