Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Cocker Spaniel Inglés

Esperanza de vida11 - 12 años
PesoMacho:13 - 14 kgHembra:13 - 14 kg
AlturaMacho:39 - 41 cmHembra: 38 - 38 cm
Pedigrí
ApodosEnglish Cocker Spaniel, Cocker Spaniel Inglese
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Cocker Spaniel Inglés

A pesar de la fama de cascarrabias, escandaloso y malhumorado que acostumbra a tener el Cocker Spaniel Inglés, el poeta inglés del siglo XIV Chaucer, autor de Los cuentos de Canterbury, escribió de este Spaniel que era un perro muy afectuoso, incluso “tanto como una mujer en busca de marido”.

Origen

La teoría más aceptada dice que los Spaniels ya corrían por Inglaterra en el siglo XIV. Durante mucho tiempo se llamaba Spaniel a toda una gama de perros más o menos grandes, pesados o ligeros, de caza o de lujo. No fue hasta 1883 que se reconoció al Cocker como raza y rápidamente se extendió a Estados Unidos y Canadá. La divergencia entre los criadores americanos y los ingleses fue uno de los motivos del nacimiento del Cocker Spaniel Inglés propiamente dicho.

Comportamiento

El Cocker Spaniel Inglés es un perro activo, bullicioso, apasionado, dulce y dócil. Tiene una mirada triste que le ayuda muchas veces a salirse con la suya, tiende a ser un poco manipulador y dominante. Des de cachorro hay que educarlo con firmeza. Se adapta muy rápido al entorno, ya sea campo o ciudad.

Aspecto

El Cocker Spaniel Inglés es armonioso, fuerte y compacto. Sus extremidades son musculosas y de osamenta fuerte. Tiene unas orejas implantadas al nivel de los ojos revestidas de unos bellos flecos de pelos largos, rectos y sedosos. La cola la lleva horizontal y se acostumbra a cortar, pero no demasiado. Su pelo es plano y de textura sedosa. También tiene flecos en las patas anteriores, el cuerpo y las posteriores por encima de los corvejones. Puede ser de varios colores, menos unicolor blanco.

Cuidados específicos

El Cocker Spaniel Inglés es muy vital y requiere hacer mucho ejercicio diario, no bastan dos o tres pequeñas salidas al día. También necesita un cepillado de pelo regular, los pelos muertos se han de ir arrancando.
Cuando el Spaniel Inglés salga al campo será necesaria una revisión posterior de las orejas para comprobar que no tenga ninguna espiga u objeto enredado.

Salud

El Cocker es un perro duro pero acostumbra a tener bastantes problemas oculares (atrofia progresiva de retina, cataratas y glaucoma) y muchas veces se vuelve ciego cuando pasa de los 10 años. Las orejas son otro gran problema. Al tenerlas largas y caídas, se van arrastrando por el suelo y esto propicia las infecciones de oído.

Historia de la Cocker Spaniel Inglés

La historia antigua del Spaniel

Hacia el año 500 a.C., cuando los cartagineses desembarcaron en España durante uno de sus viajes por el Mediterráneo, los soldados vieron gran cantidad de conejos y gritaron «¡Span, span!» (span significaba conejo en cartaginés). Así pues, esa tierra fue llamada Hispania, o «la tierra de los conejos», y los perros que vieron persiguiendo a los conejos fueron conocidos como Spaniel o «perros conejeros».

¿Es así como obtuvieron los Spaniel su nombre? O es a partir de la fantasía de Virginia Woolf, que nos explica este pequeño y delicioso cuento en su libro Flush, que trata acerca de la biografía del Spaniel de Elizabeth Browning. Es muy posible que el Spaniel viviera en los países mediterráneos y, por tanto, también en España. Quizás obtuviese su nombre de la palabra vasca «Espana ». El hecho de que haya varias razas de tipo Spaniel en Francia que son llamadas «Epagneuls» también nos hace apuntar en esta dirección.

El hecho es que el Spaniel puede ser considerado como una de las razas más antiguas de la historia. En el Metropolitan Museum de Nueva York, se puede ver una pequeña estatua de terracota que tiene, decididamente, un aspecto de Spaniel. La escultura tiene más de 2.000 años y pertenece a la Colección Chipriota.

Se pueden ver más pruebas de la antigüedad de la raza en la primera mención de un Spaniel en las leyes irlandesas, del 17 d.C., en una declaración acerca de que los «Spaniel de aguas» debían ser dados al rey como tributo. Los Spaniel también viajaron hasta Gales, donde eran los muy apreciados perros del rey Howell Dha (Howell el Bueno). El cariño del rey por sus Spaniel fue tan lejos como para hacer especial mención hacia ellos en una de las leyes del país, en el año 948 d. C. En esa época, y por el precio de un Spaniel, uno podía comprarse un cierto número de cabras, mujeres, esclavos o gansos. En estas leyes se divide a los animales en aves, bestias y perros, y la clasificación de «perros» estaba dividida en rastreadores, galgos y Spaniel.

La primera mención de un Spaniel en la literatura inglesa, se remonta a una época tan antigua como la de Geoffrey Chaucer (1340-1400) y a Gastón de Foix, que murió en 1319. Chaucer, autor de los Cuentos de Canterbury, cita al Spaniel varias veces («como Spaniel que era estaba en su regazo»), lo que nos demuestra, sin duda, que el Spaniel era conocido en Inglaterra hace 600 años. Gastón de Foix cita al Spaniel en su obra El Espejo de Febo, también conocida como El Libro de la Caza. Gastón de Foix era un barón feudal que vivió en Francia, cerca de la frontera con España, y estaba convencido de que España era el lugar de origen del Spaniel. «Otro tipo de perro hay, llamado perro para el halcón, y los Spaniel, ya que los de su tipo vinieron de España, aunque no obstante puedan haber muchos en otros países. Tales perros tienen muchas buenas costumbres y maldad. También, un buen perro para el halcón debería tener una cabeza grande, un cuerpo grande y debería ser de color claro: blanco o leonado (esto es: pío, con manchas o moteado), ya que siendo de color claro y de tal color, serán, comúnmente, mejores». Luego los describe como «perros con una gran cabeza y un cuerpo grande y fuerte. Su color es rojizo y blanco, roano anaranjado, pero también pueden verse los de color negro y blanco. Corren y mueven la cola y hacen que las bestias salvajes o las aves de caza levanten el vuelo o echen a correr. Su trabajo idóneo lo hacen con la perdiz y la codorniz. También se les puede enseñar a llevar a las perdices y a las codornices hacia la red y les encanta nadar».

Otra referencia antigua a los Spaniel se puede ver en el Libro de St. Albans (1468), también llamado El Libro de los Deportes de Campo, escrito por la dama Juliana Berners, priora del convento de monjas de Sopwell, en Hertfordshire. Es, obviamente, un libro escolar y se asume que fue escrito para su uso por parte del hijo del rey Enrique IV, el príncipe Enrique, para enseñarle a leer y para hacer que se familiarizara con los nombres de los animales y con las expresiones que se utilizaban en la venatoria y en los deportes de campo.

En el libro hay frecuentes menciones a los Spaniel que había en la residencia real. Así pues leemos que a «Robin, el cuidador de los Spaniel de su Majestad el Rey» se le pagaba una cierta suma «para paños de pelo con los que frotar a los Spaniel».

Redes

En los tiempos de Enrique VIII, los muchos banquetes requerían de grandes cantidades de comida, de entre la que la caza formaba parte importante. La caza, como la perdiz, la codorniz, el faisán, el conejo y la liebre, era atrapada con lazos, pero debido a la inacabable demanda, se buscó algún medio más rápido para atrapar a los animales de caza. Este método se consiguió gracias a las redes. Los Spaniel eran utilizados para conducir a las aves hacia los pajareros, que estaban dispuestos con sus redes extendidas. El perro y las aves eran cazados bajo la red. Los Spaniel que eran usados para este tipo de trabajo eran llamados Spaniel «colocadores» o «posadores», y son los ancestros de nuestros setters de hoy día.

En su libro Tratado de los Perros Ingleses (1570), el Dr. Caius (seudónimo de John Keyes) describió la forma en la que se enseñaba a los perros a dejarse cazar bajo la red. El Dr. Caius clasificó a los perros de caza bajo dos grupos: Venatici, usados con el propósito de cazar animales salvajes y Auscupatorii, usados para cazar aves. Subdividió este último grupo en «Setters, que son los que encuentran la caza de la tierra» y en «Spaniel, que encuentran la caza en el agua». Llamó a este grupo Hispaniolus. También era de la opinión de que el origen de estos perros estaba en España. Los describe como perros blancos con manchas rojizas y (como siendo más raros) de color rojo o negro, y le otorga una especial mención a un perro traído desde Francia en 1570 y que era «moteado por todo su cuerpo de blanco y negro que entremezclaban su color para dar lugar a un azul mármol que embellecía su piel y que le otorgaba un aspecto y porte de gran belleza». Ése fue, sin duda, el primer Spaniel ruano azul.

En los siglos XVI y XVII fue reconocido otro tipo de Spaniel: el Spaniel miniatura. Como el Spaniel miniatura de esos tiempos era de mayor tamaño y corpulencia que los Spaniel miniatura de hoy día, es bastante posible que existiera una relación entre el Blenheim Spaniel, el King Charles Spaniel y los Spaniel cazadores. Además, no era infrecuente que los Blenheim Spaniel fueran utilizados en el campo.

Los primeros Cocker

Con la invención de las armas de fuego, la caza con redes desapareció y los animales de caza eran abatidos mediante disparos. Los Spaniel eran usados para localizar la caza y para indicar dónde se encontraba para que así se le pudiese disparar y los Spaniel levantadores tenían que levantar la caza desde donde estaba escondida.

En el Sportsman’s Cabinet (Gabinete de los Cazadores), escrito por Nicholas Cox y publicado en 1803, hallamos una descripción del Spaniel: «La raza de perros bajo la denominación de Spaniel es de dos tipos, uno de los cuales es de bastante mayor tamaño que el otro, y que son conocidos como Spaniel levantadores (tal y como sea aplicable a cualquier tipo de caza de cada país). El pequeño se llama Cocker Spaniel o Spaniel para la becada y está más adaptado a la caza entre matorrales y la de la becada (woodcock en inglés), para las cuales son particularmente apropiados y parece como si la naturaleza los hubiera diseñado para esto.» Así pues podemos asumir que el Cocker Spaniel Inglés consigue su nombre a partir de la becada o, tal y como creen algunos, del faisán macho (cockpheasant en inglés). Cox continúa para dar una descripción del Cocker, que «tiene una forma más corta y más compacta, una cabeza más redondeada, una trufa menor, las orejas largas (y cuanto más largas más apreciado), las extremidades cortas y fuertes, el pelaje con una mayor tendencia a rizarse que en el caso de los Spaniel mostradores de caza (Springer Spaniel) y que es más largo, especialmente en la cola, que generalmente está cortada. Es de color marrón (hígado) y blanco, rojizo, blanco y rojizo, negro y blanco, totalmente marrón (hígado) y no es infrecuente que sean de color negro y con las extremidades y el hocico de color marrón». Debido a la gran similitud entre algunos de estos Cocker y el Pequeño Perro de Aguas, tanto en lo que respecta a su figura como a su disposición, existen pocas dudas, pero podrían haberse originado a partir del cruce entre el Spaniel Levantador de la caza y estos últimos. El Cocker es, una vez más, alabado por la rapidez de acción en el campo, por su incansable entusiasmo para encontrar y perseguir a una liebre o para buscar a las aves de caza. Se dice que su cola está «en continuo movimiento», un rasgo que, afortunadamente, ha sido conservado en nuestros Cocker de hoy día, cuyas colas no dejan de moverse.

En el curso del siglo XIX vemos una nueva variedad de Spaniel: el Field Spaniel (Spaniel de campo). La principal diferencia entre el Field y el Cocker Spaniel Inglés es su peso. El Field Spaniel era un perro fuerte de color negro cuyo peso debía superar los 11,5 kg, ya que si no sería clasificado como Cocker. El hecho de que los cachorros de una camada pudieran ser clasificados como Cocker Spaniel o como Field Spaniel era negativo para ambas razas y, mientras que la popularidad del Field Spaniel estaba creciendo, el futuro del Cocker Spaniel no parecía demasiado halagüeño. La decisión del Kennel Club (el club canino del Reino Unido) de reconocer que eran de razas diferentes salvó, probablemente, al Cocker de la extinción. Se podía ver a los Field y los Cocker Spaniel en las exposiciones y el Cocker comenzó a experimentar una mejora constante.

Historia de la raza en Gran Bretaña

Sin duda fue Mr. James Farrow el que estableció las bases para la raza tal y como la conocemos hoy día. El original Obo nació el 14 de junio de 1879. Su Bob Obo fue el precursor del Cocker Spaniel Inglés actual. Nombres tales como Champion Ted Obo y Tim Obo todavía se pueden encontrar en los pedigrees de nuestros Cocker actuales. Fue también Mr. James Farrow quien, en 1902 fundó el Cocker Spaniel Club of Great Britain, que todavía hoy prosigue con fuerza. También en 1902, el Kennel Club publicó el primer estándar oficial de la raza.

Un contemporáneo de Mr. Farrow fue Mr. C. A. Phillips, que dio origen al afijo Rivington. Cruzó entre sí Cocker negros y de color que procedían todos ellos de animales descendientes de Obo. Mr. Phillips tenía particular interés por la capacidad de trabajo de los Cocker Spaniel, y ayudó a promocionar las pruebas de campo a principios de siglo. Él fue un competidor que tuvo gran éxito y crió a muchos campeones de las pruebas de campo, de los cuales Rivington Simon, Rivington Rogue y Rivington Reine son, probablemente, los más conocidos.

En 1875 Mr. R. Lloyd fundó su criadero «Of Ware», que más tarde demostraría ser increíblemente influyente. El nombre «Of Ware» no fue presentado por Mr. R. Lloyd, sino por su hijo H. S. Lloyd, que se encargó del criadero después de la muerte de su padre. Fueron «Of Wares» famosos los campeones Invader of Ware, Whoopee of Ware y Exquisite of Ware, que fueron seguidos por muchos otros durantes los años posteriores. La influencia de los perros de Mr. Lloyd continuó siendo fuerte hasta bastante después de la segunda guerra mundial.

Otro criadero que merece mención debido a su éxito y a su influencia en la historia de la raza es el afijo «Bowdler» de Mr. R. De C. Peele, fundado en 1898. Ch. Ben Bowdler era el padre de Ch. Bob Bowdler ex Judy Bowdler, que además fue la madre de Ch. Rufus Bowdler. A partir de Jetsam Bowdler y de Jock Bowdler nació Rocklyn Magic, un perro que aparece en muchos pedigrees y que era un buen semental.

Breaside Bustle es un nombre que nos es familiar a muchos de nosotros. Nació en 1894 y fue el padre de Blue Peter, un perro que tuvo una importante influencia para arreglar y transmitir las características de la variedad de color. Otro hijo de Breaside Bustle fue Ch. Ben Bowdler. La mayoría de nuestros Cocker Spaniel Inglés de color se remontan a este maravilloso macho: Breaside Bustle. El propietario del afijo Breaside fue Mr. J. M. Porter.

Durante la primera guerra mundial, se paralizaron todas las actividades de cría, pero después de la guerra, unos pocos criadores dedicados triunfaron a la hora de restaurar a la raza y el Cocker Spaniel Inglés se volvió más popular que nunca, tanto en el campo como en el ring de las exposiciones de belleza. De todas formas, las condiciones en el campo variaron y se pidió a los Cocker Spaniel Inglés que cobraran la caza. Para ser capaz de cobrar, el perro debe estar en equilibrio y el equilibrio necesita de un cuello fuerte y de un dorso corto. Para el alargado y paticorto Cocker, que tiene un cuello comparativamente corto, esta nueva labor demostró ser imposible y los criadores empezaron a apuntar hacia un perro más cuadrado, con mayor longitud de extremidades y de dorso más corto. Fue esta variedad la que viajó por todo el mundo: Europa, India, Sudáfrica, Australia, China, Canadá y Nueva Zelanda.

Criadores influyentes del periodo que va de 1918 hasta 1940 fueron Mrs. A. H. Gold, del criadero «Oxshotts», cuyo perro criado en casa Ch. Oxshott Marxedes fue un famoso macho; Mrs. Judy de Casembroot, del criadero «Treetops», que triunfó en cuanto al establecimiento de una línea de perros negros muy exitosos y homogéneos, de los cuales Treetops Walkie Talkie es, probablemente, el mejor recordado; y Mrs. Veronica Lucas-Lucas, que fundó su criadero «Sixshots» en los años 30, empezando con perros negros y rojizos, pero incluyendo más tarde perros particolores. Se dice que Sixshot Black Swan tuvo una enorme influencia en el Cocker de un solo color de hoy día.

El criadero «Broomleaf», fundado por Mrs. Kay Doxford se convertiría en una poderosa fuerza para los buenos Cocker rojizos y negros. Su Ch. Broomleaf Bonny Lad of Shillwater no sólo ganó 15 Challenge Certificates, sino que también se clasificó en pruebas campo y demostró ser un muy buen semental.

En los años entre las dos guerras, los Cocker Spaniel Inglés prosperaron muy bien. La raza era popular y estaba floreciendo, y culminó con las victorias en forma de Best in Show (Mejor Perro de la Exposición) de Sh. Ch. Lucky Star of Ware en la Exposición Canina Crufts de 1930 y 1931. Este éxito fue repetido en 1938 y 1939 por Sh. Ch. Exquisite Model of Ware y de nuevo en 1948 y en 1950 (no se celebró el Crufts en 1949), cuando Sh. Ch. Tracy Witch of Ware se convirtió en Best in Show (Mejor Perro de la Exposición) en el Crufts.

Junto con Lorna, Condesa de Howe, Mr. Lloyd es el único que ha logrado ganar un Best in Show dos años seguidos en el Crufts, ¡y lo hizo tres veces! Ningún criador desde entonces ha tenido tanto éxito. En 1970, Mrs. Joyce Caddy se quedó cerca cuando su Ch. Ouaine Chieftain ganó el Reserve Best in Show (Segundo Mejor de la Exposición), y en 1996 Caniou Cambrai, de Mrs. Patricia Bentley, ganó el Best in Show.

La segunda guerra mundial supuso, de nuevo, un freno para la cría y muchos criadores tuvieron que sacrificar a todos sus animales, debido al miedo provocado por una posible invasión. Mientras que durante la primera guerra mundial continuaron las exposiciones, esto no sucedió durante la segunda. Al final de la guerra, los criadores empezaron, tentativamente, a criar de nuevo y a medida que creció la demanda de cachorros, se llevaron a cabo más camadas. Mr. H. S. Lloyd continuó, y aunque disponía de un menor número de perros, todavía tenía un pequeño grupo de sementales en los cuales confiaron mucho los criadores.

Nueva gente empezó a trabajar con la raza, como Mrs. Kay Holmes, del afijo «Pentavy», que tuvo éxito en lo que respecta a establecerse como criadora y juez en las exposiciones de belleza; y Mrs. Sylvia Jones, del afijo «Courtdale», cuyo Sh. Ch. Courtdale Flag Lieutenant fue un macho probado. Su hijo, Courtdale Sub Lieutenant fue exportado a Alemania, donde contribuyó enormemente al establecimiento del Cocker particolor.

Una nueva estrella, que ganó popularidad muy rápidamente, fue el criadro «Lochranza» de Miss Macmillan y Miss Charles. Los perros con su afijo que siempre serán recordados son Sh. Ch. Lochranza Dancing Master, Lochranza Merryleaf Eiger, Sh. Ch. Lochranza Strollaway y muchos, muchos otros.

Habiendo llegado a los años 50, vemos que esta década puede ser calificada como de excepcional para los Cocker Spaniel Inglés. Muchos de los criaderos fundados hacía tiempo continuaron produciendo perros y perras de gran calidad, y los criaderos que habían comenzado durante o después de la guerra se hicieron un buen nombre por derecho propio. Uno de esos criaderos previos a la guerra y que creció enormemente después de 1948 fue el afijo «Colinwood» de Mr. A. W. Collins. En casi cualquier pedigree de nuestros Cocker Spaniel Inglés actuales podemos encontrar al Cocker tricolor Ch. Colinwood Cowboy, que tuvo una enorme influencia sobre la raza, además de a Sh. Ch. Colinwood Silver Lariot. Mr. Alf Collins murió en los años 60, después de haber trabajado con la raza durante más de 40 años. Le dejó el criadero y el afijo a su hija, Mrs. Woolf, tan involucrada y con tanta ilusión con los Cocker Colinwood como lo estaba su madre y lo sigue estando ella actualmente como criadora y como juez.

El criadero «Craigleith» de Cocker Spaniel Inglés, fue fundado por Mrs: Mollie Robinson que merece una mención. Ella produjo algunos de los mejores ganadores, no sólo en Gran Bretaña, sino también en muchos otros países, sobre todo en los Estados Unidos y en Sudáfrica. Sus Cocker más famosos son, probablemente, Sh. Ch. Craigleith Cinderella, Sh. Ch. Craigleith Maggie May, Sh. Ch. Craigleith Sweet Charity y Sh. Ch. Craigleith The Waltz Dream.

En 1963, el mundo del Cocker Spaniel Inglés sufrió una gran pérdida con la muerte de Mr. H. S. Lloyd, pero afortunadamente su hija, Jennifer, que compartía su amor por los Cocker continúa con los afijos «Of Ware» y «Falconers».

El primer perro que fue inscrito con el afijo «Scolys» fue Scolys Simon, en 1955, criado por Mrs. Dilys Schofield. Crió varios campeones, tanto en casa como en el extranjero, pero su perro más famoso fue Sh. Ch. Scolys Starduster, que no sólo fue considerado como el prototipo para el estándar de la raza, sino que fue también un gran padre de campeones. Está a la misma altura que otro perro que resultó ser muy influyente: Sh. Ch. Goldenfields Minstrel Boy.

Hoy día, la raza sigue prosperando. Hay un gran número de criadores dedicados y en las exposiciones vemos muchos Cocker Spaniel Inglés de gran calidad.

El Cocker en la Europa continental

La historia del Spaniel tiene su origen en el continente (en España) y por toda Europa vemos que cada país tiene su propio tipo de «Spaniel». Francia tiene el Épagneul, Alemania el Wachtelhund y Holanda el Kooikerhondje. Los primeros Cocker Spaniel Inglés fueron importados desde Gran Bretaña allá hacia los años 1890. Durante las dos primeras décadas de este siglo fueron usados, sobre todo, para la caza y para las pruebas de campo, pero en los años 20 y en los 30 se veían más Cocker en los rings de las exposiciones. La verdadera popularidad no llegó hasta los años 30, pero la segunda guerra mundial puso fin a la cría. Los criadores se las arreglaron para continuar rápidamente después del final de la guerra, y en los años 50 y en los 60 la raza estaba, de nuevo, floreciendo.

Una criadora cuya influencia fue mucho más allá de las fronteras holandesas fue Mrs. L. van Herwaarden, del afijo «Wagtail». Estaba muy determinada a crear una buena línea de Cocker de un solo color y particolores y se las arregló para importar hermosos perros de excelente calidad desde Inglaterra. Durante casi tres décadas dominó en la pista de exposición. Exportó a la mayoría de los países europeos y a los Estados Unidos. Sus perros ganaron muchos Best in Show en distintos países europeos, pero el más conocido es, probablemente, Woodcock’s Memory, que ganó el Best in Show en la Exposición Mundial (World Show) en Frankfurt, en 1935.

Hoy día vemos a un gran número de criadores en los muchos países del continente, y en las exposiciones siempre hay un buen número de Cocker Spaniel Inglés, tanto de un solo color como multicolores.

El Cocker en América

La historia del Cocker Spaniel Inglés en América es muy interesante. Pocos americanos se dan cuenta que desde el punto de vista del resto del mundo, el bien conocido Cocker Spaniel Inglés es la variedad inglesa. Fuera de los Estados Unidos hay Cocker Spaniel Inglés y Cocker Spaniel Americano, mientras que en los Estados Unidos hay Cocker Spaniel y Cocker Spaniel Inglés.

En los años 1870 había varios criadores de Field Spaniel y de Cocker Spaniel Inglés y, al igual que en Inglaterra la línea divisoria entre las dos razas la marcaba el peso. El límite del Cocker estaba alrededor de los 12,7 kg, y cualquier perro que pesara más era un Field Spaniel. Esta situación cambió cuando en 1884, un par de hijos de Obo llegaron in utero desde Inglaterra. Mr. Farrow había enviado a la perra Chloe II, preñada por Ch. Obo a Mr. F. F. Fletcher. Uno de esos cachorros, Obo II, fue vendido a Mr. J. P. Wiley y este perro demostró ser tan importante como su famoso padre. Lo que Obo II hizo por la raza en los Estados Unidos fue tan importante como lo que hizo su padre en Inglaterra: consiguieron establecer el peso y el tipo en la raza. El interés por la raza en 1890 se volvió muy grande y la raza prosperó.

De todas formas y con el tiempo, se vio que los Cocker estaban volviéndose más pequeños y que algunos de ellos tenían más bien un aspecto como de miniatura. El nuevo estándar en EE.UU., publicado en 1901, no hizo nada por solucionar ese problema: aceptaba a los Cocker tal y como eran y no potenció el desarrollo de un tipo de perro más fuerte y competente. Mr. Wiley, cuyo criadero había sido muy importante durante los primeros años, intentó el cruce con los Field Spaniel. Cuando eso no le proporcionó los resultados que quería, acabó retirándose para la tristeza de los amantes de los Cocker.

Obviamente debía hacerse alguna cosa. La tendencia hacia una disminución del tamaño, un cráneo abovedado y unos ojos redondeados eran, claramente, una herencia de la sangre del King Charles Spaniel, que había sido introducida en una época anterior. El Cocker se volvió tan refinado y hermoso que su clasificación en el Grupo de Perros de Caza era, en gran medida, una cuestión de tolerancia, y era frecuentemente cuestionada.

De todas formas debemos agradecer a la Sporting Spaniel Society (Sociedad del Spaniel de Caza) por haber salvado al Cocker de convertirse en un perro miniatura y por haber evitado la extinción del Springer Spaniel. Estos criadores se organizaron (con el material que tenían: los Keeper Spaniel marrones –hígado– y blancos y negros y blancos, los Clumber, el Old English Water Spaniel, el Sussex y los cruces de setter/spaniel que eran propiedad de los cazadores) para así desarrollar el Springer Spaniel. Con esto crearon como subproducto un Cocker que estaba cercanamente emparentado con el Springer actual tal y como el Cocker original lo estaba con el Field Spaniel. Ésta podría muy bien ser la explicación de por qué tantos pedigrees de Cocker Spaniel Inglés no pueden ser seguidos hacia atrás para llegar a Obo II, mientras que muchísimos de los Cocker Spaniel Americanos sí pueden.

Alrededor de 1910 los criadores se dieron cuenta de que los dos tipos: el Inglés y el Americano, ya no eran compatibles y cesaron las importaciones. De todas formas, hacia esa época Inglaterra había desarrollado el más moderno Cocker Spaniel Inglés, de dorso más corto y extremidades más largas y a finales de los años 20 estos Cocker comenzaron a aparecer, en número creciente, por los Estados Unidos. Este perro, que era tan diferente de lo que los amantes del Cocker Spaniel Americano consideraban como ideal, no podía competir en las pistas de exposición junto con los Cocker Americano y los intentos por incorporar sus calidades en el bien establecido Cocker Spaniel Americano se toparon con la falta de voluntad.

Fue gracias a Mr. E. Shippen Willing, un dedicado amante de la variedad británica, y a Mr. Russell H. Johnson Jr., Presidente del American Kennel Club, que esta variedad británica fuera reconocida como tal y que se le dieran categorías en las exposiciones de 1936. A partir de ese momento, el Cocker Spaniel Inglés se desarrolló rápidamente. Cocker Spaniel Inglés de calidad de Gran Bretaña, Holanda y Alemania fueron importados y la raza comenzó a asentarse por derecho propio hasta que la segunda guerra mundial puso fin a esto. Las importaciones llegaron a su fin, la cría se redujo y las exposiciones caninas disminuyeron en número. Mrs. Geraldine R. Dodge, una de las primeras amantes de la raza se valió de este silencioso periodo de tiempo para demostrar que las dos variedades eran, de hecho, razas diferentes. Demostró que habían sido criadas por separado durante más de las cinco generaciones requeridas y reescribió el estándar para el Cocker Spaniel de tipo Inglés, haciéndolo suficientemente diferente del estándar del Cocker Spaniel Americano para que así no hubiera la menor confusión. Triunfó en 1946, cuando las dos razas fueron oficialmente separadas y el American Kennel Club reconoció al Cocker Spaniel Inglés como raza. Mientras que los Cocker Spaniel Americano siguen siendo una de las razas más populares en los Estados Unidos, el Cocker Spaniel Inglés está también firmemente asentado allí.

Si deseas saber más sobre el Cocker Spaniel Inglés te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Cocker Spaniel Inglés Serie Excellence:

Apariencia de la Cocker Spaniel Inglés

Apariencia general

Es un perro alegre, robusto, deportivo, bien equilibrado, compacto; la medida del suelo a la cruz y de ésta a la inserción de la cola es aproximadamente igual.

Temperamento/ Comportamiento

De naturaleza alegre, su cola en constante meneo presenta un movimiento animado típico, particularmente cuando sigue un rastro, no le teme a los matorrales espesos. Dócil y cariñoso, aunque lleno de vida y exuberancia.

Cabeza

Región craneal

  • Cráneo: Bien desarrollado, bien modelado, no muy fino ni muy tosco.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Bien marcada, situada a media distancia entre la punta de la nariz y el occipital.

Región facial

  • Trufa: Bastante ancha para que pueda desarrollar sus dotes olfativos.
  • Hocico: Cuadrado.
  • Mandíbulas/ Dientes: Debe tener maxilares fuertes; mordida en tijera, es decir, que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto con la cara externa de los incisivos inferiores y colocados en ángulo recto con los maxilares.
  • Mejillas: No prominentes.
  • Ojos: Grandes pero no saltones. Deben ser de color marrón o marrón oscuro, pero nunca claros, excepto en el caso de ejemplares de pelaje color hígado, hígado ruano e hígado y blanco, en que éstos podrán ser de color avellana oscuro para armonizar con el pelaje. Su expresión es inteligente, dulce, pero bien alerta, brillante y alegre; el borde de los párpados bien pegado.
  • Orejas: De forma lobular, de inserción baja al nivel de los ojos. Extendidas deben llegar a la punta de la nariz, bien cubiertas con pelo largo y sedoso.

Cuello

Moderadamente largo, musculoso. Se une con elegancia en las espaldas. Cuello sin papada.

Cuerpo

Fuerte, compacto.

  • Línea superior: Firme, horizontal. Desciende levemente desde el final del lomo hasta la inserción de la cola.
  • Lomo: Corto y amplio.
  • Pecho: Bien desarrollado, tórax profundo; no debe ser ni muy ancho ni demasiado estrecho en el frente. Costillas bien arqueadas.

Cola

De inserción levemente más baja que la línea superior. Debe ser alegre en acción y llevada a nivel, nunca hacia arriba, habitualmente amputada.

  • Amputada: Nunca demasiado corta que no se vea, ni muy larga que interfiera en el incesante movimiento alegre cuando el perro está en acción.
  • Sin amputar: Levemente curvada, de largo moderado, proporcionada al tamaño del cuerpo dando la apariencia de un buen balance general, idealmente no debe sobrepasar el garrón.

Gruesa en la base, adelgazándose hasta una punta fina, con buen fleco correspondiendo al manto.
Alegre en acción, llevada en el mismo nivel que la línea superior, no más arriba, ni más baja que demuestre timidez.

Extremidades

Miembros anteriores

Rectos, de buenos huesos y suficientemente cortos para desarrollar fuerza concentrada; sin embargo, no deben ser muy cortos para que no interfieren en el tremendo esfuerzo que se espera de este magnifico perro deportivo.

  • Hombros: Oblicuos y delgados.

Miembros posteriores

Anchos, bien redondeados y muy musculosos, de buenos huesos.

  • Angulación de la rodilla: Bien angulada.
  • Corvejón: Debajo de la articulación tibio-tarsiana, corto, que le permita desarrollar un fuerte impulso.

Pies

Sólidos, de gato, con almohadillas plantares gruesas.

Movimiento

Natural en su acción, con poderoso impulso que le permita al perro cubrir bastante terreno.

Pelaje

Pelo

Liso, de textura sedosa, nunca áspero u ondulado, no muy profuso y nunca rizado. Las extremidades anteriores, el cuerpo y las extremidades posteriores por encima de los corvejones deben tener suficientes flecos.

Color

Varios. En aquellos ejemplares de color sólido, solo se permite una mancha blanca en el pecho.

Tamaño y peso

Altura a la cruz aproximada

  • Machos: Entre 39 y 41 cm (15,5 - 16 pulgadas).
  • Hembras: Entre 38 y 39 cm (15 - 15,5 pulgadas).

Peso aproximado

Entre 12,5 y 14,5 kg (28 - 32 libras inglesas).

Faltas

  • Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.
  • Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Cocker Spaniel Inglés su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo.
  • Cepillado diario o dos o tres veces por semana.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • Corte por peluquero canino.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Cocker Spaniel Inglés requiere de mucho ejercicio. Por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Son perros que se adaptan vien a la vida en un departamento, por lo que prefieren vivir dentro de casa que en el jardín. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Displasia de cadera
  • Cataratas 
  • Glaucoma
  • Atrofia progresiva de retina
  • Nefropatía familiar
  • Cardiomiopatía 

Anuncios relacionados

Ver todo
Cocker Spaniel Inglés perros en venta en León, León - Propaganda 1
1
1 mes

duke

Cocker Spaniel InglésAños: 5 meses
Si te gusta este cachorro, puede ser tuyo, ya que está disponible. MundoAnimalia te pone en contacto con el criador para que puedas comprarlo.
Entrevarales
Entrevarales
León
Criador con Afijo y Núcleo Zoológico
Cocker Spaniel Inglés perros en venta en Abanilla, Murcia - Propaganda 2
2
1 mes

Cocker Spaniel Inglés

Cocker Spaniel InglésAños: 12 semana1 hembra
Impresionante hembrita de color dorada, criada en ambiente familiar, acostumbrada a niños y otros animales. Se entrega a su edad correspondiente con vacunas y desparasitaciones al día, microchip y L.O
De Cornualles
De Cornualles
Abanilla
Criador
Cocker Spaniel Inglés perros en venta en Abanilla, Murcia - Propaganda 3
2
1 mes

Cocker Spaniel Inglés

Cocker Spaniel InglésAños: 12 semana1 hembra
Impresionante hembrita de color negro criada en ambiente familiar, acostumbrada a niños y otros animales. Se entrega a su edad correspondiente con vacunas y desparasitaciones al día, microchip y L.O.E
De Cornualles
De Cornualles
Abanilla
Criador