Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Caniche Gigante

ApodosPudel, Giant Poodle, French Poodle, Barbone
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Caniche Gigante

El aspecto elegante del Caniche, su variedad de tamaños y su inteligencia, han hecho que a menudo se lo emplee en números de circo.

Origen

Durante muchos siglos el Caniche y el Barbet fueron la misma raza. Este perro se usaba para la guarda de cabras y ovejas y para la caza de pájaros salvajes. Hacia el siglo XVI se empezaron a diferenciar progresivamente. Algunos ejemplares siguieron siendo cazadores o guardianes pero otros se aparearon con spaniels para hacer más suave la textura de su pelo. De ésta segunda hornada nacieron los Caniches, que pronto se convertirían en las mascotas preferidas de reyes y príncipes.

Comportamiento

El Caniche Gigante tiene un temperamento bastante dócil. Como todos los Caniches, el Gigante es fiel, vive ligado a su dueño y a veces lo puede llegar a acaparar, hasta el punto de seguirle a todas partes, observarlo atentamente y sentarse al mismo tiempo que él. Es juguetón, alegre, observador y está considerado como el más inteligente de todas las razas de perros, es capaz de aprender muchas cosas y muy rápidamente. A veces puede ser ladrador ante la presencia de extraños o cuando se queda solo en casa, es bastante protector.

Aspecto

De cuerpo armonioso, firme y musculoso, el Caniche Gigante es el más grande de los Caniches. Tiene unas patas fuertes y bien desarrolladas. Las orejas son bastante largas y las lleva bien pegadas a la cabeza y su hocico es largo, recto y fino. Existen dos variedades de caniche dependiendo del pelo: de pelo rizado (fino, lanoso, bien rizado, elástico, espeso y tupido, formando bucles iguales) y de pelo acordonado (abundante, fino, lanoso y prieto, formando cordoncillos de 20 cm por lo menos). Es preferible que la capa sea unicolor.

Cuidados específicos

El Caniche Gigante es un perro egocéntrico, que necesita premios, aplausos y mucha atención.
Es imprescindible sociabilizarlo desde el principio, ya que por muy cariñoso que sea con los dueños, con los desconocidos puede ser muy asocial y desagradable.
Aunque se adapta con facilidad a la vida de ciudad, el Caniche Gigante necesita espacio y hacer ejercicio, por lo que sería conveniente que pudiera moverse por un jardín.
A veces puede ser bastante glotón y es recomendable regular muy bien las comidas.
Los cuidados de pelo son bastante exigentes y difíciles, es necesario llevarlo a una peluquería profesional.

Salud

El Caniche Gigante es propenso a la displasia de cadera y a los problemas oculares. Las infecciones de oído son frecuentes, es recomendable limpiarlos una vez por semana.

El Caniche, aparte de su talla o color, es un perro de construcción cuadrada y elegante, con una capa que le viene como la corona al rey. Desde el Gigante y/o Standard hasta el diminuto Toy, el Caniche tiene una manera de ser única que trasciende todo lo que hace. Es la manera en que se conduce cuando se le saca de paseo, el suave cimbreo de las patas traseras al capturar una pelota sobre la hierba, la expresión inquisitiva y alerta cuando escucha una voz familiar… todo esto es especial en el Caniche. Y el dueño aprende pronto a reconocer esa singularidad.

Da lo mismo si el Caniche está presentándose en exposiciones o es un simple compañero familiar, en todos los casos debe estar siempre bien acicalado. El arreglo es tan importante para el Caniche que, una vez acicalado, se pavoneará por toda la casa dando muestras de su notoria satisfacción. Podemos comparar lo que siente con lo que sentimos nosotros después de lavar nuestros cabellos con champú: ¡gran bienestar!

Además de amar la vida en general, el Caniche ama aún más a la gente. Es particularmente receptivo a nuestras emociones y estados de ánimo, a los que responde empáticamente. Se nos une en las celebraciones cuando estamos contentos y nos ronda con silenciosa preocupación cuando estamos enfermos, preocupados o tristes.

Es un perro extraordinariamente inteligente que puede aprender un asombroso repertorio de órdenes si se le enseña con paciencia y suavidad. Cobrar patos abatidos y transportar objetos en la boca no son sino ejemplos de una conducta mil veces repetida. A partir del momento en que los primeros dueños de un Caniche descubrieron su tendencia al aprendizaje, esta raza ha sido entrenada para muchos comportamientos, desde ayudar al dueño dentro de la casa hasta bailar en actuaciones circenses por todo el mundo. Al Caniche le encanta complacer. Anhela llamar la atención y tiene un misterioso sentido del humor. Si, por ejemplo, hace algo que causa mucha gracia a su dueño y éste le corresponde con elogios y risas, él lo captará inmediatamente y repetirá la conducta una y otra vez. Los Caniches están genéticamente hechos para trabajar con humanos y usan su propia intuición emocional para crear fuertes lazos con sus dueños.

Su diseño físico es tal que le permite ejecutar muchos juegos atléticos con facilidad. Mantenerse sobre las patas traseras y «danzar», trepar por escaleras y rampas, saltar toda clase de obstáculos y sentarse para «pedir» son algunas de sus habilidades inmediatas. Éstas y otras suertes son posibles debido a su excepcional sentido del equilibrio y la destreza.

Combine inteligencia, intuición emocional, diseño genético y habilidad física en una sola raza canina y usted tendrá al extraordinario Caniche. Un perro de tal versatilidad no es de extrañar que sea considerado el más inteligente y apuesto de todos.

Diferentes tallas, diferentes personalidades

Los Caniches aparecen en una gran variedad de tallas. Para el estándar del Kennel Club y del American Kennel Club, los Toy miden hasta 28 cm a la cruz, los Miniatura miden entre 28 y 38 cm, los Standard miden más de 38 cm, pero generalmente llegan hasta 56, o más. Según el estándar de la FCI los tamaños y tallas son los siguientes: Gigante, por encima de los 45 cm y hasta los 60 cm, con una tolerancia de 2 cm; Mediano, por encima de los 35 cm hasta los 45 cm; Enano, por encima de los 28 cm hasta los 35 cm; y Toy por encima de los 28 cm (tipo ideal, 25 cm). Lo cierto es que existe una talla de Caniche para cada gusto y estilo.

Los Caniches de tallas diferentes a menudo manifiestan diferentes rasgos de conducta. Por ejemplo, el apuesto Standard o Mediano es un Caniche por los cuatro costados, con sus ojos brillantes y expresivos, su devoción por su dueño y la familia, su amor por el aprendizaje y su sentido del humor. Además, se mueve con gran confianza y por ello se destaca también como un guardián de la casa y la familia. Es suficientemente serio y grande como para convertir el intento de penetrar en una vivienda en una experiencia muy desagradable. Su profundo ladrido y valiente actitud son un claro aviso para cualquier intruso que no es prudente forzar la entrada.

Yo tuve una vez un Standard color chocolate que era muy protector de la casa y la familia. En dos ocasiones diferentes saltó a través de una ventana de cristal para dar caza a sospechosos merodeadores que estaban en mi propiedad. Afortunadamente para ambos individuos, yo estaba presente cuando esto ocurrió y pude detener al perro a tiempo, pero ellos captaron rápidamente cuán serio y fuerte puede llegar a ser este perro.

Los Caniches Standard son asimismo lo suficientemente grandes como para tolerar los empujones y tirones de un bebé cuando se agarra de su suave capa en los primeros intentos de aprender a caminar. También son suficientemente nobles con los niños que ya corren, gritan y juegan, si se han criado junto a ellos.

El Caniche Miniatura o Enano es un perro alerta, ágil, activo y de construcción mediana cuya actitud sugiere un curioso interés en todo lo que le rodea. Es muy dócil cuando se pasea con él. También es un excelente perro guardián, ya que advierte sobre la proximidad de extraños. Es lo suficientemente pequeño para viajar bien y se adapta a cualquier clase de hábitat desde un pequeño apartamento hasta una gran finca. También es amistoso como para participar en una reunión social. Tanto los niños como los adultos responden del mismo modo a su rápida agudeza y actitud complaciente hacia todos aquellos que le conocen.

El Miniatura también sirve como un tamaño alternativo para las personas que se han pasado la vida dedicadas al Caniche de mayor talla pero que comprenden en determinado momento que ya no son capaces de mantener a un perro tan grande. En general, el amor de estas personas por los Caniches es para siempre, así que cambiar hacia el Caniche Miniatura se convierte en un paso natural.

Por último, vamos a referirnos al Caniche Toy, también un excelente perro alarma pero en un tono ligeramente más alto. El Toy luce como un delicado y hermoso juguete que tiene una intensa conciencia de su dueño y de los demás que pueblan su mundo. Este diminuto tesoro colma necesidades muy particulares de personas muy especiales. Como es tan pequeño puede ser fácilmente llevado adonde el dueño desee. Los hoteles suelen aceptarlo sin problemas. En los trenes, barcos y aviones se le permite viajar con los pasajeros en lugar de en las áreas de carga. Además, puede ser adiestrado para evacuar dentro de la casa y así se hace innecesario sacarlo diariamente. La gente que vive en climas muy crudos o en grandes ciudades donde puede ser peligroso caminar de noche por las calles puede tener un Toy sin problemas. En cuanto al ejercicio que necesita, es suficiente con los juegos y las actividades caseras, que serán también un estímulo para él. Este perro es asimismo un compañero ideal para aquellas personas ancianas que  están muy limitadas en su locomoción.

Para resumir diremos que los diminutos Toy resultan grandes camaradas para la gente que disfruta un estilo de vida activo y a quien le gusta incluir su perro en todo lo que hace. Una de mis clientes, por ejemplo, tiene un diminuto Caniche color albaricoque (apricot) que viaja en una bolsa de lona que ella lleva colgada del hombro. Si usted se la encuentra en el mercado, nunca imaginará que, escondido en el fondo de la bolsa, va Toby, su mejor amigo. Todo parece indicar que Toby disfruta con el suave vaivén de la bolsa mientras su dueña camina, así que él se acurruca en su suave manta y duerme su siesta durante todo el viaje de compras.

Posibilidades del dueño

Antes de pensar en la talla, el aspirante a ser propietario de un Caniche debe tomar en consideración las necesidades de acicalado. Esta necesidad es constante y no puede ser ignorada. Algunos propietarios deciden arreglar ellos mismos a sus Caniches y adquieren los útiles necesarios para hacer que sus perros se mantengan siempre limpios. Otros prefieren recurrir a un peluquero canino para que sus perros luzcan lo mejor posible. En cualquier caso, un Caniche necesita ser acicalado cada seis u ocho semanas, cepillado diariamente y bañado una vez a la semana. Dado que un arreglo profesional puede ser caro es conveniente que, antes de adquirir un Caniche, calculemos el costo de mantenerlo profesionalmente acicalado durante toda su vida. Además, el arreglo se encarece con el aumento de la talla del perro, de modo que el Gigante y/o Standard es el más costoso de acicalar.

Otros dueños eligen combinar los dos métodos. Contratan un peluquero cada dos meses y en el ínterin, se esfuerzan por mantener la elegante apariencia del perro. Aprenden a cortar uñas, limpiar orejas, cepillar correctamente y bañar a su perro regularmente. Haciendo esto, evitan que la capa se llene de nudos (el peluquero cobrará más si tiene que eliminarlos él).

El dueño ideal de un Caniche es aquella persona que disfruta con la inteligencia y versatilidad de la raza. Estos perros no son «sacos de patatas». A despecho de la talla, son perros activos que necesitan mantenerse ocupados y ser desafiados y estimulados a diario.

Un Caniche no lo pasa bien con su dueño si éste no le dedica tiempo ni comparte su vida con él. Si tiene que quedarse solo en casa durante horas y luego sigue solo cuando su dueño ha regresado del trabajo, será un perro infeliz.

Los Caniches tienen un gran ego y necesitan ser parte activa en las vidas de sus dueños, no importa si ello implica pasear por el parque o por la playa. Uno de sus pasatiempos favoritos es acompañar a sus amos a visitar a los amigos ¡y son excelentes en eso!

Una de las actividades favoritas del Caniche puede ser asistir a clases de obediencia y participar en las competiciones. Dondequiera que hay Caniches y participan en pruebas caninas, destacan en las listas de los ganadores debido a su inteligencia y voluntad para complacer.

Por último, un propietario de Caniche debe ser ese tipo de persona que ama la vida, disfruta riendo y espera con un saludo cada nuevo día, lo mismo que su perro.

Características físicas

Un Caniche debe medir lo mismo desde el suelo hasta la cruz (altura) que desde el esternón hasta la grupa. Para la FCI, la longitud del cuerpo sobrepasa generalmente la altura a la cruz. La línea dorsal (la línea de la columna vertebral desde la cruz hasta la cadera) debe ser paralela al suelo. Debe portar la cola alegremente y ostentar un pompón completo en la punta. Los pies y la cara del Caniche se afeitan (excepto los machos que son mascotas, que pueden usar un bigote). Las orejas son largas, sin cortar y deben estar siempre libres de nudos y materias extrañas. La punta del cráneo se cubre con un pompón que se llama tupé. Éste añade altura al perro y le provee de un marco característico alrededor de sus brillantes ojos y largo hocico.

  • Capa y acicalado

La capa del Caniche está compuesta de dos tipos de pelo. La capa externa debe ser gruesa, rizada y alambrada. La capa interna tiene que ser suave y lanosa para que dé calor. Los cachorros, no obstante, son una excepción. Ellos tienen capas suaves y finas con poco o ningún rizado aunque a menudo son un tanto onduladas. Cuando el perro crece y se vuelve adulto, la capa se torna gruesa y rizada. La mejor manera de evaluar la capa potencial de un cachorro es fijarse en las de los padres. Si ellos tienen buenas capas, los cachorros las tendrán también.

Desde que los primeros cazadores pelaron a sus perros de cobro para evitar que se ahogaran, el estilo de pelado de los Caniches ha sido un tema favorito de conversación entre los amantes de los perros. Al principio, los Caniches mostraban lo mismo un corte «Continental» que la «Silla Inglesa ». Ahora, al cabo de siglos, estos cortes son aún populares, aunque los requerimientos de exposición recomiendan especialmente el tradicional corte «León».

Los cachorros menores de un año se muestran con un arreglo sencillo conocido como «corte de cachorros». Únicamente se pela la cara, la base de la cola y los pies. El pelo del cuerpo se corta ligeramente para darle un borde nítido y parejo y así mejorar la apariencia del can.

El pelado Continental se hace dejando completo el pelo alrededor del pecho y las costillas y afeitando los cuartos traseros y las piernas. Se esculpen sendos y grandes pompones sobre cada cadera, sobre el área de los riñones y alrededor de los tobillos, como una protección contra el frío.

El corte a la Inglesa (Silla Inglesa) permite una capa corta de pelo sobre los cuartos traseros, dejando completa la capa desde la cintura hasta el tupé y las orejas. Los tobillos y las articulaciones de las rodillas se protegen también con pompones.

A todos los Caniches se les deja un tupé sobre el cráneo, que se cepilla y se arregla de modo que se mantenga erecto en forma de pompón redondeado. Mientras que en las exposiciones de casi todo el mundo se permite que los Caniches luzcan lo mismo el corte Continental que la Silla Inglesa, en Inglaterra se prefiere el corte León. Sin embargo, en las competiciones de obediencia se permite que vayan arreglados en cualquier estilo que el dueño desee ya que no se está juzgando su aspecto físico, sino su conducta y voluntad para trabajar con su dueño.

Los Caniches que son únicamente mascotas y todos aquellos que no asisten a exposiciones se pelan y acicalan con diseños fáciles de mantener. A menudo se corta bastante corto el pelo del cuerpo y menos el de las patas, mientras que algunos machos lucen pequeños bigotes alrededor del hocico.

El estilo de pelado de las mascotas lo determina generalmente la voluntad del dueño y su capacidad para mantener la capa bien arreglada. Además, los Caniches que pasan mucho tiempo a la intemperie se pelan más para mantener la capa limpia.

Debemos mencionar que los Caniches no sueltan pelo y son inodoros. Al igual que el de los humanos, su pelo se mantiene en crecimiento, lo que equivale a decir que tienen que ser pelados regularmente durante toda la vida. Este hecho constituye una espada de doble filo. Por una parte, resultan perros caros de mantener y sus posibles dueños no tienen otro remedio que considerar el costo del arreglo de la capa. Pero, por otra parte, como no sueltan pelo, tienen la gran ventaja de estar entre las pocas razas de perros que no dejan pelos sobre la ropa o los muebles. También ocurre que muchas personas que dicen ser alérgicas a los perros no sufren de su mal en la convivencia con los Caniches debido al mismo fenómeno.

  • Color

El color en los Caniches es un quebradero de cabeza. Para los puristas, hay sólo tres opciones: negro, blanco y pardo oscuro. Para otros, hay docenas de matices que empiezan por el crema y terminan por el café con leche, o por el albaricoque claro con todas sus variantes, incluso la del brillante albaricoque que centellea bajo el sol. A partir de éstos usted puede ver matices más intensos que terminan de vez en cuando en un rico pardo chocolate. Desde el negro carbón se puede bajar hasta un gris metálico profundo, pasando por varios matices de gris puro hasta el gris plata.

Los cachorros nacen a menudo más oscuros de lo que serán cuando crezcan. Por ejemplo, los Caniches grises nacen negros y los que nacen de color chocolate oscuro se aclaran generalmente hasta ostentar el color de una ligera leche con chocolate

Yo, personalmente, he tenido ejemplares de color negro, gris metálico, grises medio y claro, chocolate pardo, albaricoque oscuro e incluso bombón escocés claro. A mi modo de ver, la selección del perro acertado para compartir nuestra vida no depende únicamente de su color. Hay rasgos mucho más importantes que éste a tener en cuenta.

Un último comentario en relación con el color. Es importante señalar que los Caniches de color albaricoque y los pardos tienen ojos color ámbar oscuro en lugar de negros. Del mismo modo, sus labios, bordes de los párpados y trufas son de color hígado en lugar de negros. Estas variantes son perfectamente aceptables.

Problemas de salud

Los Caniches bien criados son perros longevos y fuertes que disfrutan siempre de buena salud. No obstante, pueden estar sujetos a determinados problemas y el comprador de un cachorro debe ser consciente de ellos a fin de evitarlos, siempre que le sea posible.

Al igual que los humanos, los Caniches tienen problemas de salud hereditarios. Muchos de ellos se pueden evitar mediante la investigación cuidadosa del nuevo propietario antes de comprar un cachorro. Pregunte al criador acerca de cualquier problema de salud en los padres del cachorro que piensa adquirir.

Por ejemplo, ¿han sido los padres examinados para saber si están libres de cataratas, que pueden causar ceguera? ¿Han sido epilépticos? Y si es así, ¿cómo los controlan? ¿Ha experimentado alguno de los padres problemas ortopédicos y, en caso afirmativo, cuán serios fueron esos problemas?

Ahora profundizaremos en algunos de los problemas de salud que se presentan en esta raza y en otras muchas. Por favor, tenga en cuenta que no todos los ejemplares presentan estos problemas. Sin embargo, es útil que el comprador de un cachorro esté bien informado acerca de los problemas potenciales de la raza que está considerando adquirir.

  • Problemas de la visión

Una catarata es una nubosidad o película sobre la lente ocular que se clasifica según la edad en que aparece, el lugar dentro del ojo y el grado de opacidad. Esta condición es hereditaria y por eso, para prevenir su aparición, los padres deben de ser chequeados antes del cruzamiento.

El glaucoma, que es la causa principal de la ceguera, es producto de un incremento en la presión del fluido ocular. Puede ser hereditario, por eso los padres deben de ser chequeados previamente. Los Caniches Miniatura son propensos a padecer glaucoma de ángulo estrecho, que da dolor y pone rojos los ojos. El tratamiento es médico y/o quirúrgico.

La atrofia progresiva de retina o APR, está referida a desórdenes de la retina del ojo. El deterioro visual es lento pero progresivo. La ceguera nocturna puede ser su primer síntoma. No se conoce medio de evitarla.

Otros problemas del ojo que han sido observados en el Caniche son la distrofia de la córnea, la ceguera nocturna congénita, el entropión y las anomalías de los conductos lagrimales.

  • Problemas de la piel

Las dermatitis atópicas son condiciones inusuales o atípicas de la piel o la dermis. Pueden ser difíciles de diagnosticar.

La adenitis sebácea es una lesión inflamatoria de los folículos pilosos y de las glándulas sebáceas. Es más frecuente en los Caniches de mayor tamaño, pero también se le encuentra en los Toy. Es hereditaria. No hay cura conocida, pero el tratamiento incluye baños frecuentes para reducir la costra de la superficie e incrementar la humedad de la piel.

La alopecia dilutiva del color es una anomalía que ocurre a menudo en los perros que se han criado para obtener colores poco frecuentes, como aquellos descritos como azules. El azul en la capa es una forma diluida del negro, y cuando se presenta la anomalía, no tiene cura. Humectantes y frecuentes baños con champú pueden disminuir la gravedad en la escamosidad y sequedad de la piel.

La seborrea es una secreción excesiva y anormal de las glándulas sebáceas y debe de ser tratada médicamente.

  • Problemas ortopédicos

La lesión del ligamento cruzado es aquella en que se afectan los ligamentos cruzados diagonalmente en la pata trasera y deben ser corregidos quirúrgicamente. Este problema causa dolor al perro.

La displasia del codo, también conocida como osteocondrosis, se encuentra a menudo en los jóvenes perros en crecimiento. Es un problema genético. Los perros a los cuales se les permite un exceso de ejercicio a menudo corren el riesgo de padecer esta enfermedad. La British Veterinary Association y el Kennel Club han establecido un procedimiento de examen en el cual las radiografías tomadas a los codos de los perros se examinan, evalúan y califican con puntuaciones de 0 a 3, siendo el 0 normal y el 3, muy displásico. Este esquema fue diseñado para ayudar a los criadores a seleccionar perros libres de displasia para sus programas de cría.

La displasia de cadera es similar a la del codo y constituye un problema de la cadera adquirido genéticamente. La British Veterinary Association y el Kennel Club también han establecido un programa de investigación para la displasia de cadera, con el mismo propósito de ayudar a los criadores. Esta displasia se clasifica en escalas de 0 a 6, donde los números más altos indican mayores grados de anormalidad.

La enfermedad de Legg-Calve-Perthes es un desorden de la articulación de la cadera que se encuentra a menudo en los perros jóvenes de las razas pequeñas y que provoca cojera y dolor en alguna de las patas. El tratamiento corriente es extirpar la cabeza del fémur.

La dislocación de la rótula o luxación central patelar ocurre cuando la rótula se sale de lugar y reposa en el interior de la rodilla. Este problema es más frecuente en los perros pequeños. La terapia puede ayudar, pero lo más común es usar la cirugía para aliviar el problema, que es, probablemente, de origen genético.

  • Otros problemas

La torsión o hinchazón del estómago consiste en que el estómago se tuerce, se llena de aire y termina liberando toxinas en la corriente sanguínea. Esto requiere acción médica inmediata, ya que puede ser fatal si no se trata a tiempo. Este problema afecta principalmente a las razas de pechos profundos y puede afectar al Caniche Gigante y/o Standard.

El síndrome de Cushing es un desorden de la pituitaria que produce demasiada cortisona. Es tratable médicamente.

El hipotiroidismo es un problema hormonal que se ve generalmente en perros viejos. Puede ser tratado mediante cirugía veterinaria.

El mal de los canales cardiacos es un defecto congénito del corazón, que es genético. Corregirlo implica tratamiento quirúrgico.

La epilepsia es un desorden caracterizado por un acceso o ataque cerebral que puede ser controlado con medicamentos.

La enfermedad de Von Willebrand es de naturaleza genética. Es un desorden hemofílico en el cual un factor de baja coagulación puede ser fatal. Los perros deben ser examinados para verificar el factor de coagulación antes de cualquier tratamiento quirúrgico.

Si deseas saber más sobre el Caniche te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Caniche Serie Excellence:

Historia de la Caniche Gigante

Entender la historia de una raza canina nos permite apreciar mejor sus diferentes cualidades y nos provee de una guía para aquilatar el compañerismo potencial de un ejemplar en particular. Aunque el Caniche constituye una raza en extremo familiar para la mayoría de las personas, permítasenos examinar sus ancestros para aprender aún más sobre éste, el más inteligente y cariñoso de los perros.

Orígenes de la raza

En plena Edad Media, durante el periodo comprendido entre los siglos XII y XV, encontramos perros tipo Caniche en diferentes expresiones artísticas, esculturas, monedas y hasta en tumbas romanas. Esta antigua raza siempre ha mostrado un estilo muy propio en su capa, lo mismo si es acordonada (y le cuelga hasta el suelo en largos cordones) que si es rizada (y se presta a varios patrones diferentes de corte y arreglo).

En la actualidad, hay tres países que se presentan como los lugares de procedencia de la raza: Alemania, Francia y Rusia. Los tres mostraron sus versiones del Caniche, cada una diseñada para propósitos específicos. Por ejemplo, los Caniches alemanes fueron designados como perros Pudel (Poodle). Tenían huesos fuertes y eran criados para cobrar piezas caídas en el agua como, por ejemplo, los patos. De ahí el nombre de Pudel, que significa salpicar en el agua.

El Caniche ruso era más alto y refinado que su primo alemán, y su función era servir como perro de compañía. Los Caniches franceses cautivaron al mundo de la moda debido a que su capa rizada y lanosa era ideal para esculpir peinados y estilos de corte, pero también se granjearon grandes simpatías por su amorosa devoción hacia sus dueños.

Cuando el Caniche Miniatura surgió en los tres países, demostró ser ideal como perro de circo. A causa de su inteligencia y voluntad para complacer, el Caniche Miniatura era fácil de entrenar, resultaba atractivo para los espectadores y fácil de transportar durante las frecuentes mudanzas del circo, de pueblo en pueblo.

Los Caniches fueron tan populares en Europa que el famoso pintor, Francisco de Goya, los representó en sus obras. De hecho, el rey Luis XVI de Francia, contrató a Goya para que hiciera un retrato del mimado Caniche de su esposa María Antonieta. Pero mucho antes de todo esto, el artista alemán Alberto Durero, que vivió en el siglo XV, retrató varios Caniches en sus cuadros.

Muchos historiadores de la raza sostienen que el Caniche nació en una fecha tan temprana como el siglo I, producto del cruzamiento entre el Maltés y el perro español conocido como Spaniel. En realidad, ambas razas pudieron haber contribuido con sus amistosas personalidades al pozo genético del Caniche. Y el gusto del Spaniel por el agua así como sus cualidades de perro cobrador pueden haber sido responsables, asimismo, de la habilidad que tiene el Caniche para cobrar patos caídos en el agua.

Ahora bien, al margen del país en el que se originó, el Caniche ha sido y continúa siendo un excelente cobrador. Es un perro al que le encanta llevar objetos en la boca y por ello resulta muy fácil de entrenar lo mismo cuando se trata de cobrar piezas cazadas que cuando se trata de devolver juguetes y otros objetos a sus dueños. Su pasión por el agua lo convierte en un perro muy apreciado como mascota familiar. Tanto los dueños de embarcaciones como los amantes de la playa aseguran que sus Caniches están siempre muy deseosos de acompañarlos, lo mismo si van a hacer deportes que por pura diversión. Muchos Caniches adoran caminar bajo la lluvia.

Hasta el siglo XVI, los Caniches fueron perros de gran tamaño conocidos como de talla Standard. Tenían que ser grandes, fuertes y capaces de cobrar piezas caídas porque su función primaria fue la de ser perros de caza. Este trabajo, sin embargo, presentaba un serio problema. Debido a que en aquellos tiempos la caza tenía como finalidad la obtención de comida y no el hacer deporte, los hombres del Medioevo necesitaban un perro capaz de cobrar la pieza dondequiera que ésta cayera. Cuando la caza caía en el agua, el Caniche, con su espesa y pesada capa, a menudo se ahogaba en sus intentos por cobrar el ave abatida. Su gruesa capa absorbía tal cantidad de agua que no conseguía mantenerse a flote.

Los cazadores resolvieron este problema cortando todo el pelo que el perro no necesitaba. Y el pelo que no necesitaba era el de los pies, cara, cola y cuartos traseros. Se le dejó el del pecho y el que cubría la zona de los pulmones y riñones a fin de protegerlo de las gélidas aguas. De esta forma nació el arte de acicalar al Caniche y esta tradición se ha mantenido hasta el día de hoy como un requisito obligatorio en la presentación del perro en las exposiciones caninas.

El concepto moderno y equivocado de que el acicalado del Caniche hace ver a los perros exageradamente femeninos se desvanece cuando uno comprende que el eliminar el pelo innecesario para la protección del animal fue un paso que condujo a hacer al perro más útil.

Durante el periodo comprendido entre los siglos XVI y XVIII, los criadores comenzaron a cruzar a los Caniches Standard más pequeños con el fin de obtener el Caniche Miniatura. Este último se convirtió en la mascota ideal por las mismas razones que lo hicieron popular en los circos y teatros: porque era atlético, atractivo, cariñoso y porque estaba siempre deseoso de complacer a su dueño.

Aún no habían terminado de popularizarse los Caniche Miniatura entre los dueños de mascotas, cuando los criadores se dispusieron a crear un perro aún más pequeño, el Petit Barbet o Caniche Toy. Originalmente, a este perro se le conoció como «Caniche de Mangas» porque era tan diminuto que podía ser llevado dentro de las mangas de los vestidos de las damas. Las francesas adoraban al Caniche Toy porque cuando estaba debidamente acicalado era muy limpio y atractivo.

El Caniche en el Reino Unido


Una vez que los tres tamaños de Caniche estuvieron bien establecidos en el Continente, fue inevitable que cruzaran el canal hacia las Islas Británicas. Los ingleses los recibieron con los brazos abiertos, especialmente en las exposiciones caninas que se efectuaban a todo lo ancho del país. A mediados del siglo XIX, sir Edwin Landseer inmortalizó la raza en algunos de sus retratos familiares.

La popularidad de los Caniches en Gran Bretaña confirmó simple y llanamente lo que los europeos del continente sabían desde siglos atrás, a saber, que los Caniches de cualquier talla son compañeros ideales, tanto para los cazadores como para las familias. Adicionalmente, los ancianos que vivían solos descubrieron que en el momento en que traían un Caniche a sus casas, añadían una nueva calidad a sus vidas.

La historia del Caniche sugiere que el Perro de Aguas Inglés (English Water Dog) fue creado a partir del cruzamiento del primero con algunas otras razas. Nosotros sí sabemos con exactitud que el Caniche Toy fue utilizado en el desarrollo del «Perro Trufero» (Truffle Dog). La trufa, esa exquisitez del paladar, era localizada y desenterrada por este perro. Su peso ligero y su manera suave de andar, combinados con sus magníficas cualidades olfativas, lo convirtieron en el perro perfecto para la búsqueda de trufas. En alguna ocasión se añadió sangre de Terrier a esta mezcla racial para aprovechar sus hábitos cavadores y de este modo quedó creado el Perro Trufero.

El Caniche en los Estados Unidos


Era inevitable que, de Inglaterra, llegara el Caniche a los Estados Unidos. Eso ocurrió en 1887. Antes de la primera guerra mundial, la popularidad del Caniche en las exposiciones caninas de los EE.UU. alcanzó la cima. Al principio, los Caniches de todos los tamaños eran expuestos como una sola raza. A los Toy se les exhibía como una raza aparte antes de la segunda guerra mundial.

El Club del Caniche de los EE.UU. (Poodle Club of America), fundado en 1931 para regir el estándar o norma de perfección racial de los Caniches, dividía las clases sólo por tamaños. De hecho, el primer Miniatura en obtener el título de Campeón Norteamericano fue el perro inglés de color negro, el Ch. Chieveley Chopstick.

Algunos de los mejores Caniches ingleses, así como otros muchos del continente europeo fueron exportados hacia los EE.UU. durante la primera década del siglo. Aún continúa su herencia genética y a menudo encontramos nombres ingleses bien conocidos en los pedigrees de los actuales Caniches estadounidenses.

Hacia 1960, los EE.UU. habían acogido la raza con el mismo entusiasmo con que lo hicieron los ingleses y los otros europeos. El Caniche se convirtió en la raza canina más popular en las estadísticas del registro del libro de orígenes del American Kennel Club.

En EE.UU. una de las razones que mantienen al Caniche en la elite del mundo canino es su atracción por las competencias de obediencia. En algunos países no se admite la participación de la raza en este tipo de pruebas.

En los años 30, la Sra. Helene Whitehouse Walker, propietaria del criadero Carillon, de los EE.UU., deseaba introducir el deporte de obediencia en su país. Estaba cansada de oír a la gente que el Caniche, con sus peinados de fantasía, era un perro de tocador, y se prometió a sí misma mostrar a sus coterráneos la inteligencia y la capacidad para el adiestramiento que tiene esta raza.

En 1934, cuando Inglaterra disfrutaba del creciente deporte de la obediencia, la Sra. Walker viajó a la Gran Bretaña para estudiarlo y conocer los métodos de entrenamiento. Cuando regresó a su patria, compartió con otros todo lo que había aprendido, incluyendo a su querida Blanche Sauders. Hacia 1947, los EE.UU. estaban preparados para reconocer la competición de obediencia. El American Kennel Club adoptó de forma oficial las normas y reglas para esta prueba. Desde los caniches de trabajo europeos del siglo XII hasta los sofisticados Caniches británicos actuales mantienen los rasgos ancestrales que hicieron que se ganara el favor de las gentes de todo el mundo. Así, siglos más tarde, no parece que existan razones para creer que esta raza tendrá una menor popularidad en el futuro que la que tuvo en el pasado.

Si deseas saber más sobre el Caniche te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Caniche Serie Excellence:

Apariencia de la Caniche Gigante

Aparicnecia general

Perro de proporciones medianas, de pelo característicamente rizado, ensortijado o en forma de mechones. Tiene el aspecto de un animal inteligente, constantemente alerta, activo, armoniosamente constituido, y que refleja elegancia y nobleza.

Proporciones importantes

  • La longitud del hocico es aproximadamente 9/10 de la longitud del cráneo.
  • La longitud (escápulo-isquial) del cuerpo es ligeramente superior a la altura a la cruz.
  • La altura de la cruz al suelo es visiblemente igual a la altura de la cresta de la grupa al suelo.
  • La altura del codo al suelo equivale a 5/9 de la altura a la cruz.

Temperamento/ Comportamiento

Este animal se distingue por su fidelidad y su aptitud para aprender y para ser entrenado, lo que hace de él un perro de compañía particularmente agradable.

Cabeza

De porte distinguido, rectilínea, en proporción con el cuerpo. Debe estar bien moldeada, sin presentar un aspecto macizo, pero al mismo tiempo sin delicadeza excesiva.

Región craneal

  • Cráneo: Su amplitud es inferior a la mitad de la longitud de la cabeza. La totalidad del cráneo, visto desde arriba, tiene forma ovalada, y de perfil, es ligeramente convexo. Los ejes del cráneo y del cañal nasal son ligeramente divergentes. Los arcos superciliares son moderadamente prominentes y están cubiertos de pelos largos.
  • Surco frontal: Ancho entre los ojos y disminuye en dirección del occipucio, que es bien marcado (en los Caniches enanos puede ser menos marcado).
  • Depresión naso-frontal: Es poco marcada.

Región facial

  • Trufa: Marcada y desarrollada, de perfil vertical; las ventanas están bien abiertas. La trufa es negra en los perros negros, blancos y grises, y marrón en los perros marrón. En los perros color leonado anaranjado (albaricoque) o leonado rojo la trufa es color marrón o negro.
  • Hocico: El perfil superior es bien rectilíneo, su longitud corresponde a 9/10 de la longitud del cráneo. Las ramificaciones del maxilar inferior son casi paralelas. El hocico es sólido. El perfil inferior está marcado por la mandíbula y no por el borde del labio superior.
  • Labios: Ligeramente desarrollados, más bien delgados, de espesor mediano; el labio superior reposa sobre el inferior, aunque no es colgante. Son negros en los perros negros, blancos y grises, y marrón en los perros color marrón. En los perros color leonado anaranjado (albaricoque) o leonado rojo, son marrón más o menos oscuro o negros. La comisura no debe ser marcada.
  • Mandíbulas/ Dientes: La articulación es en forma de tijera. Los dientes son sólidos.
  • Mejillas: Son poco salientes y están moldeadas sobre los huesos. Los arcos sub-orbitales son cincelados y poco abultados. Los arcos cigomáticos son poco prominentes.
  • Ojos: Son de expresión ardiente. Están situados a la altura de la depresión naso-frontal y son ligeramente oblicuos. Tienen forma almendrada. Su color es negro o pardo oscuro. En los perros color marrón pueden ser ámbar oscuro.
  • Párpados: El borde es negro en los perros negros, blancos o grises; marrón en los perros color marrón. En los perros color leonado anaranjado (albaricoque) o leonado rojo, son de color marrón o negro.
  • Orejas: Son bastante largas y caen a lo largo de las mejillas. Están implantadas en el prolongamiento de una línea que surje de la parte superior de la trufa y pasa bajo el ángulo externo del ojo. Son planas, se agrandan detrás de la implantación y son redondeadas en la extremidad. Están cubiertas de pelos ondulados muy largos. La piel de la oreja debe llegar hasta la comisura de los labios.

Cuello

Es sólido y ligeramente arqueado detrás de la nuca. De longitud mediana, bien proporcionado. El perro lleva la cabeza altamente levantada y con nobleza. El cuello no presenta papada. Es de corte ovalado; su longitud es ligeramente inferior a la de la cabeza.

Cuerpo

Bien proporcionado. Su longitud es ligeramente superior a la altura a la cruz.

  • Cruz: Moderadamente desarrollada.
  • Espalda: Corta. El margen superior es armonioso y bien firme. La altura del suelo a la cruz debe ser claramente la misma que la de la cresta de la grupa al suelo.
  • Lomo: Firme y musculoso.
  • Grupa: Redondeada, pero no caída.
  • Antepecho: La extremidad del esternón debe ser ligeramente prominente y presentarse bastante alta.
  • Pecho: Inclinado a la altura del codo. Su amplitud es igual a los 2/3 de su altura. En los Caniches grandes, el perímetro torácico, medido detrás de los hombros debe ser por lo menos 10 cm mayor que la altura a la cruz. El pecho es ovalado y ancho en la parte dorsal.
  • Vientre y flancos: Levantados, pero no agalgados.

Cola

De implantación bastante alta, a la altura del margen del lomo.

Puede conservar su longitud natural o ser cortada en un tercio, lo más cerca posible del cuerpo, o a la mitad de su longitud natural. Cuando el perro está en reposo la cola se presenta caída. Cuando el perro está en acción, se eleva en forma oblicua.

Extremidades

Miembros anteriores

Son perfectamente rectos y paralelos, bien musculosos y de huesos sólidos. La altura del codo al suelo es ligeramente superior a la altura a la cruz.

  • Hombros: Son oblicuos y musculosos. El omoplato y el húmero forman un ángulo de unos 110º.
  • Brazos: La longitud del húmero corresponde a la del omoplato.
  • Carpos: Continúan la línea anterior del antebrazo.
  • Metacarpos: Sólidos, y casi rectos, vistos de perfil.
  • Pies: Son más bien pequeños, firmes, en forma de óvalo corto. Los dedos están bien arqueados y juntos. Las almohadillas son duras y gruesas. Las uñas son negras en los perros negros y grises; negras o marrón en los perros color marrón. En los perros blancos, las uñas pueden presentar toda la gama de colores de cuerno, que llega hasta el negro. En los perros color leonado anaranjado (albaricoque) y leonado rojo, son marrón o negras.

Miembros posteriores

Vistos desde atrás, los miembros posteriores son paralelos; los músculos son bien desarrollados y bien aparentes. El corvejón es bien acodado. Los ángulos coxo-femoral, tibio-femoral y tibio-tarsiano deben ser marcados.

  • Muslos: Son bien musculosos y robustos.
  • Metatarsos: Bastante cortos y verticales. El Caniche debe nacer sin espolones en las extremidades posteriores.
  • Pies: Véase extremidades anteriores.

Movimiento

El Caniche se mueve con pequeños saltos rápidos y ligeros.

Piel

Es flexible, sin laxitud, pigmentada. Los Caniches de color negro, marrón, gris y leonado anaranjado o leonado rojizo, deben tener una pigmentación de acuerdo al color del pelaje. En los blancos, la piel plateada es valorizada.

Pelaje

Pelo

  • Caniche de pelo ensortijado: pelo abundante, de textura fina, lanosa, bien rizado; es elástico y resistente a la presión de la mano. Debe ser denso, bien abundante, de longitud uniforme, formando bucles regulares.
  • Caniche de pelo en forma de mechones: Pelo abundante, de textura fina, lanosa y apretada. Forma cuerdecillas características que deben medir por lo menos 20 cm.

Color

Pelo de un solo color: negro, blanco, marrón, gris, leonado anaranjado (albaricoque) y leonado rojo.

  • Marrón: Debe ser puro, bastante oscuro, uniforme y cálido. No se aceptan ni el beige, ni sus derivados más claros.
  • Gris: Debe ser uniforme, de un tono puro, ni negruzco, ni blancuzco.
  • Leonado anaranjado: Debe ser de un tono uniforme, sin tirar al leonado pálido o al color arena, ni al leonado rojo.
  • Leonado rojo: Debe ser de un tono uniforme en todo el pelaje. En ningún caso debe tirar al leonado anaranjado.

Los párpados, la trufa, los labios, las encías, el paladar, los orificios naturales, el escroto y las almohadillas son bien pigmentados.

Tamaño

  • Caniches grandes: Por encima de los 45 cm hasta los 60 cm, con una tolerancia de 2 cm. El Caniche grande debe ser una reproducción agrandada y desarrollada del Caniche Mediano, del cual posee las mismas características.
  • Por encima de los 35 cm hasta los 45 cm.
  • Caniches enanos: Por encima de los 28 cm hasta los 35 cm. El Caniche enano debe tener, en conjunto, el aspecto de un Caniche Mediano reducido, guardar en cuanto sea posible las mismas proporciones y no presentar ninguna apariencia de “enanismo”.
  • Por encima de los 24 cm hasta 28 cm (el tipo ideal es el de la talla de 25 cm) y hasta 24 cm (con una tolerancia de menos de 1 cm). El Caniche Toy tiene, en conjunto, el aspecto del Caniche enano, y guarda las mismas proporciones generales que responden a todas las exigencias del estándar. Queda excluido todo rasgo de “enanismo”. Sólo la cresta occipital puede ser menos marcada.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como una falta, y la gravedad de ésta será penalizada de acuerdo al grado de desviación con relación al estándar.

  • Espalda convexa o hundida.
  • Cola de inserción muy baja.
  • Perro demasiado nervioso.
  • Dientes:La ausencia de 2 PM1 no se tomará en consideración, ausencia de uno o dos PM2, si son simétricos y la ausencia de los molares 3 no se tomará en consideración.

Faltas graves

  • Trufa parcialmente despigmentada.
  • Hocico en forma de silbato (extremidad del hocico parecida a la de un silbato, es decir estrecha y fina).
  • Hocico puntiagudo.
  • Cañal nasal arqueado.
  • Dientes: Ausencia de 2 PM2 no simétricos.
  • Ojos demasiado grandes o hundidos en las órbitas, insuficientemente oscuros.
  • Orejas demasiado cortas.
  • Grupa caída.
  • Cola enroscada sobre la espalda.
  • Angulaciones posteriores demasiado rectas.
  • Paso suelto y alargado.
  • Pelo ralo, suave o duro.
  • Color indefinido o que no es uniforme: gris negro o gris blanco, leonado descolorido; pelaje crema, beige en los perros marrón o marrón bien oscuro.

Faltas eliminatorias

  • Perro agresivo o temeroso.
  • Trufa totalmente despigmentada.
  • Ausencia de tipo, sobre todo en cuanto a la cabeza.
  • Prognatismo superior o inferior.
  • Dientes: Ausencia de un PM3 o de un PM4, ausencia de un incisivo, de un canino o de un colmillo y ausencia de 3 PM o más (excepto PM1).
  • Ausencia de cola o cola corta de nacimiento.
  • Espolones o rastro de espolones en los miembros traseros.
  • Pelaje que no es unicolor.
  • Manchas blancas y pelos blancos en los pies.
  • Perros que sobrepasen los 62 cm en los grandes y que midan menos de 23 cm en los Toys.
  • Todo animal que presente rasgos de “enanismo”: cráneo globuloso, desaparición de la cresta occipital, depresión naso-frontal muy marcada, ojos prominentes, hocico muy corto y respingado, maxilar inferior contraído, ausencia de mentón.
  • Surco medio prácticamente inexistente.
  • Huesos muy livianos en los Toys.
  • Cola enroscada cuya extremidad cae sobre el flanco o la grupa.

Cualquier perro que presente claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento será descalificado.

Nota: Los machos deben presentar dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Suplemento del Estándar

Arreglo y corte de pelo autorizados en la exposición

  • Arreglo y corte de “león”: Ya sea que el Caniche tenga el pelo ensortijado o en forma de mechones, deberá ser esquilado sobre el cuarto trasero hasta las costillas. Deberán también esquilarse: la parte superior e inferior del hocico, partiendo desde los párpados inferiores; las mejillas; las extremidades anteriores y posteriores, excepto los puños y brazaletes y diseños opcionales sobre el cuarto trasero; la cola, excepto un pompón terminal redondo u oblongo. Todos los perros deben llevar bigote. Se acepta el pelo en forma de “pantalón” en las extremidades anteriores.
  • Arreglo y corte “moderno”: Se admite el pelaje en las cuatro extremidades con la condición explícita de que se respeten las normas siguientes:

1. Serán esquiladas:

a) La parte inferior de las extremidades anteriores, desde las uñas hasta la punta del espolón, y la parte inferior de las extremidades posteriores hasta una altura equivalente. Se acepta el esquileo con máquina si éste se limita sólo a los dedos.

b) La cabeza y la cola, según las reglas estipuladas anteriormente. En este arreglo y corte se admitirán de forma excepcional:

- La presencia, bajo el maxilar inferior, de un corto mechón que no mida más de un centímetro de grueso, y cuya línea inferior deberá ser recortada paralelamente a la maxilar. No se tolerará la llamada "barba de chivo".

- La supresión del pompón de la cola.

2. Pelos acortados:

Sobre el cuerpo, para presentar sobre la línea dorsal un viso de más o menos1centímetro de largo como mínimo. La longitud de pelaje será aumentada progresivamente alrededor de las costillas en la parte superior de las extremidades.

3. Pelaje regularizado:

a) Sobre la cabeza, que presenta un casco de altura razonable, así como en el cuello, descendiendo detrás de éste hasta la cruz, y al frente, sin discontinuidad, hasta la parte afeitada del pie, según una línea ligeramente oblicua que surge en la parte superior de la región pectoral. En la parte superior de las orejas, y hasta un tercio de su longitud como máximo, el pelaje puede ser acortado con tijeras o esquilado en la dirección del pelo. La parte inferior estará cubierta de pelos cuya longitud aumenta progresivamente de arriba hacia abajo, para terminarse en flequillos que pueden uniformarse.

b) Sobre las extremidades: pantalones que marcan una clara transición con la parte esquilada de los pies. La longitud del pelo aumenta progresivamente hacia arriba, para medir, sobre el hombro, así como sobre los muslos, de 4 a 7 cm cuando se estira el pelo. Esta medida debe ser proporcional al tamaño del perro, aunque se debe evitar la apariencia “esponjada”. El pantalón posterior debe dejar visible la angulación característica del Caniche. Cualquier toque de fantasía que se aparte de estas normas está sujeto a eliminación. Sea cual sea la silueta estándar obtenida como resultado del arreglo y corte del pelo, ésta no debe influenciar para nada la clasificación en las exposiciones ya que todos los perros de una misma clase deben ser juzgados y clasificados en conjunto.

  • Arreglo y corte inglés: Añadir al corte de “león” diseños en el cuarto trasero, es decir, brazaletes y puños. Top-knot sobre la cabeza. Para este arreglo el bigote es opcional. Se acepta una ausencia de demarcación sobre el pelaje de las extremidades posteriores. El top- knot es opcional (no se permite utilizar laca o cualquier otro producto para fijar este top-knot).

Nota: Los Caniches cuyo arreglo y corte no correspondan al estándar no podrán (mientras permanezcan así) ser juzgados para los premios en exposiciones y presentaciones oficiales, sin que esto signifique que no cualifiquen para la reproducción.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Caniche Gigante su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo.
  • Cepillado diario o dos o tres veces por semana.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • Corte de pelo por parte del peluquero canino.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Caniche Gigante requiere de mucho ejercicio. Por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Necesita vivir en espacios abiertos.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Displasia de cadera
  • Problemas oculares
  • Infecciones de oído