Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Boxer

Esperanza de vida9 - 10 años
PesoMacho:30 - 32 kgHembra:30 - 32 kg
AlturaMacho:57 - 63 cmHembra: 53 - 59 cm
Pedigrí
ApodosDeutscher Boxer, Boxer Allemand, German Boxer
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Boxer

Al contrario de lo que se cree, el Boxer no es un perro de combate agresivo, ya que desde comienzos del siglo XX los criadores alemanes intentaron suavizar su carácter para convertirlo en un animal adaptado a los nuevos tiempos. El Boxer puede ser una de las razas más equilibradas y afectuosas.

Origen

El Boxer es una raza alemana que se creó a finales del siglo XIX. Sus orígenes se pueden remontar al principio de los siglos, donde los molosos ya se usaban como perros de lucha en las guerras y en la caza del oso o del toro salvaje. Con el tiempo y el cambio de hábitos, estos perros se han ido adaptando a nuevas tareas. En la actualidad muchos son usados como perros de defensa.

Comportamiento

El Boxer es un perro de compañía inteligente y muy agradable pero sabe entrar en defensa cuando la situación lo requiere. Tiene un gran apego y devoción por sus dueños y los niños de la casa. Su temperamento es bullicioso y a veces le cuesta quedarse quieto. Le gusta divertirse, saltar, jugar y que se ocupen de él.

Aspecto

El Boxer es de cuerpo atlético, de potente musculatura y de cara de pocos amigos. Tiene una estructura cuadrada y unos huesos fuertes. Su pelo es corto y brillante y puede ser de color atigrado o leonado unido (los tonos van del rojo oscuro de ciervo al leonado arena). Las orejas y la cola se suelen cortar.

Cuidados específicos

Es recomendable educar al Boxer con firmeza ya desde cachorro. Es un perro que no está hecho para interior, necesita espacio, preferiblemente un jardín donde pueda moverse durante todo el día. Es necesario sacarlo a pasear a diario dando largos paseos.
El Boxer requiere un cepillado regular.

Salud

El Boxer es un animal sano y resistente, aunque ha mostrado alta incidencia de tumores y torsión de estómago.

¿Es el Boxer el perro adecuado para usted?

Afrontémoslo. El Boxer de hoy día tiene poco que ver con ese matador que mordía a los toros hace mucho tiempo. Este autor está seguro de que la razón para tener en cuenta a un Boxer no es para que sujete a un jabalí mientras usted lo ata y luego lo asa. Aunque es fascinante aprender acerca de los orígenes de nuestro querido Boxer, pocos de nosotros podemos sentirnos relacionados con esas leyendas del perro de carnicero. De todas formas, podemos imaginar que un perro que era utilizado para inmovilizar a un jabalí en el suelo de un bosque necesitaba tener valor, resistencia y determinación. Éstas son tres características deseables para un perro de protección, y el Boxer las posee en su totalidad. No estoy seguro de que el cometido original de la raza requiriera mucha inteligencia por parte de los perros. No parece probable que a un animal muy inteligente le pudiera gustar el sangriento y estúpido trabajo de los primeros Boxer. De todas formas, la raza ha superado, hoy día, esta mentalidad primitiva y es un perro inteligente y lleno de recursos.

Hay muchas cualidades entrañables que caracterizan a la raza Boxer. Es dulce, tiene buen humor, está orientado hacia la familia y es adiestrable y adaptable. El temperamento del Boxer no puede ser puesto en peligro. De todos los perros de trabajo, el Boxer destaca por la dulzura de su carácter. Un Boxer mezquino es algo sorprendente y no debería existir un animal así. Los Boxer son perros inclinados hacia las personas, que están devotamente unidos a sus familias y que son protectores. El Boxer de hoy día es, desde luego, un perro de compañía elegante, además de un guardián. Es un hermoso perro que tiene una silueta única dentro del mundo canino. Posando orgulloso en el ring central en una exposición canina o en medio de su jardín o de su salón, el Boxer impresiona a todos aquellos que se fijan en él.

Un Boxer medra mejor en el seno de una familia. Es amable con los niños, respetuoso con las personas mayores y obediente con todos los miembros de la familia. Los Boxer reconocen a los amigos instintivamente. Al contrario que otros perros que distinguen menos, como el Golden Retriever y el Beagle, el Boxer no acepta a todo el mundo como «su mejor amigo». Cuando su Boxer se aparta de o le gruñe, a una persona, le está diciendo a usted que hay algo que no marcha bien del todo. Los Boxer son jueces del carácter extremadamente buenos. He conocido a más de una pareja de casados que pensaron en la separación porque su nuevo Boxer había decidido que el uno o el otro no estaban «a la altura». Quizás eso sea llevar los instintos del Boxer demasiado lejos: son instintivos, pero no psicólogos.

Decir que el Boxer es adiestrable no quiere decir que sea fácil hacerlo. Un propietario con dedicación, que entienda la forma en que piensa un Boxer, tendrá pocos problemas adiestrando a su perro. De forma diferente a sus ancestros, los Boxer tienden a preguntar «¿Por qué?» antes de ejecutar una orden, especialmente antes de ejecutar una orden cuatro o cinco veces simultáneamente. Los Boxer tienden a ser demasiado inteligentes, para su propio beneficio. Este autor todavía no ha oído ninguna anécdota legendaria de ningún Boxer de la Edad Media que renunciara a capturar a su decimoquinto jabalí por el hocico. Los Boxer de hoy día, de mentalidad más moderna, necesitan unos pocos empujones más para ejecutar su trabajo de obediencia. El que haya centenares de Boxer con títulos de obediencia a nuestro alrededor, por no mencionar a los muy bien adiestrados perros de servicios, perros policía y perros militares, hablan bien de la adiestrabilidad del Boxer. Todos estos oficios le convencen a uno de la adaptabilidad del Boxer, que es capaz de vivir bajo prácticamente cualquier situación con una familia, una pareja o, sencillamente, con una sola persona. Como los Boxer están bastante orientados hacia las personas, les importa muy poco el ambiente donde viven. Un Boxer puede vivir contento en un piso pequeño con una terraza o un jardín, siempre que reciba la atención adecuada y que haga ejercicio. De forma similar, el Boxer es feliz en una gran finca con una gran propiedad vallada. Guardará ambas casas y a sus propietarios con todo su espíritu y su corazón.

La festividad favorita de todo Boxer es el día de San Valentín. No sólo porque este día de fiesta invernal sea una buena causa para reanimarse, sino porque todo está centrado en el amor y los besos. Los Boxer son muy besucones (pregúnteselo al propietario de un Boxer). Muchos criadores confesarán que el Boxer es todo ladridos. Una vez se acerque a un grupo de vociferantes Boxer, vertiendo y anunciándole sus advertencias, le darán lametón tras lametón. Con esto no queremos decir que el Boxer no sea capaz de defender su hogar. Yo me he sorprendido repetidamente cada vez que uno de mis dulces Boxer se volvía feroz cuando oía algún sonido amedrentador o amenazador. Aun con todos los besos y arrullos, el Boxer sigue siendo un valiente perro de guarda, pero a pesar de ello es más un amante que un luchador.

Mucha gente sostiene que el Boxer es una raza que uno tendrá de por vida. Muchos de los propietarios de Boxer de hoy día crecieron con un Boxer o recuerdan haber sido profundamente marcados por un Boxer (quizá su tío o un vecino tenían un perro extraordinario). El haber crecido con un Boxer suele convencer a los adultos de compartir un Boxer con sus hijos. Por otro lado, muchos hogares sin niños adoptan a Boxer porque se les describe como que son tan inteligentes como un niño de siete años, y seguro que son más obedientes. Luego tenemos a esos padres mayores cuyos hijos ya se han ido de casa y que adoptan a un Boxer para sus años dorados. Tal y como revelarán las personas que tienen Boxer, un hogar no es un hogar si no hay en él un Boxer.

El Boxer ha probado su valía a la humanidad mediante su actuación en varias áreas de servicios. Además de su papel en las fuerzas armadas, el Boxer se ha ganado una plaza como perro policía, ayudando a las fuerzas de la ley en muchos países. En los hogares, el buen temperamento del Boxer y su afinidad hacia las personas han hecho que la raza sea na gran elección como perros de búsqueda y rescate y perros de terapia. Tanto si las orejas del Boxer caen de forma natural como si se mantienen erectas, él es en primer lugar y sobre todo un perrooído. El estándar del AKC le describe como un «perro de guarda auditiva», lo que le convierte asimismo en una gran elección para las personas sordas. Otras personas con otras incapacidades físicas también confían en los Boxer, incluyendo a aquellas que viven sobre una silla de ruedas y los invidentes, para los cuales el Boxer les sirve como perro lazarillo o como perro guía. El Boxer no sólo ofrece su oído y su vista a las personas, sino que también ofrece su olfato. Como perro de búsqueda y rescate, el Boxer ha ayudado a rescatar a trabajadores en casos de emergencia, como cuando se han producido aludes o terremotos. El Boxer es capaz de olfatear a personas desaparecidas enterradas bajo la nieve, las rocas o los escombros.

Si deseas saber más sobre el Boxer te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Boxer Serie Excellence:

Historia de la Boxer

La mayoría de los historiadores caninos están de acuerdo en que el Boxer tiene ancestros Bullenbeisser. Estos Bullenbeissers (o mordedores de toros) eran perros de caza, usados sobre todo para el cerdo, el jabalí y el ciervo. Tales expediciones para la caza de animales salvajes solían costar la vida a varios perros, ya que la caza era horrible y penosa tanto para las personas como para los perros (por no mencionar para los jabalíes). Algunas fuentes dicen que estos enormes perros medievales tenían las orejas erectas y grandes dientes, que serían usados para sujetar al animal por el hocico. Es probable que los cazadores cortaran las orejas de la forma en que lo hacen en algunos países hoy día, ya que esta cruel costumbre parecería de acorde con las primitivas usanzas de aquellos tiempos.

No todas las generaciones de perros han vivido en la época civilizada, como los nuestros. Es siempre la pretensión de las personas que nuestros tiempos son los más civilizados y aceptables de entre todas las épocas de la historia. Los ancestros de nuestros queridos Boxer no lo tuvieron tan fácil. Estaban ahí en un tiempo en que las personas estaban obsesionadas con los «deportes sangrientos». El acoso de toros y osos eran la principal atracción, y se necesitaba que los perros fueran fuertes, ágiles y valientes para tener entretenida a la audiencia que pagaba. Afortunadamente para nuestro amigo el Boxer, sus ancestros no estaban muy bien dotados para este sangriento pasatiempo: no eran ni lo suficientemente ágiles ni lo bastante pequeños para zafarse de las astas y las pezuñas del pobre toro cautivo, que estaba intentando defenderse con todas sus fuerzas de las mandíbulas de los perros. Los perros de menor tamaño eran más rápidos y se mostraban más inclinados a la lucha de frente. Estos gladiadores en miniatura (que pesaban entre 16 y 25 kg) sobresalían en los rings de pelea, luchando contra otros perros. El «deporte» de la lucha entre perros siguió rápidamente al del acoso de animales. Las peleas de perros fueron una bomba. En algunos países, hoy día, entre los que se incluyen naciones tan civilizadas como los EE.UU., tan nefasto deporte todavía prosigue. Hacia mediados del siglo XIX, el acoso a los toros y las peleas de perros fueron prohibidos por el gobierno alemán.

Dentro de una vía más civilizada y utilitaria, los ancestros del Boxer fueron frecuentemente utilizados como perros de carnicero, debido a su habilidad para contener a un toro y de conducirle hacia su establo, si se volvía rebelde. Se cree que la famosa reputación de un perro llamado «Boxl», utilizado por un carnicero de Berlín es la que dio el nombre a la raza. La derivación de la palabra Boxer como nombre para un perro de raza pura es irónica, ya que la palabra «boxl» o «boxel» tiene como traducción, en esencia, mestizo. En 1894, un famoso criador de Bulldogs llamado Friedrich Roberth fue el primero que acuñó el término «Boxer» en una publicación. Su artículo, que se publicó en un periódico local, alababa al Boxer por su inteligencia y su aspecto, situando a la raza en la posición más alta de entre todas las razas que había poseído el Sr. Roberth, que habían sido muchas. Reconoció, sin embargo, que su perra Boxer tenía el paladar hendido y los hombros débiles, pero que de todas formas impresionaba a todo aquel que la veía. También declaraba que no había ningún criador del Boxer alemán que estuviera llevando a cabo un programa serio y añadía que era raro conseguir una camada con más de uno o dos cachorros buenos. El artículo del Sr. Roberth concluía con una petición para cualquier persona con una buena reputación y con conocimientos del mundo de los perros para que fundaran un club para el Boxer en Alemania. Tal y como sucede hoy día en el mundo de los perros, una raza es fijada mejor por las personas que se mueven dentro del mundo canino. El Sr. Roberth sabía que éste era el único camino viable para que una nueva raza se asentase en Alemania.

Afortunadamente los alemanes, al igual que los ingleses, nunca han sido lentos para formar un comité, y antes de un año desde la petición del Sr. Roberth se fundó el Munich Boxer Club, en 1895. En la primera exposición canina donde se admitieron Boxer se inscribieron cuatro. Flocki, propiedad de G. Muhlbauer, de Munich, fue el primer Boxer en ganar en una clase. Roberth y un puñado de aficionados fundaron, tiempo después, el Club del Boxer de Alemania, ese mismo año, y se llamó a Roberth para que redactara un estándar para la raza. Un estándar es una descripción escrita del aspecto que debería tener un ejemplar ideal de la raza. Dicho documento, una vez aprobado por el club, pasa a ser la vara de medir para los criadores y los jueces. La primera frase de este estándar de los primeros tiempos todavía describe de forma perfecta a nuestro Boxer: «La apariencia externa debería ser la de un perro compacto, sólido, robusto, poderoso y activo que tenga una postura orgullosa y que se mueva sobre unas piernas rectas y sanas».

Este estándar está basado en un Boxer cuyo nombre era Flock St. Salvador y considerado como el mejor animal que había, que ganó la primera exposición especial para Boxer, en 1896. La famosa revista alemana de Boxer Der Boxer Blatter, fue fundada en 1904 y todavía se publica hoy día.

El perro que se convertiría en el semental más importante de la raza era Champion Rolf v. Vogelsberg, propiedad de Philip Stockmann, a quien se considera como «el padre del Boxer». Su mujer Friederun Miriam Stockmann, igualmente famosa, continuó después de la muerte de Philip para hacer famoso su criadero von Dom. Durante la primera guerra mundial se escogió al Boxer como perro militar y mensajero. El matrimonio Stockmann proporcionó muchos Boxer a los militares, y Philip, que fue reclutado, trabajó como adiestrador para estos servicios, dejando a Frau Stockmann sola para que llevara el criadero. La guerra necesitaba a los Boxer más útiles como centinelas y para llevar a cabo trabajos de guardia contra los francotiradores. De entre los primeros perros seleccionados estaban los Boxer campeones, capaces y probados, dada la robustez de la raza y sus habilidades atléticas. De acuerdo con las normas de la Sociedad Canina Alemana, el título de campeón requería también que los perros tuvieran unas buenas habilidades de trabajo, así que los campeones fueron las primeras y obvias elecciones, ya que estaban previamente versados en el Schutzhund (perro de protección) o en otras clases similares de obediencia. Muchos de los perros que sirvieron en el ejército murieron en acto de servicio, incluyendo a cientos de mascotas caseras. Rolf von Vogelsberg probó su valía como perro para la guerra y vivió para contarlo (fue también el padre de un par de camadas durante la guerra). Como perro de exposición en los certámenes de belleza, nunca fue derrotado y se hizo con cinco campeonatos (el último de los cuales fue ganado después del conflicto).

Poco después del final de la guerra, la reputación de los Stockmann por sus excelentes Boxer llegó muy lejos, y muchos americanos ricos buscaron Boxer criados en Alemania para mejorar sus programas de cría. Frau Stockmann, que había resistido las muchas penosidades de la guerra y que tenía poco dinero para que su perrera pudiera seguir funcionando, se vio forzada a vender a algunos de sus mejores perros, entre los que se encontraba el no poco importante Ch. Sigurd von Dom, uno de sus sementales más prometedores, además del gran Ch. Lustig von Dom, que se considera como el Boxer con más influencia de todos los tiempos. Fue el criadero Tulgey Wood, en América, el que adquirió a Lustig, y esta línea acabaría dando lugar al mejor perro de exposición de todos los tiempos: Ch. Bang Away of Sirrah Crest, un perro al que se refieren todavía hoy día como el Boxer «no va más».

La segunda guerra mundial obligó a Frau Stockmann a tomar medidas desesperadas, incluso aunque sus perros estaban entre los que se consideraba que valía la pena alimentar. El gobierno alemán designó qué razas, basándose en su utilidad, era rentable mantener. El Boxer fue la segunda raza seleccionada, justo detrás del Pastor Alemán. Frau Stockmann adiestró a perros para el servicio de mensajería, lo que requería que los perros actuaran bajo la «distracción» de los disparos de las armas. El Boxer probó que era particularmente hábil, lo que no era sorprendente. Las tropas americanas que estaban emplazadas en Alemania admiraron mucho al Boxer, y muchos de los soldados vestidos con sus uniformes de camuflaje le dijeron a Frau Stockmann que el Boxer era la raza número uno en América. A Frau Stockmann le gustó oír acerca de la popularidad del Boxer en América, y saber así que su amada raza perviviría por todo el mundo años después de que ella hubiera muerto.

Unos años más tarde Frau Stockmann fue invitada a los Estados Unidos, donde juzgó a la raza y donde algunos de los mejores criadores de América le regalaron algunos perros. Mientras estaba en los Estados Unidos, tuvo también la oportunidad de juzgar a Bang Away of Sirrah Crest, de tres meses de edad. Ella le consideró como el Mejor Cachorro de la Exposición (Best Puppy in Match) de entre 110 cachorros y le llamaba «Pequeño Lustig». Su olfato por un perro nunca pudo ser más preciso, ya que Bang Away continuaría para así conseguir un récord de 121 títulos de Mejor de la Exposición (Best in Show), incluyendo la famosa exposición organizada por el Westminster Kennel Club.

El Boxer en el Reino Unido

Philip Stockmann, el famoso criador alemán de Boxer se quejaba del nombre de la raza en su libro My life with Boxer (Mi vida con los Boxer). Se lamentaba de que su valiente perro alemán tenía un nombre inglés. Debemos admitir que el Boxer tiene lazos con el Reino Unido y que hay más de un pequeño Bulldog en la sangre del Boxer.

El primer Boxer importado llegó a Gran Bretaña en 1933, y es entonces cuando fue inscrito en el libro de orígenes del Kennel Club. En 1939 se inscribió el primer campeón: Ch. Horsa of Leith Hill, criado por Mrs. D. Sprig, la primera secretaria del British Boxer Club, que fue fundado tres años antes, en 1936. A pesar del logro de Horsa, éste no tendría una influencia duradera sobre la raza Boxer en Inglaterra, ya que la raza permaneció en una relativa oscuridad hasta después de la segunda guerra mundial.

Desde 1936 a 1953, Allon Dawson, del afijo Stainburndorf, importó varios Boxer a Inglaterra desde Alemania, Holanda y los EE.UU., el más importante de los cuales fue Ch. Zunftig von Dom, hijo de Lustig y criado por el matrimonio Stockmann. Aunque Zunftig estuvo sólo un corto periodo de tiempo en Inglaterra antes de ser enviado a los EE.UU., pudo criar y convertirse en el padre del gran Zulu, que se convertiría en una gran influencia para el Boxer británico. Otra fabulosa importación alemana proveniente de los Stockmann fue Frohlich von Dom, que fue considerado en su tiempo como la mejor importación de Alemania. Dawson recibió desde América perros excelentes de Mazelaine y de Sirrah Crest, dos de los criaderos más influyentes de los Estados Unidos.

Panfield Serenade, propiedad de Elizabeth Montgomery-Sommerfield, fue la primera perra campeona en el Kennel Club. Serenade era nieta de Lustig. Pat Withers, del afijo Witherford, y que produjo también perros de exposición maravillosos, incluyendo a una línea de cuatro generaciones de campeones. Su perro más famoso es Int. Ch. Witherford’s Hot Chestnut, que tiene como antecesor a Collo von Dom, criado por Frau Stockmann. No importa qué país visite, la influencia del criadero von Dom siempre está presente, un duradero tributo para la gran Frau Stockmann.

La influencia americana sobre el Boxer de Gran Bretaña puede remontarse a cuando John P. Wagner visitó Inglaterra en los años 50. Wagner era el propietario del afamado criadero Mazelaine, uno de los mayores planteles de Boxer que han existido. El aspecto llamativo del Boxer, debido sobre todo a las manchas blancas en la cabeza, el pecho y los pies, está asociado a muchos perros americanos de exposición famosos. Los perros completamente leonados, ejemplos de la tradición británica del Boxer, estaban perdiendo popularidad frente al más llamativo tipo americano en algunos países. Ch. Seefeld’s Picasso, criado por Pat Heath, es un bonito ejemplo de un Boxer llamativo que ganó a lo grande en el Reino Unido (consiguiendo unos 24 Challenge Certificates). Entre otros pioneros que expusieron a Boxer llamativos estaba Charles Walker, del criadero Lynpine, cuyos perros descienden de Hot Chestnut (y por tanto de Frau Stockmann). Walker introdujo también a muchos grandes Boxer holandeses dentro de sus líneas británicas. El criadero de Boxer Newlaithe, propiedad de Christine y Patrick Beardsell descienden de Frohlich von Dom. Esta perrera también ha importado a algunos Boxer americanos llamativos de Richard Tomita, del criadero Jacquet.

Los Boxer en los Estados Unidos y en el resto del mundo

El Boxer tuvo unos humildes comienzos en Alemania como «perro mestizo» cazador de jabalíes, y su popularidad creció para conseguir gran fama por todo el mundo, incluyendo a los EE.UU. Los criadores americanos han tenido una gran influencia sobre la raza en muchos países, con el envío de muchas importaciones para crear nuevas líneas y para fijar el tipo del «Boxer de exposición definitivo». El mundo canino americano nunca se ha restablecido del impacto de Bang Away en los años 50. Este simpático Boxer de exposición apareció en las portadas de las revistas caninas y también en las de las revistas de deportes. Marcó el camino a seguir para que otros perros de exposición intentaran conseguir récords astronómicos en los rings. Aunque el récord de Bang Away de 121 Best in Shows (Mejor de la Exposición) ha sido mejorado por muchos perros en estos tiempos en los que poseemos medios de transporte modernos y en los que la competición en el mundo canino está al rojo vivo, todavía no ha sido superada por un Boxer. Cuando Bang Away ganó en la exposición del Westminster Kennel Club en el Madison Square Garden en 1951, la raza era la número uno en cuanto a las inscripciones en el libro de orígenes del American Kennel Club (hoy día el Boxer está situado entre las veinte razas de cabeza, pero es raro que lo esté entre las diez de arriba). El predecesor de Bang Away como ganador del Westminster fue Ch. Warlord of Mazelaine, criado por John P. Wagner y que era propiedad de Mr. y Mrs. Richard Kettles. El sucesor de su corona fue Ch. Arriba’s Prima Donna, criado por Theodore S. Fickes, DVM (Licenciado en Veterinaria).

El American Boxer Club (ABC) fue fundado en 1936, el mismo año en que los alemanes organizaron su club por primera vez. El ABC celebró su primera exposición monográfica ese mismo año, y fue ganada por Ch. Corso v. Uracher Wasserfall Se Sumbula, criado por Karl Walz, de Alemania. De entre los grandes ejemplares dentro de la raza en ganar este certamen entre Boxer estaban Ch. Warlord of Mazelaine, Ch. Bang Away of Sirrah Crest (ambos ganaron también el WKC), Ch. Baroque of Quality Hill, Ch. Treceder’s Painted Lady, Ch. Salgray’s Fashion Plate, Ch. Arriba’s Prima Donna (también campeón doble del WKC), Ch. Scher-Khoun Shadrack (del famoso criadero canadiense propiedad de Ben de Boer), Ch. Wagner Wilverday Famous Amos (cuatro veces ganador) y Ch. Kiebla’s Tradition of Tu-Ro (tres veces ganador y tres veces subcampeón del Best of Opposite Sex o Mejor del Sexo Contrario). Esta lista de grandes perros representa con justicia a las mejores crías en los EE.UU., y los descendientes de estos grandes perros han hecho un gran papel en los Estados Unidos y en cualquier otro país.

El Boxer fue reconocido en Canadá por primera vez en 1934, y el primer perro inscrito en el libro de orígenes del CKC fue Anthony Adverse of Barmere, propiedad de Marion Young (criador), que adquirió a Sigurd von Dom de Frau Stockmann. El mundo del perro de América ha tenido siempre gran repercusión sobre el mundo canino canadiense, dado el tamaño de los EE.UU., su proximidad y la enorme frontera que se abre entre ambas naciones. De entre los criaderos canadienses pioneros tenemos a Quality, Allison, Blossomlea, Haviland y Malabar. El Boxer Club of Canada fue fundado en 1947, después de que el primer club creado, el Western Boxer Club, fuera disuelto el año anterior. Entre los Boxer más famosos del país está Int. Ch. Millan’s Fashion Hint, proveniente de las líneas de sangre Salgray y que fue padre de más de 100 campeones, incluyendo a su mundialmente famoso hijo Int. Ch. Scher-Khoun’s Shadrack, que también fue padre de más de 100 campeones. Fashion Hint fue criado por y era propiedad de Michael Millan. De entre los criaderos que producen a los mejores animales en Canadá tenemos a Ajay, Bellcrest, Blossomlea, Chardepado, Diamondaire, Fisher, Gaylord, Glencotta, Golden Haze, Haviland, Jaegerhouse, Memorylane, Mephisto, Millan, Pinepath, Rodonna, Scher-Khoun, Shadowdale, Starview, Trimanor y Verwood, cada uno de los cuales ha producido no menos de 20 campeones. A la cabeza de este prestigioso grupo está Haviland, que ha producido unas tres veces más cam- peones que ningún otro, sumando un total de más de 150 campeones.

En Holanda, el mundo del Boxer está liderado por Piet van Melis, cuyas observaciones acerca de Inglaterra y del continente europeo son valiosas: «En Inglaterra hay mucha menos diferencia entre los perros porque los jueces y los criadores buscan más bien la calidad general del perro. En los países europeos, la cabeza del Boxer es de la máxima importancia, a continuación viene el cuerpo, y lo último que se mira es el movimiento.» A pesar del baluarte que representa Alemania para la raza Boxer, Holanda ha producido muchos perros excelentes, entre los cuales está Int. Ch. Casper van Worikben, de Mr. van Melis.

A pesar de la influencia y del dominio de los alemanes en el mundo europeo del Boxer, los extremadamente independientes holandeses querían tener poco que ver con los alemanes después de la segunda guerra mundial y dejaron de usar líneas alemanas. A lo largo de los años, los holandeses desarrollaron un Boxer diferente que es corpulento, fuerte, redondeado, con un pelaje corto y con una excelente cabeza que no es demasiado corta y que guarda la proporción con el cuerpo.

En Alemania, el Boxer debe superar pruebas difíciles para ser considerado un campeón. Estos tests afectan a la salud, al tipo y al carácter. La primera es una prueba elemental conocida como ZVP (que son las siglas de Zuchtveranlangungsprüfung o prueba para la certificación de la disciplina/cría) que incluye un examen para asegurarse de que el perro tenga unas caderas normales o mejor que normales. Además, el perro debe superar tres niveles de las pruebas del Schutzhund y tres niveles del IPO, además del test llamado Ankorung, que es una difícil prueba respecto del tipo, la calidad y el carácter, que se repite cada dos años. Los pedigrees alemanes ofrecen una lista de estas pruebas para que los criadores puedan evaluar exhaustivamente y con certeza la ascendencia de los perros (en términos de carácter, tipo y salud). A diferencia de los EE.UU. y de Inglaterra, donde el pedigree contiene simplemente una lista de los nombres de los perros de los que desciende el animal (y si éstos fueron o no campeones), los pedigrees alemanes les dan a los criadores un conocimiento de todas las áreas de importancia para determinar si se debe o no hacer criar a un determinado perro. Afortunadamente para el mundo internacional del Boxer, más y más sociedades caninas nacionales están animando a que exista este tipo de documentación acerca de los perros.

El primer Boxer americano importado a Japón fue enviado en 1957 desde el criadero Mazelaine, y poco después fue enviado Ch. Canzonet’s Minute-Minder, cuya descendencia dominó en Japón en los años 60. La influencia americana en Japón nunca podrá ser exagerada. Mazelaine vendió algunos de sus mejores perros al Japón, incluyendo a dos ganadores del Best in Show (Mejor de la Exposición) en exposiciones del ABC. Uno de los criadores japoneses del Boxer más importantes, el Dr. Hideaki Nakazawa, que también es un juez popular en los EE.UU., ha importado muchos grandes Boxer de los Estados Unidos, incluyendo a Int. Ch. Jacquet’s Urko, del famoso criadero de Richard Tomita en New Jersey. A continuación fueron otros tres Boxer Jacquet, incluyendo al mundialmente famoso Campeón Internacional Novarese, y el perro de estilo Jacquet (fuerte, llamativo y sensacional) comenzó a dominar en Japón. Los Boxer Jacquet han «invadido» muchos otros países además de Japón, aunque dados los orígenes japoneses del criador Richard Tomit, no sorprende que haya compartido con generosidad a sus perros con la patria de sus antepasados. En su enorme libro The world of the Boxer (El mundo del Boxer), Richard Tomita escribe modestamente «Me siento feliz de ver como Jacquet ha ayudado a establecer las bases de muchas líneas y criaderos por todo el mundo… Estoy agradecido a los devotos amantes del Boxer que me han guiado con sus conocimientos o con las fuertes líneas que han creado para que así yo pudiera avanzar en este maravilloso mundo del Boxer».

Si deseas saber más sobre el Boxer te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Boxer Serie Excellence:

Apariencia de la Boxer

Apariencia general

El Boxer es un perro de tamaño mediano, de pelo liso, fuerte, con una estructura corta y cuadrada y huesos fuertes. Su musculatura es seca, fuertemente desarrollada y en relieve. Sus movimientos son vivaces, llenos de fuerza y hidalguía. El Boxer no debe parecer tosco, pesado o liviano.

Proporciones importantes

  • Largo del cuerpo: Altura a la cruz: su estructura es cuadrada, esto significa que las líneas delimitantes, una horizontal del dorso y dos verticales, una que toca la punta del pecho y otra la punta de isquión forman un cuadrado.
  • Profundidad de pecho: Altura a la cruz: el pecho llega hasta los codos. La profundidad de pecho corresponde a la mitad de la altura a la cruz.
  • Largo del hocico: Largo de la cabeza: el largo del hocico en relación al largo del cráneo es de 1:2 (medido desde la punta de la nariz hasta el ángulo interior del ojo y desde el ángulo interior del ojo al occipucio respectivamente).

Comportamiento/ Temperamento

El Boxer debe tener nervios fuertes, ser seguro de si mismo, tranquilo y equilibrado. Su carácter es de máxima importancia y requiere de una atención especial. Su apego y lealtad hacia su amo y a todo su entorno, su vigilancia y valentía como defensor son conocidos desde la antigüedad. Es inofensivo con su entorno pero desconfiado ante los extraños, alegre y gracioso durante el juego pero temible en los momentos serios. Es fácil de educar gracias a su predisposición a ser obediente, su brío y valor, su agudeza natural y su buen olfato.
Por no ser pretencioso y ser un perro limpio por naturaleza hace que sea agradable y valioso para la familia como perro de guardia, compañía y servicio. Su carácter es íntegro, no es falso ni rencoroso aún a edad avanzada.

Cabeza

Es la característica más importante del Boxer. Debe estar bien proporcionada al cuerpo y no debe parecer ni muy liviana ni muy pesada. El hocico en lo posible debe ser ancho y poderoso. La belleza de la cabeza depende de la relación armónica del tamaño entre el hocico y el cráneo.
Desde cualquier ángulo que se observe la cabeza, desde adelante, arriba o de costado, el hocico siempre debe tener la relación correcta con respecto al cráneo. Esto significa que el cráneo nunca debe parecer demasiado pequeño. La cabeza debe ser seca, o sea que no debe mostrar arrugas.
Por naturaleza, sin embargo, se forman arrugas sobre el cráneo en atención máxima. Desde la base de la nariz hacia ambos lados en dirección descendente, permanentemente se forman arrugas. La máscara oscura se limita al hocico y se debe diferenciar claramente del color de la cabeza, para que la cara no parezca sombría.

Región craneal

  • Cráneo: El cráneo debe ser en lo posible estrecho y anguloso. Debe ser ligeramente arqueado, ni redondeado y corto, ni plano o demasiado ancho. El occipucio no debe ser muy alto. El surco de la frente debe estar sólo levemente marcado, y especialmente entre los ojos dónde no debe ser demasiado profundo.
  • Depresión naso-frontal (Stop): La frente forma con el hocico una caída marcada. El puente nasal no debe estar colocado hacia atrás como en el Bulldog pero tampoco debe ser descendente.

Región facial

  • Nariz: La nariz es ancha y negra, levemente respingada con amplios orificios nasales. La punta de la nariz es ligeramente más alta que su base.
  • Hocico: El hocico debe estar fuertemente desarrollado en sus tres dimensiones. Esto significa que no debe ser ni puntiagudo, ni angosto, corto o plano. Su configuración está influenciada por: a) la forma del maxilar, b) la implantación de los caninos, c) conformación de los labios. Los caninos deben estar en lo posible bien separados y tener un buen largo permitiendo que la superficie delantera del hocico sea ancha y casi cuadrada y junto con el puente nasal formen un ángulo obtuso. Adelante, el borde del labio superior apoya sobre el borde del labio inferior. La parte curvada hacia arriba del maxilar inferior junto con el labio inferior, denominada mentón, no debe sobresalir exageradamente hacia adelante por sobre el labio superior ni mucho menos desaparecer por debajo, sino que debe estar bien marcado tanto de adelante como de costado. Los incisivos del maxilar inferior no deben verse cuando el hocico está cerrado. Tampoco el Boxer debe mostrar la lengua con el hocico cerrado. El surco naso labial debe ser bien visible.
  • Labios: Los labios determinan la forma del hocico. El labio superior es grueso y carnoso rellenando la zona hueca que se forma a causa del maxilar inferior más largo tapando los incisivos.
  • Mandíbula/ Mordida: El maxilar inferior sobresale al maxilar superior y está ligeramente curvado hacia arriba. El Boxer muerde hacia adelante. El maxilar superior es ancho a la altura del cráneo estrechándose ligeramente hacia delante. La mordida es poderosa y sana. Los incisivos deben estar colocados lo más regulares posible en una línea recta, los caninos bien separados entre si y de buen tamaño.
  • Mejillas: Las mejillas están desarrolladas en relación al fuerte maxilar sin ser demasiado pronunciadas. Llegan al hocico formando una ligera curva.
  • Ojos: Los ojos oscuros no deben ser demasiado pequeños ni protuberantes o hundidos. Su expresión irradia energía e inteligencia, no debe ser amenazadora ni punzante.
  • Orejas: Las orejas naturales deben tener un tamaño adecuado, su inserción es a los costados y en el punto más alto del cráneo. Caen apoyadas sobre las mejillas cuando el perro está tranquilo, cuando el perro está en atención las orejas deberían caer hacia adelante con un marcado pliegue.

Cuello

La línea superior forma una elegante curva desde una nuca bien marcada hacia la cruz. Debe ser mas bien largo, redondo, fuerte, musculoso y seco, sin papada.

Cuerpo

Cuadrado. El cuerpo se apoya sobre miembros sólidos y derechos.

  • Cruz: Debe ser bien marcada.
  • Dorso: Incluyendo la zona renal debe ser corto, fuerte, recto, ancho y con fuerte musculatura.
  • Grupa: Ligeramente inclinada, curvada, plana y ancha. La pelvis debe ser larga y en las hembras debe ser ancha.
  • Tórax: Profundo, llegando hasta los codos. La profundidad de pecho corresponde a la mitad de la altura a la cruz. Antepecho bien desarrollado. Las costillas bien arqueadas pero no en forma de tonel, llegando ampliamente hacia atrás.
  • Línea inferior: Forma elegante curva hacia atrás. Flancos cortos, fuertes y ligeramente ascendentes.

Cola

La inserción mas bien alta que baja. La cola permanece natural.

Extremidades

Extremidades anteriores

Los miembros vistos desde el frente deben ser rectos y paralelos entre si y tener huesos fuertes.

  • Hombros: Fuertes e inclinados, fuertemente ligados al tórax, no deben ser demasiado musculosos.
  • Brazo: Largo, formando con la escápula un ángulo recto.
  • Codos: Ni fuertemente pegados al tórax ni demasiado separados.
  • Antebrazo: Vertical, largo y de musculatura seca y fuerte.
  • Articulación del carpo: Desarrollada, bien marcada pero sin exageración.
  • Metacarpo: Corto, casi vertical en dirección al piso.
  • Pies delanteros: Pequeños, redondos, cerrados, almohadillas gruesas y duras.

Extremidades posteriores

Con fuerte musculatura. La musculatura debe ser dura como una tabla y sobresalir con plasticidad. Los miembros posteriores vistos desde atrás deben ser rectos.

  • Muslo: Largo y ancho. El ángulo de la cadera y de la rodilla en lo posible poco obtuso.
  • Rodilla: En posición de parado debe llegar hacia delante lo necesario como para que una línea recta trazada desde la cresta ilíaca al suelo la toque.
  • Pierna: Muy musculosa.
  • Corvejón: Fuerte, bien marcado pero sin exageración. El ángulo debe ser de aproximadamente 140°.
  • Metatarso: Corto, con una pequeña inclinación de 95 – 100° hacia el suelo.
  • Pies traseros: Un poco más largo que los anteriores. Cerrados, almohadillas gruesas y duras.

Movimiento

Vivaz, lleno de fuerza y dignidad.

Piel

Seca, sin pliegues, elástica, sin arrugas.

Pelaje

Pelo

Corto, duro, brillante y pegado.

Color

Leonado o atigrado. El leonado puede tener diferentes tonalidades, desde un leonado claro hasta un rojo ciervo oscuro, sin embargo las tonalidades intermedias son las más lindas (leonado rojizo). Máscara negra. La variedad atigrada tiene sobre una base leonada, en las coloraciones antes mencionadas, líneas oscuras o negras en dirección a las costillas.
El color base y las líneas deben diferenciarse claramente entre sí. Las manchas blancas no deben desecharse ya que también pueden considerarse atractivas.

Tamaño

Medido desde la cruz, pasando por los codos, hasta el piso.

  • Machos: 57 – 63 cm.
  • Hembras: 53 – 59 cm.

Peso

  • Machos: Más de 30 Kg. (con una altura a la cruz de aproximadamente 60 cm).
  • Hembras: Aproximadamente 25 Kg. (con una altura aproximada de 56 cm).

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera en proporción al grado de la desviación del estándar.

Comportamiento/ Carácter

  • Agresividad, maldad, traicionero, desconfiado, falta de temperamento, cobardía.

Cabeza

  • Falta de distinción y expresión, cara sombría, cabeza de pinscher o de bulldog.
  • Puente nasal caído, nariz marrón o de color cuero, trufa clara, nariz acorde a la temperatura exterior. Hocico muy puntiagudo, dientes o lengua visible con la boca cerrada, babeo.
  • Maxilar puntiagudo, alineación de los dientes oblicua, defectuosa, dientes débilmente desarrollados, dentadura inhábil debido a una enfermedad.
  • Los así llamados ojos de ave de rapiña, tercer párpado visible.
  • En orejas no amputadas: batientes, orejas llevadas a medias, orejas erectas, orejas de rosa.

Cuello

Corto, gordo, papada.

Cuerpo

  • De frente muy ancho y bajo.
  • Tronco colgante, dorso encarpado, hundido, dorso delgado.
  • Lomo largo y angosto, débil unión con la grupa, severamente hundido, zona renal arqueada.
  • Grupa descendente, pelvis estrecha,
  • Vientre colgante, flancos huecos.

Cola

Inserción baja, cola quebrada.

Extremidades anteriores

  • Parada francesa.
  • Hombros sueltos.
  • Codos sueltos.
  • Articulación del carpo débil.
  • Pie de liebre, pie plano, pie abierto.

Extremidades posteriores

  • Musculatura débil, posterior poco angulado o demasiado angulado.
  • Garrón de hoz, garrones abiertos, garrón de vaca, garrones juntos.
  • Espolones.
  • Pie de liebre, pie plano, dedos abiertos.

Movimiento

  • Andar oscilante, poca cobertura del terreno, rigidez.
  • Paso de ambladura.

Color del pelo

  • Máscara que sobresale los límites del hocico.
  • Líneas muy juntas o demasiado separadas.
  • Manchas blancas que deslucen como ser una cabeza totalmente o con una mitad blanca.
  • El color base está cubierto con más de un tercio de blanco.
  • Colores entremezclados.
  • Color base sucio, todos los de otro color.

Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal totalmente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro".
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Boxer, su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillar semanalmente.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere corte. 
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Boxer requiere de mucho ejercicio y paseos diarios. Además no es un perro que esté hecho para vivir dentro de casa, sino que necesita su espacio por ser inquieto, así que lo ideal es tener un jardín en el que pueda respirar y no agobiarse.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Tumores
  • Torsión de estómago