Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Barbet

»

Características del Barbet

Características del Barbet



  • Altura a la cruz: 54 cm mínimo en los machos
  • Peso: de 20 a 30 kg
  • Capa: unicolor (negra, gris, marrón, leonada, arena, blanca) o más o menos mezclada
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: fácil, alegre y afectuoso
  • Relación con los niños: excelente
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: caza en marjales, perro de compañía
  • Alimentación del Barbet: de 400 a 500 g. de alimento completo seco
  • Arreglo: cepillados enérgicos periódicos
  • Coste mantenimiento: moderado

BarbetSe puede considerar el barbet desde dos ángulos, como perro de agua y como perro de compañía.

De olfato menos fino que los bracos y menos escurridizo que el griffon, el barbet dejó de ser utilizado por los cazadores hace ya más de un siglo. Su pelo lanoso le impedía meterse en los zarzales, y eso lo convertía en un auxiliar poco válido para cazar en llano.

En cambio, hay un terreno en el que el barbet destaca de verdad, el de la caza en los marjales. En este aspecto resulta incomparable, haga el tiempo que haga. Le gusta chapotear, nadar, zambullirse y cobrar la pieza tanto en aguas profundas como en los cañaverales.

El barbet es un auxiliar tan valioso desde hace tanto tiempo porque también se comporta como un excelente perro de compañía. Tanto por su aspecto como por su comportamiento, el barbet figura entre los perros que tienen el aspecto de una simpática bola de pelos que tanto gustan a los aficionados a los perros de peluche.

En todo caso, el barbet ha seguido siendo un animal auténtico que ha sabido conservar todas sus cualidades a lo largo de los siglos. No será su esnobismo lo que llame la atención, sino su rusticidad, solidez y un cierto anticonformismo. Éste es un perro nada sofisticado, y particularmente dócil. Pero no por eso es un perro apático sino todo lo contrario pues está lleno de ardor, vivacidad y fuerza. Como es tan aficionado al agua, le gusta acompañar no sólo a los cazadores sino también a los pescadores y hasta a los simples paseantes. Completamente a sus anchas en un velero, con un ligero aprendizaje sabrá indicarle al pescador de caña cuando pican.

De todas maneras, el barbet reclama la presencia humana. Necesita participar en la vida de la familia que lo acoge. Por otra parte, su viva inteligencia lo puede convertir en un perro muy dominante cuando sea adulto, razón por la que se le ha de dar una educación bastante firme cuando es cachorro. A los tres meses debe haber asimilado el “tumbado”, “sentado”, “quieto”. Su capacidad de comprensión en este sentido resulta asombrosa, y no es casual que el barbet haya estado empleado en algunos circos. En eso también es el ancestro del caniche. Es un perro al que le gusta “hacerse el interesante”, llevar el cesto de la compra, ladrar cuando se lo piden, y en definitiva, hacer cuanto complazca a sus dueños. Es muy paciente con los niños con quienes participa en los juegos y en las travesuras.

En cuanto a las aptitudes del barbet como guardián se limitan a avisar. Ladra y anuncia la llegada de cualquier extraño, pero no se muestra peligroso salvo que se le adiestre para ello. Contento cuando está al aire libre, el barbet se puede aclimatar a la vida urbana, pero en ese caso habrá que sacarlo a menudo y hacerle correr y llevarlo a grandes espacios. Lo ideal es una finca con jardín.





Registrate para saberlo todo sobre el Barbet x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya