Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Australian Terrier

Esperanza de vida12 - 14 años
PesoMacho:50 - 65 kgHembra:50 - 65 kg
AlturaMacho:25 cmHembra:25 cm
Pedigrí
ApodosTerrier Australien, Terrier Australiano, Aussie
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Australian Terrier

El Australian Terrier es pequeño pero matón. Con sus 25 cm de altura y sus 6 kg de peso, este gran cazador no dudará ni un instante en salir corriendo detrás de una ardilla, de un conejo o de un gato con intenciones no muy agradables. Cuando esto suceda, si el perro no está perfectamente adiestrado, por mucho que lo llamemos puede que desaparezca durante un buen rato.

Origen

El Australian Terrier desciende de cruces entre varias razas de Terriers introducidas en el continente australiano por los colonos británicos. Se cree que para su creación se utilizaron ejemplares de Dandie Dinmont Terrier, de Cairn Terrier, de Skye Terrier y de Yorkshire Terrier. Originariamente fue criado para cazar conejos y otros roedores más pequeños, para controlar la población de serpientes, para salvaguardar rebaños y hasta fue utilizado como pastor de ovejas.

Comportamiento

El Asutralian Terrier es divertido, fiel y activo. Tiene un carácter fuerte y un poco dominante. Su expresión inteligente y vivaz denota que siempre está alerta. A pesar de ser un perro de campo, se adapta perfectamente a la vida familiar. Le gusta mucho jugar y que le den afecto.

Aspecto

El Terrier Australiano es un perro pequeño, robusto, largo y de patas bajas. Las orejas son pequeñas, erectas y puntiagudas y la cola suele ser amputada más bien corta. Tiene un pelo áspero, recto y denso, y un subpelo corto y suave. El color puede ser azul, azul acero o azul-gris oscuro con marcas de color fuego intenso en la cara, orejas, parte inferior del cuerpo y parte baja de las extremidades. Puede ser también de color arena clara o rojo.

Cuidados específicos

El Australian Terrier, aunque sea de carácter fuerte, es un perro de fácil educación si se empieza desde cachorro. Tiene mucha energia, necesita y disfruta de abundante ejercicio.
No requiere muchos cuidados, pero a menudo es necesario cepillarle el pelo con un cepillo de cerda.

Salud

El Terrier Australiano es un perro muy sano sin problemas de salud comunes de la raza. Las dos preocupaciones mayores son la diabetes mellitus y el criptorquidismo.

“De tal palo tal astilla” es un refrán que se puede aplicar perfectamente al caso del australian terrier; este pequeño perro desgreñado de patas cortas tiene la tenacidad, el valor inquebrantable, además del individualismo a ultranza y la pasión por la independencia de los rudos pioneros australianos con los que compartió la buena y la mala suerte y cuyos ranchos, graneros y minas protegió de los predadores y los roedores de todo tipo.

Como los demás terriers, bajo su aspecto amable se esconde una fogosidad y un ardor en el combate tan increíbles que un admirador escribió “tiene más valor en cada kilo que ningún otro animal del planeta”. Una opinión evidentemente exagerada pero que expresa muy bien las cualidades morales de este perro que, en su país natal, no vacila en plantar cara a las serpientes. Sin embargo, también sabe ser un acompañante divertido, fiel y razonable, a condición de que se le haya educado desde muy pequeño con ternura, pero también con una cierta firmeza.

A pesar de su pasado de aventurero, el aussie no se siente mal en absoluto en la ciudad con tal de que pueda hacer largos paseos pues a pesar de su pequeño tamaño (25 cm a la cruz), necesita hacer ejercicio. Y a pesar de que haya perdido rusticidad al pasar del establo al salón, disfruta de buena salud y no requiere ningún cuidado en particular, lo que también ha contribuido al éxito que tiene fuera de su país natal.

Historia de la Australian Terrier

El australian terrier o “aussie”, como se le llama familiarmente, es uno de los pocos terriers nacidos fuera del Reino Unido. Desciende de cruces sucesivos, en condiciones y proporciones que hoy resulta muy difícil determinar, entre varias razas de terriers, introducidas en el continente australiano por los colonos británicos. Un hecho notable, que sin duda se debe más al aislamiento de Australia y a la escasez de ejemplares que a una política deliberada de los criadores, es que, desde que la raza se fijó, no ha recibido más sangre que la de sus genitores originales.

La primera aparición Oficial del australian terrier se produjo en la exposición de Sidney de 1885 con el mismo nombre que tiene hoy, aunque es muy probable que ya hubiera participado con otras denominaciones, particularmente con la de broken coated terrier, en los dog shows organizados en Australia desde 1864. El primer club del australian terrier se fundó a finales del Siglo XIX en el continente de origen de la raza, y de esta época datan las primeras exportaciones de ejemplares a Estados Unidos (1895) y Gran Bretaña (1906). Pero hubo que esperar hasta 1921 y la promoción de la raza iniciada en Inglaterra por la esposa del ex-gobernador del estado de Victoria, lady Stradbroke, para que se creara el club británico del australian terrier y se publicara el estándar de la raza. Finalmente en 1933 el aussie fue reconocido por el Stud Book del Kennel Club de Londres, y en 1960 fue aceptado por el Kennel Club norteamericano, al tiempo que un club de la raza funcionaba en Nueva York desde 1956. Las razones del largo período de prueba impuesto al australian terrier se deben en gran parte a la lejanía de su lugar de nacimiento, y también a una cierta heterogeneidad de los ejemplares que dificultó la definición precisa del tipo.

Apariencia de la Australian Terrier

Apariencia general

Es un perro robusto, de extremidades cortas, alargado en proporción a su altura, con el fuerte carácter típico de los terriers, siempre alerta, activo y sólido. Su pelaje áspero, sin cortar, aunado a un collar bien definido alrededor del cuello que se extiende hasta el esternón y su cabeza larga y fuerte ayudan a crear la apariencia robusta y terca.

Tamaño y peso

Altura

La deseable es de aproximadamente 25 cm a la cruz, siendo las hembras un poco más pequeñas.

Peso

El deseable es de aproximadamente 6,5 kg para los machos, siendo las hembras un poco más ligeras.

Temperamento / Comportamiento

En su esencia, el Terrier Australiano es un terrier de trabajo, pero gracias a su fidelidad y su carácter equilibrado es también un perro de compañía digno de confianza.

Cabeza

Cubierta por un suave "moño".

Región craneal

  • Cráneo: Plano, de anchura moderada, lleno entre los ojos.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Ligera, pero definida.

Región facial

  • Trufa: Negra, de tamaño moderado, extendiéndose hasta la caña nasal.
  • Hocico: Fuerte y poderoso, tiene la misma longitud que el cráneo. La caña nasal debe ser fuerte y no caer por debajo de los ojos. La longitud y la fuerza del hocico son esenciales para dar poder a los maxilares temibles.
  • Labios: Negros, apretados y limpios.
  • Mandíbulas / Dientes: Quijada fuerte y temible. Los dientes son grandes y colocados uniformemente; los incisivos superiores caen bien cerca y por delante de los inferiores (mordida en tijera).
  • Ojos: Deben ser pequeños, ovalados, con expresión astuta, de color café oscuro, bien separados y no prominentes.
  • Orejas: Son pequeñas, erectas, puntiagudas, bien llevadas, de implantación moderadamente amplia, sin tener pelo largo, y muy atentas (exceptuando cachorros menores de 6 meses).

Cuello

De buena longitud, ligeramente arqueado, fuerte y cayendo suavemente sobre los hombros bien oblícuos.

Cuerpo

Largo en proporción a la altura, de fuerte construcción. Al valorar el cuerpo, se debe prestar atención a la descripción del primer parágrafo donde se trata de "un perro robusto, de extremidades cortas y alargado en proporción a la altura".
Espalda: Línea superior nivelada.

  • Lomo: Fuerte.
  • Pecho: De profundidad y anchura moderadas, con costillas bien redondeadas. El antepecho está bien desarrollado, la región esternal relativamente profunda.
  • Flancos: Profundos.

Cola

Amputada, de implantación alta, bien llevada, pero no sobre la espalda.

Extremidades

Miembros anteriores

Vistos de frente rectos y paralelos, de buena estructura ósea. Los miembros delanteros son ligeramente emplumados hasta el metacarpo.

  • Metacarpos: Fuertes, sin inclinación.

Miembros posteriores

De longitud moderada, anchos. Vistos de atrás, los miembros posteriores deben ser paralelos del corvejón a los pies, sin estar muy separados o muy cerca uno del otro.

  • Muslo: Fuerte y bien musculoso.
  • Rodillas: Tienen buena angulación.
  • Corvejones: Bien angulados, colocados bien bajo.

Pies

Pequeños, redondos, compactos, bien acojinados, con los dedos apretados y cerrados, moderadamente arqueados. Los pies no deben estar torcidos hacia afuera ni hacia adentro. Las uñas son fuertes, negras u oscuras.

Movimiento

La acción debe ser libre, ágil, elástica y enérgica. Viéndolo por el frente, los miembros anteriores se deben mover apropiadamente sin soltura de los hombros, codos, o carpos. Los miembros posteriores deben dar impulso y poder, con libre movimiento de las rodillas y corvejones. Vistas de atrás, las extremidades deben ser paralelas del corvejón al suelo, sin estar ni muy cerca ni muy separadas una de otra.

Pelaje

Pelo

Consiste de una capa externa recta y áspera de pelo de aproximadamente 6 cm de longitud, con una capa interna de pelo corto de textura suave. El hocico, parte baja de las extremidades y pies deben estar libres del pelo largo.

Color

  • Azul, azul acero, o azul gris oscuro, con un broceado fuego intenso (no arenoso) sobre la cara, orejas, parte inferior del cuerpo, parte baja de las extremidades y en el perineo (excepto cachorros). Mientras más intenso y definido sea el color, mejor. Cualquier manchado matizado de negro es indeseable. El moño sobre la cabeza debe ser azul, plateado o de una tonalidad más clara que el resto de la misma.
  • Color arena clara o rojo es aceptable con un moño de una tonalidad más clara. Cualquier manchado o sombreado oscuro es indeseable.
  • En cualquier color, se penalizan las manchas blancas en el pecho o pies.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados debe considerarse como falta, y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro"
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Australian Terrier, su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas.
  • Cepillado dos veces por semana. 
  • Es importante retirar el pelo muert dos o tres veces por año.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Australian Terrier no requiere de mucho ejercicio, basta con una caminata moderada diaria para mantenerlo en forma, por lo que puede adaptarse a vivir en un departamento, pero hay que tener cuidado porque son perros ladradores. Sin embargo es una raza que requiere de mucho cariño y atención, por lo que se recomienda emplear un tiempo considerable al juego con ellos.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Diabetes
  • Luxación patelar
  • Alergia a las pulgas