Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Spaniel Japonés

Esperanza de vida10 - 12 años
PesoMacho:1 - 3 kgHembra:1 - 3 kg
AlturaMacho:18 - 28 cmHembra: 18 - 28 cm
Pedigrí
ApodosÉpagneul Japonais, Chin, Japan-Chin, Japanese Chin
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Spaniel Japonés

Según algunos textos, en el siglo XVIII se estilaba miniaturizar al Spaniel Japonés (también conocido como Épagneul Japonés o Chin) hasta tamaños escalofriantes. Algunos ejemplares llegaron a ser tan pequeños que se guardaban en jaulas colgadas del techo en las que vivían con los pájaros.

Origen

Se cree que el Épagneul Japonés tiene la misma ascendencia que el Pekinés y que algunos perros tibetanos. La presencia de estos pequeños perros de compañía va muy ligada al budismo, que siempre les otorgó un carácter sagrado. Se sabe con certeza que el Chin ya existía en Japón en el siglo X. En el siglo XVIII, reinaba en el país un emperador nacido bajo el signo del perro y para honrarlo, los japoneses empezaron a tener muchos de estos Spaniels. La ley protegía a la raza de tal manera que el robo o el asesinato de un Chin se castigaba con la pena de muerte. Este fue el primer perro asiático que llegó a occidente.

Comportamiento

El Chin es un perro muy vivo, un poco bullicioso pero a la que se cansa de alborotar se convierte en un perro tranquilo, dulce, sensible y cariñoso. Este pequeñajo, un poco terco a veces, tiene una memoria de elefante y le encanta complacer a sus dueños. Travieso e inquieto, disfruta de la compañía de los niños, siempre y cuando éstos respeten su espacio. Con los extraños es un poco distante, no se deja hacer carantoñas tan fácilmente.

Aspecto

El Spaniel Japonés es de cuerpo pequeño, compacto y cuadrado. Sus patas son rectas y la cabeza es redonda y voluminosa. Su pelo es largo, liso y sedoso y puede ser blanco y negro o blanco y rojo. El hocico es muy corto, plano y con una trufa muy ancha. Sus ojos son oscuros, redondos, prominentes y los tiene muy separados. La cola la lleva girada sobre el dorso y cubierta de abundante pelo. Las orejas, en forma de “V”, también están revestidas de bastante pelo.

Cuidados específicos

Aunque el tamaño del Épagneul Japonés es el ideal para tener al perro dentro de casa, como todo animal, necesita (y le gusta) salir al aire libre para hacer ejercicio.
Su largo pelo requiere cepillados regulares para mantenerse sano, limpio y prevenir así las irritaciones de piel. Es recomendable mantener los oídos secos, limpios de cera y de exceso de pelo. También se deben controlar sus grandes ojos prominentes ante rasguños y cuerpos extraños.

Salud

Debido a su fina osamenta, en el Chin son frecuentes las lesiones por fractura de miembros. Los perros de mediana edad tienen cierta tendencia a padecer problemas de disco vertebral.

Apariencia de la Spaniel Japonés

Apariencia general

Es un perro de talla pequeña con una región facial ancha, cubierta de pelo abundante; tiene un aspecto elegante y agraciado.

Proporciones importantes

La altura a la cruz es igual a la longitud del cuerpo. El cuerpo de las hembras es ligeramente más largo.

Temperamento/Comportamiento

Inteligente, dulce y encantador.

Cabeza

Región craneal

  • Cráneo: Ancho y redondeado.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Profunda y dentellada.

Región Facial

  • Trufa: La caña nasal es muy corta y amplia, la nariz debe estar en línea recta con los ojos; el color de la trufa debe ser negro o encarnado intenso, en armonía con las manchas del perro.
  • Mandíbulas/Dientes: Dientes blancos y fuertes; mordida nivelada deseable, pero se permite la mordida en tijera o con prognatismo.
  • Ojos: Grandes, redondos, colocados bien separados y de color negro brillante.
  • Orejas: Largas, triangulares, colgantes, cubiertas de pelo largo y colocadas bien separadas.

Cuello

Bastante corto y mantenido erguido.

Cuerpo

  • Espalda: Corta y derecha.
  • Región lumbar: Amplia y ligeramente redondeada.
  • Pecho: Moderadamente amplio y profundo; las costillas moderadamente arqueadas.
  • Abdomen: Bien recogido.

Cola

Cubierta de pelo largo, abundante y bello, llevada sobre el dorso.

Extremidades

Miembros anteriores

Antebrazos derechos, de hueso fino; la parte posterior de los antebrazos por debajo de los codos debe estar cubierta de pelo en forma de flecos.

Miembros posteriores

Moderadamente angulados; la parte de atrás de los muslos debe estar cubierta de pelo en forma de flecos.

Pies

Pequeños y con una forma parecida a los de la liebre; es deseable que estén cubiertos de mechones.

Movimiento

Elegante, ligero y orgulloso.

Pelaje

Pelo

Sedoso, liso y largo. Todo el cuerpo debe estar cubierto de abundante pelo, excepto la cara. Las orejas, el cuello, los muslos y la cola deben tener pelo abundante en forma de flecos.

Color

Blanco con manchas negras o rojas. Es deseable que las manchas estén simétricamente distribuidas desde alrededor de los ojos sobre todas las orejas, así como en el cuerpo. Es deseable especialmente una lista blanca y amplia del hocico a la corona.

Talla

Altura a la cruz    

  • Machos: Aproximadamente 25 cm.
  • Hembras: Ligeramente más pequeñas que los machos.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

  • Trufa: Cualquier otro color distinto del negro para los ejemplares blancos con manchas negras.
  • Prognatismo superior; maxilar inferior desviado.
  • Pelaje totalmente blanco, sin manchas; una sola mancha en la cara.
  • Timidez.

Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Spaniel Japonés su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo.
  • Cepillado diario o dos o tres veces por semana.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas.
  • No requiere corte.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Spaniel Japonés no requiere de mucho ejercicio,  sin embargo no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Son perros que se adaptan a la vida en un departamento y necesitan de mucha compañía.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Luxación patelar
  • Entropión
  • Queratoconjuntivitis seca
  • Acandroplasia
  • Epilepsia
  • Problemas respiratorios
  • Sensibilidad a la anestesia