Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Bulldog Inglés

Esperanza de vida8 - 10 años
PesoMacho:24 - 25 kgHembra:24 - 25 kg
AlturaMacho:31 - 40 cmHembra: 31 - 40 cm
Pedigrí
ApodosBulldog, Bulldogge, Bouledogue
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Bulldog Inglés

El Bulldog Inglés es un perro valeroso y combativo al que pocas veces oiremos lloriquear. Según las personas que han convivido con esta raza, este es un animal muy testarudo que nunca se queja, ni cuando tiene hambre o sed ni cuando siente dolor. Vamos, un todoterreno de perro al que tendremos que controlar por si se hiere o pasa sed.

Origen

Los ancestros del Bulldog Inglés, los mastiffs, eran utilizados para hacer correr a las reses antes de llevarlas al matadero, de este modo se mejoraba la calidad de la carne. Durante la Edad Media se puso de moda organizar enfrentamientos entre toros (bulls) y estos perros, afición que fue creciendo con los siglos. En 1835 el Parlamento británico prohibió estas peleas pero la actividad no cesó hasta finales del siglo XIX. Por estos años el Bulldog Inglés estuvo a punto de desaparecer hasta que se empezó a estandarizar la raza.

Comportamiento

El Bulldog Inglés es bastante cabezota, juguetón, vital y sensible. Siempre está atento a lo que sucede a su alrededor y con los extraños se puede mostrar vigilante pero no agresivo. Aunque sorprenda, es un animal que no soporta la brutalidad y que necesita el cariño de sus dueños. Es un perro adecuado para los niños, ya que sabe dosificar su fuerza y es muy paciente. Tiene un carácter bueno, amistoso, dócil y atento.

Aspecto

El Bulldog Inglés es un perro robusto, compacto, potente y ancho. Tiene una cabeza bastante grande en relación con el cuerpo en donde la piel es suelta y arrugada. El hocico es corto y ancho y los labios son gruesos y colgantes. Sus patas son cortas, fuertes y musculosas. La cola es corta, recta y se inclina hacia abajo. Tiene un pelo fino, corto y espeso que acostumbra a ser atigrado unicolor con máscara. El Bulldog Inglés también puede ser de colores uniformes pero brillantes y puros como el rojo y sus diferentes tonos, el atigrado, el blanco y el moteado.

Cuidados específicos

Es recomendable que el Bulldog Inglés haga algún tipo de ejercicio para que desarolle sus músculos y aumente su capacidad respiratoria, aunque no tolera un ejercicio excesivo. Es recomendable evitar exponerlo al calor, ya que soporta muy mal las altas temperaturas.
A pesar de ser un perro robusto, el Bulldog necesita mucho cuidado y acicalamiento, sus ojos y arrugas deben limpiarse a diario.

Salud

El Bulldog Inglés padece muchas anomalías hereditarias y congénitas, entre ellas el paladar partido en los cachorros, la displasia de cadera, cojera de las patas anteriores, entropión y ectropión, dermatitis, estenosis de las fosas nasales (causando obstrucción) y alargamiento del paladar blando.

¿Es el Bulldog un perro adecuado para usted?

El Bulldog ha recorrido un largo camino desde que fuera un perro de pelea. Probablemente no haya una raza canina que haya cambiado tanto en cuanto a temperamento y comportamiento, ya que ha sido transformado en una maravillosa mascota y compañero. El Bulldog medra con el compañerismo humano y disfruta, verdaderamente, al lado de todo tipo de gente. Su lealtad y enorme afinidad hacia las personas hacen que sean unos perros que no se adapten bien a vivir en una perrera. Esta raza prefiere estar dentro de casa y convivir con sus propietarios a permanecer en el jardín o patio de la casa o en una perrera en el sótano.

Los Bulldog son muy tolerantes, tienen gran paciencia con los niños y les encanta la compañía de otros perros y animales. Se adaptan con bastante facilidad a otras mascotas caseras como gatos y aves. Rara vez se pelean entre sí, pero cuando lo hacen puede ser algo bastante aparatoso. Se trata de una raza con una enorme voluntad que no se rendirá fácilmente. Son extremadamente inteligentes, tranquilos y afectuosos. No oirá ladrar demasiado a un Bulldog, pero pronto se acostumbrará a sus ruidosos ronquidos y eructos. Sorprendentemente, muchos propietarios encuentran bastante placenteros los ronquidos de esta raza y raramente los notan una vez que el perro lleva algún tiempo en casa.

El Bulldog se adapta fácilmente a la vida en un piso o en el campo, con enormes terrenos para pasear. No necesita hacer mucho ejercicio y se contenta con cortos paseos diarios. No se trata de una raza muy activa, y la gente que busque un perro que lo sea debería decidirse por otra raza. Son mucho más felices mientras descansan en el entorno cómodo de su hogar. Los juegos de pelota que se prolongan durante horas no están hechos para ellos. El Bulldog disfruta con las sesiones de juegos cortas y se mostrará muy contento con su relación con los humanos y las atenciones que el propietario le pueda proporcionar.

Debido a su conformación, es frecuente que el Bulldog tenga dificultades respiratorias. Esto es especialmente cierto durante los días cálidos y húmedos. Se debería evitar su participación en ejercicios agotadores cuando tengamos estas condiciones climáticas. Ninguna raza canina debería ser expuesta a un calor excesivo, pero el Bulldog sufrirá mucho más que la mayoría cuando el clima sea el mencionado. Un hogar con aire acondicionado es un lugar mucho mejor para que pase el día que estando fuera de casa, en el jardín, durante un día cálido y sin disponer de una sombra. Lo que es raro es que les gusta tomar el sol mientras la temperatura sea lo suficientemente fresca como para que se sientan cómodos. Los perros que son tenidos fuera de casa durante largos periodos de tiempo son también susceptibles a padecer mayor cantidad de problemas cutáneos y respiratorios.

Un aspecto que deberían tener en cuenta los propietarios potenciales es que los Bulldog son mordedores incorregibles y que este comportamiento no está limitado a los perros jóvenes. Será importante proporcionarles muchos juguetes para morder para mantenerles ocupados cuando no esté usted en casa.

Una pregunta frecuente entre los propietarios neófitos es qué sexo es la mejor opción. En la mayoría de las razas no suele haber una gran diferencia. En el caso de los Bulldog, los machos puede que sean un poco más afectuosos. Suponiendo que todo lo demás sea igual, la elección depende, en realidad, de los planes que tenga el propietario. ¿Va a ser el perro sólo una mascota casera y un compañero? ¿Cree que quizás le interese participar en los certámenes caninos o en las pruebas de obediencia? Si es así, debería hablar con el criador acerca de sus intenciones, ya que quizá luego ya sea demasiado tarde. Esto le ayudará a escoger para usted un perro que sea adecuado para su ritmo de vida y que cumpla con sus expectativas. Si lo necesita, hágase y llévese una lista de preguntas.

En cuanto a las características físicas, los Bulldog se presentan en variedad de colores deslumbrantes. Los más populares son el blanco, el rojo y blanco, el atigrado y blanco, el blanco con manchas (pío), el color gamo y el blanco con una máscara u hocico negro. El color tiene poca importancia en cuanto a la calidad del perro. Se trata, simplemente, de sus gustos y preferencias personales. Aun así es importante encontrar a un perro que se adapte al estándar de la raza. Debería fiarse del consejo del criador, ya que, obviamente, él tendrá más experiencia en ello que usted. Ellos sabrán cómo crecerán y en qué se transformarán sus líneas.

Problemas de salud del Bulldog

Existen diferentes problemas de salud que afectan a diferentes razas caninas, y todos los nuevos propietarios deberían conocer los problemas que puede padecer la raza que han escogido. Con esto no pretendemos disuadir a nadie de la compra de un cachorro. Se hace para ayudar a que el propietario programe los mejores cuidados posibles para su perro. Algunas razas sufrirán más enfermedades y problemas de origen genético que otras. En gran medida, el Bulldog es una raza canina muy sana. Una dieta correcta y los juegos y el ejercicio adecuados para mantenerle en forma juegan un papel importante en su estabilidad física y en su desarrollo. Su Bulldog debería ser alimentado y acicalado adecuadamente y sus vacunas deberían estar al día. Algunos problemas de la salud son de origen genético y vienen como resultado de defectos hereditarios con los que usted debería familiarizarse.

El ojo de cereza consiste en la tumefacción de una glándula del tercer párpado. A diferencia de los ojos de las personas, los ojos del perro disponen de un tercer párpado situado en su ángulo interno. Este problema es bastante frecuente en el Bulldog. Afortunadamente, un veterinario experimentado extraerá la glándula durmiendo al perro con los anestésicos adecuados.

El entropión y el ectropión son problemas que afectan a los párpados. El entropión consiste en que el párpado superior o el inferior están vueltos hacia dentro, con lo que las pestañas frotan la córnea, lo que da lugar a una irritación grave. El ectropión es lo contrario al entropión, y los párpados están vueltos hacia fuera, lo que provoca que el párpado inferior quede colgando un poco. Este problema se suele poder curar sin que sea necesaria la cirugía correctora.

A veces se puede ver que los Bulldog y otras razas braquicéfalas tienen un paladar blando elongado. Este problema provoca que el perro tenga descargas nasales y respire ruidosamente porque las vías respiratorias están obstruidas por el paladar blando. Un Bulldog que padezca este problema respirará por la boca, lo que dará lugar a ruidos (como ronquidos) mientras duerme. En la mayoría de los casos, la cirugía puede corregir el problema.

La displasia de codo y la rotuliana también afectan al Bulldog. Ambas consisten en un defecto genético que provoca cojera y anomalías en la marcha y el movimiento. Los perros que padecen este problema suelen experimentar un gran dolor e incomodidad. Los criadores responsables deberían someter a todos sus animales a rayos X antes de incluirlos en sus programas de cría. Aunque una opción puede ser la sustitución del codo por uno ortopédico, se trata de una operación muy cara y que no siempre tiene éxito.

Si deseas saber más sobre el Bulldog Inglés te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bulldog Inglés Serie Excellence:

Historia de la Bulldog Inglés

Durante cualquier periodo extenso de tiempo, es bastante frecuente ver cómo una raza canina evoluciona para pasar de ser totalmente diferente a cómo podía haber sido cientos e incluso miles de años atrás. Se consideraría como muy probable que una raza conservara la morfología y el temperamento a lo largo de su proceso de evolución. Esto es del todo cierto cuando estudiamos la historia y el desarrollo del Bulldog.

El Bulldog Inglés, conocido simplemente como Bulldog, ha cambiado enormemente desde sus principios. Aunque persisten algunos antiguos atributos en la raza, los ejemplares del siglo XIII tenían un aspecto y un comportamiento nada parecidos al del perro que tenemos actualmente en nuestros hogares y que vemos en los rings de los certámenes de belleza. Los historiadores creen, con bastante convicción, que la raza derivó de antiguos perros de guerra o de otras razas antiguas de tipo moloso. Estos perros de guerra eran bastante utilizados por los británicos y además tenían unas cualidades excelentes como protectores de las propiedades y rebaños de su amo. Otros creen que el verdadero origen de la raza no está del todo claro y apuntan las muchas lagunas existentes en muchas de las teorías más aceptadas.

Cómo se transformó este perro en Bulldog

Una teoría aceptada es que el Bulldog fue creado, en primer lugar, en las islas Británicas y que fue creado con el único propósito de la presa de toros, un pasatiempo extremadamente salvaje que era muy popular en Inglaterra. Su popularidad llegó a adquirir tales dimensiones que se convirtió en el deporte nacional de Inglaterra entre los siglos XIII y XVIII.

La presa de toros era un espectáculo que se solía llevar a cabo junto con combates de boxeo, y se celebraban dentro de rings en pistas cubiertas. Para hacer que la pelea estuviera más igualada, el toro quedaba indefenso, atado con una cuerda a una argolla clavada en el suelo. Este deporte implicaba el uso de un perro, o de un grupo de perros, a los que se dejaba sueltos para que apresaran y sujetaran al toro por las orejas y los ollares delante de miles de bulliciosos espectadores. Se consideraba que los ollares eran el punto más delicado y vulnerable del toro. Se adiestraba a los perros para que atacaran, específicamente, esa zona. A pesar de su popularidad, el espectáculo era algo horroroso. No era infrecuente que durante una pelea, un grupo de perros acabaran malheridos o muertos. Los espectadores solían apostar en estos espectáculos e mal gusto.

El Bulldog de aquellos primeros tiempos era criado con el propósito de que fuera un animal fiero, agresivo y de una enorme fuerza y valentía. La belleza y la conformación no tenían importancia para los criadores de esa época. El temperamento que la raza tenía antaño queda muy distante del compañero leal y cariñoso tan apreciado actualmente por los aficionados de todo el mundo.

Un perro de pelea legendario y diversificado

No fue hasta 1778 cuando surgieron las primeras protestas y el duque de Devonshire en Staffordshire actuó contra la salvaje naturaleza del apresamiento de toros y abolió de forma oficial este horrible deporte. Desgraciadamente, éste no fue el fin de la utilización del Bulldog como «máquina de pelear». Aunque ya no se utilizaban toros, las peleas continuaron con ratas, leones, monos, osos, otros Bulldog y cualquier otro animal que los ingleses pudieran obtener. No pasó mucho tiempo hasta que las peleas de perros y el apresamiento de osos reemplazaron al apresamiento de toros. De hecho, estos «deportes» se volvieron tan populares o más que los anteriores. El apresamiento de osos se transformó pronto en uno de los deportes de apresamiento de mayor seguimiento. Finalmente, debido al alto coste que implicaba la importación de osos, este deporte desapareció en el siglo XVIII.

Tras el fin del apresamiento de toros y de osos, muchos creyeron que la raza desaparecería. Afortunadamente había muchas personas interesadas en la conservación de la raza y que mostraban preocupación por su transformación en un perro de pura raza respetable. Estos criadores dedicados se propusieron desarrollar una raza que fuera adecuada para la vida familiar, en contraposición con los agresivos perros de pelea. No pasó mucho tiempo antes de que los criadores transformaran la cría para la pelea y los combates en la cría para las exposiciones y los certámenes caninos.

Hacia finales del siglo XVIII y principios del XIX, los primeros ejemplares de la raza eran de mala calidad en comparación con los estándares actuales. En su aspecto físico seguían siendo evidentes sus cualidades de perros de pelea. Tenían un cráneo pequeño, un hocico largo y su cabeza no tenía arrugas. Tenían aspecto de estar extremadamente tullidos y, en gran medida, se consideraba que no gozaban de buena salud.

Del perro de pelea al perro de exposición y compañero familiar

Con la creación del Bulldog Club en Inglaterra estas malas cualidades físicas comenzaron a ser limadas por los criadores y los aficionados que se preocupaban de ello. Mucho antes de que se fundara el Kennel Club de Inglaterra, el Bulldog Club fue la primera asociación que intentó estandarizar la raza y la primera que celebró un certamen de belleza para estos perros en 1859. Se considera que Jacob Lamphier fue quien redactó el primer estándar «oficial» del Bulldog en 1864, pero no se publicó hasta 1879. El primer verdadero estándar fue el Philo Kuon, que fue adoptado en Londres en 1865. Muchos de los primeros perros expuestos en el ring de belleza tenían unos pies que se abrían y pisaban mal y unas extremidades arqueadas. Para empeorar las cosas, las valoraciones por parte de los jueces durante las exposiciones también eran malas y no fueron de ninguna ayuda para la evolución física de la raza. Incluso actualmente, se considera al Bulldog como una raza difícil de valorar en las exposiciones de belleza y son necesarios muchos años de experiencia para hacerlo correctamente.

Es casi imposible detallar la larga lista de criadores y perros ingleses y norteamericanos influyentes responsables del desarrollo de la raza durante los últimos 200 años: son centenares. Algunos de los perros famosos de finales del siglo XIX y de principios del XX siguen teniendo un reducto en la descendencia actual, y muchos de los mejores machos y pedigrees de hoy día tienen su origen en ellos. Algunos de estos perros influyentes fueron: Monarch, Donald, King Dick, Old King Cole, Crib, Rosa, Thunder, Sir Anthony, Brutus y Sancho Panza.

En el siglo XIX, Crib y Rosa eran dos perros que fueron considerados como la base del estándar del Bulldog. Ambos tenían un tórax profundo, un increíble tono muscular, un dorso cóncavo y una cola de implantación baja. Crib era un perro atigrado y blanco considerado como «el mejor hasta la fecha». Era un perro polivalente que tanto era utilizado como perro guardián como compañero familiar. Criadores importantes de esta época fueron Mr. S. E. Shirley, Mr. G. Roper, Mr. R. J. Lloyd Price, Jesse Oswell, Mr. Clement y Mr. Henshaw. Hacia finales del siglo XIX, Robert Hartley, Charles Hopton, Walter Jeffries y Sam Woodiwiss habían conseguido ser criadores de gran fama y respetados en Norteamérica e Inglaterra.

James Hinks tiene el mérito de ser uno de los primeros exhibidores de Bulldog. Hinks expuso Bulldog activamente durante cuatro años (desde 1860 a 1864). Uno de los primeros certámenes en los que participó se celebró en el Palacio de Exposiciones Agrícolas de Birmingham. Se inscribieron 40 Bulldog, entre los que estaba el famoso perro rojo King Dick, propiedad de Jacob Lamphier. King Dick tuvo una carrera muy exitosa en las exposiciones. Se convertiría en el primer campeón de belleza y en el primer Bulldog en ser inscrito en el libro de orígenes de la raza del Kennel Club. El primer club británico del Bulldog fue creado en 1864 por Mr. R. S. Rockstro.

La mayoría de los animales de esta raza eran exportados a los Estados Unidos, país que tuvo la mayor influencia en el desarrollo de la raza. El primer Bulldog expuesto en los EE.UU. fue Donald, que fue presentado en Nueva York en 1880. Era un macho atigrado y blanco propiedad de Sir William Verner. En 1888, Robinson Crusoe se convirtió en el primer campeón estadounidense. Diez años más tarde se fundó el Bulldog Club of America. Actualmente cuenta con unos 3.000 miembros.

Al igual que para muchas otras razas, las consecuencias negativas de las guerras afectaron al Bulldog. Al iniciarse la primera guerra mundial, había unos 12.000 Bulldog en el Reino Unido y durante la segunda guerra mundial se suspendieron por completo los certámenes caninos y la población de Bulldog descendió hasta los 8.000 ejemplares. Algunos criaderos influyentes de esos tiempos eran Merstham, Pearson y Cloverleys. Mrs. Pearson, del criadero Pearson Westall's se convirtió en la primera mujer que presidió el English Bulldog Club en 1936.

Después de la segunda guerra mundial, surgieron muchas caras nuevas que tendrían una gran influencia sobre la raza. Jack y Kathleen Cook tuvieron el mérito de ser los que criaron más Bulldog campeones del Reino Unido. Les y Ellen Cotton, del criadero Aldridge, fueron los responsables de la cría de Ch. Aldridge Advent Gold. Este perro fue el padre de nueve campeones del Reino Unido. Otros perros influyentes fueron Ch. Maelor Solorium, Ch. Prince of Woodgate y Ch. Noways Chuckley. Éste último fue el único que logró ser el Campeón Supremo en la Exposición Canina de Belleza Crufts, en 1952. Arthur Westlake, Dora y George Wakefield y Harold y Audie Hayball criaron muchos perros excelentes que siempre tendrán un lugar destacado en la historia de esta raza.

La mayoría de los perros campeones y de los grandes criaderos de Bulldog se han originado a partir de perros ingleses. En los últimos años, el Bulldog ha continuado aumentando lentamente, su popularidad en los EE.UU. La calidad de los perros también ha mejorado.

En esta última década han surgido nuevas caras en los rings de belleza de las exposiciones caninas de los EE.UU. y de Inglaterra. Muchos criadores solventes están dando lugar a animales de gran calidad y a líneas de prestigio. Varios han tenido excelentes actuaciones dentro y fuera del ring de belleza. Bill y Margaret Goodwin, del criadero Britishpride han criado varios campeones, el más famoso de los cuales es Ch. Ocobo Royal Heritage of Britishpride, que ganó el premio de Mejor de la Exposición (Best in Show) en la exposición del centenario del British Bulldog Club. Pat y Norman Davis, del criadero Ocobo también tuvieron una gran actuación con Ch. Ocobo Skipper y Ch. Ocobo Tully. Algunos otros criadores dignos de mención incluyen a Brenda Price (del criadero Esclusham) y a Peter y Jackie New (del criadero New Rock).

Si deseas saber más sobre el Bulldog Inglés te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bulldog Inglés Serie Excellence:

Apariencia de la Bulldog Inglés


Aspecto general

Es un perro de pelo corto, complexión pesada, más bien bajo en estatura, ancho, poderoso y compacto. Cabeza mas bien grande en proporción a su tamaño, pero ninguna parte de su cuerpo debe tener un tamaño excesivo en relación a las otras, rompiendo así la simetría general, haciendo ver al perro deforme o interfiriendo con su capacidad de movimiento. Cara corta, hocico ancho, romo e inclinado hacia arriba. Perros mostrando problemas respiratorios son altamente indeseables. Cuerpo corto, de buena estructura, sin tendencia a la obesidad. Miembros fuertes, bien musculados y robustos. Posterior alto y fuerte pero algo más liviano en comparación con el pesado frente. Hembras no tan desarrolladas como los machos.

Comportamiento/ Temperamento

Debe dar la impresión de determinación, fuerza y actividad. Alerta, valiente, leal, dependiente, valeroso, feroz en apariencia, pero poseedor de una naturaleza afectiva.

Cabeza

Vista de lado, la cabeza se ve muy alta y corta desde atrás hasta la punta de la nariz. Frente plana con piel sobre y alrededor de la cabeza, suelta y sutilmente arrugada, ni prominente ni sobresaliendo de la cara. En proyección los huesos frontales son prominentes, anchos, cuadrados y altos. Desde la depresión naso-frontal, un surco ancho y profundo extendiéndose hasta la mitad del cráneo, pudiendo seguir su trazo hasta el vértice. La cara, desde los huesos de la mejilla hasta la nariz, corta, con piel arrugada. La distancia desde el ángulo interior del ojo (o del centro de la depresión naso-frontal entre los ojos) al extremo de la punta de la nariz, no excediendo el largo de la punta de la nariz al borde del labio inferior.

Región craneal

  • Cráneo: Cráneo grande en circunferencia. Visto de frente se ve muy alto desde el ángulo de la mandíbula inferior a la cima del cráneo, también muy ancho y cuadrado.
  • Depresión naso-frontal: Profunda, ancha entre los ojos.

Región facial

Vista de frente, las varias propiedades de la cara, deben ser igualmente balanceadas hacia los dos lados de un línea central imaginaria.

  • Nariz: Nariz y narinas grandes, ancha y negra, bajo ninguna circunstancia de color hígado, roja o marrón; tope insertado atrás, hacia los ojos. Narinas grandes anchas y abiertas, con una línea bien definida, vertical y recta entremedio.
  • Hocico: Hocico corto, ancho, respingado, muy profundo desde el ángulo del ojo hasta la comisura de los labios. La arruga sobre la nariz no debe interferir con la línea descendente.
  • Labios: Belfos gruesos, amplios, pendientes y muy profundos, colgando completamente sobre los lados de la mandíbula inferior, no en el frente, los dos labios se juntan en el frente casi cubriendo los dientes.
  • Mandíbulas y dientes: Mandíbulas anchas, masivas, cuadradas, la mandíbula inferior proyectándose hacia adelante de la superior y volteándose hacia arriba. Mandíbulas anchas y cuadradas con seis pequeños dientes frontales entre los caninos, en una fila pareja. Los caninos bien separados entre si, dientes grandes y fuertes que no deben ser vistos cuando la boca esté cerrada. Cuando vista de frente la mandíbula inferior se ve exactamente debajo de la superior y paralela a ésta.
  • Mejillas: Mejillas bien redondeadas y extendiéndose lateralmente más allá de los ojos.
  • Ojos: Vistos de frente, situados bajos en el cráneo, bien separados de las orejas. Los ojos y la depresión naso-frontal están en una misma línea recta, en ángulo recto con el surco frontal. Bien separados, no obstante los ángulos externos dentro de la línea exterior de las mejillas. De forma redondeada, tamaño moderado, ni hundidos ni prominentes, de color muy oscuro, casi negros, no mostrando el blanco cuando se miran directamente de frente. Libre de obvios problemas de ojos.
  • Orejas: De inserción alta, es decir que el borde delantero de cada oreja (vista de frente) toque el borde del cráneo en su margen superior, de manera de que estén lo más separadas entre sí, lo más altas y separadas de los ojos como sea posible. Pequeñas y delgadas “orejas en forma de rosa” es correcto, es decir que las arrugas internas caen hacia atrás, el borde superior, frontal interno, curvándose hacia afuera y hacia atrás, mostrando parte del interior del canal auricular.

Cuello

De largo moderado, muy grueso, profundo y fuerte. Bien arqueado en la parte superior, con abundante piel suelta, gruesa y arrugada alrededor de la garganta formando papada en cada costado, desde la mandíbula inferior hasta el pecho.

Cuerpo

  • Línea superior: Cae levemente hacia la espalda destrás de la punta de las escápulas (ésta es la parte más baja) desde donde la espina sube hasta el lomo (punto más alto que la cruz) curvándose nuevamente más repentinamente hacia la cola, formando un arco (llamada espalda de cucaracha) una característica distintiva de la raza.
  • Espalda: Espalda corta, fuerte, ancha a la altura de las escápulas comparativamente angosta en el lomo.
  • Pecho: Pecho ancho, redondeado lateralmente, prominente y profundo. Cuerpo con costillas bien definidas hacia atrás. Tórax espacioso, redondeado y muy profundo desde el tope de las escápulas hasta la parte más baja donde se junta con el pecho. Bien descendido entre las patas delanteras. De gran diámetro, redondeado detrás de las patas delanteras (no siendo plano a los lados, costillas bien redondeadas).
  • Abdomen: Abdomen retraído y no colgante.

Cola

De inserción baja, saliendo más bien derecha y luego volteándose hacia abajo. Redondeada, lisa y desprovista de fleco o de pelo duro. De largo moderado, más bien corta que larga, gruesa en la base, afinándose rápidamente hacia una punta fina. Debe llevarla hacia abajo (sin tener una curva evidente hacia arriba en la punta) y nunca llevada sobre el nivel de la línea superior.

Miembros

Miembros delanteros

Piernas delanteras muy fornidas y fuertes, bien desarrolladas, insertadas bien aparte, gruesas, musculosas y rectas y presentando un perfil más bien arqueado, pero los huesos de las piernas son grandes y rectos, no combados o curvados y cortas en proporción a las patas traseras, pero no tan cortas como para que la espalda parezca larga o como para entorpecer la actividad del perro y así estropearlo.

  • Hombros: Hombros anchos con escápulas inclinadas y profundas, muy poderosos y musculados dando la apariencia de estar pegados al cuerpo.
  • Codos: Codos bajos y bien apartados de las costillas.
  • Metacarpos: Metacarpos cortos, rectos y fuertes.

Miembros posteriores

Piernas grandes y musculadas, en proporción más largas que las delanteras, como para elevar el lomo.
Piernas largas y musculadas desde el lomo hasta el corvejón; que es corto, recto y fuerte en su parte baja.

  • Rodillas: Rodillas redondeadas, vueltas levemente hacia fuera del cuerpo.
  • Corvejones: Corvejones de tal forma como para aproximarse uno al otro y separar a los pies traseros volteándolos hacia fuera. Metatarsos levemente inclinados y bien descendidos.

Pies

Delanteros, rectos y vueltos muy levemente hacia fuera, de tamaño medio y moderadamente redondeados. Posteriores, redondos y compactos. Dedos compactos y gruesos, bien separados arriba, haciendo que los nudillos sean prominentes y altos.

Paso/ Movimiento

Peculiarmente pesado y constreñido, caminando con pasos cortos y rápidos sobre la punta de los dedos, los pies traseros no se levantan alto, pareciendo que rozan el piso, corriendo con uno u otro hombro relativamente avanzando. La solidez del movimiento es de suma importancia.

Pelaje

Pelo

De textura fina, corto, pegado y liso (duro solo por lo corto y pegado, no de alambre).

Color

Sólido o tiznado, (es decir un solo color con hocico o máscara negra). Unicolores (que deben ser brillantes y puros de su tipo) como atigrados, rojos en sus varios tonos, bayos, leonados etc., blancos y partidos (es decir la combinación de blanco con cualquiera de los colores anteriormente mencionados) Color carne, negro y negro y fuego son altamente indeseables.

Peso

  • Machos: 25 kgs.
  • Hembras: 23 kgs.

Faltas

  • Cualquier desviación de los puntos antes mencionados debe ser considerada como falta y la seriedad con la que esta debe ser tomada debe estar en proporción exacta a su grado y sus efectos sobre la salud y el bienestar del perro.

Se requiere a los jueces adherirse estrictamente a este estandar y tomar las siguientes faltas en consideración:

  • Arruga sobre la nariz sobresaliendo o cubriendo en parte la nariz.

Faltas eliminatorias

  • Agresividad y extrema timidez.
  • Perros mostrando dificultades respiratorias.
  • Cola que creció hacia adentro de la carne.
  • Cualquier perro mostrando anormalidades física o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Lo machos debe tener dos testículos aparentemente normales, completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Bulldog Inglés, su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere de corte.
  • Limpiar las arrugas de su cara con un trapo húmedo para evitar que se acumule suciedad en ellas.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Bulldog Inglés no requiere de mucho ejercicio, de hecho se cansa con facilidad. Sin embargo no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Además, son perros que requieren de mucha compañía, por lo que no es conveniente dejarlos mucho tiempo solos o que vivan en el jardín. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Displasia de cadera
  • Cojera de las patas anteriores
  • Entropión 
  • Ectropión 
  • Dermatitis
  • Estenosis de las fosas nasales 
  • Alargamiento del paladar blando 

Anuncios relacionados

Ver todo
Bulldog Inglés perros en venta en Villanueva de Perales, Madrid - Propaganda 1
5
7 minutos

LORD GORKA DE ONÍS WAYBACKBULLS

Bulldog InglésAños: 15 semana2 macho / 2 hembra
Disponible macho de 3 meses, hijo de Jason Momoa de New Gryffindor y de Lady Khala de Way Back Bulls.
Way Back Bulls
Way Back Bulls
Sevilla la Nueva
Criador
Bulldog Inglés perros en venta en Villanueva de Perales, Madrid - Propaganda 2
4
7 minutos

LADY KOVA DE NARCEA WAYBACKBULLS

Bulldog InglésAños: 15 semana2 macho / 2 hembra
Disponible hembra de 3 meses, hija de Jason Momoa de New Gryffindor y de Lady Khala de Way Back Bulls.
Way Back Bulls
Way Back Bulls
Sevilla la Nueva
Criador
Bulldog Inglés perros en venta en Alcorcón, Madrid - Propaganda 3
41
1 semana

Hembra bulldog ingles

1000 €
Bulldog InglésAños: 10 semana1 hembra
hembra de alta calidad. Vacunada, desparasitada, chip puesto , cartilla sanitaria, excelente pedigree.
New Gryffindor
New GryffindorIdentidad verificada
Madrid
Criador