Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Lebrel Irlandés

Esperanza de vida6 - 8 años
PesoMacho:40 - 69 kgHembra:40 - 69 kg
AlturaMacho:71 - 90 cmHembra: 71 - 90 cm
Pedigrí
ApodosIrish Wolfhound, Lobero Irlandés, Lévrier Irlandais, Irischer Wolfshund
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Lebrel Irlandés

El Lebrel Irlandés (Irish Wolfhound o Lobero Irlandés) es el perro más alto que existe.

Origen

El Lebrel Irlandés es una de las razas más antiguas que se conocen, se cree que llegó a la isla de mano de los celtas en el año 279 a.C. Durante siglos se dedicó a cazar lobos, jabalíes y alces al servicio de la nobleza irlandesa. En los siglos XVIII y XIX el lobo estuvo a punto de extinguirse en Gran Bretaña e Irlanda y como consecuencia, este Lobero también pudo haber desaparecido. Gracias a la intervención del capitán Graham en 1862, la raza se pudo salvar. Puede que Graham cruzara a los últimos ejemplares del Irish con Dogos Alemanes, Deerhounds y Borzois.

Comportamiento

El Irish Wolfhound es un perro tranquilo, pacífico, discreto e independiente. Se muestra muy paciente con los niños aunque, al no ser demasiado consciente de lo grande que es, puede que en el juego sea un poco bruto. Tiene un carácter alegre, feliz, protector y obediente.

Aspecto

El Lebrel Irlandés es grande, muy musculoso, fuerte y rápido. Tiene una cabeza alargada y unas orejas pequeñas que lleva hacia atrás. Su cola es larga y un poco curvada. El pelo es duro y espeso y más largo sobre los ojos y debajo la barbilla. Se admiten muchos colores.

Cuidados específicos

Debido a su gran tamaño, el Lobero Irlandés necesita mucho espacio. Aunque puede adaptarse a vivir en un interior, lo ideal sería que pudiese campar a sus anchas por un jardín.
El cachorro de Irish Wolfhound crece con rapidez, por lo que una alimentación adecuada y el ejercicio son de suma importancia durante los años de crecimiento.

Salud

El Lebrel Irlandés, debido a su gran tamaño, es propenso a padecer displasia de cadera y otras enfermedades óseas.
La mayor preocupación de los propietarios de este Lebrel es su poca longevidad: los machos acostumbran a vivir un promedio de cinco a seis años y las hembras entre seis y siete.

Apariencia de la Lebrel Irlandés

Apariencia general

El Lobero Irlandés no debe ser tan pesado o masivo como el Dogo Alemán pero sí más robusto que el Lebrel Escocés, al cual debe parecerse en conjunto por su tipo. Es un perro de gran tamaño y apariencia imponente, muy musculoso, fuerte aunque estructurado elegantemente; sus movimientos son fáciles y dinámicos; la cabeza y el cuello los debe llevar en alto y la cola es llevada hacia abajo con una leve curva hacia arriba, terminando en otra pequeña curva en la punta.

Gran tamaño, incluyendo altura a la cruz y proporcionalmente largo de cuerpo, es el desideratum al que se debe apuntar, y es deseable establecer firmemente una raza que debe promediar entre los 81 y 86 cm en machos, mostrando el poder, actividad, coraje y simetría requeridos.

Temperamento/Comportamiento

«Corderos en el hogar, leones en la caza».

Cabeza

Larga y nivelada, de porte altivo. Los huesos frontales son ligeramente levantados con una muy leve depresión entre los ojos.

Región craneal

  • Cráneo: No demasiado ancho.

Región Facial

  • Hocico: Largo y moderadamente puntiagudo.
  • Dientes: Mordida ideal en tijera, se acepta mordida en pinza.
  • Ojos: Oscuros.
  • Orejas: Pequeñas, en forma de rosa (como los Greyhounds).

Cuello

Bastante largo, muy fuerte y musculoso, bien arqueado, sin papada o piel suelta alrededor de la garganta.

Cuerpo

Largo, tórax amplio.

  • Espalda: Más bien larga que corta.
  • Lomo: Levemente arqueado.
  • Grupa: Bien amplia entre las protuberancias iliacas.
  • Pecho: Muy profundo, moderadamente ancho; antepecho ancho.
  • Costillas: Bien arqueadas.
  • Vientre: Bien recogido.

Cola

La cola es larga y ligeramente curvada, de grueso moderado y bien cubierta de pelo.

Extremidades

Miembros anteriores

En conjunto bastante rectos con osamenta fuerte.

  • Hombros: Musculosos y oblicuos, que dan amplitud al pecho.
  • Codos: Bien pegados al cuerpo, sin girarse hacia adentro ni hacia afuera.
  • Antebrazo: Musculoso, con buen hueso, bastante rectos.

Miembros posteriores

  • Muslos: Largos y musculosos.
  • Rodilla: Bien angulada.
  • Pierna: Bien musculosa, larga y fuerte.
  • Corvejones: Bien descendidos; no deben girarse hacia adentro ni hacia afuera.

Pies

Moderadamente grandes y redondos, sin girarse ni hacia adentro ni hacia afuera; dedos bien arqueados y juntos; uñas muy fuertes y curvadas.

Movimiento

Libre y activo.

Pelaje

Pelo

Fuerte y duro en todo el cuerpo, las extremidades y la cabeza; especialmente de alambre y largo sobre los ojos y debajo de la mandíbula.

Color

Los colores reconocidos son el gris, atigrado, rojo negro, blanco puro, leonado o cualquier otro color que aparece en el Deerhound.

Tamaño y peso

Machos

  • Altura mínima: 79 cm.
  • Peso mínimo: 54,5 kg.

Hembras

  • Altura mínima: 71 cm.
  • Peso mínimo: 40,5 kg.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta es considerada con respecto al grado de desviación al estándar.

  • Cabeza muy liviana o muy pesada.
  • Hueso frontal muy arqueado hacia arriba.
  • Miembros anteriores torcidos; carpos demasiado angulados.
  • Miembros posteriores débiles y carencia general de músculo.
  • Cuerpo demasiado corto.
  • Dorso hundido o cóncavo o completamente recto.
  • Orejas grandes y colgando pegadas a la cara.
  • Pies torcidos.
  • Dedos separados.
  • Cuello corto; papada muy desarrollada.
  • Pecho muy estrecho o muy amplio.
  • Cola demasiado enroscada.
  • Trufa de cualquier color que no sea el negro.
  • Labios de cualquier otro color que no sea negro.
  • Ojos muy claros; párpados rosados o color hígado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Lebrel Irlandés su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo.
  • Cepillado diario o dos o tres veces por semana.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • Corte por parte de un peluquero canino.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Lebrel Irlandés requiere de mucho ejercicio. por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Son perros que por su gran tamaño no deben vivir en un departamento.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Displasia de cadera 
  • Cardiomiopatía
  • Cáncer de huesos
  • Torsión gástrica
  • Atrofia progresiva de retina