Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Spitz Japonés

Esperanza de vida12 - 15 años
PesoMacho:6 - 7 kgHembra:6 - 7 kg
AlturaMacho:34 - 37 cmHembra: 30 - 34 cm
Pedigrí
ApodosNihon Supittsu, Spitz Japonais, Japan-Spiyz, Japanese Spitz
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Spitz Japonés

El Spitz Japonés (Nihon Suppitsu) no es una raza muy conocida en occidente, sus primos Samoyedo o American Eskimo son mucho más famosos.

Origen

Los origenes del Spitz Japonés son bastante inciertos, pero lo que sí está claro es que la raza desciende de los perros tipo Spitz de color blanco que llegaron a Japón hacia 1920. Así que, como consecuencia de la selección local, en la isla nipona se formó esta nueva variedad de Spitz.

Comportamiento

El Spitz Japonés es inteligente, juguetón, audaz, reflexivo, tranquilo y prudente. Le gusta estar con niños siempre y cuando no lo traten como un juguete. Es protector y afectuoso con sus dueños y muy desconfiado con los extraños. Es un perro muy alerta que a la mínima irregularidad avisará a sus dueños a base de ladridos.

Aspecto

El Spitz Japonés es un perro blanco, pequeño y de pecho ancho y profundo. La cabeza es de tamaño mediano y un poco redonda. El hocico es puntiagudo pero no demasiado largo ni demasiado grueso. Las orejas, insertadas altas, son pequeñas, triangulares y erguidas. La cola, de inserción alta y longitud media, la tiene enroscada sobre el dorso. El pelo exterior es recto y el subpelo suave y espeso.

Cuidados específicos

Por su pequeño tamaño, el Spitz Japonés se adapta perfectamente a la vida de interior aunque le encanta salir al aire libre y correr de vez en cuando. Hay que ejercitarlo tanto física como mentalmente.
No es un perro difícil de adiestrar pero el dueño se debe mostrar firme y coherente en sus acciones. Si el perro domina al dueño y se cree que es el líder de la familia puede que acabe padeciendo problemas de comportamiento y se vuelva destructivo  y mordedor.
Hay que cepillar al Spitz con regularidad, sobre todo en época de muda.

Salud

El Spitz Japonés no padece graves defectos o enfermedades hereditarias, la mayor preocupación para los dueños es que sufra luxación de rótula.

Apariencia de la Spitz Japonés

Apariencia general

Su cuerpo está cubierto de un abundante pelaje blanco, el hocico es afilado, las orejas triangulares y erguidas, la cola está cubierta de pelo largo en forma de pluma y la enrosca sobre la espalda. De constitución robusta y bien balanceada, su armoniosa belleza le da un aspecto vivaz y de dignidad característica de esta raza, que a la vez denota elegancia.

Proporciones importantes

La relación entre la altura a la cruz y el largo del cuerpo es de 10:11.

Temperamento/Comportamiento

Es un perro inteligente, alegre, con agudeza de sentidos. No se permite el carácter bullicioso.

Cabeza

El tamaño de la cabeza debe estar en armonía con el cuerpo y debe ser moderadamente ancha y redondeada.

Región craneal

  • Cráneo: La frente es moderadamente desarrollada. La parte posterior del cráneo es muy amplia.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Definida.

Región Facial

  • Nariz: Pequeña, redondeada y de color negro.
  • Hocico: Puntiagudo, la punta ligeramente redondeada y bien equilibrado. Los labios adherentes y preferiblemente negros.
  • Mandíbulas/Dientes: Dientes blancos y fuertes con mordida en tijera.
  • Ojos: Moderadamente grandes, de forma almendrada, colocados ligeramente oblícuos, de color oscuro. Los bordes de los párpados negros.
  • Orejas: De inserción alta, pequeñas, triangulares, erguidas, dirigidas hacia adelante y colocadas no muy separadas entre sí.

Cuello

Moderadamente largo y muy musculoso.

Cuerpo

  • Cruz: Alta.
  • Dorso: Recto y corto.
  • Región renal: Ancha.
  • Tórax: Ancho y profundo, costillas bien arqueadas.
  • Abdomen: Bien recogido.

Cola

De inserción alta, moderadamente larga y llevada sobre la espalda.

Extremidades

Miembros anteriores

Hombros bien inclinados, antebrazos rectos y los codos adheridos al cuerpo.

Miembros posteriores

Musculosos, las articulaciones femoro-tibio-rotulianas (rodillas) y tibio-tarsianas (corvejones) moderadamente anguladas.

Pies

Pies de gato. Almohadillas gruesas y deseablemente negras, lo mismo que las uñas.

Movimiento

Rápido y activo.

Pelaje

Pelo

El pelo de la capa externa es recto y permanece separado. El pelo de la capa interna es corto, denso y de textura suave. La cara, las orejas, la parte anterior de los miembros y abajo de los corvejones están cubiertos de pelo corto; el resto del cuerpo está cubierto de pelo largo y abundante, especialmente del cuello a los hombros, y el antepecho que tienen una bella gola de pelo. La cola también tiene abundante pelo largo en forma de pluma.

Color

Blanco puro.

Tamaño

  • Machos: De 30 a 38 cm.
  • Hembras: De 30 a 35 cm.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

  • Prognatismo superior o inferior.
  • Cola firmamente enroscada.
  • Timidez, perro ruidoso.

Faltas eliminatorias

  • Perro agresivo o temeroso.
  • Orejas cáidas.
  • Cola no llevada sobre la espalda.

Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Spitz Japonés su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo.
  • Cepillado diario o dos o tres veces por semana.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas.
  • Corte por parte de un peluquero canino.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Spitz Japonés requiere de mucho ejercicio, por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Necesitan de un jardín en el que correr y sentirse libres.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Luxación de rótula