Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Bearded Collie

Esperanza de vida12 - 14 años
PesoMacho:18-27 kgHembra:18-27 kg
AlturaMacho:53-56 cmHembra: 51-56 cm
Pedigrí
ApodosCollie Barbudo
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Bearded Collie

El Bearded Collie se empezó a utilizar como perro pastor de ovejas y de ganado vacuno. Debido a su gran resistencia y fidelidad era el perro ideal para conducir a las reses a través de los terrenos ásperos. En la actualidad sigue ejerciendo ese trabajo pero también es un excelente perro de compañía que destaca sobre todo en torneos de agility y obediencia.

Origen

Se especula que el Bearded Collie podría tener sus orígenes en Europa central y que fuese un descendiente del Nizinny, una raza polaca. En el siglo XVI, los polacos mantenían relaciones frecuentes con Escocia y en uno de sus trueques el Nizinny se introdujo en la isla. El cruce del nuevo perro con perros pastor autóctonos acabó de definir el que hoy conocemos como Bearded Collie.

Comportamiento

El Bearded Collie es un perro seguro de su encanto y que lo sabe utilizar muy bien cuando quiere que le perdonen por cualquier travesura que haya hecho. Es afectuoso, tranquilo, divertido e inteligente ante todo. Desde cachorro sabe ser limpio y se muestra muy receptivo cuando se trata de aprender. Se debe evitar que adquiera malas maneras, ya que como tiene muy buena memoria después le costaría entender porqué tiene que corregirlas.
No está hecho para ser un perro guardián, no se muestra agresivo con los extraños. Es un ideal perro de compañía que busca la amistad de su dueño.

Aspecto

El Bearded Collie es un perro más largo que alto y de constitución fuerte y sólida. Es muy peludo y tiene una buena osamenta y musculatura. Sus orejas son de tamaño mediano y las tiene caídas. La cola es larga, llevada baja y curvada hacia arriba. El pelo de cobertura es plano, áspero, fuerte y largo y puede ser de color gris pizarra, leonado tirando a rojo, negro, azul, todos los tonos de gris, marrón y arena, y con o sin marcas blancas.
El Bearded Collie muestra una expresión despierta y curiosa.

Cuidados específicos

Es aconsejable peinar y cepillar el perro una o dos veces por semana para eliminar el pelo muerto y evitar que se apelmace. Cuando el Bearded Collie es cachorro es cuando el pelo se forma y es necesario cuidarlo más a menudo.
Al Bearded Collie le gusta mucho hacer ejercicio y es aconsejable que esté en un jardín. Si el perro sale a pasear por el campo, en sus orejas largas y peludas se puede acumular porquería. Después de una excursión de este tipo se tendrían que revisar a fondo.

Salud

El Bearded Collie no presenta problemas hereditários. Como en todos los perros, y más en los de pelo largo, es importante el control de las pulgas.

La popularidad del Bearded Collie ha permitido que la mayoría de las personas de hoy día tengan una idea del aspecto de la raza. Ya han quedado atrás los tiempos en los que teníamos que explicarle a todo el mundo qué era un Bearded Collie. De todas formas, y gracias a su simpático aspecto, el Bearded Collie puede parecerles atractivo a muchas personas que, de hecho, no disfrutarían viviendo a su lado, si es que les diera por comprar uno. Así pues, es esencial comprender las características de la raza antes de escogerla para que viva junto con su familia. Una vez haya tomado su decisión y haya adquirido a su cachorro, tendrá muchos años por delante para estar satisfecho o para arrepentirse de su decisión. Habiendo dicho esto, aquellos de nosotros que amamos a estos perros lo hacemos por sus muchos encantos.

Características físicas

Los Bearded Collie son perros de un tamaño mediano, pero con frecuencia tienen un aspecto mayor debido a su gran personalidad. Aunque los Bearded Collie pueden parecer muy pequeños cuando están enroscados debajo de una mesa, se hacen muy grandes cuando le saltan encima a un amigo que lleva puesto su mejor traje.

Los machos son mucho más fuertes en cuanto a su constitución y tienen un pelaje más voluminoso que el de las hembras, aunque sólo existe una diferencia de 2,5-5 cm de altura a la cruz. Por tanto, los machos necesitan bastante más de todo: más comida, más acicalado y, con frecuencia, de más fuerza en los brazos de sus amos mientras los Bearded Collie todavía son exuberantes jovenzuelos.

Uno de los principales atributos físicos del Bearded Collie típico es su falta de exageraciones y la consecuente solidez en su estructura. Debido a que los Bearded Collie tienen una constitución bastante recia para un perro, probablemente no tienen tanta tendencia a sufrir tensiones y las consecuentes debilidades desde el punto de vista estructural que padecen otras razas.

El movimiento del Bearded Collie es, o debería ser, uniforme, totalmente firme y parejo, con unos pasos que tengan un alcance largo y un efecto fluido. Ésta es una característica realmente hermosa de esta raza. La cabeza y la expresión son también de lo más singular, con un cráneo ancho y plano, un hocico de la misma longitud y unos ojos inquisitivos y expresivos.

Otro aspecto bastante inusual de la raza es la pigmentación. El pigmento de la trufa y el del labio van a la par con el color que tenga el animal al nacer, y será negro, azulado, marrón o leonado. Los ojos también deberían estar a tono con el color del pelaje, y el color debería cambiar a medida que el animal crece. De hecho, toda la coloración del perro cambia constantemente a lo largo del tiempo, y esto es un aspecto de lo más interesante en esta raza. Por ejemplo, el cachorro de Bearded Collie de color marrón tiene un color bastante chocolate a las ocho semanas y sólo cambiará poco a poco a un color leonado pálido, a veces hasta llegar a ser casi blanco hacia los 12-16 meses de edad. La capa puede, a partir de ahí, oscurecerse gradualmente de nuevo hasta que se obtiene la capa de adulto completa hacia los cuatro o los cinco años de vida. En particular en el caso de los animales de color marrón, el constante crecimiento del pelaje significa que el color está siempre cambiando a lo largo de la vida del animal y en diferentes zonas del pelaje en cualquier momento. Al mismo tiempo, los ojos también cambian constantemente de color. Los ojos pueden cambiar desde un color casi amarillo cuando el animal es joven a quizá un color ámbar oscuro o cobre cuando es un perro maduro. Desde este punto de vista, el perro nos proporciona un atractivo cambiante. Quizá, y en menor grado, los otros colores sufren los mismos cambios. Por ejemplo, el animal que nace siendo de color negro aclarará y oscurecerá su color en momentos parecidos para no volver a tener nunca su color negro original. Los perros de color azulado también aclararán su color hasta ser casi de un color plateado hacia los 12-16 meses de edad, y a continuación volverán a obtener gran parte de su color de nacimiento cuando lleguen a la madurez. Los que nacen siendo de color leonado suelen representar, quizá, el menos común de todos los colores. Esto es debido a que generalmente, aunque no siempre, tienen un color de ojos menos atractivo, y éste puede ser bastante pálido. Además, existen más limitaciones a los de color leonado en la cría, ya que cuando se escoge a un compañero para la cría, la pigmentación y el color son aspectos importantes. De todas formas, el color de capa leonado es muy hermoso, siendo de un tono como el de las setas cuando es un cachorrillo y teniendo, con frecuencia, un glaseado de color blanco a medida que el pelaje madura. Un perro de color leonado con una buena coloración de ojos es un perro muy hermoso.

El Bearded Collie es una raza muy atractiva que es capaz de llevar a cabo una transformación de lo más sorprendente: desde tener el aspecto de un sucio perro cruzado hasta parecer un perro de exposición lleno de estilo con muy poco esfuerzo. Personalmente encuentro que ésta es una de las características más encantadoras de la raza.

Personalidad

Aunque son algo muy gratificante para muchas familias, para algunos el Bearded Collie no sería la raza más fácil con la que vivir. Los Bearded Collie tienen una personalidad fuerte y exuberante. Son perros cariñosos y que se entregan… y están preparados para querer y para entregarse en todo momento, tanto si tiene usted la misma mentalidad como si no. El Bearded Collie típico no suele ser un perro de una sola persona, se trata de un perro familiar.

Los Bearded Collie no son adecuados en absoluto para la gente que no puede pasar mucho tiempo con ellos. No sería justo dejar a un Bearded Collie en casa todo el día mientras usted se va a trabajar. Los Bearded Collie necesitan de compañerismo y entretenimiento, o si no, se procurarán su propia diversión (esto es, travesuras). Es perfectamente posible para un Bearded Collie desmontar una casa si se le deja sin entretenimiento durante largos periodos de tiempo. Los Bearded Collie encuentran imposible restringir sus ansias de vivir sin otro motivo que la voluntad de sus propietarios, a pesar del hecho de que son perros muy dispuestos a complacer. Esta raza se adapta al propietario lleno de energía y al que le gusta vivir en el exterior y que quizá tenga hijos de una edad de, digamos, ocho años más o menos y de mayor edad. Toda la familia debe estar comprometida con el perro y deben pasar tiempo con él.

Los Bearded Collie encuentran muy difícil no dar saltos, saltándole encima en los momentos más inoportunos. Aunque mediante el adiestramiento se pueden reprimir sus saltos, encuentro que esto nunca puede ser totalmente erradicado.

Los Bearded Collie tienen una capacidad de ladrar penetrante y, a veces, excesiva. Por favor, tenga esto presente si tiene unos vecinos amantes de la tranquilidad.

A pesar de todo lo dicho, mucha gente adora esta raza. Los Bearded Collie son muy gratificantes y le animan cuando está usted bajo de moral. Son muy adiestrables y son rápidos en el aprendizaje de la obediencia básica. Los Bearded Collie son aprendices listos y atentos, pero se pueden aburrir con facilidad. Las sesiones de adiestramiento deberían durar poco y no ser demasiado intensas.

Los Bearded Collie suelen ser geniales con los niños. Esto depende, por supuesto, de cada perro y también de los niños en cuestión. Se debería esperar que los niños se comportaran de forma responsable con los perros. No se debería dejar a ningún perro con niños pequeños sin supervisión, pero, tal y como son los perros, se considera a los Bearded Collie como una de las razas más adecuadas para las familias con hijos. Mis propios perros aceptaron a mis niños, sin haber tenido experiencia alguna con bebés durante generaciones, con respeto y un cariño devoto. Los Bearded Collie suelen poder controlar su exuberancia, de una manera de la que no son capaces en otros momentos, a un nivel que sea adecuado para los niños.

Es importante animar a los niños a que no traten al Bearded Collie como si fuera otro niño, ya que esto es algo que podría sacar lo peor de un Bearded Collie. El perro tomará la iniciativa con frecuencia, e irá acrecentando el juego del niño hasta llegar a excesos cuando, por ejemplo, se juegue al juego de pillar. A los Bearded Collie se les tiene que enseñar cuándo parar. De la misma forma, los Bearded Collie adquirirán, a veces, características de otras razas y las copiarán, así que no deje que su Bearded Collie pueda observar a tipos agresivos o desagradables del mundo canino.

Los Bearded Collie necesitan hacer mucho ejercicio y, una vez les es ofrecido, generalmente insistirán para obtenerlo de forma regular. Los paseos con correa están bien pero, en mi opinión, un Bearded Collie adulto necesita correr mucho en libertad. Los Bearded Collie están preparados para correr continuamente y les encanta ir a coger una pelota o jugar con otro perro. Creo que ésta es la forma más fácil y mejor de ejercitar a su Bearded Collie para así mantenerlo feliz y sano. El Bearded Collie no es el tipo de perro que le pasará por alto su compromiso con su ejercicio aunque llueva, así que esté preparado con una vestimenta para todo tipo de condiciones climáticas.

Afortunadamente, el pelaje normal del Bearded Collie es ideal para todo tipo de condiciones climáticas. El pelaje le aísla del calor y protege su cuerpo de la humedad y del calor, que rara vez llegan a atravesar la gruesa subcapa. Una ventaja añadida es que el pelaje deja caer la suciedad a medida que el barro se seca y la arena va desprendiéndose, para así dejarnos con un perro bastante limpio y un suelo bastante sucio.

Con toda su energía y su capacidad de salto, el Bearded Collie tiene una habilidad natural en lo que respecta a la competición de Agility. Uno se lo puede pasar muy bien con un Bearded Collie y un circuito supervisado de Agility. Recuerde que a un perro joven se le debería ir presentando esto de forma gradual y que el Agility carga más las extremidades del perro que el ejercicio normal. Es buena idea pedirle opinión a su veterinario acerca de la idoneidad de su perro para el Agility.

Consideraciones acerca de la salud

Teniendo en cuenta que el Bearded Collie fue salvado de la decadencia por Mrs. Willison a partir de cruces que involucraron a muy pocos perros, todos los miembros de la raza actuales descienden de una reserva de genes bastante limitada. En esos tiempos, Mrs. Willison tuvo acceso a muy pocos animales, no sólo con los que fundar su perrera sino también, como se vio más adelante, con los que impulsar todo el futuro de la raza. Estos perros originales fueron inscritos en el libro de orígenes, en este caso del Kennel Club Inglés, por medio de un juez que autentificó las demandas de los criadores, que decían que sus perros eran Bearded Collie. Este método fue derogado por el Kennel Club a principios de los años setenta, y con ello se perdió la ocasión de que se sumaran más perros que no estaban inscritos en el libro de orígenes, con la consiguiente pérdida de la aportación que pudieran traer los nuevos cruces. Básicamente, se podría considerar a todos los Bearded Collie actuales como bastante cercanos entre sí desde el punto de vista genético.

En consecuencia, existe poco campo para los cruces entre animales muy emparentados en el caso de los Bearded Collie, y el cruce endogámico incrementa, de forma natural, la posibilidad de defectos o faltas en los cachorros.

Existen varios términos utilizados en la cría canina. La cría dentro de una línea, que es el método más utilizado por los criadores, consiste en la utilización de uno o más (cuantos más mejor) perros, teniendo como fondo un pedigree de cinco generaciones, en un esfuerzo por obtener los mejores puntos de los perros y pasárselos a los cachorros. El cruce dentro de una línea entre animales muy emparentados puede consistir, por ejemplo, en el apareamiento entre un abuelo y una nieta. La endogamia, que es un método mal visto por algunos criadores, se definiría como los cruces reiterados entre miembros muy emparentados que pertenecen a una misma familia, como por ejemplo padre/ hija, medio hermano/medio hermana o hermano/hermana. También podemos provocar la endogamia entre perros cuando entre ellos encontramos, de forma repetida, los mismos antepasados en el trasfondo de su pedigree. 

Los cruces entre familiares cercanos sólo deberían intentarse teniendo un cuidado extremo (por no decir que no deberíamos intentarlos) en el caso de los Bearded Collie. En todo momento, es probable que los pedigrees contengan a ciertos perros unas pocas veces, pero los cruces entre miembros muy emparentados no puede sino incrementar la probabilidad de la aparición de defectos en los cachorros. Debido a esto, la cría de Bearded Collie no debería ser tomada a la ligera y sólo deberían llevarla a cabo personas con grandes conocimientos acerca de los antecedentes de los perros que aparecen en los pedigrees.

Habiendo dicho esto, los Bearded Collie han sido bendecidos con muy pocos de los defectos genéticos hereditarios más conocidos que afectan a muchas razas. Existen, de todas formas, varias enfermedades que, aunque no son necesariamente específicas de la raza, pueden ser de interés para el propietario potencial de un cachorro.

  • Displasia de cadera

Se trata de un problema doloroso que afecta a la articulación de la cadera. La cadera consiste en una articulación formada por una cabeza femoral y una fosa acetabular. La cadera puede verse afectada debido a que la fosa acetabular no tiene la suficiente profundidad o que la cabeza femoral está incorrectamente formada y, así se da una laxitud general de la cadera. Con frecuencia y como consecuencia, se dan cambios de tipo artrítico en la articulación. Éste es un problema doloroso y el perro padecerá cojera y dolor si la artritis está presente. Es posible hacer unas placas de rayos X a los potenciales animales de cría para ver si muestran signos de este problema o enfermedad. La mayoría de los criadores así lo harán. Las radiografías, tomadas por un veterinario y estando el perro, generalmente, anestesiado, son enviadas al programa de la British Veterinary Association (BVA)/Kennel Club para que las examinen dos veterinarios escogidos de una lista, de acuerdo con unos requisitos específicos. Un sistema de puntuación permite a los criadores averiguar cuál es la gravedad (o no gravedad) del problema que tiene (o no tiene) el perro. La puntuación máxima en Gran Bretaña es de 53 para cada cadera, y la mínima es de 0. Aunque hay perros afectados dentro de la raza, somos afortunados, ya quelos Bearded Collie son una raza que tienen una puntuación de caderas que es, como media, relativamente baja, siendo hoy en día de aproximadamente 10 puntos como puntuación combinada de ambas caderas, lo que significa que como raza tienen unas caderas relativamente buenas. Esto es todavía más alentador, ya que muchos Bearded Collie son radiografiados rutinariamente. Los diferentes países tienen diferentes métodos de puntuación. En algunos países hace falta que los perros sean radiografiados y que el estado de sus caderas se encuentre dentro de un determinado margen antes de dedicarlos a la cría.

Incluso los mayores cuidados por parte del criador no asegurarán que los cachorros resultantes estén libres de la displasia de cadera, así que hay un cierto grado de riesgo implicado, al igual que lo hay con la adquisición de cualquier perro.

  • Criptorquidismo uni o bilateral

En algunos Bearded Collie machos, uno o ambos testículos no logran descender hasta el interior del escroto y se quedan en la región inguinal o en la cavidad abdominal. Debería ser posible notar ambos testículos en el macho desde una edad temprana (seis a ocho semanas, o menos), aunque será necesaria algo de experiencia para realizar este examen. Si no se pueden palpar los testículos a esta edad, hay muchas posibilidades de que el perro no sea un animal «entero» al llegar a la madurez. A los machos de Bearded Collie les deberían haber descendido ambos testículos por completo hasta el interior del escroto hacia, como máximo, los seis meses de edad, aunque es posible que esto suceda más tarde. Si uno o ambos testículos permanecen en la cavidad abdominal, al perro se le conocerá con el nombre de criptórquido uni o bilateral (el término cryptos significa oculto). Probablemente, su veterinario le recomendará castrar al perro, puesto que el cáncer testicular es más frecuente en estos perros, ya que el testículo puede alcanzar unas temperaturas anormalmente altas en el interior del cuerpo. Es posible que un Bearded Collie macho con un solo testículo sea fértil. De todas formas, estos perros no deberían ser utilizados como reproductores, ya que este problema suele ser hereditario.

  • Hernias umbilicales

Éstas se forman en el lugar donde el cordón umbilical estaba unido al cachorro. Una debilidad en la pared abdominal permite la protrusión de una pequeña cantidad de tejido por debajo de la piel. No se trata de un problema infrecuente y puede darse en cualquier raza. Las hernias umbilicales de pequeño tamaño rara vez le causan problemas al perro. Algunos veterinarios pueden ser partidarios de operar la hernia, lo que implica una intervención relativamente sencilla bajo anestesia. Las hernias de mayor tamaño son más graves y, por supuesto, requieren de una operación. En ocasiones, la hernia afectará al contenido del abdomen (cubierta externamente por la piel). En este caso, el cachorro debería haber sido sometido a una operación y pasar por un periodo de recuperación mientras todavía está con el criador. Se considera que el problema es generalmente hereditario, y los perros afectados, aunque sea en el mínimo grado, no son adecuados para la reproducción.

  • Boca

En los últimos años, muchos criadores han notado un problema creciente en la boca de la raza. Un Bearded Collie debería tener un cierre (o mordida) de tijeras (esto es, los incisivos superiores quedan justo por delante de los inferiores). Los perros adultos deberían poseer el cierre correcto, y muchos cachorros ya tendrán este cierre cuando marchen de las instalaciones del criador. Algunos tendrán un cierre ligeramente avanzado, pero con frecuencia se corregirá con la edad, y éste es un aspecto normal del crecimiento del cachorro. De todas formas, algunas bocas con el cierre avanzado no parecen corregirse a medida que el perro crece. Un número creciente de perros tiene el maxilar inferior bastante estrecho, lo que da como resultado que los caninos o colmillos inferiores rocen o se claven en el tejido de las encías superiores. Este problema puede mejorar con la edad. Si no es así, los colmillos que provoquen el problema pueden ser extraídos por un veterinario. Aunque no es una situación ideal en absoluto, la operación es necesaria y relativamente sencilla. Los perros a los que les hace falta este tratamiento no son adecuados para la exhibición o para la cría. Es de esperar que este problema sea solucionado por los criadores mediante la selección, únicamente, de perros con bocas perfectas desde que son cachorros para sus programas de cría.

Si deseas saber más sobre el Bearded Collie te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bearded Collie Serie Excellence:

Historia de la Bearded Collie

El Bearded Collie, también conocido como Collie Barbudo, es, en gran medida, el tipo de raza que muchas personas creen que ya conocen, sencillamente porque se parece a muchos perros cruzados y peludos. De todas formas, hasta hace relativamente poco, muchas personas no sabían el nombre de la raza cuando se encontraban con uno de estos perros y, frecuentemente, confundían al Bearded Collie con el Bobtail. A pesar de su parecido aspecto peludo y de sus orígenes como perros pastores, estas razas son, en realidad, muy diferentes en cuanto a la forma de su cuerpo y su cabeza, en cuanto a su constitución general y en lo que concierne a su equilibrio general.

El Bearded Collie tiene, de hecho, una larga historia durante la cual ha ofrecido diversos aspectos pero que todos eran bastante similares a los de los perros que conocemos actualmente. Las técnicas de acicalado pueden dar como resultado capas más largas y, frecuentemente, más densas, pero la forma y el equilibrio básicos de los primeros Bearded Collie todavía permanecen (o deberían permanecer).

El Bearded Collie tuvo sus orígenes en Gran Bretaña, como perro que trabajaba con las ovejas y con el ganado vacuno (perro boyero). En general se acepta que el temperamento del Bearded Collie estaba perfectamente adaptado al trabajo de guiar al ganado, y con frecuencia cubría grandes distancias para conducir, con total seguridad, al ganado al mercado a través de terrenos ásperos. Esto tendría su origen en la forma con la que el Bearded Collie trabajaba con el ganado, y el perro muestra a menudo una actitud tosca pero eficaz, agarrando y mordiendo los talones y atajando a los animales para que se mantengan ordenados. Este comportamiento sigue siendo evidente en los Bearded Collie actuales si se les da la oportunidad.

Hace algunos años, una de mis perras de raza Bearded Collie mostró su instinto con el ganado vacuno en un acto de valentía y atrevimiento, conduciendo y apartando a algunos animales que se habían escapado de su cercado y que intentaban acosarme mientras montaba mi pony. A pesar de mis gritos para que volviera, los llevó al otro extremo de la finca y sólo volvió a mi lado cuando vio que estábamos fuera de todo peligro. Se trataba de una perra de exposición que llevaba mucho tiempo separada de animales de trabajo y que nunca había sido probada para desempeñar ningún tipo de trabajo.

Los Bearded Collie que corran junto con otros perros o, de hecho, con los miembros de su familia mostrarán, con frecuencia, sus instintos para el pastoreo, manteniendo siempre la vista puesta en los animales que tienen a su cargo, dando vueltas constantemente y comprobando el camino que toman sus compañeros de juegos.

Se han propuesto varias teorías acerca de las razas originales que dieron lugar al Bearded Collie, pero ninguna de ellas ha sido demostrada de forma satisfactoria debido a la falta de documentación escrita. De todas formas, se sabe de un perro de tipo peludo con habilidades excepcionales con las ovejas y el vacuno y resistente que era muy apreciado en Escocia. Estos perros pudieron haber derivado de numerosas fuentes, incluyendo a algunas de las razas del este de Europa. De todas formas, lo más probable es que el Bearded Collie tuviera entre sus antepasados a un cierto número de razas nativas de las islas Británicas y que no procediera de una raza concreta en particular.

Los primeros tipos de Bearded Collie eran conocidos por diversos nombres, como el Scotch Sheepdog y el Hairy Mou'ed Collie. En el sur de Inglaterra también había perros que tenían fama por conducir al ganado, que eran de tipo Bearded Collie y que eran conocidos como Smithfield. Estos perros recibieron este nombre porque eran usados para conducir al ganado vacuno al mercado londinense de Smithfield. Los Smithfield eran famosos por su habilidad para encontrar el camino de vuelta a casa, atravesando granja tras granja en su camino. Es interesante ver que actualmente sigue habiendo en Tasmania perros de trabajo que reciben el nombre de Smithfield.

Se ha mencionado a otros perros conocidos como «perros ladradores» o «perros ruidosos», que parece que eran de tipo Bearded Collie y que posiblemente fueron utilizados por los celtas durante la historia británica antigua. Siempre que se menciona este tipo de perro, se les han atribuido diversas cualidades. Éstas incluyen su capacidad para pensar de forma independiente y su inteligencia, lo que les permitía trabajar sin ser dirigidos y traer a casa las ovejas perdidas sin ayuda. Otra constante es la descripción de que los perros utilizaban «mucho su voz», un atributo que permitía saber dónde estaba el perro a pesar de que éste no estuviera a la vista. Estas cualidades aseguraron que el tipo de perro de trabajo con el aspecto de Bearded Collie fuera muy apreciado.

A pesar de todas las referencias históricas acerca de perros de tipo Bearded Collie por toda Gran Bretaña, se acepta generalmente al Bearded Collie como una raza de origen escocés, y es en Escocia donde empieza a contarse la historia en los tiempos más modernos y bien documentados.

Aunque todavía existía, el Bearded Collie fue olvidado en los tiempos más recientes. La necesidad de un perro que condujera al ganado a través de largas distancias se había vuelto obsoleta con los métodos más modernos para enviar a las ovejas y al ganado vacuno al mercado.

En 1944, Mrs. G.O. Willison, una señora de Inglaterra, quería hacerse con un Shetland Sheepdog que procediera de animales de trabajo y negoció la adquisición de un animal así en Escocia. De hecho, le fue enviada una cachorrilla de color chocolate (marrón) que más tarde resultaría ser un Bearded Collie.

Habiendo investigado acerca de este asunto, Mrs. Willison intentó hacer criar a su perra Jeannie. La primera camada, tenida con un macho que era medio Bearded Collie, no fue un éxito y no se conservó a ninguno de los cachorros resultantes. De todas formas, Mrs. Willison pudo inscribir a Jeannie mediante un método obsoleto en la actualidad en Inglaterra pero que continúa funcionando en otros países, se llama «reconocimiento de raza». Consiste en que un juez certifique el tipo de la raza y la calidad de un animal concreto para así obtener la inscripción en el libro de orígenes. Jeannie fue inscrita en el Kennel Club con el nombre de Jeannie of Bothkennar.

Buscando a un macho de Bearded Collie adecuado para Jeannie, Mrs. Willison se encontró, por pura casualidad, con un Bearded Collie de color pizarra y blanco y con su propietario en Hove Beach, Sussex. Como el perro necesitaba en esa época un buen hogar, Mrs. Willison lo adquirió y fue inscrito como Bailie of Bothkennar. Jeannie y Bailie tuvieron su camada en 1950 y Mrs. Willison se quedó con cuatro cachorros: tres machos (uno de ellos llamado Bogle of Bothkennar) y una hembra.

Un año más tarde Mrs. Willison obtuvo a Bess of Bothkennar en Argyll (Escocia). Bess fue cruzada con Bogle y dieron lugar a una perra llamada Briery Nan of Bothkennar, que aparecería con frecuencia en pedigrees posteriores. Otro cruce con un perro que no pertenecía a la línea fue hecho con Newtown Blackie. Cuando este perro se apareó con Briery Nan dieron lugar a Ridgeway Rob, un macho famoso en aquellos tiempos. Aunque se trajeron otros perros, la cantidad de animales para la cría en esos primeros tiempos era extremadamente limitada. Como consecuencia, es probable que todos los Bearded Collie actuales inscritos en el Kennel Club desciendan del apareamiento original entre Jeannie y Bailie.

Miss Suzanne Moorhouse, de los renombrados criaderos Willowmead, obtuvo a Ch. Willowmead Barberry of Bothkennar de manos de Mrs. Willison. El hermano de camada de Barberry, Ch. Wishanger Barley of Bothkennar, era propiedad de Miss Mary Partridge, famosa por los Bearded Collie Wishanger. Miss Partridge también obtuvo a una perra, Ch. Willowmead My Honey, de manos de Miss Moorhouse, que cuando fue cruzada con Ch. Barley dio lugar a Ch. Wishanger Cairnbhan, otro semental de gran influencia en aquellos primeros tiempos.

En 1959, los primeros Certificados de Desafío (Challenge Certificates) fueron otorgados en la exposición canina Crufts, y la ganadora del Mejor de la Raza (Best of Breed) fue Beauty Queen of Bothkennar, que pronto se convertiría en la primera campeona de la raza.

Miss Shirley Holmes, que fue conocida y respetada por sus Bearded Collie con el afijo Edenborough, se hizo con Ch. Bracken Boy of Bothkennar, nacido en 1962.

Debido a problemas de salud, Mrs. Willison comenzó a reducir su grado de compromiso para con la raza, llevándose a varios de sus perros, y en 1964, el exitoso criadero Bothkennar llegó a su fin.

Ken y Jenny Osborne obtuvieron a Ch. Blue Bonnie of Bothkennar de manos de Mrs. Willison en 1963, y éste fue seguido por Ch. Bravo of Bothkennar en 1964. Aunque Ken y Jenny ya tenían a Bluebelle of Bothkennar, Bravo y Blue Bonnie se convirtieron realmente en la base del criadero Osmart, entonces muy famoso y que tuvo a muchos campeones que llevaban su afijo. Probablemente, el más influyente de estos campeones sería Ch. Osmart Bonnie Blue Braid (hijo de Ch. Bravo y de Ch. Blue Bonnie). Este maravilloso macho de color azul tendría un gran impacto sobre la raza, al igual que lo tendría Ch. Edenborough Blue Bracken, propiedad de Miss Shirley Holmes, que era nieto de Ch. Bracken Boy of Bothkennar y que fue un Bearded Collie de elite durante muchos años.

Otros criaderos famosos, responsables de campeones británicos en los años sesenta incluían a Cannamoor, Brambledale, Davealex, Western-isles, Tambora, Broadholme, Beagold y Chantala.

Mis primeros Bearded Collie, adquiridos a principios de los años setenta, procedían de los criaderos Osmart y Willowmead. Mi perra Osmart seguía siendo de cría incierta en una de las partes de su pedigree. También me hice con una hembra de orígenes como animal de trabajo prodecente de Escocia, aunque estaba inscrita en el Kennel Club. Estos tres animales, junto con una perra hija de Ch. Edenborough Blue Bracken constituyeron la base de mi criadero. La perra que le compré a Miss Moorhouse se convirtió en Ch. Mignonette of Willowmead at Orora, que fue el Mejor Bearded Collie de Gran Bretaña en 1975 y 1976. Mignonette era hija de Ch. Wishanger Cairnbhan. Cuando fue cruzada con Ch. Osmart Bonnie Blue Braid, Mignonette dio a luz a Ch. Orora's Frank, que se encuentra detrás de muchos de los perros actuales. Frank fue el Mejor Bearded Collie de 1983 y 1984.

Otro perro que llevaba genética de la línea Wishanger era Ch. Pepperland Lyric John at Potterdale, propiedad de Mike y Janet Lewis. Lyric John, el primer perro Potterdale de exposición importante, comenzaría una fenomenal carrera en las exposiciones para sus amos Janet y Mike. Ellos han dado lugar a innumerables campeones de la raza de la máxima calidad, entre los que se incluye a Ch. Potterdale Classic of Moonhill, que fue el Mejor de la Exposición (Best in Show) en la exposición canina Crufts de 1989 y cuyo padre era Ch. Orora's Frank.

Los Bearded Collie por todo el mundo

Aunque los Bearded Collie fueron, probablemente, exportados de Gran Bretaña desde principios del siglo XX, la principal ola de exportaciones de Bearded Collie británicos parece ser que comenzó a finales de los años cincuenta.

Los Bearded Collie comenzaron a obtener popularidad a nivel mundial y generalmente eran exportados desde los conocidos criaderos británicos. Muchos países fundaron sus propios clubes de la raza, como en Holanda que fue fundado a mediados de los años 60.

En 1969 se fundó el Bearded Collie Club of America, siendo reconocido su estatus como raza Bearded Collie por parte del American Kennel Club en 1976.

Hacia mediados-finales de los años setenta los Bearded Collie estaban ganando popularidad no sólo en Gran Bretaña sino en muchos otros países, siendo enviados muchos animales de calidad importados de Gran Bretaña para fundar criaderos por todo el mundo. En los años noventa, muchos países estaban criando excelentes Bearded Collie que descendían de estos perros británicos.

Si deseas saber más sobre el Bearded Collie te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bearded Collie Serie Excellence:

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro"
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Bearded Collie, su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por eso no hay que descuidarlo.
  • Cepillar diariamente o dos o tres veces por semana como mínimo para evitar la formación de nudos. 
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • El corte debería hacérselo un profesional (peluquero canino).
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Bearded Collie requiere de mucho ejercicio y salidas largas, así como de espacio. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • No present problemas hereditarios