Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Boyero de Flandes

»

Características del Boyero de Flandes

Características del Boyero de Flandes



  • Altura a la cruz: machos de 62 a 68 cm y hembras de 59 a 65 cm
  • Peso: de 27 a 40 kg
  • Capa: leonado o gris (a veces atigrada o carbonada)
  • Promedio de vida: catorce años
  • Carácter: tranquilo y vigilante
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: guía de rebaños, guarda y defensa
  • Necesidades del espacio: indispensable un jardín
  • Alimentación del Boyero de Flandes: de 500 a 600 g. de alimento completo seco
  • Arreglo: cepillado regular; corte de pelo para los ejemplares de exposición
  • Coste mantenimiento: elevado

Boyero de FlandesHabiendo servido fielmente a los humanos durante miles de años, los perros son los compañeros más íntimos del hombre. Actualmente la F.C.I. reconoce más de 440 razas caninas y todas ellas comparten una virtud fundamental: su lealtad al hombre. No obstante, es cierto que cada raza tiene su propia personalidad y sus características.

La psicología de una raza puede comprenderse mejor en términos del trabajo para la que ha sido seleccionada. El Bouvier des Flandres pertenece al grupo de perros boyeros. Siempre ha sido un perro de trabajo, principalmente conduciendo ganado vacuno, pero es sin duda un perro completo que actuó como guardián del ganado y de la granja y que desempeñaba una interminable variedad de tareas. Para desempeñar todas estas arduas labores, el Bouvier debía ser lo suficientemente resistente y robusto como para vivir en el exterior bajo todo tipo de condiciones climáticas.

Los granjeros no querían perros especializados, sino perros que fueran eficientes como guardianes, vigilantes, pastores, boyeros, que tiraran de carros, que ayudaran en la elaboración de la mantequilla y que eliminaran a las alimañas. Además, los perros eran los compañeros de la familia del granjero. El Bouvier des Flandres también ha sido utilizado como perro militar o de guerra, y más específicamente como perro de ambulancia y como mensajero con gran éxito.

Actualmente, es un perro familiar y un guardián y protector de la propiedad, pero todavía tiene, o debería conservar, sus características mentales y físicas. Puede ser descrito como muy inteligente: no es de reacciones muy rápidas, pues se las piensa bastante. Es observador y adiestrable. Estos rasgos, junto con su fortaleza física, que es mayor que la de otras razas de perros pastores, hacen que sea un animal muy equilibrado. La impresionante versatilidad del Bouvier des Flandres le permite actuar como perro policía o de servicios, como perro rastreador, como perro lazarillo, etc. Además de su idoneidad para realizar estos trabajos, participa y desempeña un buen papel en todo tipo de actividades y competiciones caninas y en el adiestramiento especializado.

Rasgos físicos

Para poder realizar, de forma efectiva, su trabajo como perro boyero y como ayudante del granjero, el Bouvier des Flandres necesita la capacidad física de un perro pastor, pero de una forma más fuerte y robusta. En los tiempos actuales, precisa estas mismas capacidades para así ser capaz de desempeñar su cometido como perro deportista de utilidad múltiple o como perro de servicios. De hecho, el aspecto físico y los rasgos del Bouvier des Flandres no son lupinos (parecidos a los de un lobo), sino más bien robustos, compactos y fuertes. Su constitución es la de un «bloque» sólido y resistente, lo que le confiere una impresión de fuerza. No obstante, no es pesado, con lo que puede mantener la flexibilidad y la movilidad. La cabeza es impresionante y el cuerpo es ancho, corto y está asentado sobre unas extremidades musculosas que tienen una osamenta fuerte.

En el pasado, fueron criados por su capacidad de trabajo, pero el creciente interés por las exposiciones caninas hizo que los criadores prestaran mayor atención a su aspecto. La impresión general del Bouvier des Flandres actual (especialmente de los ejemplares de exposición) es muy atractiva y singular. El «adorno» de la cabeza (específicamente la barbilla, con su barba áspera; el labio superior con su poblado bigote y las tiesas cejas) le dan el aspecto tosco tan típico de esta raza.

Personalidad

El Bouvier des Flandres es un perro fuerte y con una gran confianza en sí mismo. Su carácter y su honradez con el hombre son sus puntos fuertes. Su porte robusto le diferencia de otras razas de trabajo, de los perros pastores o de los boyeros. Su fuerza, resistencia, firmeza y temperamento equilibrado son muy característicos.

Son perros maravillosos, pero aun así no son la raza perfecta para todo el mundo. No olvide que los Bouvier des Flandres fueron criados para trabajar para la familia de granjeros. Su voluntad para aprender y complacer es bien conocida, pero también quieren compartir su hogar y su vida. Deberá prestar mucha atención a su cachorro de Bouvier des Flandres desde un buen principio. Debería enseñarle obediencia básica a diario en sesiones cortas, para que así esté bajo control en todo momento. Este adiestramiento no es opcional, ya que él necesita un verdadero líder. La falta de liderazgo y de adiestramiento puede hacer que el perro desarrolle malos hábitos y comportamientos no deseables.Boyero de Flandes

La personalidad será, con toda seguridad, emprendedora, con confianza en sí mismo y formal. Un Bouvier des Flandres normal puede ser muy protector y, en mayor medida que otras razas, estar preparado para pelear o responder de forma agresiva en situaciones en las que crea que deba disuadir a los intrusos y proteger el hogar y la familia de su propietario. Sólo bajo su liderazgo aprenderá a evaluar las situaciones de forma correcta, para que así no nos encontremos con incidentes de los que nos podamos lamentar.

Recuerde que el aburrimiento puede ser causa de problemas, como los comportamientos compulsivos y/o destructivos. Su Bouvier des Flandres nunca debería estar aburrido, ya que de otro modo se buscará una ocupación: un pasatiempo que le mantenga entretenido y que podría ser muy desagradable o irritante para usted. Evite que se aburra haciendo cosas con él y manteniéndole ocupado. Llévele a pasear una vez cada día sujeto con una correa larga (de 3 a 4 metros) o con una correa extensible que le permita incluso una mayor libertad. Si es posible, llévelo a un campo vallado adecuado en el que su Bouvier pueda correr sin su correa puesta. Vaya a distintos lugares. Su perro disfrutará con estas salidas y con la estimulación añadida que supone la exploración de territorios desconocidos.

La necesidad de su Bouvier des Flandres de hacer ejercicio no es excesiva. Disfrutará dando largos paseos, aunque debe mencionarse que los Bouvier son perros bastante pesados y que mientras esté en su fase de crecimiento, no debería hacer mucho ejercicio y éste no debería ser demasiado agotador. Un recinto o jaula de gran tamaño en la que el cachorro pueda correr, saltar y jugar, además de descansar o dormir en una zona tranquila cuando se sienta cansado, resultará ideal.

Antes de tener en cuenta los inconvenientes de esta raza, examinemos las excepcionales cualidades de su carácter. El Bouvier des Flandres es un perro equilibrado, lo que le convierte en uno de los mejores (por no decir el mejor) perros pastores y boyeros. Si está buscando un perro que sea, por naturaleza, un excelente vigilante y guardián y al mismo tiempo un compañero o perro familiar ideal, deberá tener en cuenta esta raza. Es apacible, está atento, es inteligente, quiere complacer y está dedicado por completo a su amo o ama. Un añadido positivo es que todas estas cualidades se encuentran en un perro de trabajo excepcionalmente fuerte, que tiene una gran resistencia y vigor. La combinación de sus rasgos de personalidad y de sus características físicas hacen que sea capaz, con un adiestramiento adecuado, de sobresalir en muchas de las competiciones y deportes caninos, como el adiestramiento para la obediencia, el Agility, tirar de carros, las exposiciones de belleza, los programas de guarda o de defensa, el rastreo, el pastoreo, etc. Es excelente como perro policía o de servicios y desempeña un buen papel en varias actividades que requieren un adiestramiento especial.

El Bouvier des Flandres tiene mucho éxito en la prueba de trabajo llamada Schutzhund (perro de defensa) o, en sus regiones nativas, en el programa internacional de reglamentos de trabajo (IPO o Internationale Prüfungsordnung), que es la versión internacional, y ligeramente diferente, del Schutzhund. En algunos países, como en Holanda, participa en pruebas policiales y en el llamado «deporte de ring» (de Bélgica y Francia). No obstante, estas disciplinas incluyen no sólo el trabajo de obediencia y de rastreo, sino también el de protección o defensa y, por tanto, resultan controvertidas en la mayoría de los países de habla inglesa, ya que durante los ejercicios de defensa se enseña a los perros a atacar al «criminal» o «agitador» (que es un ayudante del trabajo de defensa vestido con un traje adecuado para esta prueba y que tiene la zona del brazo acolchada y lleva un palo blando).

El Bouvier des Flandres siempre está dispuesto a trabajar, pero también es muy juguetón. Aun así difiere de otras razas caninas de trabajo en que su talante es más sereno, calmado y serio. Aunque se puede ver un comportamiento excitable en muchas razas (incluyendo otras razas de trabajo y de pastoreo), ésta se distingue por su bajo nivel de irritabilidad o de excitabilidad. Su talante es más tranquilo y plácido que el de otros perros que trabajan con el ganado y que el de la mayoría de razas de trabajo y de perros pastores.

Boyero de FlandesAunque siempre está listo para la acción cuando es necesario, el Bouvier no es impetuoso. Por ejemplo, esperará, en primer lugar, a ver en qué dirección salta el gato. Debido a ello, algunos adiestradores encuentran que es bastante lento a la hora de pasar a la acción. No obstante, este rasgo también constituye una gran ventaja, ya que permite que el propietario de un Bouvier des Flandres evite mejor una situación posiblemente peligrosa tranquilizando al perro antes de que sus emociones se vuelvan incontrolables. Así pues, debido a su carácter relajado, resulta más fácil controlar al Bouvier que a otras muchas razas de trabajo.

Los inconvenientes del carácter del Bouvier des Flandres están relacionados con su fortaleza en el caso de muchos ejemplares, a su carácter estable y con una gran confianza en sí mismo, y a que es bastante independiente y tozudo y, a veces, dominante e incluso agresivo. El Bouvier des Flandres puede, a veces, gruñir, ladrar de forma amenazadora o mostrar otras conductas agresivas, pero suelen estar dirigidas, casi siempre, a los gatos u otros animales pequeños. Puede mostrar un comportamiento agresivo de menor intensidad hacia otros perros y los desconocidos, y más raramente hacia los miembros de la familia. Sin embargo, puede resistirse al control o al dominio y, como consecuencia, necesita un liderazgo firme.

Ladrar es una reacción normal para un perro observador. Un perro de vigilancia ladra para alertar a sus propietarios y para proteger a su familia, su propiedad, su hogar, su coche, etc. No obstante, cuando su cachorro ladre durante horas y horas al dejarle solo en casa, la razón subyacente será la soledad, que recibe, hablando con mayor propiedad, el nombre de ansiedad por separación. Los ladridos excesivos pueden y deben evitarse mediante un adiestramiento adecuado, pero esto no supone un problema en el caso de los Bouvier des Flandres.

En cuanto al carácter y al temperamento, es posible que existan grandes diferencias individuales, incluso dentro de una misma raza. Los Bouvier des Flandres son, en general, bastante serenos y meditabundos. Si su ejemplar muestra un comportamiento excitable puede corregirlo intentando siempre mantenerse calmado y tranquilo, permitiendo que el perro gaste energía haciendo mucho ejercicio y evitando cualquier actividad que desencadene un comportamiento excitable.

Actividades y adiestramiento

Si es un adiestrador canino experimentado y adquiere un Bouvier des Flandres, no es necesario decir que está realizando una excelente elección. Sabemos que actualmente sólo unos pocos son utilizados para llevar a cabo su tarea original (el trabajo como pastor o boyero), pero es seguro que se encuentran entre las razas caninas con más talento. Se les puede adiestrar hasta la consecución de altas cotas en todo tipo de disciplinas deportivas, como la obediencia, el rastreo, el deporte de ring y los programas de defensa, y para todo tipo de pruebas de trabajo, de ejercicios y de actividades relacionadas con todo ello.

Aparte de las disciplinas del adiestramiento de las actividades mencionadas, las exposiciones de belleza se han vuelto muy populares entre los propietarios de Bouvier des Flandres. No obstante, si quiere exhibir a su perro, debe tener presente que sólo podrá tener éxito si está en buena forma y si posee (con un buen grado de calidad) las características físicas y mentales deseables. Participar en una exposición canina de belleza puede ser emocionante, pero en el caso de que su perro no tenga éxito puede resultar muy decepcionante. Las exposiciones de belleza no son algo que esté hecho para todo el mundo, y un propietario novato debe decidir si tiene la intención de exhibir a su perro en estas exposiciones antes de adquirir al cachorro. Un criador que sepa que tiene usted la intención de presentar a su perro en las exposiciones de belleza le venderá un cachorro con un buen potencial para las mismas y que sea prometedor en cuanto a su correcta conformación física. Frecuentemente, los cachorros tienen pequeñas faltas que, aunque no afectan a su capacidad para ser unas mascotas excelentes, hace que resulten menos deseables para su exhibición en las exposiciones de belleza.

Muchos propietarios inician su interés por la exhibición de sus Bouvier des Flandres en las exposiciones caninas de belleza. Esto es algo natural, ya que si se tiene un ejemplar hermoso se sentirá, con total derecho, orgulloso y querrá dar muestra pública de esta satisfacción. No es necesaria ninguna habilidad especial para presentar al perro, pero éste debe ser mantenido en buen estado y tener un pelaje bien cuidado y acicalado, y el animal no debe ser tímido, agresivo ni nervioso. Al exhibir a un Bouvier des Flandres nunca subestime la importancia del pelaje, que debe estar perfectamente acicalado. El acicalado del perro tenido como mascota requiere tiempo, regularidad y pericia, pero el acicalado para las exposiciones de belleza también requiere una habilidad casi profesional, además de exigir mucho tiempo y ser caro. Un Bouvier des Flandres nunca podrá ser exhibido con éxito en una exposición de belleza si su pelaje no está en perfecto estado.Boyero de Flandes

El adiestramiento es de enorme importancia, ya que los jueces no tolerarán a los animales díscolos. Asista a una exposición canina para aprender el protocolo y para conocer a los presentadores. Antes de inscribir a su ejemplar, le aconsejamos que le adiestre para su exhibición en el ring, además de enseñarle las buenas maneras que deberá mostrar mientras esté siendo exhibido. Si va a presentar usted a su perro, también deberá aprender la forma de hacerlo. Tendría que estudiar, además, el estándar de la raza del Bouvier des Flandres para así saber qué buscan los jueces en un «ejemplar perfecto». Unas clases para el ring, para así iniciar al propietario y al perro en la forma de actuar en las exposiciones de belleza puede suponer una enorme diferencia para el presentador novato.

Cosas que el propietario de un Bouvier des Flandres debe tener en cuenta

Aunque no esté interesado en las exposiciones caninas, el adiestramiento avanzado, las distintas pruebas, etc., el Bouvier des Flandres seguirá siendo una excelente elección como mascota y perro para la familia. De hecho, la gran mayoría de ellos son tenidos, simplemente, como mascotas, ya que esta raza tiene, ciertamente, muchas cualidades encantadoras que ofrecer a sus propietarios. No obstante, no se puede subrayar suficientemente que, en el caso del perro tenido como mascota, especialmente uno con una personalidad fuerte y la mente independiente como la del Bouvier, el adiestramiento básico no es algo opcional. Es más bien una obligación hacer que resulte un compañero adecuado en el hogar. Si le deja crecer sin orientación, el Bouvier creará sus propias reglas.

Algunas de las cualidades conocidas que hacen que el Bouvier des Flandres sea un maravilloso compañero y miembro de la familia son:

  • Una buena salud y una baja incidencia de problemas médicos.
  • Una gran lealtad para con su familia.
  • Si se le educa correctamente, responde adecuadamente a las órdenes y acata las reglas básicas del hogar.
  • Una propensión innata a proteger y vigilar su hogar y su propiedad.

No obstante, y sin importar las maravillosas cualidades que posee esta raza, el aspirante a propietario debe también tener en cuenta lo siguiente a la hora de adquirir un Bouvier:

  • No muda su pelaje, pero la cantidad de acicalado que necesita es considerable.
  • Necesita compañía humana y no le gusta que le dejen solo.
  • La sociabilización precoz supone una obligación. Esto significa que el cachorro debe ser expuesto a tantas personas y situaciones distintas como sea posible.
  • No siempre muestra su afecto abiertamente. Tiende a ser frío.
  • Lleva, fácilmente, suciedad y barro de un sitio a otro. En su barba acumula partículas de alimento y agua, y puede dejar un rastro mojado por el suelo de su casa, así que quizá tenga que vivir con un poquito de suciedad en su hogar.
  • Su olor corporal puede resultar desagradable, y se dice que es una de las razas más flatulentas.
  • Necesita realizar ejercicio, lo que puede hacer que sea un excelente compañero de juegos y un compañero ideal cuando le saque a pasear o le adiestre. Es necesario que le proporcione ejercicio a diario, ya que el Bouvier des Flandres puede ser bastante vago y no estar dispuesto a hacer ejercicio por su cuenta en su jardín vallado.

Debe dejarse muy claro que el impresionante aspecto de esta raza, especialmente en el ring de las exposiciones caninas de belleza, es el resultado de muchas horas de acicalado profesional. De hecho, su aspecto natural (no acicalado) es el de un perro de granja barbudo con suciedad pegada a su pelaje. Uno debe darse cuenta de que su verdadera belleza reside en su personalidad. Tienen la reputación de ser buenos perros para la familia. Establecen fuertes vínculos con ella. Son buenos guardianes y no resulta necesario adiestrarles para que muerdan o ataquen para realizar su trabajo de forma efectiva. En lugar de eso, son más bien guardianes de tipo «disuasorio». Su tamaño y su tranquilo aplomo pueden resultar muy intimidadores. El color oscuro de su capa y su aspecto robusto, barbudo y casi bestial tienen un efecto tan disuasorio, que los posibles intrusos o ladrones deciden retirarse rápidamente y buscar «víctimas» más fáciles.

Boyero de FlandesLos Bouvier des Flandres son excelentes con los niños, a los que, por supuesto, deberemos enseñar cómo tratar al perro. De otro modo, podrían darse graves problemas. Lo que sucede con demasiada frecuencia es que se da una mala reputación a la raza. Todos hemos podido oír que es feroz y que se vuelve peligroso a medida que envejece, además de otras calumnias de este tipo. No obstante, encontraremos que este tipo de falsos comentarios los realizan personas que nunca han tenido un Bouvier des Flandres. Por el contrario, he podido oír con frecuencia que la gente que ha tenido uno no puede acostumbrarse a ninguna otra raza. Tras el áspero ladrido de este robusto boyero hay un corazón de oro. Durante mis 50 años de implicación en las actividades caninas, nunca he oído de ningún Bouvier des Flandres que haya mordido a un niño o a su amo.

Los Bouvier des Flandres son inteligentes, adaptables y protectores. Estos atributos le aseguran su progreso continuo y su creciente popularidad en las exposiciones caninas, su participación en numerosas pruebas, en el adiestramiento o el trabajo especializado y, para su selección como mascotas sumisas y hermosas. La raza ha adquirido, una envidiable reputación por su temperamento equilibrado y la fortaleza de su carácter forjados a través de muchas generaciones de utilización como perro de trabajo. Más importante que su obediencia, su intelecto y sus servicios al hombre es su legendaria lealtad. Cuando le proporcione la educación, los cuidados y el cariño adecuados, su Bouvier le dará su lealtad, su discreto (aunque inmenso) cariño y la fidelidad incondicional que le han hecho famoso en todo el mundo.

En 1982, con ocasión del centenario de la Real Sociedad Canina Saint- Hubert, Justin Chastel, el arquitecto y fundador del Bouvier des Flandres actual, escribió lo siguiente en un artículo dedicado a su querida raza: «Creemos que, a pesar de la difusión del Bouvier des Flandres por todo el mundo, la raza no es siempre valorada en su justa medida».

Si deseas saber más sobre el Bouvier des Flandres te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bouvier des Flandres Serie Excellence:

Bouvier des Flandres (Excellence) - Editorial Hispano Europea





Registrate para saberlo todo sobre el Boyero de Flandes x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya