Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Bulldog Francés

Esperanza de vida10 - 14 años
PesoMacho:8 - 14 kgHembra:8 - 14 kg
AlturaMacho:24 - 35 cmHembra:24 - 35 cm
Pedigrí
ApodosFrenchies, French Bulldog, Bulldog Françes, Bouledogue Français, Französische Bulldogue
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Bulldog Francés

Este perro de ojos saltones y orejas de murciélago es bastante ruidoso y no por sus ladridos. Debido a su cara chata y a sus pequeños orificios nasales, el Bulldog Francés es un perro no apto para dueños con el sueño ligero. Sus ronquidos (bastante altos en comparación a su tamaño) pueden hacer retumbar todo el edificio.

Origen

Se cree que el Bulldog Francés proviene de varios cruces llevados a cabo durante el siglo XIX entre Bulldogs Ingleses y pequeños terriers. Los primeros en criar este perro fueron los carniceros de la Villette de París y pronto la raza se popularizó por todo el país. Al Bulldog Francés se le solía ver en los bulevares, y en los cafés se organizaban tertulias para intercambiar consejos, comparar los mejores ejemplares y e intentar obtener cachorros más fuertes.

Comportamiento

A pesar de la fama de agresivo, el Bulldog Francés es un perro afectuoso, listo, sensible y dócil. Se muestra tranquilo con las personas mayores y muy receptivo a los juegos de los niños. Le gustan las caricias y la vida en familia. Es valiente, payaso y muy curioso.

Aspecto

El Bulldog Francés es un perro potente, musculoso, de estructura compacta y de osamenta sólida. Tiene la cabeza ancha y cuadrada, con la piel formando pliegues y arrugas. La cara es corta y chata y los ojos redondos y ligeramente prominentes. Tiene unas orejas de tamaño mediano e implantadas altas, que se caracterizan por ser anchas en la base y redondeadas en su extremo. Su cola es corta y de implantación baja. Tiene el pelo corto, suave y brillante y el estándar admite los perros atigrados (mezcla de pelos negros y rojizos no demasiado oscuro) y los blancos y atigrados (fondo blanco con manchas atigradas).

Cuidados específicos

Las necesidades de acicalado del Bulldog Francés son mínimas, se adapta bien a la vida de interior y no necesita hacer mucho ejercicio, aunque como todo perro sí que requiere que le saquen a pasear a diario. Soporta mal las altas temperaturas y no le gusta que le bañen, pero su pelo corto se limpia fácilmente.
Es necesario alimentarlo adecuadamente para que no padezca sobrepeso.

Salud

El problema más grave que afecta al Bulldog Francés es el cáncer, sin embargo lo más común es que padezca problemas de exceso de tamaño y sobrepeso. En los perros demasiado grandes es frecuente detectar dificultades respiratorias, complicaciones cardíacas y problemas de dorso/vértebras.

El Bulldog Francés es un perro de compañía. Ni más ni menos. No fue criado para cazar aves en el campo ni para meterse en madrigueras de conejos. Es listo y refinado y fue criado para hacer compañía al hombre. De todas formas, el que le agrade sentarse en el sofá con su amo y ver la televisión mientras le metemos una golosina ocasional en la boca no quiere decir que no le guste la diversión o que no sea activo.

Se considera al Bulldog Francés como el payaso del mundo canino. Algunos perros tolerarán llevar puesto un sombrero de papel y sentarse frente a un pastel de cumpleaños mientras les sacan fotografías, y otros perros llevarán una gorra y una camiseta y permitirán que sus jóvenes amas les lleven en un carrito para bebés. El Bulldog Francés disfruta con estas bufonadas y participa en ellas plenamente. Le gustan los sombreros, las gorras y las orejas de Mickey Mouse y le encanta el collar que ha formado parte de su vestimenta desde finales del siglo XIX. También le gustan las gafas de sol de cualquier tamaño. Le gusta montar en vehículos, y podrá ver fotografías de Bulldog Francés en carretillas, coches, carritos y bicicletas. Algunos Bulldog Francés tiran de carretones, o bien van montados en ellos. También les gusta hacer cosas en pareja. Si a un Bulldog Francés le agrada disfrazarse para celebrar un cumpleaños, le gustará tener otro Bulldog Francés a su lado (que, por supuesto, también vaya disfrazado). No hay nada mejor para un Bulldog Francés que disfrute reclinándose al lado de su amo en el sofá por la tarde que el que otro Bulldog Francés se recline sobre él.

El estándar inglés apunta que es vivaz, afectuoso e inteligente. El americano ofrece muchos más adjetivos: son compañeros con un buen comportamiento, adaptables y cómodos, con una naturaleza afectuosa y un talante equilibrado; es generalmente activo, está alerta y es juguetón, aunque no excesivamente bullicioso.

En algunos países se admite su participación en pruebas de obediencia, en cuyo caso su actuación es muy correcta. Pocas cosas hay mejores que ver a un Bulldog Francés saltando por encima de las vallas. Si adiestra a su perro para la obediencia debería inscribirse en un club de adiestramiento donde dispongan de las instalaciones y requisitos necesarios y debe trabajar un poco cada día con su perro para tener éxito.

El Agility es la actividad canina con un mayor auge y los Bulldog Franceses pueden participar en este activo deporte. Asista a una prueba de este tipo y vea si es la adecuada para su perro, ya que supone un gran ejercicio tanto para el perro como para el presentador. Al igual que para la obediencia, es interesante formar parte de un club que disponga de las instalaciones y utensilios necesarios.

Una gran ventaja del Bulldog Francés sobre muchas otras razas es que su acicalado es mínimo y consiste, principalmente, en un cepillado semanal. Hágalo con un cepillo o un guante de cerdas. Báñelo cuando sea necesario y limpie los pliegues de su cara con un trapo húmedo. Deberíamos cortarles las uñas aproximadamente cada tres semanas. Si no puede hacerlo, llévelo al veterinario o a un peluquero canino. Una vez al mes quizá quiera colocarle en el fregadero y bañarle. Esto hará que los pelos muertos queden más sueltos, así que cepíllelo concienzudamente tras el baño, ya que así eliminaremos los pelos muertos de la parte más profunda de la capa. Un buen momento para cortarle las uñas será tras el baño, ya que estarán más blandas y serán más fáciles de cortar. Puede que quiera cortarle los bigotes, ya que esto le conferirá un aspecto pulcro y limpio. Séquele con una toalla o con un secador y, si el día es cálido, quizá quiera dejar que se seque en el patio o el jardín.

Si va a presentar su Bulldog Francés en las exposiciones caninas de belleza, quizá quiera aplicar una pomada u otro producto sobre su pelaje para que éste tenga mejor lustre. El corte de pelo para un Bulldog Francés de exposición será mínimo y el único objetivo es de darle un aspecto pulcro.

¡Voilà! ¡Ya ha terminado! Los perros de capa corta son de fácil mantenimiento y los que tenemos uno lo apreciamos.

El Bulldog Francés es una de las razas braquicéfalas (de cara y hocico cortos), en este grupo se incluyen el Bulldog Francés, el Boxer, el Pug y el Boston Terrier. Estas razas tienen unos orificios nasales anormalmente pequeños y un paladar relativamente largo. Los perros prefieren respirar por la trufa, y para estas razas esto resulta más difícil debido a sus pequeñas narices.

Todas las razas braquicéfalas, debido a sus estrechas aperturas nasales, on muy susceptibles al frío y al calor. No debemos permitir que el Bulldog Francés realice un ejercicio agotador en verano y nunca debemos dejarle dentro de un coche aparcado al sol. Igualmente, si el clima es frío, su amiguito no permanecerá fuera de casa mucho tiempo.

Los Bulldog Franceses tienen una cola muy corta y enroscada y pueden ser propensos a la repleción de las glándulas anales. El perro tiene dos glándulas anales a ambos lados del recto. Debido a la cola enroscada, resulta más difícil la evacuación de dichas glándulas en el Bulldog Francés que en otras razas. Cuando lleve su perro al veterinario para un chequeo, debería hacer que le examine las glándulas anales para ver si es necesario vaciarlas.

La degeneración prematura de los discos intervertebrales puede suponer un problema en esta raza. Los síntomas son un cuello estirado o tieso, cojera de las patas anteriores o posteriores y pérdida del control sobre la vejiga de la orina. Si aparece este problema deberá ir al veterinario, y el tratamiento consistirá en la cirugía o la administración de fármacos.

Los partos normales son raros debido al gran tamaño de la cabeza y al pequeño diámetro pélvico, y casi siempre se deben realizar cesáreas. Las cataratas juveniles también pueden suponer un problema. Se trata de una enfermedad hereditaria y debería preguntar al criador si este problema afecta a su línea.

Debe tener un buen veterinario que conozca la raza y sus problemas de salud. El buen primer propietario de un Bulldog Francés estará informado de los varios problemas que pueden afectarle. Desgraciadamente, la mayoría de los perros de pura raza son propensos a padecer ciertas enfermedades, y el Bulldog Francés no supone una excepción. No tema preguntar al criador sobre estos y otros problemas que pueden afectar a la raza.

Si deseas saber más sobre el Bulldog Francés te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bulldog Francés Serie Excellence:

Historia de la Bulldog Francés

«Il est bizarre avec les oreilles de chauve-souris, robust et avec les oeils qui sourient. C’est quoi? C’est le Bouledogue Français!»

«¿Quién es ese gracioso perro con unas orejas grandes como las de un murciélago, un cuerpo robusto y unos ojos sonrientes? ¡Es el Bulldog Francés!». No es una raza común, pero es único en el mundo canino, con un talante de lo más encantador y con unas maneras deliciosas.

Si busca un perro activo que corra a su lado mientras usted va en bicicleta o uno que se quede solo en casa todo el día, éste no será el perro adecuado para usted; pero una vez tenga un Bulldog Francés y le abra su corazón, será fiel a la raza toda su vida.

Origen de la raza

Los orígenes del Bulldog Francés se remontan a la década de 1850. Sus inicios se hallan en Inglaterra, con el Bulldog Inglés, descendiente de las razas de tipo mastiff. Los Bulldog Ingleses eran populares en Inglaterra ya hacia el siglo XVIII, y los deportes de presa en los que participaban toros, osos y tejones eran importantes fuentes de entretenimiento entre la clase popular. La gente era pobre y carecía de cultura, y la crueldad hacia los animales y entre un animal y otro era algo común. En 1835, cuando las peleas entre animales fueron abolidas en Inglaterra, el Bulldog Inglés era muy conocido y se le consideraba como símbolo de valentía y resistencia.

Irónicamente, la prohibición parlamentaria logró promover las peleas de perros entre el pueblo, aunque las luchas de otros animales desaparecieron con bastante rapidez. Al final, los aficionados al Bulldog Inglés comenzaron a diversificarse. Para tener perros más rápidos y ágiles, un grupo cruzó los suyos con algunas de las razas de terrier, y estos perros acabaron por ser el Bull Terrier y el Staffordshire Bull Terrier. Estos cruces de bull y terrier eran ideales para las peleas entre perros y la popularidad de esta actividad continuó creciendo, a pesar de lo ilegal de este pasatiempo. Las peleas entre perros requerían menor espacio que un concurso de presa de toros, así que las autoridades tuvieron más bien poco éxito en el control de esta sangrienta e ilícita actividad.

Otro grupo de aficionados que no estaban interesados en las peleas de perros, comenzó a criar un Bulldog de pequeño tamaño que pesaba un mínimo de 7,3 kg pero no más de 11,8. No sólo existía una gran diferencia de pesos entre estos perros, sino que también diferían en su conformación. Algunos ejemplares tenían las orejas «de rosa» o tiesas, otros tenían el dorso largo o eran de patas largas, y algunos tenían la cara chata o el hocico largo. Estos perros encontraron poco apoyo entre los criadores ingleses de Bulldog Inglés. De todas formas, a la clase obrera de este país le gustaban estos pequeños perros y los acogieron. Los pequeños Bulldog de Inglaterra acabaron por ser llamados Bulldog Miniatura. Estos canes recibieron poco apoyo, y en 1920 el último de estos perros aparecía en el libro de orígenes genealógico del Kennel Club de Inglaterra. A pesar de todo esto, los criadores de Bulldog Ingleses continuaron con la cría de esta raza y en la actualidad es muy popular en todo el mundo.

A medida que la revolución industrial avanzó en Inglaterra, los artesanos, y en particular los encajeros y otros que realizaban trabajos manuales, se llevaron consigo sus habilidades y sus perros a Francia, donde pudieron seguir desempeñando sus oficios. Los criadores ingleses de Bulldog Inglés se mostraron felices de que los Bulldog de pequeño tamaño se fueran del país, y antes de que pasara mucho tiempo esta raza casi se extinguió en las Islas Británicas.

Hacia finales del siglo XIX, el Bulldog Francés era lo suficientemente popular en Francia y fue exportado de vuelta a Inglaterra. Mr. George Krehl se convirtió en un gran defensor de esta raza, e importó a Inglaterra muchos de estos perros conocidos como «perros con orejas de murciélago». Durante esta época, los franceses redactaron el primer estándar para la raza, que se parece mucho al actual. Cuando los estadounidenses ricos viajaban a París a finales del siglo XIX, quedaban encantados con este pequeño perro que podían ver en los bulevares de la capital francesa, ya que no habían visto ejemplares como éstos en EE.UU. Los Bulldog Franceses pronto fueron exportados a EE.UU., y hacia 1890 había un grupo de aficionados estadounidenses muy dedicados que los criaban manteniendo constantes su talla y tipo.

Hacia 1896, la raza fue presentada en la exposición de belleza canina más antigua y famosa de EE.UU., el certamen canino de belleza del Westminster Kennel Club, y al año siguiente, las inscripciones en esta exposición se doblaron. Ese año el juez era un caballero inglés que prefería la oreja «de rosa» propia del Bulldog, y todos los ejemplares premiados tenían este tipo de oreja. Los estadounienses se mostraron molestos porque la oreja «de murciélago» de su querida raza había sido despreciada por este juez, e inmediatamente se reunieron y fundaron el French Bulldog Club of America. En esta reunión se redactó el primer estándar estadounidense, puntualizando que la oreja «de murciélago» era la única aceptable. Aunque el Bulldog Francés procedía de Francia y tenía al Bulldog Inglés en sus orígenes, fue criado y asentado por los estadounidenses. El Bulldog Francés actual se parece mucho a sus antepasados franceses, ya que ha habido pocos cambios en esta raza desde principios del siglo XX.

La raza fue aceptada por el American Kennel Club en 1898 y la primera exposición autorizada por éste se celebró ese mismo año en el Hotel Waldorf- Astoria, en Nueva York. Se trataba de un evento para la alta sociedad celebrado en un lugar encantador. Asistió la clase pudiente de esta ciudad y se escribió mucho sobre esta reunión en la prensa neoyorquina. El New York Herald decía: «Nunca se ha celebrado una exposición canina con boxes en un entorno tan suntuoso… ya que en la solana del ático, entre palmeras y cómodos divanes, se presentaron 50 Bulldog Franceses».

De 1896 a 1902, casi 300 Bulldog Franceses fueron exportados anualmente a EE.UU. y no era infrecuente que un perro costara hasta 5.000 dólares, una cantidad que sólo los muy ricos se podían permitir.

En 1905, el macho francés Nellcote Gamin fue importado a EE.UU. por Samuel Goldberg. Gamin pesaba 10 kg y se consideraba que era el mejor representante de la raza hasta la fecha. No sólo triunfaba en el ring de los certámenes de belleza, sino que era un magnífico semental y dejó una duradera impronta en la raza. Se escribió que «No ha habido perro alguno que haya hecho tanto por la raza». Entre los excepcionales campeones producidos por Gamin estaba Ch. Porquoi Pas, el ejemplar fundador del criadero Never-Never-Land, propiedad de la famosa actriz Mary Winthrop Turner. Ch. Porquoi Pas fue descrito como un importante macho que pesaba 10 kg. Era un gran campeón en los certámenes de belleza y padre de algunos ejemplares sobresalientes entre ellos los que se incluye el gran campeón europeo The Belle of New York.

Mrs. Turner sólo crió esta raza durante cinco años, pero disponía de excelentes ayudantes en su criadero que la aconsejaron en la compra y cría de sus perros. Se opinaba que su semental Ch. Parsque tenía la mejor cabeza y porte de orejas hasta la fecha, y en la exposición monográfica de 1914, 14 de los 15 perros que consiguieron los primeros puestos eran hijos de este macho. Su criadero y los perros que crió e importó tuvieron un gran impacto sobre esta raza en EE.UU.

En 1913 se inscribieron 142 Bulldog Francés en la exposición monográfica del French Bulldog Club of New England. Tras esta espectacular participación, las inscripciones de esta raza en los libros de orígenes genealógicos de EE.UU. comenzaron a declinar.

En Inglaterra, en 1902, los aficionados se reunieron para discutir la fundación de una sociedad canina cuyos objetivos fueran promocionar a la raza y la importación de Bulldog Franceses de pura raza. El nombre de esta nueva sociedad fue el de French Bulldog Club of England y el estándar que redactaron era prácticamente idéntico al francés, al alemán, al austriaco y al estadounidense.

Los criadores de Bulldog Miniatura y de Bulldog Ingleses mostraron su oposición a esta sociedad canina y ambos grupos se cuestionaban si el Bulldog Francés era realmente una raza. En un artículo del libro New Book of the Dog de Cassell, Frederick Cousens escribió que «El French Bulldog Club no dejó pasar el tiempo. Contando con tan sólo veinte miembros, decidió celebrar una exposición canina de belleza por su cuenta para demostrar la firmeza de su posicionamiento. Su primer certamen se celebró en Tattersall’s, con una inscripción de 51 ejemplares. Todos ellos eran de pura raza y provenían de Francia, ya fueran animales importados o criados a partir de ejemplares importados. El éxito en la consecución del reconocimiento oficial de la raza llamada Bouledogue Français acabó por zanjar las disputas».

De vuelta a EE.UU., la raza continuó obteniendo victorias en las exposiciones caninas de belleza a pesar de que su popularidad había comenzado a declinar. En 1895, un francés llamado Frédéric Poffet fue a vivir a Nueva York y participó de forma activa en lo relacionado con esta raza desde 1901 hasta su fallecimiento a la edad de 94 años. El afijo de su criadero era LaFrance y asistió a su último certamen a los 89 años. Mr. Poffet fue presidente del French Bulldog Club of America y apoyó fuertemente a esta raza durante toda su vida. Él y su amigo John Maginnis fueron los protectores de esta raza cuando su popularidad estaba decreciendo. Ch. Miss Modesty, propiedad de Mr. Maginnis y nacida en 1935, obtuvo el primer premio en el grupo de perros no de caza 69 veces y consiguió el premio al Mejor de la Exposición en cuatro ocasiones.

Ralph y Amanda West fueron importantes criadores estadounidenses en la década de 1950 y 1960. Les encantaban los Bulldog Franceses de color crema (no aceptados en el Reino Unido) y fueron los responsables de la existencia de los ejemplares estadounidenses de este color. Eran propietarios de Am. Can. Ch. Bouquet Novelle, que presentado por ellos mismos obtuvo 37 premios al Mejor de la Exposición, además de obtener el galardón al Mejor de la Raza durante 8 certámenes caninos de belleza consecutivos celebrados bajo los auspicios del Westmister Kennel Club y ganar la exposición monográfica nacional durante cuatro años seguidos. El mejor ejemplar de los West, Ch. Ralanda Ami Francine, obtuvo 55 premios al Mejor de la Exposición y consiguió el galardón Ken-L Ration en 1962 y 1964. Los West opinaban que Francine era el mejor Bulldog Francés que habían criado o del que habían sido propietarios.

En EE.UU., el Bulldog Francés alcanzó su punto de menor popularidad en las décadas de 1950 y 1960, cuando las inscripciones en el libro de orígenes genealógico del AKC no llegaban a las 100 anuales. Un año, las inscripciones para la exposición monográfica nacional sólo fueron 15.

Los siguientes grandes criadores estadounidenses que dejarían una gran impronta en la raza fueron Janis Hampton y Dick y Angel Terrette, que vivían en la costa oeste de EE.UU. Ch. Terrette Bourbillion D’Gamin fue padre de 35 campeones. Además, los Terrette exportaron varios ejemplares a Inglaterra y a Europa continental. Mrs. Hampton tenía muy buen ojo para esta raza, fue una excelente defensora del Bulldog Francés y animó a todos los criadores de esta raza a que criasen los mejores ejemplares posibles. Dick y Angel Terrette y Janis Hampton fueron viejos amigos, trabajaron juntos con sus programas de cría, y produjeron entre sus dos criaderos más de 70 campeones.

En los últimos años, la popularidad del Bulldog Francés ha repuntado en EE.UU. En 1999 la raza se situó en el puesto 73º en cuanto a su popularidad, habiéndose inscrito ese año en el libro de orígenes genealógico casi 1.300 ejemplares y 600 camadas. En 1998, el French Bulldog Club of America celebró su exposición del centenario en Kansas City (Missouri), con una inscripción de más de 300 perros, que pudieron ser vistos por visitantes de todo el mundo. La semana de celebraciones mostró que el Bulldog Francés es una raza muy querida a nivel internacional.

La zona central de EE.UU. ha producido campeones de Bulldog Francés durante los últimos años, siendo muy activos los siguientes criadores: Arly Toy (criadero LeBull), Colette Secher (Lefox), Robin Milican (Kobi), Doris y Hershel Cob (Cox), Kathy Dannel (Jackpot) y Pat y Luis Sosa (Bandogs). Más al oeste tenemos a Luca Carbone (Jaguar), Ed Bigham y Bud Niles (Balihair) y Nanette Goldberg (Marianette), que han tenido una notoria presencia en el ring de las exposiciones de belleza y en la cría.

En Inglaterra hay muchos grandes criadores de Bulldog Francés y la raza está en buena forma, lo que se demuestra con la inscripción de casi 100 ejemplares en la exposición canina de belleza Crufts. Si está interesado en esta raza, póngase en contacto con la sociedad canina más próxima a su domicilio para conseguir información sobre criadores.

Mrs. Vera Strandell ha sido activa durante muchos años en Suecia y Rita y Roar Guiliksen y Bjorg Solbakken lo son en Noruega. Una vez más, deberíamos contactar con las sociedades caninas de estos países para conseguir información. La República Checa dispone de una sociedad canina diligente y la Sra. Ivana Kolarova, asesora jefa de cría para esta raza, se ha dedicado a esta actividad desde 1971. Apunta que en este país hay 25 criaderos en activo. Arja DeBoer, de los Países Bajos, participa en los certámenes de belleza con los ejemplares criados por ella y hace viajes cada año a EE.UU. para participar en la exposición monográfica nacional.

En Australia, los Cartwright (criadero Topette) han trabajado duro y en Brasil, el Sr. Sandro Soares cría ejemplares de Bulldog Francés. Existen varios criadores en Canadá y podemos ponernos en contacto con el Canadian Kennel Club para que nos proporcionen sus señas. Dos criadores muy activos y que han tenido gran éxito con sus perros viven en la región de Ontario: son Carol Taylor (criadero Bullmarket) y la Dra. Dorit Fischler (Belboulecan). Dorit ha conseguido grandes triunfos en las últimas exposiciones monográficas nacionales.

Como vemos, son muchos los criadres de esta raza y ubicados en diversos países, lo que hace que sea cada vez más conocida y con mayor expansión. Es tarea de los criadores reafirmarse en esta posición, siendo cada vez más cuidadosos en sus programas reproductivos.

Si deseas saber más sobre el Bulldog Francés te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bulldog Francés Serie Excellence:

Apariencia de la Bulldog Francés

Apariencia general

Es el típico molosoide de tamaño pequeño. Es un perro robusto a pesar de su talla pequeña y de sus proporciones reducidas y regordetas. Su pelo es raso y su cara es corta y chata. Las orejas son rectas y la cola es corta de nacimiento. Debe tener el aspecto de un animal activo, despierto, muy musculado, de una estructura compacta y de huesos sólidos.

Temperamento/ Comportamiento

Es sociable, alegre, juguetón, deportivo y despierto. Es particularmente afectuoso con su amo y con los niños.

Cabeza

Esta debe ser muy fuerte, ancha y cuadrada, y debe estar cubierta por la piel, que forma pliegues y arrugas casi simétricas. La cabeza del Bulldog se caracteriza por una contracción del macizo maxilo-nasal; así, el cráneo ha ganado en amplitud lo que ha perdido en longitud.

Región craneal

  • Cráneo: Es ancho, casi chato; la frente es abultada. Los arcos superciliares son prominentes y están separados por un surco particularmente desarrollado entre los ojos. El surco no debe prolongarse hasta la frente. La cresta occipital es poco desarrollada.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Muy acentuada.

Región facial

  • Trufa: Ancha, muy corta, levantada; las ventanas de la nariz están bien abiertas, son simétricas y se extienden oblicuamente hacia atrás. La inclinación de las ventanas de la nariz, así como la nariz levantada, deben permitir, sin embargo, una respiración nasal normal.
  • Caña nasal: Es bien corta, ancha y presenta pliegues concéntricamente simétricos que descienden sobre el labio superior (longitud: 1/6 de la longitud total de la cabeza).
  • Labios: Gruesos, un poco flojos, de color negro. El labio superior se une al inferior en el centro y cubre completamente los dientes, que no deben estar nunca visibles. El perfil del labio superior es descendiente y redondeado. La lengua nunca debe estar visible.
  • Mandíbulas: Son anchas, cuadradas, fuertes. La mandíbula inferior traza una curva ancha que se termina frente a la mandíbula superior. Con la boca cerrada, la prominencia de la mandíbula inferior (prognatismo) está moderada por la incurvación de las ramas del maxilar inferior. Esta incurvación es necesaria para evitar un sobresaliente demasiado notable de la mandíbula inferior.
  • Dientes: Los incisivos inferiores no se encuentran nunca detrás de los incisivos superiores. La arcada incisiva inferior es redondeada. Las mandíbulas no deben presentar ni desviación lateral, ni torsión. La separación de las arcadas incisivas no está estrictamente delimitada, ya que lo esencial es que el labio superior y el inferior se unan para cubrir por completo los dientes.
  • Mejillas: Los músculos de las mejillas están bien desarrollados, pero nunca sobresalen.
  • Ojos: Son de expresión despierta, se presentan bajos y bastante apartados de la trufa y sobre todo de las orejas. Son de color oscuro, bastante grandes, bien redondeados, ligeramente saltones; la esclerótica no está nunca visible cuando el animal mira de frente. El borde de los párpados debe ser negro.
  • Orejas: De tamaño mediano, anchas en la base y redondas en la punta. Son erguidas; de implantación alta, pero no demasiado cerca una de la otra. El pabellón es abierto al frente. La piel debe ser fina y suave al tacto.

Cuello

Es corto y ligeramente arqueado. No presenta papada.

Cuerpo

  • Línea superior: La línea superior se levanta progresivamente a nivel del lomo para luego descender rápidamente hacia la cola.
  • Espalda: Es ancha y musculada.
  • Lomo: Corto y ancho.
  • Grupa: Es oblicua.
  • Pecho: Cilíndrico y desciende bien abajo. Las costillas son en forma de tonel y muy redondeadas.
  • Antepecho: Es muy abierto.
  • Vientre y flancos: Levantados, aunque no agalgados.

Cola

Corta; de implantación baja sobre la grupa, pegada a los glúteos. Es gruesa en la base, anudada o doblada naturalmente y puntiaguda en la extremidad. Aún cuando el perro está en acción, la cola debe encontrarse por debajo de la horizontal. La cola relativamente larga (que no debe sobrepasar la punta del corvejón), doblada y puntiaguda, es aceptada, aunque no muy valorizada.

Extremidades

Miembros anteriores

Vistos de perfil y de frente, presentan aplomos regulares.

  • Hombros: Cortos y gruesos, de musculatura firme y aparente.
  • Brazo: Corto.
  • Codo: Estrictamente pegado al cuerpo.
  • Antebrazo: Corto, bien separado, rectilíneo y musculado.
  • Carpo y metacarpo: Sólidos y cortos.

Miembros posteriores

Son fuertes y musculados, algo más largos que los anteriores, elevando así el cuarto trasero. Vistos de perfil y desde atrás, presentan aplomos regulares.

  • Muslo: Musculado, firme, aunque no demasiado redondo.
  • Corvejón: Bastante bajo. No es demasiado anguloso y sobre todo no es demasiado recto.
  • Metatarso: Sólido y corto. El Bulldog debe nacer sin espolones.

Pies

  • Pies anteriores: redondos, pequeños; se les conoce como "pie de gato". Se apoyan firmemente sobre el suelo y se tornan ligeramente hacia afuera. Los dedos son bien compactos, las uñas son cortas, gruesas y están separadas. Las almohadillas son duras, gruesas y de color negro. En los perros atigrados las uñas deben ser negras.En los perros "caille" (perros atigrados de color leonado con parches blancos medianamente extendidos) y en los de color leonado (con parches blancos medianamente o demasiado extendidos) se prefiere las uñas oscuras, aunque no se penalizarán las de color claro.
  • Pies posteriores: Compactos.

Movimiento

Paso suelto; las extremidades se desplazan paralelamente al plano medio del cuerpo.

Pelaje

Pelo

Es hermoso, raso, apretado, brillante y suave.

Color

  • Tono leonado uniforme, ya sea atigrado o no, o con parches blancos moderadamente extendidos.
  • Leonado, ya sea o no atigrado, con parches blancos medianamente o muy extendidos.

Se aceptan todos los matices leonados, desde el rojo, hasta el café con leche. Los perros completamente blancos están clasificados bajo la categoría de "leonado atigrado con parches blancos muy extendidos". Si un perro posee una trufa muy oscura, y ojos oscuros con párpados también oscuros, pueden tolerarse excepcionalmente algunas despigmentaciones de la cara, siempre y cuando el animal sea muy hermoso.

Tamaño y peso

Para un Bulldog en buena condición, el peso no debe ser menor de 8 kg, ni mayor de 14 kg, ya que el tamaño está en proporción con el peso.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

  • Trufa estrecha o encogida, y ronquidos crónicos.
  • Labios que no están unidos al frente.
  • Despigmentación de los labios.
  • Ojos claros.
  • Papada.
  • Cola levantada, demasiado larga, o anormalmente corta.
  • Codos despegados.
  • Corvejón recto, o desplazado hacia el frente.
  • Movimientos incorrectos.
  • Pelo demasiado largo.
  • Pelaje moteado.

Faltas graves

  • Incisivos visibles cuando la boca está cerrada.
  • Lengua aparente cuando la boca está cerrada.
  • Rigidez en los movimientos de las extremidades anteriores.
  • Manchas descoloridas en la cara, excepto en el caso de los atigrados color leonado con parches blancos medianamente extendidos "caille" y de los leonados con parches blancos poco o muy extendidos.
  • Peso excesivo o insuficiente.

Faltas eliminatorias

  • Cobardía, agresividad hacia su dueño.
  • Trufa de un color que no es el negro.
  • Labio partido.
  • Incisivos inferiores colocados detrás de los incisivos superiores.
  • Caninos constantemente visibles cuando la boca está cerrada.
  • Ojos heterócromos.
  • Orejas que no son erguidas.
  • Mutilación de las orejas, de la cola o de los espolones.
  • Ausencia de cola.
  • Espolones en las extremidades posteriores.
  • Pelaje de color negro y fuego, gris rata, o marrón.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Bulldog Francés, su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere de corte.
  • Limpiar las arrugas de su cara con un trapo húmedo para evitar que se acumule suciedad en ellas.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Bulldog Francés no requiere de mucho ejercicio, de hecho se cansa con facilidad. Sin embargo no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Además, son perros que requieren de mucha compañía, por lo que no es conveniente dejarlos mucho tiempo solos o que vivan en el jardín. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Narinas estenóticas
  • Paladar blando elongado
  • Degeneración de disco intervertebral
  • Hemivértebra canina
  • Displasia de cadera
  • Luxación patelar 
  • Entropión 
  • Distiquiasis
  • Cataratas
  • Sordera

Anuncios relacionados

Ver todo
Bulldog Francés perros en venta en Barcelona, Barcelona - Propaganda 1
7
15 horas

Bulldog Frances Macho 8052 - AQUANATURA

Bulldog FrancésAños: 14 semana1 macho
Bulldog Frances Macho de Etrea y Blue, Se entrega a partir de los tres meses, vacunados, desparasitados interna y externamente, con microchip y su registro, cartilla y garantías sanitarias, bajo la su
Aquanatura
Aquanatura
Barcelona
Criador con Afijo y Núcleo Zoológico
Bulldog Francés perros en venta en Barcelona, Barcelona - Propaganda 2
7
15 horas

Bulldog Frances Hembra 8051 - AQUANATURA

Bulldog FrancésAños: 14 semana1 hembra
Bulldog Frances Hembra de Etrea y Blue. Se entrega a partir de los tres meses, vacunados, desparasitados interna y externamente, con microchip y su registro, cartilla y garantías sanitarias, bajo la s
Aquanatura
Aquanatura
Barcelona
Criador con Afijo y Núcleo Zoológico
Bulldog Francés perros en venta en Barcelona, Barcelona - Propaganda 3
8
15 horas

Bulldog Frances Hembra 7851 - AQUANATURA

Bulldog FrancésAños: 14 semana1 hembra
Bulldog Frances hembra de Etrea y Blue. Se entrega a partir de los tres meses, vacunados, desparasitados interna y externamente, con microchip y su registro, cartilla y garantías sanitarias, bajo la
Aquanatura
Aquanatura
Barcelona
Criador con Afijo y Núcleo Zoológico