Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Perro de San Huberto

Esperanza de vida7 - 8 años
PesoMacho:46 - 54 kgHembra:46 - 54 kg
AlturaMacho:64 - 72 cmHembra: 58 - 66 cm
Pedigrí
ApodosBloodhound, Chien de Saint-Hubert, Bluthund
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Perro de San Huberto

El Perro de San Huberto, conocido como Bloodhound o Chien de Saint-Hubert, posee un excelente sentido del olfato, aptitud que le ha hecho sobresalir en su trabajo como rastreador, ya sea para localizar una pieza de caza herida como para encontrar personas desaparecidas.

Origen

El Perro de San Huberto desciende de los perros de caza de color negro o negro y fuego que, ya en el siglo VII, usaba el monje Hubert en sus cacerías. Durante siglos, los monjes de Saint-Hubert, criaron esta raza en el Monasterio de Andain (Bélgica). Debido a su gran olfato, lo utilizaban para encontrar a los peregrinos que se perdían en sus bosques. En el siglo XI, estos perros fueron importados a Inglaterra y fueron cruzados con otros perros (entre ellos, se cree que el Mastiff), dando como resultado al Bloodhound que hoy conocemos.

Comportamiento

El Chien de Saint-Hubert es tranquilo, tenaz, perseverante y decidido. Le encanta la gente, es amable y muy paciente. Es muy sensible a la relación con su dueño, le será fiel y afectuoso siempre que lo trate bien. Este perro es más profundo que rápido de pensamiento. Su carácter es dulce, equilibrado y en ocasiones algo tímido. A veces puede mostrarse vengativo con otros perros.

Aspecto

El Perro de San Huberto es un perro grande y pesado. Tiene una cabeza larga, estrecha y adornada con abundantes arrugas. La piel le cae, sobre todo, por encima de la frente y los laterales de la cabeza. Las orejas son largas y de inserción baja. Su pelo es corto y bastante duro en el cuerpo y suave y sedoso en las orejas y el cráneo. Puede ser de color negro y fuego, fuego o castaño y fuego.

Cuidados específicos

Es recomendable tener al Bloodhound en un terreno amplio y vallado. Al ser un perro tan grande, el espacio del interior de una vivienda se le quedará pequeño. Tenemos que procurar que haga ejercicio con moderación pero regular.
Para evitar posibles irritaciones, este perro requiere que regularmente se le controlen los pliegues de la piel.

Salud

El Chien de Saint-Hubert  no acostumbra a tener graves problemas hereditarios y congénitos, aunque se dan casos de displasia de cadera y codo. Los problemas más comunes son los relativos a los ojos: conjuntivitis seca y ectropión. También puede sufrir torsión de estómago.

Apariencia de la Perro de San Huberto

Apariencia general

Perro de caza y rastreador macizo de talla grande, el más poderoso de los perros de caza. Sus líneas son armoniosas y está dotado de huesos fuertes, de una buena musculatura y de mucha substancia, aunque sin dar la impresión  de pesadez. Su estructura es alargada y el cuerpo tiene forma de un rectángulo. El conjunto es imponente y lleno de nobleza. Su actitud es solemne. La cabeza y el cuello llaman la atención por la piel abundante, flexible y fina que cuelga en pliegues profundos. Sus movimientos son impresionnantes, más bien lentos y con cierto balanceo, aunque flexibles, elásticos y sueltos. Ninguna característica puede ser exagerada hasta el punto de romper con la armonía del conjunto, de dar una impresión de tosquedad, ni mucho menos de perjudicar la salud o el bienestar del perro. Como posibles exageraciones pueden mencionarse: ojos muy hundidos o muy pequeños; párpados distendidos; piel abundante y floja en exceso, con demasiados pliegues y muy profundos; demasiada papada; cabeza muy pequeña. Tampoco son deseables los perros grandes, de cuerpo muy pesado o muy macizo, ya que esto perjudica su utilización.

Proporciones importantes

  • Longitud del cuerpo/altura a la cruz: 10/9.
  • Altura del pecho/altura a la cruz: 1/2.
  • Longitud de la cabeza/longitud del cuerpo: 3/7.
  • Longitud de la caña nasal/longitud de la cabeza: 1/2.

Temperamento/Comportamiento

Es manso, tranquilo y gentil con las personas. Particularmente apegado a su amo. Tolerante con sus compañeros de jaula y otros animales domésticos. De temperamento más bien reservado y obstinado. Es sensible tanto a los elogios, como a las correciones. Nunca es agresivo. Su voz es grave, pero no es ladrador.

Cabeza

Es el aspecto más característico de la raza; imponente, majesuosa y llena de nobleza. Es alta, pero estrecha con relación a su longitud, y larga con relación a la longitud del cuerpo. La estructura ósea es bien visible. Las caras laterales son planas y el perfil es cuadrado. La caña nasal es visiblemente paralela a la línea superior prolongada de la frente. La piel, fina y abundante, forma sobre la frente y las mejillas arrugas y pliegues profundos que caen cuando la cabeza está hacia abajo y se prolongan en los pliegues de la papada, que es sumamente desarrollada. En las hembras, la piel es menos abundante.

Región craneal

El cráneo es alto, largo, más bien estrecho, y las caras laterales son planas. Las arcadas superciliares son poco prominentes, aunque pueden parecerlo. La protuberancia occipital es bien desarrollada y claramente saliente.

  • Depresión naso-frontal (Stop): Poco marcada.

Región Facial

  • Trufa: De color negro o castaño; siempre negra en los perros de color negro y fuego. Es ancha, bien desarrollada y las ventanas están bien abiertas.
  • Hocico: Alto; tan largo como el cráneo. Es ancho cerca de las ventanas de la nariz y de amplitud uniforme en toda su longitud. La caña nasal es o rectilínea o un poco arqueada (leve nariz de carnero).
  • Labios: Son bien largos y flojos. El labio superior cuelga sobre el inferior y forma al frente un ángulo recto con la caña nasal, lo cual imparte al hocico un perfil cuadrado. Detrás de las comisuras se convierten en belfos carnosos (menos pronunciados en las hembras), que se funden imperceptiblemente con la papada, que es abundante. El borde del labio superior desciende unos 5 cm más abajo que la mandíbula inferior. El borde de los labios está bien pigmentado de negro o castaño, según el color de la trufa.
  • Mandíbulas/Dientes: Dentadura completa, articulación correcta «en forma de tijera; dientes fuertes y blancos implantados uniformemente en unas mandíbulas bien desarrolladas. Se acepta la dentadura «en forma de pinza».
  • Mejillas: Hundidas y delgadas, sobre todo debajo de los ojos.
  • Ojos: Color pardo oscuro o avellana, de un tono más claro (ámbar) en los perros sin silla o manta negra. De tamaño mediano; ovalados, ni lagrimosos, ni salientes, ni hundidos en las órbitas, dejando así el iris completamente visible. Los párpados, sin irregularidades en su contorno, están adaptados normalmente al globo ocular. Se tolera sin embargo, los párpados inferiores algo distendidos, de manera que se vea un poco la conjutiva. Las pestañas no pueden en ningún caso tocar los ojos, ni entorpecerlos. Su expresión es dulce, gentil y digna, la mirada un poco melancólica.
  • Orejas: Delgadas, y flexibles, cubiertas de pelos cortos, finos y aterciopelados al tacto. El pabellón es bien largo, sobrepasando al menos la extremidad de la nariz cuando se le coloca sobre la parte superior de la caña nasal. De implantación bien baja, a nivel de los ojos o más abajo, sobre los lados de la cabeza, cayendo en graciosos pliegues, enrocadas hacia adentro y hacia atrás (en forma de tirabuzón).

Cuello

Es largo, de manera que el perro pueda seguir la pista manteniendo la trufa sobre el terreno. Bien musculoso; la piel de la garganta es floja y extremadamente desarrollada, presentado un doble papada, aunque ésta es menos pronunciada en las hembras.

Cuerpo

Las líneas del margén superior e inferior son casi paralelas.

  • Cruz: Ligeramente marcada.
  • Espalda: Recta, amplia, larga y sólida.
  • Lomo: Ancho, sólido, corto, muy ligeramente arqueado.
  • Grupa: Bien musculosa, casi horizontal, nunca hundida. Es bien ancha y bastante larga.
  • Pecho: Tiene forma ovalada. Es amplio, alto, formando claramente una quilla entre los miembros anteriores. La caja torácica es suficientemente larga; la parte anterior del tórax y la punta del hombro son bien salientes. Las costillas son bien arqueadas, ni planas, ni en forma de tonel.
  • Línea inferior y vientre: El márgen inferior es casi horizontal; la parte inferior del pecho es bien descendida. Los flancos son bien macizos, anchos y descendidos. El vientre es muy poco levantado.

Cola

Es larga, fuerte, gruesa, de implantación alta; se encuentra en el prolongamiento de la línea dorsal, y va haciéndose gradualmente más delgada hacia la extremidad. Se presenta en forma de sable. Cuando el perro está en acción, forma una graciosa curva por encima de la línea dorsal; nunca se enrosca, ni se desvía lateralmente. Su parte cubierta de un pelo más áspero, de unos 5 cm, que se hace progresivamente más corto hacia la extremidad.

Extremidades

Miembros anteriores

  • Vistos en conjunto: Son bien musculosos. Los miembros anteriores son rectos, poderosos y perfectamente paralelos.
  • Hombros: Largos, bien oblicuos y bien musculosos,  aunque no pesados.
  • Brazos: Largos oblicuos, formando una buena angulación con los hombros.
  • Codos: Están bien aplicados, ni despegados, ni juntos.
  • Antebrazos: Rectos, de huesos fuertes y redondos.
  • Carpos: Son firmes.
  • Metacarpos: Robustos; vistos de frente, están aplomados. Vistos de perfil, se presentan ligeramente inclinados hacia el frente.
  • Pies anteriores: Son compactos y bien sólidos; no se desvían ni hacia adentro, ni hacia afuera. Los dedos están bien arqueados, bien articulados y juntos (pie de gato). Las almohadillas son  gruesas y sólidas, y las uñas cortas y fuertes.

Miembros posteriores

  • Vistos en conjunto: Son sólidos, poderosamente musculosos, en armonía con los miembros anteriores. Vistos de atrás, son perfectamente paralelos, ni juntos, ni separados.
  • Muslos: De buena longitud y bien musculosos.
  • Rodillas: Bien anguladas; no se desvían ni hacia adentro, ni hacia afuera.
  • Piernas: Suficientemente largas y bien muculosas.
  • Corvejón: Sólido, bien angulado; se presenta cerca del terreno.
  • Metatarsos: Fuertes y cortos.
  • Pies posteriores: Como los delanteros.

Movimiento

El juzgamiento de las marchas, muy típicas del Chien de Saint-Hubert, es sumamente importante. Durante el paso normal, es decir, el trote, el movimiento es uniforme, de pasos proporcionados; es elástico y suelto, cubriendo más terreno que en cualquier otro perro de caza, y algo que es muy característico, con un balanceo, aunque no de través. Los miembros posteriores se dirigen bien hacia atrás, con una buena impulsión del tercio posterior. La amplitud de los movimientos de los miembros anteriores y posteriores es uniforme y la línea superior se mantiene horizontal. Los miembros se mueven paralelamente, pero a mayor velocidad los pies se acercan. La cola se presenta alta, en forma de sable, aunque no demasiado enroscada. El Chien de Saint-Hubert debe ser capaz de mantener un trote por largo tiempo sin dar muestras de cansancio.

Piel

Flexible sobre todo el cuerpo, floja y elástica. Es muy característica la piel fina, bien floja y abundante sobre la cabeza. Sobre la frente y las caras laterales de hocico, la piel forma pliegues que cuelgan y que son aún más marcados cuando la cabeza está hacia abajo. Sin embargo, arrugas y pliegues muy acentuados sobre la frente y las arcadas superciliares no deben nunca entorpecer los ojos. No son deseables los pliegues sobre el cuerpo causados por una piel demasiado extendida.

Pelaje

Pelo

Sobre el cuerpo el pelo es liso, corto, denso, bastante duro y resistente a las inclemencias del tiempo. Sobre las orejas y la cabeza, es bien corto y suave al tacto. La parte inferior de la cola presenta pelos un poco más largos y más ásperos.

Color

Podemos distinguir tres colores en el pelaje: los bicolores negro y fuego («black and tan»), hígado y fuego («liver and tan» y el unicolor rojo («red»). En los perros color negro y fuego el negro varía, dependiendo de si se trata de una manta o una silla. En un perro  con manta predomina el negro; el fuego (leonado), se presenta sólo en el hocico, las mejillas, encima de los ojos, sobre la parte anterior del tórax, en los miembros y en la región perianal. Un perro con silla presenta un color fuego más extendido, ya que el negro se limita más o menos a la parte dorsal. Las mismas disposiciones de zonas de color se presentan en los perros bicolor hígado y fuego. Los colores no están siempre bien definidos, ni claramente delimitados. En las partes más oscuras, es posible que aparezcan diseminados pelos más largos o color tejón. Se acepta esta mezcla de pelos de color diferente. En los perros unicolor, el rojo puede variar del claro al oscuro. No es deseable el fuego desvaído en los perros bicolor, ni el rojo desvaído en los perros unicolor. Se tolera, aunque no se favorece, un poco de blanco en la parte anterior del tórax, en los dedos y en la extremidad de la cola.

Tamaño y peso

Altura a la cruz

La altura ideal es de:    

  • Machos: 68 cm.
  • Hembras: 62 cm.

Tolerancia: 4 cm de más o de menos.

Peso

  • Machos: unos 46-54 kg.
  • Hembras:  aproximadamente 40-48 kg.

El tamaño y el peso deben estar en armonía.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

  • Aspecto general: apariencia de pesadez; poca substancia; huesos livianos; cuerpo levantado o cerca del terreno; construcción más bien cuadrada que rectangular; ausencia de nobleza.
  • Cabeza: cráneo ancho y voluminoso o excesivamente estrecho; frente huidiza; piel de la frente que se desvía demasiado; protuberancia occipital poco pronunciada; depresión naso-frontal muy marcada; caña nasal cóncava; hocico corto o que carece de altitud; labio superior muy poco colgante.
  • Trufa y labios: pérdida de pigmentación.
  • Dentadura: ausencia de dientes.
  • Ojos: demasiado pequeños, muy hundidos en las órbitas; párpado inferior demasiado colgante, conjutiva muy visible.
  • Orejas: demasiado cortas, muy gruesas; se presentan por encima del nivel de los ojos; demasiado pegadas a la cabeza o muy planas.
  • Cuello: corto; delgado, con poca papada.
  • Cuerpo: corto o demasiado largo; pecho poco descendido; parte anterior del tórax poco saliente vista de perfil; costillas planas o en tonel; espalda floja o arqueada, grupa muy levantada o hundida; vientre demasiado levantado.
  • Cola: se presenta baja; cola de ardilla, en forma de anillo, enroscada; cola anudada o doblada; en forma de gancho o desviada.
  • Miembros: muy poco o demasiado angulados; brazos cortos; aplomos incorrectos, vistos de perfil (por ej., metacarpos muy oblicuos o carpos débiles), de frente (por ej. pies que se desvían hacia adentro o hacia afuera, antebrazos inclinados, codos despegados), o de atrás (por ej., miembros posteriores juntos, separados o en tonel, corvejón cerrado o abierto); pies abiertos, de liebre o planos.
  • Movimiento: cerrado o abierto; paso atravesado; pasos cortos o movimiento rígido; poca impulsión, la espalda no provee una buena transmisión.
  • Color del pelo: colores claros o desvaídos.
  • Carácter: inseguridad o nerviosismo.

Faltas eliminatorias

  • Carácter: ejemplares agresivos o muy temerosos.
  • Aspecto general: ausencia de tipo racial.
  • Dentadura: prognatismo inferior o superior; occlusión cruzada; boca torcida.
  • Trufa y labios: despigmentación excesiva o color rosado; otros colores que no sean el negro en los perros “negro y fuego”; otros colores que no sean castaño o negro en los perros sin silla o manta negra.
  • Ojos: amarillo claro (ojos rapaces).
  • Color del pelo: todos los colores que no correspondan a las descripciones: marcas blancas muy extendidas, tales como el blanco que llega hasta las muñecas o los corvejones, o color blanco demasiado extendido en la parte anterior del tórax: manchas blancas en otro lugar que no sea la parte anterior del tórax, en los dedos y en la extremidad de la cola, como por ejemplo, un hocico blanco, una raya blanca, etc.
  • Tamaño: fuera de los límites de tolerancia.
  • Un perro que muestre cualquier signo de anomalía física debe ser eliminado.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Perro de San Huberto su mantenimiento estético no es exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere corte.
  • Hay que limpiar los pliegues de su piel.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Perro de San Huberto requiere de mucho ejercicio. por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Son perros que difícilmente se adaptan a la vida en un departamento, por lo que es aconsejable que vivan en fincas o en casas con jardín.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Displasia de cadera
  • Displasia de codo
  • Ectropión 
  • Conjuntivitis seca
  • Torsión gástrica