Inicio » Artículos » Artículos sobre Pequeños Mamíferos » Artículos de Cuidados y Consejos de Pequeños Mamíferos » Un zorro no es una mascota. Te explicamos los motivos

Un zorro no es una mascota. Te explicamos los motivos Comentar

Un zorro no es una mascota, te explicamos los motivosCerdos, serpientes... y hasta toros. Algunas personas optan por "otros" animales como mascota por su singularidad, su excepcionalidad o lo exótico de la especie. Pero lo hacen sin pensar en que no todos los animales pueden convivir en un ambiente doméstico.

El caso de los zorros es similar y en las redes sociales es normal descubrir algún que otro vídeo de un dueño que convive con este mamífero cánido tan especial sin ser consciente del peligro que ello entraña.

Zorro como mascota

En nuestro país, tener un zorro como animal de compañía sí es legal, siempre que el dueño del animal demuestre que su adquisición y tenencia es legal, que cuenta con los medios necesarios para cuidar de «un animal silvestre mantenido en cautividad» y ha recibido la autorización pertinente de la consejería. Pese a ello, no se recomienda tener un zorro como mascota, pues a pesar de que también es un cánido, como el perro, el zorro, como el lobo, por ejemplo, no ha sido domesticado. ¿Qué significa eso? Pues que no está acostumbrado a convivir con el ser humano en el ámbito doméstico y su instinto cazador y salvaje supone un riesgo para aquellos que lo rodean.

Es precisamente este instinto el que hace que su comportamiento sea inestable para el ser humano, en el sentido de que el zorro se mantiene siempre alerta, buscando a su presa, y se muestra agresivo con el hombre y con otros animales, como el perro y el gato. De ahí que tampoco es adecuado que esté en un lugar donde ya vivan estos animales de compañía.

Carácter salvaje

Pero hay más. Su carácter salvaje lo hace incompatible con la vida en un piso o casa, encerrado todo el día, menos cuando salga a pasear a la calle. Ello le generará ansiedad y provocará agresividad e ira. El resultado: puede mostrarse irascible, atacarnos y morder y arañar cosas. Incluso hacer agujeros para buscar comida o enterrar animales muertos.

Tampoco es adecuado para llevarlo con una correa de paseo. Y no está habituado a hacer sus cosas en la calle, porque la orina y las heces le sirve para delimitar su propiedad, para marcar su terreno, y tenderá a hacerlo en casa, en aquellos espacios que entienda como suyo, con el consiguiente riesgo si somos nosotros los que lo atravesamos.

Cuidados especiales

Por último, su cuidado es muy complicado. Además del olor tan fuerte que desprende, que impregna las paredes y tejidos de la casa, es necesario alimentarlo con carne cruda que incluya huesos y tejido animal, como ratas, conejos, aves... Dieta que tendrá que completarse con lombrices y, en una proporción mínima, algo de fruta o verdura. No todos los veterinarios atienden a este tipo de animales, por lo que, además, habrá que buscar un especialista en animales exóticos que nos facilite las vacunas, lo desparasite y lo atienda cuando esté enfermo o necesitemos asesoramiento.

Otros animales salvajes que no pueden ser mascotas

Un lémur no es una mascota

Un mapache no es una mascota

Un mono no es una mascota

Un loris perezoso no es una mascota


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • Jaguar, el «tigre» de América

    El jaguar, un animal que cautiva por el color de su pelaje y su mirada intensa, es el felino más grande del continente americano y el tercero del mundo. De este carnívoro depende el equilibrio natural de la región.

     

     

  • Un zorro del desierto no es una mascota

    Puede resultar original, atractivo, despertar curiosidad, cariño e incluso entenderse como una forma de darle un hogar a estos animales. Pero el zorro del desierto no es una mascota.

  • Un conejo como mascota, ventajas e inconvenientes

    Los conejos son animales que despiertan el lado más tierno y sensible de muchas personas, sobre todo de los más pequeños. Por eso, porque su cuidado es muy fácil y son muy tranquilos y dóciles, algunas familias se animan a adoptarlos.

  • Un loris perezoso no es una mascota

    Hay animales que están acostumbrados a vivir en un espacio doméstico, acompañados del hombre y adaptados a sus rutinas. Otros, por mucho que nos empeñemos, son salvajes y jamás se habituarán a estar encerrados entre cuatro paredes.  Los loris perezosos son de estos últimos.

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya