Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Dogo Alemán

Esperanza de vida8 - 10 años
PesoMacho:54 - 62 kgHembra:54 - 62 kg
AlturaMacho:76 - 81 cmHembra: 71 - 76 cm
Pedigrí
ApodosGran Danés, Great Dane, Deutsche Dogge, Aogue Allemand
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Dogo Alemán

¿Quién iba a decir que Scooby Doo, el perro más cobarde de la historia, es un Dogo Alemán, conocido por mantener la calma en las situaciones más críticas?
El Dogo Alemán, llamado Gran Danés en Gran Bretaña y Alano en Italia, es conocido como el Apolo de los perros. Es una raza atlética y fuerte.

Origen

El Dogo Alemán desciende de una parte de los Alanos, unos perros grandes introducidos en Europa por los alanos, un pueblo iraní expulsado por los hunos que se instaló en nuestro continente. En Alemania, los alanos cruzaron el bullenbeiser, un mastín bastante tosco, con el galgo, lo que permitió crear el Dogo Alemán.

Comportamiento

A pesar de sus facciones serias, el Dogo Alemán es dulce, discreto, prudente e inteligente. Esta raza se muestra desconfiada con los extraños y es capaz de hacer lo que sea por tal de defender a su dueño. Suele ser más cariñoso con los niños que con los demás. Este perro aprende rápido y son necesarias paciencia, dulzura y firmeza.

Aspecto

El Dogo Alemán es musculoso y elegante. Tiene un cuello largo, arqueado y sin papada. Las orejas son triangulares plegadas hacia adelante, aunque en algunos países se cortan. La cola es larga y se estrecha hacia la punta. De pelaje muy corto, apretado y lustroso, puede ser de colores muy variados: atigrado, leonado, azul o arlequinado.

Cuidados Específicos

Para que el Dogo Alemán tenga un buen desarrollo y sea feliz es fundamental que viva en un hogar con mucho espacio y que haga ejercicio a diario, ya sea dando largos paseos o jugando con su dueño. Lo ideal sería que pudiese moverse a sus anchas por un amplio terreno, pues tenerlo atado podría hacer que el perro se volviera agresivo.

Salud

Como en todos los perros de tamaño grande, el Dogo Alemán también puede verse afectado por la torsión de estómago.

¿Es el Dogo Alemán el perro adecuado para usted?

Incluso aunque ya haya decidido que está preparado para asumir las responsabilidades y el duro trabajo que conlleva la propiedad de un perro, escoger qué tipo de perro es adecuado para usted nunca es tarea fácil. Deben tenerse en cuenta muchas cosas. ¿Dispone del espacio necesario para un perro y, más en concreto, para un perro del tamaño de un Dogo Alemán? ¿Dispone del tiempo necesario para adiestrar al perro y para proporcionarle el cariño y la compañía que necesita? ¿Dispone de los recursos económicos necesarios para cuidar y alimentar a un Dogo Alemán?

Una vez haya respondido que «sí» a cada una de estas preguntas, será el momento de comenzar con la emocionante y gratificante búsqueda de ese cachorro o perro adulto especial. Si ha escogido al Dogo Alemán, habrá realizado una excelente elección que no le defraudará. El Dogo Alemán, que es fiel, leal y formal, es un compañero y un amigo imponente. Una vez haya escogido a un Dogo Alemán para ser su propietario, se habrá ganado un amigo fiel de por vida. El Dogo Alemán es un maravilloso compañero para la familia que quiere a los adultos y a los niños por igual. La raza se adapta fácilmente al hogar y establece vínculos rápidamente con los miembros de su nueva familia. A esta raza le encanta que le presten atención y será muy infeliz si no recibe el cariño y la admiración de su familia. Se trata de un perro al que le encantan, verdaderamente, las personas.

El majestuoso atractivo del Dogo Alemán es reconocido en todo el mundo. La mayoría de las personas conoce a esta raza y tiene un familiar o amigo que ha sido propietario de un ejemplar. Al público le encanta el enorme tamaño de esta raza y su porte regio. Por alguna razón, la raza parece tener un encanto instantáneo para las personas. Una vez haya visto de cerca su magnífica talla y su hermosura, la visión de un Dogo Alemán resulta algo muy impresionante y memorable.

La mayoría de las personas que decide adquirir un Dogo Alemán tendrá ejemplares de esta raza durante toda la vida. Los que son propietarios de un perro por primera vez desarrollan, de forma inmediata, un fuerte vínculo y una gran devoción por esta raza. El propietario de un Dogo Alemán rara vez cambiará de raza una vez haya tenido un Dogo Alemán, y lo más probable es que añada otro ejemplar de esta misma raza a su hogar.

El Dogo Alemán como perro de guarda

No puede subrayarse lo suficiente cuán perro de familia es el Dogo Alemán. Una vez que un ejemplar haya determinado quiénes son los miembros de su afortunada familia y se haya adaptado a su nuevo hogar, se esforzará por asegurar la seguridad y el bienestar de los suyos. Debido a su gran cariño por los miembros de su familia, no aceptan a los extraños fácilmente. Generalmente, llevará algo de tiempo que el Dogo Alemán acepte a las personas que no conoce.

No hay duda de que el Dogo Alemán es una raza que intimida mucho. El encontrarse con uno puede suponer una experiencia amedrentadora para cualquiera. Aunque puede mostrarse bastante reservado con la gente a la que no conoce, esto no debería tomarse como algo negativo. La raza sólo lleva a cabo lo que siente como su oficio: proteger a su familia a cualquier precio.

El Dogo Alemán tiene un ladrido muy alto y fiero que generalmente desalentará a los extraños o los intrusos que quieran invadir nuestra propiedad o nuestro hogar. Normalmente, el enorme tamaño de esta raza es suficiente para asustar a cualquier persona con el poco juicio como para retarle a él o a los miembros de su familia.

Aunque el Dogo Alemán actúa bien como perro de guarda, su valiente aspecto no debería confundirse con la de un animal agresivo. Esta raza es muy cariñosa y la mayoría de los ejemplares no matarían ni a una mosca. De todas formas, si son provocados, se defenderán a sí mismos y a su familia.

Escoger un cachorro de Dogo Alemán o un ejemplar adulto

Decidir entre un cachorro o un ejemplar adulto de esta raza nunca es tarea fácil. Ambos tienen ventajas e inconvenientes. Hacerse con un cachorrito permite que el propietario moldee a su nuevo perro para que sea como un programa vivo y que funciona y se adapta fácilmente a un ritmo de vida específico. Un perro mayor suele tener una forma de ser más asentada y quizá resulte difícil hacerle abandonar viejos hábitos. Debe tener presente que incluso un cachorro de Dogo Alemán será considerablemente grande y necesitará suficiente espacio para su correcto adiestramiento y sociabilización.

Tanto si escoge un cachorro como un perro adulto, el Dogo Alemán se adaptará rápidamente a su nuevo hogar. El cariño y el deseo de compañía familiar superan rápidamente a su breve temor al abandonar a sus compañeros de camada y a su madre. El cachorro se independiza bastante rápidamente y buscará a su(s) nuevo(s) propietario(s) para que le proporcionen el cariño y el apoyo que tanto necesita. Lo más probable es que el Dogo Alemán asimile la personalidad de sus nuevos propietarios. Así pues, es cuestión de usted lo bien que se adapte su animal joven o su ejemplar adulto.

La búsqueda del perro perfecto

Dar con un criador reputado de Dogo Alemán puede requerir algo de trabajo e investigación por su parte. Dependiendo de dónde viva, encontrar un cachorro o un adulto puede resultar fácil o un tanto difícil. Una buena forma de comenzar es contactando con las sociedades caninas cercanas a su hogar. También puede ponerse en contacto con la sociedad canina nacional para que le proporcione una lista de criadores que vivan cerca de usted. Otro buen lugar donde buscar buenos contactos es en una exposición canina. Hágase con un calendario de exposiciones y asista a ellas. Puede encontrar muchos criadores reputados y expertos en esta raza en las exposiciones caninas. Si se presenta educadamente y expresa su sincero interés por esta raza, la mayoría de los aficionados a la raza se mostrarán encantados de pasar el tiempo que sea necesario contestando a sus preguntas sobre la raza. Si dispone de tiempo, observe a los Dogos Alemanes expuestos. Se pueden aprender muchas cosas observando la valoración de un amplio grupo de Dogos Alemanes. Tome notas, aprenda a saber apreciar cuáles son los buenos ejemplares de esta raza y apunte los tipos de perros en los que cree que podría estar interesado. Una vez haya concluido la exposición, diríjase a los presentadores y a la gente que se ocupa de los ejemplares que le llamaron la atención.

¿Mascota o ejemplar de exposición?

Una vez haya efectuado algunos contactos fiables, debería hacer planes para visitar algunos criaderos de Dogo Alemán. Debería decidir qué tipo de perro está buscando y qué es lo que quiere hacer con él. ¿Está interesado en competir en el ring de las exposiciones de belleza, o quizá en las pruebas de obediencia? ¿O está, simplemente, buscando un ejemplar sano con buen temperamento y un pedigree excelentes? Asegúrese de informar a los criadores a los que visite de sus intenciones. Esto le ayudará a escoger un ejemplar adecuado para usted y para su familia.

Tenga presente que un criador reputado de Dogo Alemán sabrá mejor qué es lo que se debe buscar al escoger un cachorro o un ejemplar adulto. Siga sus consejos. El criador conoce cómo se desarrolla su línea, y debería estar dispuesto y ser capaz de señalarle los aspectos positivos y los negativos de la misma. Debería pedir ver al padre y a la madre del cachorro (si se encuentran en el criadero). ¿Parecen sanos y alegres? ¿Son los cachorros extravertidos y parecen bien cuidados?

El precio de un Dogo Alemán variará entre un criador y otro y entre las distintas regiones. Obviamente, un cachorro con potencial para las exposiciones de belleza costará más que uno con calidad como mascota. Frecuentemente, mucha gente preguntará cuál es la diferencia entre escoger un macho o una hembra y si el precio entre ambos varía. En el caso del Dogo Alemán, las hembras suelen tener un temperamento másapacible y son un poco más cariñosas. Obviamente, si decide adquirir una hembra, deberá tener en cuenta que tendrá el celo dos veces por año. Esto puede suponer un gran inconveniente si tiene machos en su propiedad que no han sido castrados. El precio de ambos sexos es, aproximadamente, el mismo. Los Dogos Alemanes tienen unas camadas con tantas crías que el valor de cada sexo suele permanecer bastante estable. Si decide adquirir un ejemplar arlequino, debe esperar pagar un mayor precio, ya que este color es más raro que otros. Un macho de esta raza será de un tamaño considerablemente mayor que una hembra y, generalmente, gustará más a aquellas personas que busquen un perro con una mayor masa y osamenta.

¿Cuánto ejercicio es suficiente?

El Dogo Alemán es un poderoso perro de trabajo que fue criado, en sus orígenes, para la caza mayor hace siglos. Según las necesidades y expectativas actuales, esta raza no necesita hacer tanto ejercicio como podría sugerir su tamaño. De hecho, el Dogo Alemán no necesita hacer más ejercicio que un perro de tamaño normal. Si dispone del tiempo para sacarle a dar largos paseos diarios o una corta carrera en un campo o un parque, debería resultar suficiente. Mientras su Dogo Alemán pueda estirar sus largas y fuertes patas a diario, satisfará sus necesidades de ejercicio. La combinación entre un buen programa de alimentación y de ejercicio nos asegurará que tendremos un perro sano y atractivo. Recuerde no exagerar nunca el ejercicio en el caso de un cachorro en crecimiento, ya que su agotamiento puede tener efectos duraderos y negativos sobre los ligamentos y huesos en crecimiento de un perro.

Las preocupaciones relativas a la salud del Dogo Alemán

El objetivo de todo propietario de un perro es mantener a su animal lo más feliz y sano posible. Afortunadamente, el Dogo Alemán es una raza canina muy sana. En su conjunto, padecen muy pocos problemas de salud por los que un propietario deba preocuparse. Si adquirió a su ejemplar de manos de un criador responsable, todo debería ir bien. El criador debería proporcionarle un certificado de buena salud expedido por su veterinario donde conste que sus animales han sido sometidos a análisis exhaustivos y que su estado de salud es óptimo. También debería recibir una relación de las desparasitaciones internas del perro. Puede llevar esta relación consigo cuando acuda a la consulta de su veterinario. En todos los casos, se recomienda que su veterinario examine al perro una vez lo haya adquirido y lo tenga en casa.

  • Torsión gástrica

La torsión o hinchazón gástrica es un problema que afecta a las razas caninas gigantes y de tórax profundo. Puede darse en razas pequeñas, pero las razas de mayor tamaño son más susceptibles de padecerla. Los propietarios de un Dogo Alemán deben estar atentos a este grave problema que implica la liberación de gas en el estómago a partir del alimento ingerido por el perro y que acaba haciendo que el estómago se gire y se dé la vuelta. Lo que hace que este problema sea tan grave es que usted no puede saber cuándo se va a producir. Cuando esto suceda dispondrá de muy poco tiempo para buscar asistencia. Si no llevamos al perro inmediatamente a una consulta veterinaria, lo más normal es que muera.

  • Objetos extraños y sustancias venenosas

El cachorro de Dogo Alemán puede ser muy curioso. Su curiosidad puede hacer que a veces se meta en serios problemas. No es infrecuente que cojan piedras u otras sustancias extrañas del suelo. Al hacerlo, podrían tragarse algo extremadamente dañino, por no decir mortal. Es importante mantener cualquier objeto pequeño, líquido venenoso, detergente o líquidos de la limpieza lejos del alcance del cachorro y del perro adulto. Recuerde que el Dogo Alemán tiene un tamaño mayor que el de la mayoría de las razas caninas y que, por tanto, puede llegar a lugares a los que los perros de tamaño normal no podrían alcanzar.

Si sospecha que su Dogo Alemán se ha tragado algún objeto extraño, induzca el vómito de inmediato. El agua oxigenada o el carbonato sódico en la boca del perro hará que éste vomite, y es de esperar que elimine así cualquier objeto o líquido extraño que se haya tragado. Contacte inmediatamente con su veterinario para recibir una asistencia posterior.

  • Manchas juveniles

Se trata de un problema que provocará la aparición de unos inofensivos puntos negros o marrones alrededor de la boca y debajo de la barbilla del perro. No debe alarmarse si su Dogo Alemán muestra estos síntomas. Aunque se desconoce la causa de ello, estos puntos desaparecerán con el tiempo.

  • Problemas cardiacos

Los Dogos Alemanes pueden ser susceptibles de padecer un grave problema que afecta a la musculatura cardiaca, y que se conoce como cardiomiopatía dilatada, que acaba por provocar un fallo cardiaco. Este defecto del músculo cardiaco es común en razas de gran tamaño como el Dogo Alemán, el Dobermann y el Pastor Alemán, además de en algunas razas de spaniels. El corazón afectado por este problema es incapaz de bombear adecuadamente porque está dilatado. En gran medida se desconoce la causa, aunque se sugiere una predisposición genética, así como un desequilibrio de los aminoácidos en el alimento (que ha sido observado en el Boxer y en el Dobermann). Los primeros síntomas, en el caso del Dogo Alemán, incluyen la tos, la debilidad general, la depresión y un menor interés en el alimento y en el ejercicio, además de la posibilidad de un aumento de la frecuencia cardiaca. Se han constatado muertes súbitas en muchos casos en los que los Dogos Alemanes padecían este defecto.

  • Síndrome del tambaleo

El síndrome del tambaleo es un problema grave provocado por la compresión de la médula espinal que, a su vez, provoca que la osamenta del cuello quede afectada. Los perros que padecen este problema no suelen poder soportar el peso de su parte posterior y tienen un movimiento como el de un borracho. Suele aparecer en perros que tienen entre tres y cinco meses de vida. Aunque se dispone de la cirugía para corregir el problema, la mayoría de los intentos no tienen éxito. Este problema es hereditario, y cualquier perro que lo padezca no debería ser utilizado como reproductor en ningún programa de cría.

  • Displasia de cadera

La displasia de cadera es un problema bien conocido que afecta a muchas razas caninas de caza, pastoreo y trabajo. Suele afectar a una o a ambas articulaciones de la cadera y viene como resultado de que la cabeza femoral no encaja bien en el acetábulo de la cadera. Este problema puede ser hereditario o provocado por una rápida ganancia de peso en los perros jóvenes. Aunque disponemos de la cirugía para corregir el problema, la mayoría de las operaciones son muy caras y no siempre tienen éxito. Los perros que den un resultado positivo mediante radiografías no deberían ser utilizados en un programa de cría.

  • Entropión/Ectropión

Aunque no es muy frecuente, el entropión se da en los Dogos Alemanes. Este problema implica que el párpado está vuelto hacia dentro, lo que da como resultado que las pestañas rasquen la superficie del globo ocular. Puede ser un problema muy doloroso que acabe dando lugar a una úlcera de la córnea. Afortunadamente se dispone de tratamiento que podrá suministrarle el veterinario.

En el problema conocido como ectropión el párpado inferior está vuelto hacia fuera. El resultado final suele ser una grave irritación ocular (enrojecimiento, picor, etc.) y, posiblemente, infección y descargas. Este problema hereditario también puede tratarse mediante ungüentos y antibióticos que le proporcionará el veterinario.

Si deseas saber más sobre el Dogo Alemán te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Dogo Alemán Serie Excellence:

Historia de la Dogo Alemán

El fuerte y poderoso Dogo Alemán no siempre fue el «gigante amable» que suele representarse y describirse en la actualidad. De hecho, era un luchador y cazador agresivo muy temido debido a su temperamento áspero y a su talante combativo. Afortunadamente, mediante excelentes programas de cría y aficionados dedicados, esta raza se ha transformado a lo largo de los años en un perro de trabajo amistoso y cariñoso, adecuado para familias de todo el mundo.

Los documentos indican que podría haber existido un perro semejante al Dogo Alemán hace más de 2.000 años. Se cree que unos perros parecidos a los Dogos Alemanes pertenecieron, al principio, a uno de los pueblos de Asia: los asirios. Éstos utilizaban esta antigua raza para la caza de jabalíes y otras piezas de caza mayor. Las expertas habilidades de caza del Dogo Alemán le permitían capturar y matar a estos animales salvajes, que serían utilizados más adelante como alimento por este pueblo asiático.

Aunque el Dogo Alemán fue, en sus orígenes, criado como perro de caza y de pelea, era principalmente tenido como un objeto de valor excepcional para las clases gobernantes europeas. La raza era apreciada por su espectacular conformación, su fuerza, su valentía y su resistencia. Actualmente, conserva muchas de estas características. Otras fuentes indican que el Dogo Alemán podría haber derivado de un perro de tipo mastín presente en Inglaterra durante el siglo XVI. Los griegos, los romanos y los persas también tenían ejemplares de estos perros de tipo mastín. Al igual que sucede con muchas otras razas, el origen del Dogo Alemán no está totalmente claro. No existe una documentación formal que pueda especificar de forma definitiva sus orígenes y su desarrollo.

La influencia alemana

Podemos estar seguros de que el Dogo Alemán inició su desarrollo y su florecimiento en Alemania. A lo largo de la historia, podemos remontar los orígenes de muchos ejemplares influyentes hasta llegar a animales de origen alemán y, actualmente, muchos pedigrees campeones en todo el mundo siguen siendo de animales criados a partir de líneas alemanas.

La popularidad de la raza aumentó por toda Alemania cuando el príncipe Otto von Bismarck empezó a tener varios de ellos como mascotas. La raza hizo su primera aparición en las exposiciones caninas alemanas en 1863. No fue hasta finales del siglo XIX cuando la raza comenzó a llegar a otros países. Uno de los ejemplares alemanes más famosos de todos los tiempos fue Opal von Harlekin, un Dogo Alemán arlequinado criado por Herr Fuchs. Muchos de los Dogos Alemanes exhibidos en la actualidad en este país siguen poseyendo la excelente conformación que tenían sus antepasados hace cientos de años.

El Dogo Alemán en el Reino Unido

En Inglaterra, el crecimiento en la popularidad de esta raza fue lento al principio, aunque fue cambiando a medida que pasaron los años. Durante finales del siglo XIX hubo un rumor alarmista de rabia por todo el país y muchos perros fueron sacrificados.

En sus orígenes, el Dogo Alemán era llamado Perro Alemán para Jabalíes, y era considerado como un perro de caza. (No fue hasta 1894 cuando su nombre fue cambiado por el de Dogo Alemán.) Las primeras clases o categorías para esta raza aparecieron en la exposición canina de belleza del Alexandra Palace, en enero de 1879. Su popularidad acabaría por crecer. En 1883 se fundó el Great Dane Club (en los países de habla inglesa el Dogo Alemán recibe el nombre de Great Dane). Mr. Adcock, que era un gran admirador de la raza, lo encabezó. Ch. Sultan II, propiedad de Mr. Petrzywalski, se convirtió en el primer campeón de la raza en 1884. En 1895, la prohibición del corte de orejas por parte del Kennel Club de Inglaterra tuvo un gran impacto sobre la reputación de la raza en este país. Esta norma irritó a muchos criadores ingleses de Dogo Alemán. Desalentó que muchas personas participaran o tomaran parte activa en el desarrollo de esta raza, y varios abandonaron esta afición debido a dicha regla.

A pesar de la prohibición del corte de orejas, muchos criadores ingleses acabaron desarrollando reputados programas de cría que tuvieron una gran influencia sobre la raza. El criadero Redgraves (propiedad de Violet Horsfall) fue uno de los más influyentes de Inglaterra en esa época. Algunos de sus ejemplares famosos fueron: Ch. Viola, Ch. Therr, Ch. Hannibel of Redgrave y Ch. Viceroy of Redgrave, que acabó su carrera en las exposiciones de belleza con 21 puntos de campeonato (Challenge Certificates). Mucha gente consideró que Horsfall fue la criadora pionera del Dogo Alemán actual en Inglaterra.

Como cabría esperar, la cría de Dogos Alemanes disminuyó considerablemente durante la Primera Guerra Mundial, aunque se reemprendió poco después de la contienda. Mr. J. V. Rank (propietario del criadero Ouborough) y Gordon Stewart (propietario del criadero Send) se convertirían en nombres muy conocidos en Gran Bretaña. Estos dos millonarios crearon un imperio con el Dogo Alemán. Entre principios de la década de 1920 y finales de la de 1930 importaron de Alemania 86 Dogos Alemanes de excelente calidad. Los afijos Ouborough y Send pueden seguir encontrándose, en la actualidad, en el pedigree de los mejores ejemplares británicos.

La Segunda Guerra Mundial afectó a la cría del Dogo Alemán de forma más severa que la Primera Guerra Mundial. La raza sufrió enormemente y, una vez más, estuvo al borde de la extinción. Mr. J. V. Rank seguía criando, aunque a una escala mucho menor, y nombres como los de Gladys Clayton, Muriel Osborn (propietaria del famoso criadero Blendons) y Miss M. Lomas continuaron haciendo progresar a esta raza.

La década de 1950 fue memorable para los Dogos Alemanes en Gran Bretaña. Ch. Elch Elder of Ouborugh (criado por Mrs. Rank) fue el primer Dogo Alemán en obtener la victoria en la prestigiosa exposición canina de belleza Crufts en 1953. Ese afortunado día el presentador fue Bill Siggers.

Los criaderos Moonsfield y Oldmanor dominaron en esta raza durante los siguientes 25 o 30 años. Edna Harrild dirigía el criadero Moonsfield, y el reverendo Gwynn y Olive Davies eran socios en el criadero Oldmanor.

Actualmente, el Dogo Alemán continúa gozando de buena salud en Gran Bretaña. La devoción por la raza es fuerte y muchos criaderos se han hecho célebres apostando por esta raza. Entre los más destacados están Endroma, Garask, Yacanto y Nightgifts.

La introducción en EE.UU.

El primer Dogo Alemán del que se tiene constancia en EE.UU. era un macho llamado Prince, propiedad de Francis Butler, de Nueva York. Al igual que sucede con los Dogos Alemanes en otros países, el problema del mal temperamento se estaba convirtiendo en algo muy común. Los perros eran extremadamente agresivos y hubo intentos serios por prohibir la raza por completo. Hacia 1889, los criadores empezaron por llevar a caboun intento honesto por mejorar el talante de los animales y se fundó la primera sociedad canina estadounidense de esta raza. Más tarde se convertiría en el Great Dane Club of America.

El primer Dogo Alemán campeón inscrito en el libro de orígenes genealógico fue un ejemplar llamado Juno, importado de Alemania y propiedad del criadero Osceola, de Wisconsin. El criadero Osceola también era propietario de Don Caesar, el segundo campeón del AKC, que obtuvo la victoria en la muy prestigiosa exposición canina de belleza del Westminster Kennel Club de 1887.

Durante las décadas de 1920 y 1930 aparecieron muchos perros y criadores del American Kennel Club (AKC) estadounidenses influyentes. Ch. Etfa von de Saalburg fue considerado como uno de los mejores Dogos Alemanes jamás criados, incluso bajo los estándares actuales. Los criaderos Walnut y Brae Tarn eran muy respetados. Otros ejemplares excelentes de esta época fueron Ch. Zorn v. Birknhof, Ch. Nero Hexengold y Ch. Czardus v. Eppelin Spring-Norris, que fue padre de diez campeones. Otro ejemplar excelente fue Ch. Ador Tipp Topp, que obtuvo el premio al Mejor de la Exposición (Best in Show) en la exposisión canina de belleza del Westminster Kennel Club de 1924.

Actualmente existen varios criaderos estadounidenses que han producido animales de buena calidad de forma constante y es una tarea inabarcable ofrecer un listado de todos. Entre los muchos buenos criaderos se incluyen Dagon, Rojon, Honey Lane, Von Rascac, Riverwood, Ranch, Warwick, Lincoln y Von Shrado.

Si deseas saber más sobre el Dogo Alemán te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Dogo Alemán Serie Excellence:

Apariencia de la Dogo Alemán

Apariencia general

El Gran Danés reúne en su aristocrática apariencia general, en una estructura grande y bien dotada, orgullo, fuerza y elegancia. Por su sustancia al igual que su distinción, la armonía de su apariencia, sus líneas bien proporcionadas como así también su cabeza notablemente expresiva impresiona al observador como una noble estatua. Es el Apolo dentro de las razas caninas.

Proporciones importantes

Su estructura es casi cuadrada, particularmente en los machos. El largo del cuerpo (desde la punta del esternón hasta la punta del isquión) debe ser igual a la altura a la cruz; no más de un 5% en los machos y no más de un 10% en las hembras.

Temperamento/ Comportamiento

Es amable, cariñoso y devoto con sus dueños, especialmente con los niños. Es reservado con los extraños. Se requiere que sea un perro seguro de si mismo, no temeroso, fácil de guiar, un compañero dócil y de familia. Debe poseer una gran resistencia a cualquier provocación y no debe ser agrersivo.

Cabeza

Región craneal

  • Cráneo: En perfecta armonía con su apariencia general. Es largo, estrecho, bien marcado, muy expresivo y finamente cincelado (especialmente la zona por debajo de los ojos). Los arcos superciliares bien desarrollados pero sin que estos sobresalgan. La distancia desde la punta de la nariz al stop y desde el stop hasta la protuberancia occipital levemente definida deberá ser la misma en la medida de lo posible. La línea superior de la caña nasal y la del cráneo deben correr en forma paralela. Vista desde adelante la cabeza debe parecer angosta y la caña nasal debe ser en lo posible ancha mientras que los músculos de las mejillas sólo deben estar levemente definidos, nunca deben sobresalir marcadamente.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Bien definida.

Región facial

  • Trufa: Bien desarrollada, más ancha que redonda con ventanas nasales bien abiertas. Debe ser de color negro, con la excepción del Gran Danés arlequín (manchas negras y blancas). En estos últimos es deseable una nariz negra, pero se tolera también una pigmentación en mariposa (parcialmente pigmentada) o de color carne. En los perros azules, la trufa es de color antracita (negro diluido).
  • Hocico: Profundo y en lo posible rectangular. Bordes de los labios bien definidos. Labios con pigmentación oscura. En los perros de tipo arlequín son tolerados los labios con pigmentación parcial o de color carne.
  • Mandíbulas/ Dientes: Maxilares anchos y bien desarrollados. Mordida en tijera fuerte, sana y completa (42 dientes de acuerdo a la formación dental habitual).
  • Ojos: Medianamente grandes, con una expresión viva amable e inteligente, preferentemente oscuros, forma almendrada, con párpados bien adherentes. En el Gran Danés azul se permite una coloración ligeramente más clara de los ojos. En los arlequines se toleran ojos claros o bien que ambos sean de distinto color (anisocromía).
  • Orejas: De inserción alta, caídas por naturaleza, de tamaño mediano. Los bordes frontales cuelgan junto a las mejillas.

Cuello

Largo, seco, musculoso. Inserción bien formada afinándose levemente hacia la cabeza con una línea arqueada y porte erguido con una leve inclinación hacia adelante.

Cuerpo

  • Cruz: Es el punto más alto del robusto cuerpo. Está formada por el punto más alto de las escápulas y se extiende más allá de las protuberancias vertebrales.
  • Espalda: Corta y firme en una línea casi recta con una imperceptible caída hacia atrás.
  • Lomo: Ligeramente arqueado, ancho, con buena musculatura.
  • Grupa: Ancha, con fuerte musculatura, ligeramente caída desde el sacro hasta la inserción de la cola con la cual se fusiona imperceptiblemente.
  • Pecho: Alcanza hasta la articulación de los codos. Las costillas bien arqueadas se extienden bien hacia atrás. El tórax es de buena amplitud con antepecho bien definido.
  • Línea inferior: Vientre retraído bien hacia la parte posterior, formando una línea curva moderada con la porción inferior del tórax.

Cola

Alcanza hasta la articulación tibio-tarsiana. Inserción alta y ancha, adelgazándose uniformemente hasta la punta.
En reposo cuelga hacia abajo formando una curva natural. Cuando el perro está excitado o en movimiento la lleva ligeramente en forma de sable, pero sin sobrepasar mucho la línea dorsal. No es deseable la presencia de pelo grueso por debajo de la cola.

Extremidades

Miembros anteriores

  • Hombros: Poseen una fuerte musculatura. La escápula larga e inclinada forma un ángulo de aproximadamente 100º a 110º con el brazo.
  • Brazo: Fuerte y musculoso, pegado al cuerpo, debería ser un poco más largo que la escápula.
  • Codos: Sin desviaciones, ni hacia adentro ni hacia afuera.
  • Antebrazo: Fuerte, musculoso. Visto de frente o de costado totalmente recto.
  • Articulación del radiocarpiano: Fuerte, estable, se distingue muy poco de la estructura del antebrazo.
  • Metacarpo: Visto de frente, fuerte y recto. De perfil, muestra una inclinación muy leve hacia adelante.
  • Pies anteriores: Redondos, bien arqueados con dedos bien juntos (pie de gato). Uñas cortas, fuertes, lo más oscuras posibles.

Miembros posteriores

El esqueleto completo está cubierto por músculos fuertes que hacen que la grupa, caderas y muslos tengan una apariencia ancha y redonda. Las extremidades posteriores están bien anguladas y fuertes, vistas desde atrás son paralelas a las extremidades anteriores.

  • Muslos: Largos, anchos y muy musculosos.
  • Rodillas: Fuertes, colocadas en forma casi vertical por debajo de la articulación de la cadera.
  • Piernas: Largas, aproximadamente del mismo largo que los muslos. Con musculatura desarrollada.
  • Articulación tibio-tarsiana (Corvejón): Fuerte, estable, sin desviaciones, ni hacia afuera ni hacia adentro.
  • Metatarso: Corto, fuerte, casi perpendicular al piso.
  • Pies posteriores: Redondos, bien arqueados con dedos bien juntos (pie de gato). Uñas cortas, fuertes, lo más oscuras posibles.

Movimiento

Armonioso, ágil, cubriendo mucho terreno, levemente elástico. Las extremidades observadas tanto de frente como por detrás deben moverse en forma paralela.

Piel

Pegada, bien pigmentada en los perros con colores sólidos. En los perros de tipo arlequín la distribución del pigmento generalmente corresponde con las manchas.

Pelaje

Pelo

Muy corto, tupido, liso, aplanado y de apariencia brillante.

Color

El Gran Danés se cría en tres variedades independientes: leonado y atigrado, arlequín y negro, azul.

  • Leonado: Leonado dorado pálido hasta leonado dorado intenso. Es deseable una máscara negra. No son deseables pequeñas manchas blancas en el pecho o en los dedos.
  • Atigrado: Color básico leonado dorado pálido hasta leonado dorado intenso con rayas negras regulares y claramente dibujadas que corren en dirección de las costillas. Es deseable una máscara negra. No son deseables pequeñas marcas blancas en el pecho y en los dedos.
  • Arlequín (Parches blancos y negros, los asi llamados “Tigerdoggen”): Color básico blanco puro, en lo posible sin ningún moteado. Parches color negro azabache, irregulares, rotos, bien distribuidos en todo el cuerpo. No son deseables los parches grises o parduscos.
  • Negros: Azabache, se permiten marcas blancas. Se incluye aquí también el “Manteltiger” en el que el color negro cubre el cuerpo en forma de manto, pero el hocico, el cuello, el pecho, el vientre, las piernas y la punta de la cola pueden ser blancas, como así también los ejemplares con un color de base blanco y manchas grandes negras.
  • Azul: Color azul acero oscuro, permitiéndose marcas blancas en el pecho y los pies.

Tamaño

Altura a la Cruz

  • Machos: por lo menos 80 cm.
  • Hembras: por lo menos 72 cm.

Faltas

  • Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación del estándar.
  • Apariencia General: Características sexuales no definidas, falta de armonía. Demasiado liviano o demasiado tosco.
  • Carácter: Falta de seguridad en sí mismo, nervioso, fácilmente provocable.
  • Cabeza: Falta de paralelismo entre las líneas superiores de la caña nasal y del cráneo; cabeza de manzana o cabeza en forma de cuña. Stop poco desarrollado; músculos de las mejillas fuertemente desarrollados.
  • Hocico: Puntiagudo, falta de belfos o belfos que cuelgan demasiado. Caña nasal cóncava, convexa (romana, caída) o aquilina.
  • Mandíbulas/Dientes: Cualquier desviación de una serie dental completa (solo la ausencia de los PM1 en el maxilar inferior puede ser tolerada); la posición irregular de incisivos individuales mientras la mordida permanece bien cerrada. Dientes demasiado pequeños.
  • Ojos: Párpados caídos, conjuntivas muy rojas. Ojos claros, penetrantes o de color ámbar. Ojos de color azul agua o dos ojos de diferente color (anisocromía) en todos los colores sólidos. Ojos demasiado separados o rasgados, protuberantes o hundidos.
  • Orejas: Con inserción muy alta o muy baja. Separadas en forma oblicua o descansando aplanadas sobre las mejillas.
  • Cuello: Corto, grueso, cuello de ciervo, piel demasiado suelta o papada.
  • Espalda: Espalda hundida, arqueada o demasiado larga. Línea dorsal ascendente hacia atrás.
  • Grupa: Fuertemente caída o completamente horizontal.
  • Cola: Demasiado gruesa, demasiado corta o demasiado larga. Inserción muy baja o muy alta sobre la línea dorsal. Forma de gancho o cola enroscada, así como cola desviada hacia los lados. Cola dañada, engrosada en la punta o que ha sido cortada.
  • Pecho: Costillas planas o en forma de barril. Falta de ancho o profundidad de pecho. Esternón demasiado pronunciado.
  • Línea inferior: Línea de vientre no suficientemente elevada. Mamas que no se han retraído lo suficiente.
  • Miembros anteriores: Angulación insuficiente. Huesos livianos, músculos débiles. Postura no vertical.
  • Hombros: Sueltos, sobrecargados. Colocación demasiado vertical de las escápulas.
  • Codos: Sueltos, desviados hacia afuera o hacia adentro.
  • Antebrazo: Torcido, ensanchado por arriba del carpo.
  • Articulación radio-carpiana: Engrosada, demasiado flexible, nudosa.
  • Metacarpo: En posición muy inclinada o muy vertical.
  • Miembros posteriores: Angulaciones muy abiertas o muy cerradas. Articulaciones tibio-tarsianas de vaca. Postura demasiado estrecha o extremidades arqueadas.
  • Corvejón: Ensanchado, inestable.
  • Pies: Planos, de forma alargada, dedos separados. Espolones.
  • Movimiento: Abarca muy poco terreno, acción restringida. Paso de ambladura frecuente o constante. Falta de coordinación entre la acción delantera y trasera.
  • Pelo: Doble pelaje Stockhaar, pelaje mate.
  • Color: Leonado: leonado grisáceo, leonado azulado, isabella (Crema), o leonado sucio.Atigrado : Color base azul plateado o isabella. Manchas atigradas descoloridas. Arlequín: Color básico azul grisáceo moteado. Parches grandes en gran parte de color leonado-grisáceo o azul-grisáceo. Negro: Color leonado-negro, pardo-negro o azul-negro. Azul: Color azul amarillento o azul-negro.

Faltas graves

  • Carácter: Timidez.
  • Mandíbulas/ Dientes: Mordida en pinza.
  • Ojos: Entropión, ectropión.
  • Cola: Doblada.

Faltas eliminatorias

  • Carácter: Agresividad o morder por temor.
  • Trufa: Color hígado o nariz partida.
  • Mandíbulas/ Dientes: Prognatismo, Enognatismo, mordida cruzada.
  • Color: Gran Danés de color leonado o atigrado con marca blanca en la frente (lista), anillo en forma de collar alrededor del cuello, pies blancos o “calcetas” y la punta de la cola blanca. Gran Danés azul con marca blanca en la frente, anillo en forma de collar blanco en el cuello, pies blancos o “calcetas” y punta de la cola blanca. Gran Danés arlequín de color blanco sin negro (albino), así como perros sordos. Los llamados tigres de China (Porzellantiger) muestran predominantemente parches de color azul grisáceo, leonado o atigrado; los llamados “tigres grises” (Grautiger) tienen un color básico gris con parches negros.
  • Talla: Por debajo de la altura mínima.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Dogo Alemán su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal. 
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere corte.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Dogo Alemán requiere de mucho ejercicio. Por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Además, son perros que requieren de mucho espacio por lo que es imprescindible contar ocn un jardín o un terreno donde pueda correr y sentirse libre.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Torsión gástrica

Anuncios relacionados

Ver todo
Dogo Alemán perros en venta en Beniel, Murcia - Propaganda 1
2
1 día

Cachorros Dogo Aleman

Dogo AlemánAños: 1 semana4 macho / 5 hembra
Excelente camada de dogo aleman - gran danes, disponible color merle, negro y arlequin. Línea de campeones, Crianza familiar y responsable ,seleccionamos a las familias, contrato y contacto de por vid
BESHAID
BESHAID
Murcia
Criador
Dogo Alemán perros en venta en Avilés, Asturias - Propaganda 2
2
2 meses

Himalaya

Dogo AlemánAños: 13 semana
Es hijo de Ehtiaz de ALTO IMPERIO y de Fleur de gut Stepprath ALTO IMPERIO. A
Alto Imperio
Alto Imperio
Avilés
Criador