Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Cairn Terrier

Esperanza de vida12 - 17 años
PesoMacho:4 - 6 kgHembra:4 - 6 kg
AlturaMacho:23 - 33 cmHembra: 23 - 33 cm
Pedigrí
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Cairn Terrier

El nombre de Cairn Terrier procede de la costumbre que existía en Escocia de cubrir las tumbas con un montículo de piedras, al que en inglés denominan cairn. Este Terrier era el encargado ahuyentar los animales (tipo ratas, hurones y comadrejas) que merodeaban entre estas "construcciones".

Origen

El Cairn Terrier procede de las Highlands escocesas donde ejercía, de manera sobresaliente, el papel de cazador de zorros, tejones y nutrias. En el hogar también trabajaba como exterminador de ratas, ratones, comadrejas y turones. En 1860 fue presentado en la exposición de Inverness con el nombre de Skye Terrier de Pelo Corto, denominación escogida en relación a su procedencia (Isla de Skye). En esa misma isla ya había otro Terrier que usaba la misma denominación de origen, el Skye Terrier. Tras años de discusión, finalmente los partidarios del Skye Terrier de Pelo Corto aceptaron reconocer a la raza como Cairn Terrier.

Comportamiento

El Cairn Terrier es activo, decidido, presumido, emprendedor e inteligente. No le gusta que le dejen solo y siempre estará dispuesto para salir al campo. Es tan vivaz y juguetón que es el compañero de juego ideal para los niños, aunque no tolera que lo achuchen demasiado. Como todo Terrier puede que sea un poco testarudo y descarado, pero no es un perro difícil.

Aspecto

El Cairn Terrier es un perro pequeño, ágil y fuerte que está cubierto de un abundante pelo duro y resistente a la intemperie. Tiene unas orejas pequeñas, puntiagudas y erguidas y su cola es corta y bien provista de pelo. El Cairn puede ser de color crema, trigo, rojo, gris o casi negro.

Cuidados específicos

El pelo del Cairn Terrier no necesita cuidados especiales, solo con cepillarlo regularmente basta para quitar el pelaje muerto.
El Cairn Terrier es un perro muy vital y necesita abundante actividad al aire libre. A veces, el comer demasiado puede ser un problema, de modo que hay que controlar la alimentación.

Salud

El Cairn Terrier es un perro resistente y longevo pero se han dado casos de una anomalía poco usual conocida como osteopatía craneomandibular. Otras anomalías que puede presentar la raza son la enfermedad de Krabbe y la hipoplasia cerebral.

El Cairn Terrier es un excelente perro pequeño. Es hermoso, de tamaño compacto, tiene una excelente personalidad y es un perro activo. Algunos Terrier, como sucede en el caso del Cairn, no llegan a la altura de la rodilla, pero, a pesar de su talla, todos los Terrier son perros masculinos y no muestran signo alguno de timidez ni apocamiento. Son perros activos, siempre alerta y preparados para la acción. Si busca usted un perro faldero sedentario ésta no será la raza adecuada para usted.

El Cairn Terrier tiene una disposición muy formal y se adapta bien a la vida familiar, tanto si está en una enorme casa campestre como en un piso en la ciudad. Se lleva bien con los niños y aceptará a los extraños una vez haya tenido la ocasión de echarles un vistazo. Es un perro engreído que quizás no inicie una pelea, pero seguro que se mantendrá firme cuando se metan con él. Éste no es un perro que se echará por la casa intentando tener a su amo o ama contentos. Ha sido criado para ser un cazador, un perro que persiga a las alimañas y estará listo para el trabajo en cuanto vea a una rata.

Son características comunes a todos los Terrier su deseo de trabajar con gran entusiasmo y coraje. Todos tienen unos dientes grandes y fuertes en comparación con su tamaño corporal; tienen un buen oído y una vista excelente. Sin importar durante cuántas generaciones hayan sido criados, el objetivo para el que fue criada la raza siempre permanecerá ligado el perro.

El Cairn Terrier es un perro versátil, casero y buen compañero. Si le gusta trabajar con su perro, se encontrará con que su Cairn Terrier es un participante alegre y dispuesto en cualquier modalidad que escoja, ya sea el trabajo de obediencia, el Agility, la terapia, que recoja y le traiga una pelota que usted le lance o, por supuesto (y lo mejor de todo), actividades en las que el perro deba ir bajo tierra. Es un perro pequeño y listo al que le gusta complacer, mantenerse activo y ser sometido a retos. Proporciónele cualquier trabajo que le haga utilizar un poco el cerebro y será un perro feliz. Por supuesto, y debido a su inteligencia, es mejor dejar claro desde el principio quién es el jefe de casa y siempre es bueno enseñarle la obediencia básica. Si es usted un propietario novato, debe tener presente sus responsabilidades para con su nuevo amigo. Lleve a su perro con correa o téngale dentro de su jardín vallado. Si lleva suelto a su Cairn Terrier de paseo y ve a un gato en una calle con mucho tráfico, sus instintos reaccionarán al instante. Recuérdelo, ya que atravesará toda la calle, sin importarle los automóviles. Así pues, debería someterle a un adiestramiento de obediencia básica para que se siente cuando se lo pida, venga cuando le llame y, en general, se comporte educadamente.

Los Cairn Terrier, al igual que sucede con el resto de Terrier, pueden suponer un reto en la pista de obediencia. No son razas fáciles con las que trabajar la obediencia, ya que con su espíritu inteligente e independiente pueden ser, a veces, más difíciles de adiestrar de lo que hubiéramos imaginado. Se ven muchos Golden Retriever, Caniches y Border Collie en las Clases de Obediencia, ya que éstas son razas con las que es fácil trabajar. No sólo son inteligentes, sino que, todavía más importante, tienen la voluntad de complacer a su amo. El Terrier se distrae y se mantiene ocupado con facilidad, pero es un perro inteligente y responde al adiestramiento. Por supuesto, cuando se adiestra a un perro listo e independiente, el presentador aprenderá algo de humildad mientras el perro aprende a sentarse y a quedarse quieto. El Cairn Terrier es un perro listo, alerta e inteligente y le gusta que el propietario le trate como su igual. En muchos países, las sociedades caninas no admiten a determinadas razas en pruebas de obediencia y/o trabajo. Consulte con la sociedad canina más próxima si admite al Cairn Terrier en dichas pruebas.

Si piensa en convertirse en el propietario de un Cairn Terrier, debería tener presente que se trata de una raza que necesitará algo de acicalado. Éste será más elaborado que en el caso de un perro de pelaje corto, pero bastante más fácil que en el caso de un Scottish o un Bedlington Terrier.

Aspectos de la salud a tener en cuenta

Los Cairn Terrier son perros muy sanos, como la mayoría de los Terrier. De todas formas existen problemas de salud en la mayoría de razas caninas, y el Cairn Terrier no supone una excepción. El propietario novato y el aspirante a propietario deberían tener en cuenta estos problemas. Cuando compre su cachorro a un criador solvente, pregúntele si alguno de estos problemas de salud está presente en su línea. Es bueno hacer preguntas antes de comprometerse con un adorable cachorro de Cairn Terrier.

Osteopatía craneomandibular (OCM)
La OCM es una enfermedad bastante rara que se da en los West Highland White, los Scottish y los Cairn Terrier. Parece tratarse de una enfermedad hereditaria, aunque se desconoce el modo exacto cómo se hereda. Se produce una calcificación de la articulación de la mandíbula con el cráneo, además de un aumento en el crecimiento de las células óseas. Suele ocurrir entre los cuatro y los siete meses de edad y no debe confundirse con un problema de la dentición ni con un cáncer. Los cachorros que padecen este problema tendrán dificultades para abrir la boca. El diagnóstico se realiza mediante rayos X y se han utilizado, con buenos resultados, la cortisona y los remedios homeopáticos. Ésta es una enfermedad que provoca mucho dolor al perro.

Leucodistrofia de células globoides (Enfermedad de Krabbe)
La enfermedad de Krabbe se hereda a través de un único gen autosómico recesivo. Se sabe que afecta tanto al Cairn como al West Highland White Terrier. Alrededor de los cuatro meses de edad, el perro afectado mostrará una falta de coordinación y un envaramiento en las extremidades posteriores. Se trata de un desorden sanguíneo letal y aunque se está investigando, actualmente no se dispone de ningún tratamiento para curarlo.

Hipoplasia del cerebelo
Este problema también se transmite mediante un gen recesivo, aunque es bastante infrecuente y a veces se ha descrito en gatos, en asociación con la afección por parte del virus de la panleucopenia felina antes del nacimiento.

Otros problemas
Se han descrito, además, en esta raza, la displasia de cadera (el problema ortopédico más frecuente que afecta a los perros), la miastenia grave (un desorden muscular), las hernias inguinales, la hemofilia y las alergias por sustancias que se inhalan.

Aunque estos problemas de salud pueden parecer amedrentadores, se considera a los Cairn Terrier como una raza sana. Los problemas mencionados se dan en la raza y el comprador debería tenerlos en cuenta. No rechace la raza, pero tenga en cuenta que si el criador de su cachorro es solvente y conoce la existencia de estos problemas, hará todo lo que esté en su mano para mantenerlos fuera de su línea.

William Haynes escribió en 1925 «El propietario de un Terrier es un "diablo con suerte", ya que sus perros, por regla general, no pasan mucho tiempo en el hospital. Todos los miembros de la familia de los terrier, desde el gigante de la raza (el Airedale) hasta el pequeño Scottish Terrier, tienen contraída una gran deuda con la madre naturaleza por haberles bendecido con una buena salud. Es paradójico que incluso cuando están muy enfermos se recuperan con rapidez».

Si deseas saber más sobre el Cairn Terrier te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Cairn Terrier Serie Excellence:

Historia de la Cairn Terrier

El Cairn Terrier es un pequeño y valiente perro oriundo de los ásperos Highlands escoceses. Aunque se trata de un perro valiente con un temperamento totalmente de tipo terrier, es también un cariñoso compañero tanto si vive en un piso urbano como en una casa de campo.

Quizás no sea un perro adecuado para todo el mundo, ya que los Terrier son perros activos y esta raza no es una excepción. De todas formas, si quiere tener un perro lleno de vida y que sea un miembro fiel de la familia, puede que sea el perro ideal para usted y, al igual que sucede con otras razas, una vez le abra su corazón y su hogar amará a esta raza durante toda la vida.

Historia de la raza

En la historia del mundo canino, el Cairn Terrier es una raza bastante antigua. De todas formas, sus inicios oficiales en el Kennel Club de Inglaterra, que se remontan a principios del siglo XX, le sitúan entre una de las últimas razas reconocidas de Terrier. El Cairn Terrier pertenece al grupo de perros conocidos como Terrier, que deriva de la palabra latina terra, o sea «tierra». El terrier es un perro que fue criado para trabajar bajo tierra y obligar a salir de sus escondrijos a pequeños y grandes roedores y a otros animales que pueden suponer una molestia para la vida campestre.

Todos los perros del grupo de los Terrier tuvieron su origen en las Islas Británicas, con excepción del Schnauzer Miniatura, cuyos orígenes están en Alemania. El AKC y el KC lo clasifican como Terrier, pero la FCI no; lo incluye junto con el Gigante y el Mediano en el Grupo II, como perros de guarda. Muchas de las razas de Terrier derivan de antepasados comunes. A mediados del siglo XIX, los Terrier fueron clasificados, a grandes rasgos, en dos categorías: los perros de pelaje áspero y extremidades cortas de Escocia y los de extremidades más largas y pelaje suave de Inglaterra.

La familia de los Terrier escoceses (los originarios de Escocia) se divide en el Scottish Terrier actual, el West Highland White Terrier, el Cairn Terrier y el Skye Terrier. A principios del siglo XIX, los llamados Terrier escoceses podían hacer referencia a cualquiera de estas razas. Los cruces entre ellas eran comunes, y no era inusual durante el siglo XIX que las distintas razas pudieran proceder de una misma camada, pues los cachorros se clasificaban simplemente según el color de su capa. J. W. Benyon escribió en su libro The Cairn Terrier: «el Cairn, el West Highland White y el Scottish Terrier se parecían tanto entre sí en los primeros tiempos que eran cruzados con total impunidad. Los primeros pedigrees de estas razas mostraban las tres razas en el linaje de un perro y las tres procedían frecuentemente de una misma camada, siendo vendidas de acuerdo con lo que quisiera el comprador». A medida que los criadores comenzaron a exponer a sus perros en los certámenes caninos, se vio que debía haber una mayor uniformidad dentro de la raza, esto es, todos los cachorros de una camada deberían tener el mismo aspecto, además de parecerse a su padre y a su madre.

Gran parte de la antigua historia del Cairn Terrier se centra en la isla de Skye. Eche un vistazo a su mapa de las Islas Británicas y observe lo remoto de esta isla. Está situada al oeste de las Highlands y forma parte de las Hébridas, una tierra notoria por su áspera geografía y sus duros habitantes, donde era necesario un perro valiente y resistente para tener a las alimañas bajo control. El Cairn Terrier, con su gran espíritu y mayor coraje, era ideal para librarse de las alimañas en casa y en los establos y para limpiar los campos y las zonas en que merodeaban tejones y zorros. Puede que la historia del Cairn Terrier sea un poco complicada, como lo es la de la mayoría de las razas caninas, pero se cree que la línea más antigua procedió del capitán Mac Leod, de Drynock, en la isla de Skye.

En sus principios al Cairn Terrier se le llamaba Short-haired Skye Terrier (terrier de Skye de pelo corto) y en Gran Bretaña se le conocía con el nombre de Tod-hunter (cazador de zorros). Además de los Mac Leod, que prefirieron a los perros de color gris plateado, otras líneas de Cairn Terrier fueron criadas por parte de los Mac Donald, de Watermist, que criaron perros de color gris y atigrado, y por parte de los Mac Kinnon, de Kilbride, que criaron perros de color crema, rojo y atigrado oscuro. Estas tres líneas constituyen la base del Cairn Terrier actual.

La otra raza presente en la isla de Skye era el Skye Terrier, que era un perro de dorso largo, cuerpo robusto y con un pelaje que caía. A los criadores de Skye Terrier no les gustó que este advenedizo recibiera el nombre de Skye Terrier de Pelo Corto. Una pionera y gran defensora de la raza fue Mrs. Alastair Campbell, fundadora del criadero Brocaire, que había hecho muchos viajes a la isla de Skye, donde adquirió a sus primeros perros. Fue la primera en inscribir la raza en una exposición canina. En 1907 inscribió en el libro de orígenes del KC a Calla Mhor y a Cuillean Bhan como Prick-eared Skye Terrier (Terrier de Skye de orejas tiesas) y les inscribió en una exposición canina. Más tarde inscribió a Rog Mhor, que se convirtió en el padre de uno de los primeros ganadores de un Certificado de Desafío (Challenge Certificate o CC). Hacia 1910 el Kennel Club inglés trasladó la raza en las exposiciones caninas a la clasificación de «Cualquier otra raza o variedad» y se inscribieron 24 perros. La raza estaba ganando popularidad rápidamente, incluso sin tener un nombre oficial, y todavía había confusión en cuanto a la categoría en la que se debía inscribir a los perros en los certámenes caninos.

Mientras tanto, los aficionados al Skye Terrier seguían molestos por el nombre de «Terrier de Skye de pelo corto » y protestaron ante el Kennel Club de Inglaterra. Se sugirió que la raza fuera llamada «Cairn Terrier of Skye», lo que finalmente se acortó en Cairn Terrier. Gracias a los esfuerzos de Mrs. Campbell, que trabajó prodigiosamente con los orígenes de la raza y con sus criadores, el Kennel Club inglés transfirió a todos los Skye de Pelo Corto al nuevo registro de Cairn Terrier. Mientras tanto, en octubre de 1911 se redactó un estándar oficial para la raza en la Exposición Canina del Scottish Kennel Club de Edimburgo, ya que sus criadores se dieron cuenta de que debían tener cierta uniformidad. El 29 de mayo de 1912, el Cairn Terrier obtuvo, finalmente, su estatus oficial dentro del Kennel Club y se otorgaron Certificados de Desafío en determinados certámenes.

Además del apoyo de Mrs. Alastair Campbell, la raza recibió un respaldo temprano por parte de lord Hawke y de sus hermanas Mary y Betty, que habían importado Terrier de Skye de la línea Watermist. Sus perros Bridget, Bride y Bruin fueron piezas clave en la historia temprana de la raza. El primer Cairn Terrier campeón fue Gesto, propiedad de Mrs. Campbell.

Cuando comenzó la primera guerra mundial, la cría y la exposición de perros se detuvo en Inglaterra. De todas formas, tan pronto como terminó la guerra, la popularidad del Cairn comenzó a subir. Nuevos exhibidores se unieron a Mrs. Campbell y hacia 1923 se inscribieron más de 1.000 Cairn Terrier.

Harviestoun Raider, nacido en 1919 y propiedad de J. E. Kerr, se convirtió en el primer gran padre de la raza, al dar lugar a 11 campeones, lo que fue un récord en aquellos tiempos. Raider dotó a su descendencia de su maravillosa sustancia, que a veces era excesiva para los jueces, y transmitió la totalidad de sus mejores atributos. En esos tiempos, Raider se encontraba en el origen de las dos terceras partes de todos los pedigrees de Cairn Terrier.

Hacia mediados de los años 20, Mrs. N. Fleming, del criadero Out of the West, era una criadora activa y siguió así hasta bien entrados los años 30. Sus perros Fisherman Out of the West y Doughall Out of the West fueron también dos machos importantes a lo largo de los años 20. En 1933 nació el gran Ch. Splinter of Twobees. Ganador de ocho Certificados de Desafío, logró esta marca no en el ring de las exposiciones de belleza sino gracias a su influencia como macho con su capacidad para transmitir su morfología y su calidad a sus hijos y a sus siguientes generaciones. Más de 100 campeones en Inglaterra pueden remontarse, mediante sus pedigrees, hasta llegar a él. Además, y como era de esperar, se encuentra en el trasfondo de muchos campeones americanos.

Una vez más, con la llegada de la segunda guerra mundial, la cría de perros se detuvo en Gran Bretaña. Muchos criaderos fueron desmantelados cuando los criadores se encontraron con que no había suficiente alimento como para mantener un criadero. Algunos espíritus resistentes se las compusieron para mantener a unos pocos ejemplares y, cuando la guerra acabó, la cría y la exposición de perros se reanudó, al igual que había pasado tras la primera guerra mundial.

En 1943 Splinter tuvo un hijo llamado Sport of Zellah. Con la aprobación del Kennel Club inglés, el nuevo propietario cambió su nombre por el de Bonfire of Twobees y fue cruzado en 1948 con Redletter My Choice, propiedad de Walter Bradshaw. Se debe prestar atención al criadero Redletter de Mr. Bradshaw debido a la enorme influencia que tuvo sobre la raza en toda Gran Bretaña y Norteamérica. A lo largo de las décadas, el criadero estableció un fenomenal récord de victorias en exposiciones y por sus excelentes animales reproductores.

Mr. Bradshaw se inició en el mundo de los perros en los años 20, criando Flat-Coated Retriever. Poco antes de la segunda guerra mundial se interesó por el Cairn Terrier. El cruce entre Redletter My Choice y Bonfire Twobees dio lugar a Redletter Mc Joe, que se convirtió en campeón antes de cumplir los dos años. Fue presentado en los rings durante tres años y dio lugar a nueve campeones. Su hijo Ch. Redletter Mc Murran ganó 26 Certificados de Desafío y fue el primer Cairn Terrier que obtuvo un Best in Show (Mejor de la Exposición) en una exposición de campeonato (1956). Su hija, Ch. Redletter Elford Mhorag obtuvo 18 CC. Mc Murran y Mhorag, que eran medio hermanos, ganaron los CC de macho y de hembra en cinco exposiciones de campeonato. Ch. Redletter Mc Bryan ganó 17 CC y fue padre de 13 campeones. Ch. Redletter Twinlaw Spirit, que fue el segundo Cairn Terrier que obtuvo un Best in Show en una exposición de campeonato fue adquirido más tarde por Betty Hyslop, del criadero Cairndainia de Canadá. Ch. Redletter Marcel obtuvo 16 CC en un año. Mr. Bradshaw falleció en 1982, a la edad de 86 años, después de haber criado a 42 campeones ingleses y haber tenido una enorme influencia sobre el mundo del Cairn Terrier que quizás no se repita a corto plazo.

Otros criaderos que han hecho grandes aportaciones a la raza han sido el criadero Blencathra (de Mrs. E. H. Drummond) que dio lugar a 25 campeones ingleses; el criadero Toptwig (de Mrs. Gladys Marsh), que exportó perros a los Estados Unidos y a Suecia, con un gran impacto en ambos países; el criadero Lofthouse (de Mrs. L. H. Manley), que crió a 10 campeones ingleses y que exportó perros campeones a los Estados Unidos; el criadero Oudenarde, que dio lugar a muchos campeones, entre los que se incluye el campeón de EE.UU. y Canadá Oudenarde Sea Hark, que fue exportado para Betty Hislop; el criadero Uniquecottage (de Mrs. J. G. Parker-Tucker) que dio lugar a más de 30 campeones ingleses que han obtenido muchos CC. Ha habido un enorme número de criadores dedicados al Cairn Terrier en las Islas Británicas cuyos perros han sido famosos no sólo en su país, sino en toda Norteamérica.

El Cairn Terrier en Norteamérica

La historia del Cairn Terrier en Norteamérica siguió de cerca (separadas por sólo unos pocos años) a la historia de la raza en Gran Bretaña. En 1913 se exportaron los primeros Cairn Terrier a los Estados Unidos. Procedían del criadero Out of the West, propiedad de Mrs. Fleming y fueron a parar a manos de Mrs. Henry Price (de California). Sandy Peter Out of the West fue el primer y único Cairn Terrier inscrito en el libro de orígenes genealógicos del American Kennel Club (AKC) en 1913.

Hacia 1917 había 32 inscripciones y en diciembre de ese mismo año el Cairn Terrier Club of America consiguió ser el noveno del grupo de los Terrier en convertirse en miembro del AKC. Mrs. Price se convirtió en una criadora muy activa a principios de los años 40. Tuvo un gran interés durante toda su vida por la raza y fue miembro de la junta directiva de la sociedad canina nacional. Mrs. Byron Rogers, aficionada a los Cairn y a los Sealyham Terrier y también miembro de la junta directiva, importó muchos Cairn Terrier de Inglaterra y escribió el primer libro acerca de la raza. Mrs. C. Groverman Ellis, del criadero Killybracken añadió Cairn Terrier a su criadero de Irish Wolfhound en los años 30. Dio lugar a casi 40 campeones, además de conseguir títulos de obediencia con muchos de sus Cairn Terrier. Ch. Tam Glen of Killybracken puede que sea uno de los pocos Cairn Terrier con un título de perro rastreador. Los propietarios solían presentar a sus propios perros y compraban pocos ejemplares de otras fuentes, confiando en sus animales criados en casa.

Entre 1913 y 1930, las importaciones que procedían de Gran Bretaña representaban las dos terceras partes de los campeones americanos. El Cairn Terrier prosiguió su camino de éxitos y victorias a lo largo de los años 30 y los 40 a pesar de la gran depresión y de la segunda guerra mundial.

El criadero Shagbark, de Helen Hunt (en Connecticut) comenzó su andadura en los años 30 y tuvo más de 30 campeones. En los años 50, Miss Hunt tenía cinco generaciones de perros de cría casera en su criadero. Mrs. R. T. Allen era propietaria del criadero Craigdhu en Illinois: criaron Cairn Terrier campeones durante 45 años. El criadero Caithness, de Mrs. Betty Stone, importó a varios perros de Inglaterra y crió a Ch. Caithness Rufus, que venció en la exposición monográfica del Cairn Terrier Club of America en 1964 desde la categoría de cachorro. Rufus fue padre de más de 25 campeones y se retiró de los rings de belleza para dejar vía libre a su hijo, Ch. Cairnwoods Golden Boy. Mrs. Stone falleció a mediados de los 70.

El criadero Cairmar, de Joe y Betty Marcum (de Mississippi) había tenido gran éxito en cuanto a la producción de perros ganadores de grupo (Group winners) y Mejores de la Exposición (Best in Show). Dos de sus perros, que procedían del criadero Caithness de Mrs. Stone fueron Ch. Caithness Barnabas, padre de 31 campeones y Caithness Captie Periwinkle, madre de 7 campeones. Los Marcum han construido su criadero basándose en la fuerza de sus hembras, lo que demuestra que «las buenas perras dan lugar a buenos criaderos». Mrs. Marcum sigue siendo un personaje activo dentro de la raza y ha escrito un excelente libro sobre el Cairn Terrier.

El criadero Wolfpit, que inició su andadura en los años 30 de la mano de Mr. y Mrs. Taylor Coleman y su hija Lidia Coleman Hutchinson, ha dado lugar a más de 115 campeones. Su mejor perro fue Ch. Cairnwood's Quince (padre: Ch. Cairnwoods Golden Boy; madre: Caithness Gracenote), que obtuvo varios triunfos en su grupo, un Mejor de la Exposición (Best in Show) en una exposición general de campeonato y que fue el campeón en la exposición monográfica nacional en 1971, 1972, 1973 y de nuevo en 1980, a la edad de 12 años. Ha sido un excelente semental que ha dado lugar a más de 50 campeones. Ch. Caithness Rufus fue el perro clave en este pedigree. Otro semental excelente es Ch. Caledonian Berry of Wolfpit, ganador en muchas exposiciones monográficas, ganador de cinco Best in Show en exposiciones generales de campeonato y padre de más de 30 campeones. Mrs. Coleman es una famosa juez de Terrier en los Estados Unidos.

Una criadora que debería ser más bien considerada estadounidense que canadiense fue Mrs. Betty Hyslop, del criadero Cairndania en Ontario (Canadá). La influencia de Mrs. Hyslop por todo Norteamérica duró más de sesenta años, hasta su fallecimiento a finales de los años 90. Fue una figura famosa en las exposiciones caninas de los EE.UU. y de Canadá, y los perros Cairndania fueron expuestos en ambos países.

Adquirió su primer Cairn Terrier (que procedía de Inglaterra) en 1928 e importó y crió perros a lo largo de los años, presentándolos frecuentemente ella misma y conseguiendo los máximos honores. Ganó tres veces en el grupo de los Terrier en la exposición canina de belleza del Westminster Kennel Club, el certamen más prestigioso de los EE.UU. Cada década ha visto grandes perros obtenidos en este criadero. Ch. Redletter Mc Ruffie ganó en la exposición monográfica nacional tres veces y fue padre de 25 campeones. Los Best in Show en exposiciones generales de campeonato en los años 60 los consiguieron Ch. Cairndania Ms Brigand's Holbris, Ch. Uniquecottage Mr. Bradshaw y Ch. Cairndania Mc Brigand's Brigery, padre de 27 campeones. Ch. Redletter Miss Splinters, que fue importada por Mrs. Hyslop, fue presentada 60 veces en exposiciones y sólo fue derrotada una vez. El número de ganadores de Best in Show y de campeones ha sido considerable, y los aficionados norteamericanos al Cairn Terrier tuvieron suerte de contar con una aficionada tal, que crió e importó grandes perros durante tantas décadas.

El los años 60, los Cairn Terrier fueron exportados a Japón, Francia, Suecia, Finlandia, Australia, Dinamarca y Sudáfrica. Australia y Suecia han criado excelentes Cairn Terrier durante muchos años. Debería usted ponerse en contacto con la sociedad canina más cercana a su domicilio para conseguir un listado de criadores de Cairn Terrier.

Esta raza se ha vuelto muy querida en menos de 100 años. Sigue estando en buenas manos con los excelentes criadores británicos y americanos y el futuro de la raza es, desde luego, alentador.

Si deseas saber más sobre el Cairn Terrier te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Cairn Terrier Serie Excellence:

Apariencia de la Cairn Terrier

Apariencia general

Agil, alerta, de apariencia natural  emprendedora. Extremidades fuertes, con buen aplomo en las extremidades delanteras y de movimientos libres. Pecho profundo. Pelaje resistente a las inclemencias del tiempo.

Temperamento/Comportamiento

Impresiona por su actividad, firmeza y audacia. Con carácter valiente y alegre; seguro de sí mismo, pero no agresivo.

Cabeza

Pequeña pero proporcionada al cuerpo. Cabeza bien cubierta de pelo.

Región craneal

  • Cráneo: Ancho, con una hendidura bien marcada entre los ojos.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Bien definida.

Región Facial

  • Trufa: Negra.
  • Hocico: Potente.
  • Mandíbulas/Dientes: Dientes grandes. Maxilares fuertes, pero nunca largos o grandes, con mordida en tijera regular, perfecta y completa, es decir que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto estrecho con la cara externa de los incisivos inferiores y colocados en ángulo recto con los maxilares.
  • Ojos: Colocados bien separados, de tamaño mediano, color marrón oscuro, ligeramente hundidos y con cejas abundantes.
  • Orejas: Pequeñas y terminadas en punta, bien erguidas, no muy juntas ni cubiertas de pelo largo.

Cuello

Con buena implantación en las espaldas y no muy corto.

Cuerpo

  • Espalda: Recta y de largo mediano.
  • Lomo: Fuerte y elástico.
  • Pecho: Costillas bien arqueadas y profundas.

Cola

Corta, proporcionada, bien cubierta de pelo pero no formando flecos. Su implantación no debe ser alta ni baja, debe ser llevada alegremente pero nunca encorvada hacia el dorso.

Extremidades

Miembros anteriores

Cubiertos de pelo duro. De longitud mediana y de buen hueso pero no muy pesados.

  • Espalda: Oblícua.
  • Codos: Nunca vueltos hacia afuera ni hacia adentro.

Miembros posteriores

  • Muslos: Muy fuertes y musculosos.
  • Rodillas: Buena,  pero no excesiva angulación.
  • Corvejones: Bien descendidos, vistos desde atrás nunca inclinados hacia afuera o hacia adentro.

Pies

Los anteriores más grandes que los posteriores y pueden estar ligeramente desviados hacia afuera. Las almohadillas deben ser gruesas y fuertes. Los pies pequeños, estrechos, con dedos separados extendidos y uñas largas es un defecto.

Movimiento

Su andar debe ser con movimientos libres y fáciles. Los miembros delanteros deben tener una buena amplitud hacia adelante. Los miembros posteriores deben proporcionar una fuerte potencia propulsora. Los corvejones no deben estar muy juntos ni muy separados.

Pelaje

Pelo

La textura del pelo es muy importante. Debe soportar las inclemencias del tiempo y tener una doble capa: La capa externa está formada por pelo abundante, duro pero no áspero, el subpelo debe ser corto, suave y denso. El pelo hueco es un defecto. Se permite una leve ondulación.

Color

Crema, amarillo, rojo, gris o casi negro. Se acepta el atigrado en todos estos colores, pero no así el negro sólido, blanco o el negro y fuego. Son muy típicas las manchas oscuras en las orejas y el hocico.

Talla y peso

Aproximadamente 28-31 cm a la altura de la cruz, pero en proporción al peso, siendo el peso ideal entre 6 y 7,5 kg.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Cairn Terrier, su mantenimiento estético es algo exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal (dos o tres veces por semana).
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • Corte por peluquero canino.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Cairn Terrier requiere de mucho ejercicio. Por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Puede vivir tanto en departamentos como en hogares con extensos terrenos, eso sí, don perros que deben vivir dentro de casa con la familia y no dormir en el jardín.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Obesidad 
  • Alergia a las pulgas
  • Cataratas
  • Enfermedad de Von Willerbrand
  • Enfermedad de Legg - Calve - Perthes
  • Luxación patelar