Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Boston Terrier

Esperanza de vida9 - 15 años
PesoMacho:6 - 11 kgHembra:6 - 11 kg
AlturaMacho:38 - 43 cmHembra: 38 - 43 cm
Pedigrí
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Boston Terrier

A pesar de sus antepasados, el Boston Terrier es un perro muy sociable con los de su misma raza, incluso con los de su mismo sexo.

Origen

A finales del siglo XIX, los norteamericanos crearon su primera raza, el Boston-Terrier, resultante de varios cruces en los que encontramos como principales parientes el Bulldog y el Bull Terrier, ambos procedentes de Inglaterra. Fue proclamado mascota oficial del estado de Massachusetts en 1979 por el gobernador Edward King, que había sido propietario de un ejemplar en su juventud. 

Comportamiento

El Boston Terrier es alegre, orgulloso, juguetón, cariñoso y muy digno. Con sus dueños es un perro muy leal. En el interior del hogar se muestra tranquilo y se comporta como un buen perro guardián. Suele ser pacífico pero sabe defenderse perfectamente. Le gusta la compañía de otros perros.

Aspecto

El Boston-Terrier es un perro compacto, bien proporcionado y de cuerpo corto. Sus extremidades son fuertes y musculosas. Las orejas se suelen cortar en forma de punta o bien se dejan las naturales de forma de murciélago. Tiene una cola corta y fina que se acostumbra a cortar. Su pelo es corto, liso, brillante y de textura fina, y la capa es lisa, de color atigrada, negra o foca combinado con el blanco que tiene en el hocico, en la frente, en el pecho y en las patas.

Cuidados específicos

El Boston Terrier es un perro fácil de mantener. Es muy limpio y no tiene olor a perro, tanto por instinto como por su pelo corto.
Se recomienda que desde temprana edad se le adiestre, para así evitar un carácter peleón y antisocial de adulto.

Salud

El Boston-Terrier es una raza muy resistente pero a pesar de ello sufre muchos problemas congénitos y hereditarios, problemas de sordera, corazón y cataratas juveniles.

El Boston Terrier es una excelente elección como perro familiar. Es tranquilo, dulce y cariñoso, aunque juguetón y activo con los niños. Si bien es de pequeño tamaño, puede mantenerse firme en cualquier situación. No es un perro peleón, pero es valiente y estará dispuesto a no ceder si se le fuerza a pelear.

El Boston es un encanto. Sus ojos redondos, oscuros y expresivos, su talante alerta y agradable, su gran inteligencia y su deseo por complacer hacen que sea un perfecto compañero.

Es un perro limpio y fácil de acicalar. Un buen cepillado matutino y un baño de vez en cuando le mantendrán lustroso y libre de olores.

Se trata de una raza sana, y si es alimentada, alojada y cuidada correctamente puede vivir hasta 12-14 años. Como es una raza chata, los Boston Terrier padecen a veces problemas congénitos, como el paladar hendido o el labio leporino, y también son propensos a padecer problemas de los senos paranasales. Algunos ejemplares no reaccionan bien a la anestesia.

Quizá, su mayor problema sea que esos hermosos ojos oscuros son vulnerables y susceptibles a las heridas debido a su tamaño. Tenga cuidado con los lugares por donde juega (manténgalo alejado de la hierba alta y de los arbustos), asegúrese de mantener sus uñas cortas y haga que le extirpen los espolones para evitar los accidentes. El Boston Terrier se encuentra entre las razas susceptibles de padecer cataratas juveniles, así que será prudente pedir a su criador si dispone de certificados conforme sus perros están libres de este problema.

No es una raza «de exteriores» y necesita el calor y la comodidad de su hogar. Su capa fina y corta hace que no disfrute durante el frío invierno si no lleva una chaqueta. Saldrá fuera rápidamente a hacer sus necesidades y volverá a casa. De todas formas, aguantará el frío si esto significa ir a dar un paseo con su amo. Tampoco tolera el clima caluroso, ya que es una raza chata, así que debemos tener cuidado para que no sufra un golpe de calor.

Los Boston Terrier son unos pequeños grandes viajeros y si va con ellos en un largo viaje se encontrará con que su conducta es ejemplar. La mayoría de hoteles los aceptará sin reparos mientras permanezcan dentro de una jaula o en un transportín. Por supuesto, deberá llevar agua para ellos y detenerse de vez en cuando para permitir que hagan sus necesidades.

Al pequeño Boston Terrier le encanta jugar, y parte de su encanto reside en que parece seguir siendo un cachorro una vez crecido. Se debe tener cuidado en no exagerar las diversiones, ya que estará dispuesto a jugar hasta quedar totalmente exhausto.

Al Boston Terrier le encantan los niños, y siempre que se haya educado a éstos para que sean cuidadosos, para que no le toquen mientras esté comiendo o durmiendo y a cogerle con poca frecuencia y además correctamente, será un excelente compañero de juegos y un protector de los niños.

El Boston Terrier asume gustoso la responsabilidad. Es un buen perro de vigilancia y suele distinguir entre los desconocidos y los amigos. Cambia el ladrido que ofrece a los extraños por un movimiento amistoso de todo su cuerpo cuando ve a sus amigos humanos.

El Boston Terrier no necesita mucho espacio para hacer ejercicio. Se sentirá feliz viviendo en un apartamento y disfrutará del tiempo que pase fuera de casa durante sus paseos. El Boston Terrier que vive en el campo (con mucho espacio para correr, que puede jugar con una pelota y perseguir a las mariposas) es igual de feliz.

Si decide usted que su hembra tiene la suficiente calidad para utilizarla como reproductora, coménteselo a su veterinario, ya que muchas camadas de esta raza nacen mediante cesárea.

El Boston Terrier tiende a ser obediente y mostrar buenas maneras. Es muy receptivo al cariño. Lleva algo de tiempo y atención enseñarle lo que se espera de él. Responderá rápidamente a los elogios y es fiel y leal a su amo. Una vez que haya aprendido sus reglas no las olvidará.

El Boston Terrier es una excelente mascota y compañero. Todo propietario de un ejemplar de esta raza se lo confirmará y la mayoría añadirá que una vez haya tenido un ejemplar querrá siempre y como mínimo a uno a su lado.

Un Boston Terrier sabe conocer los estados de humor de su dueño. Si usted tiene un día malo, lo comprenderá y respetará su silencio y soportará que no sea muy amable con él. Al igual que su mejor amigo, le comprenderá. Cuando esté de buen humor, estará listo para unirse a usted y salir a dar un paseo a buen ritmo o a jugar con una pelota. Es un amigo muy paciente y esperará tranquilamente para compartir su tiempo cuando pueda jugar con él o, sencillamente, sacarle a pasear.

Mucha gente famosa ha sido aficionada a esta raza. El presidente de los EE.UU. Warren G. Harding quería mucho a un pequeño Boston Terrier llamado «Hub». Mary Roberts Rinehart, una famosa escritora, tiene varios perros de esta raza. June Lockhart, actriz, quería y tenía muchos de ellos.

Robert L. Dickey era famoso por sus tiras cómicas de Boston Terrier que aparecían semanalmente en el Saturday Evening Post. Sus tiras cómicas «Mr. and Mrs. Beans», que narraban la historia de Beans, su esposa Violet y sus hijos, es un libro muy buscado por los amantes de la raza.

Si desea presentar un perro en las exposiciones caninas de belleza, el Boston Terrier será una buena elección. Su tamaño hace que su transporte resulte fácil y sus buenas maneras y su inteligencia harán que sea un invitado bienvenido.

Si quiere un perro que sólo le quiera a usted, no adquiera un Boston Terrier. Su cariño hacia todas las personas es una de sus virtudes. Se interesa por toda la gente y es amistoso con ella. Asegúrese de estar a la altura de este pequeño perro. Usted le ofrecerá todo su cariño y su comprensión y él le entregará su corazón.

Así pues, ¿por qué un Boston Terrier? En palabras de Margaret McElroy, escritas en enero de 1920 y copiadas de una reedición aparecida el 19 de octubre de 1944 de Boston Chit Chat, «Cuando alguien necesite un amigo, éste es el perro al que hay que acudir».

La devoción y afecto que muestran algunas mascotas hacia sus dueños, es particularmente cierta cuando se trata de un Boston Terrier.

Si deseas saber más sobre el Boston Terrier te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Boston Terrier Serie Excellence:

Historia de la Boston Terrier

En la segunda mitad del siglo XIX, en Inglaterra, un criador cruzó un Bulldog Inglés con un Terrier Inglés Blanco. El resultado de este cruce fue un perro de gran estatura que pesaba 14,5 kg, de color atigrado oscuro, con manchas blancas y con un aspecto bastante «matón». En 1865, este perro fue comprado por un tal William O'Brien de Boston, Massachusetts (EE.UU.), que más tarde lo vendió a Robert C. Hooper, también de Boston. El perro fue llamado «Hooper's Judge», y las investigaciones de muchos autores indican que este perro formó parte de los animales que sentaron las bases del Boston Terrier actual.

Hooper's Judge fue cruzado con una hembra llamada «Gyp» propiedad de un tal Mr. Burnett de Deerforth Farms, Southboro (Massachusetts). Era de color blanco y tenía unas patas cortas, un hocico también corto y una cabeza cuadrada. Aunque sus orígenes eran muy distintos, Mr. Hooper se vio muy satisfecho con el resultado de esta monta. La camada resultante de este cruce supuso, con toda seguridad, el comienzo de esta raza. Por supuesto, comparar aquellos cachorros con los Boston Terrier actuales es como comparar peras y naranjas. Llevó muchas décadas y muchas generaciones de endogamia, cruces externos e hibridaciones conseguir la raza que conocemos en la actualidad con el nombre de Boston Terrier. Se cree firmemente que el Bulldog Francés se encontraba, de forma importante, entre os antepasados de esta raza. Al igual que muchos estadounidenses, el Boston Terrier es producto de las fusiones y tuvo unos inicios humildes.

Un grupo de unos 40 propietarios se unió y se hicieron llamar American Boston Terrier Club. Para mejorar la raza comenzaron a llevar registros de cría y ya no se consideraron aceptables los cruces con otras razas. En 1891 enviaron una solicitud al American Kennel Club (AKC) para ser reconocidos y se les permitiera inscribir a sus ejemplares en el libro de orígenes genealógicos de esta sociedad canina. Se encontraron con una gran resistencia. Los aficionados a Bull Terrier no querían que se reconociera a los ejemplares de Boston Terrier, ya que decían que no eran Bull Terrier. Los aficionados a los Bulldogs consideraban que esta nueva raza era una mala copia de la suya y que robaba popularidad al Bulldog. Algunos jueces importantes consideraron que era una raza demasiado nueva y que no había probado nada para ser aceptada.

Como el nombre escogido para esta nueva raza era uno de los principales problemas, los propietarios experimentaron con otros nombres, entre ellos el de Roundhead, pero ninguno de ellos fue satisfactorio. Entonces, Mr. H. Lacey, juez y periodista, sugirió en un artículo de un periódico local que como esta pequeña raza era nativa de la histórica ciudad de Boston, ¿por qué no podía llamarse Boston Terrier? Y así se decidió.

Esta sociedad canina cambió su nombre por el de Boston Terrier Club of America. Aunque no fue una tarea fácil, los propietarios se dedicaron a redactar un estándar. Esto les llevó tiempo y grandes esfuerzos. Parece que cada propietario quería que el estándar fuera un fiel reflejo de sus propios perros. Finalmente se llegó a un acuerdo y, aunque sigue actualizándose de vez en cuando, continúa siendo básicamente el mismo. Continuaron manteniendo los registros hasta que tuvieron aproximadamente unos 75 perros cuyos registros tenían una antigüedad mínima de tres generaciones. Volvieron a enviar una solicitud al American Kennel Club y fueron aceptados en 1893. Su popularidad creció y pronto las inscripciones de Boston Terrier estuvieron en un buen lugar entre todas las razas.

Una vez se reconoció a esta raza por el AKC y pudo ser inscrita en su libro de orígenes genealógicos, el seguimiento del estándar dio lugar a Boston Terrier más refinados. A lo largo de los años se han ido efectuado cambios en el estándar para seguir el ritmo de la mejora general de la raza.

La afición por esta raza se ha difundido desde la ciudad de Boston por todos los EE.UU. y hay 30 clubes filiales del Boston Terrier Club of America, Inc.

Hacia 1908, el Boston Terrier estaba bastante bien asentado en Canadá. El Boston Terrier Club of Canada se fundó ese mismo año. Su primera exposición canina se celebró en 1909. El Canadá occidental fundó su propia sociedad canina para esta raza en 1912 y la sociedad canina del Boston Terrier de Toronto se fundó en 1920. Muchas otras sociedades caninas canadienses han contribuido a la mejora de esta raza. Actualmente, los ejemplares estadounidenses participan en las exposiciones caninas canadienses y viceversa.

Un personaje canadiense que debe ser recordado es Vincent G. Perry, muy conocido por todos los criadores de Boston Terrier de los EE.UU. Era director del Canadian Kennel Club y miembro de la sociedad canina más antigua de Canadá: la London Canine Association. En 1938 se trasladó a los EE.UU. y se convirtió en ciudadano de este país. Fundó el criadero Globe, se convirtió en un solicitadísimo juez en los certámenes caninos y escribió libros acerca de la raza Boston Terrier. Casi todos los criadores de esa época tenían un ejemplar de The Boston Terrier, escrito por Mr. Perry.

A principios de los años 30, unos aficionados entusiastas llevaron el Boston Terrier de vuelta al Reino Unido. Aparecieron criaderos de esta raza en Lancashire, Surrey y Manchester. A medida que aumentó el interés por ella, se pidió a un caballero llamado Arthur Craven, Esq., que criaba Boston Terrier de forma activa, que escribiera un libro para ilustración de los criadores de esta raza. Mr. Craven ya había escrito libros acerca de otras razas y, tras pensárselo detenidamente, aceptó y escribió The Boston Terrier As I Know It. El Boston se ha hecho muy popular en las Islas Británicas.

En agosto de 1995, un amigo y yo asistimos a la 150a Exposición de Campeonato del Scottish Kennel Club celebrada en Edimburgo (Escocia). Aunque las inscripciones de Boston Terrier no fueron masivas, disfrutamos conociendo a aficionados a esta raza y viendo que sus ejemplares eran tan queridos como los nuestros.

Parece normal que este interés cruzara el canal de la Mancha para llegar a Francia y después a Alemania y a muchos otros países europeos. Alemania se congratula por su Klub für Boston Terrier in Deutschland e.v., que ha celebrado recientemente su décimo aniversario. Esta sociedad canina, dirigida por su presidente y con el patrocinio del Valley of the Sun Boston Terrier Club of Phoenix, Arizona (EE.UU.), continúa con su trabajo para la mejora de la raza.

Nueva Zelanda y Australia tienen sociedades caninas activas en su apoyo al Boston Terrier. El The Boston Terrier Club, Inc. de Nueva Zelanda fue fundado en 1973. He tenido la oportunidad de cartearme con la secretaria de esta sociedad canina y me encontré con que este club fue muy cooperativo acerca de un proyecto sobre el que les pedí ayuda.

Esta mujer me envió copias de la revista oficial de su club y me impresionó con las muchas actividades y el apoyo hacia esta raza.

Debería hacer constar que la sociedad canina australiana para esta raza también la apoya mucho y que se mostraron muy dispuestos a ayudar. Existe una sociedad canina para esta raza en activo en Johannesburgo (Suráfrica) y estoy segura de que hay muchas otras, aunque por el momento no las conozco.

También se encuentran clubes de esta raza en Finlandia, Suecia, Austria, etc. Parece que existe consenso respecto a que el Boston Terrier encaja en cualquier lugar, que halla admiradores y que se encuentra como en casa en todo el mundo.

Gracias al decidido trabajo de una fiel aficionada (Irene Ryan), el Boston Terrier es actualmente la mascota oficial del estado de Massachusetts. Miss Ryan llevó a cabo una larga campaña escribiendo cartas a varios cargos gubernamentales y enviando poemas al gobernador. El proyecto de ley fue expuesto en el Parlamento del estado, en Boston, y aprobado por la asamblea en 1979. El Boston Terrier fue proclamado mascota del estado por el entonces gobernador Edward King, que había sido propietario de un ejemplar de esta raza en su juventud.

El Boston Terrier lleva más de 100 años de reconocimiento por parte del American Kennel Club. Este perro pequeño, inteligente, afectuoso y encantador, con sus ojos cálidos y expresivos, es un excelente compañero. Uno podría decir que es una raza totalmente creada por el hombre. Por dar lugar al Boston Terrier, dejemos que el hombre se lleve un aplauso.

Por fortuna, han sido muchos los criadores que se han esforzado por mejorar o perpetuar las características de las razas autóctonas.

Si deseas saber más sobre el Boston Terrier te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Boston Terrier Serie Excellence:

Apariencia de la Boston Terrier

Aspecto general

El Boston Terrier es un perro vivaz, muy inteligente, de pelaje liso, cabeza corta, constitución compacta, de cola corta. Sus proporciones son bien balanceadas, y su color atigrado, « seal » (negro con matiz rojizo) o negro presenta manchas blancas uniformes. La cabeza está bien proporcionada al tamaño del perro y su expresión denota un alto grado de inteligencia. El cuerpo es más bien corto y bien construido, las extremidades son fuertes y elegantemente anguladas; la cola también es corta. Ninguno de sus rasgos debe ser tan prominente que haga producir una desproporción del cuerpo. El animal imparte una impresión de determinación, fuerza y actividad con gran clase y estilo; su porte es natural y elegante. Una combinación proporcionada de « color » y « marcas blancas » es un rasgo particularmente característico de un ejemplar representativo de su raza. Los rasgos de « balance, expresión, color y marcas blancas », deben ser considerados de manera particular al momento de determinar el valor relativo del aspecto general en relación con otros puntos. Un cuerpo bien definido, una espalda corta, además de características únicas, como una cabeza y mandíbulas cuadradas, e impresionantes marcas, han producido un perro elegante, encantador y genuinamente norteamericano : el Boston Terrier. Al comparar ejemplares de cada sexo, la única diferencia evidente es un leve refinamiento en la configuración de la hembra.

Proporciones importantes

La longitud de las extremidades debe estar proporcionada a la longitud del cuerpo, para impartir así al Boston Terrier su impresionante aspecto cuadrado. El Boston Terrier es un perro robusto y no debe verse ni tosco, ni enjuto. Los huesos y músculos deben guardar proporción con el peso y la estructura del perro, así también realzar su expresión.

Tempreamento/Comportamiento

El Boston Terrier es un perro amable y vivaz. Esta raza tiene una excelente disposición y un alto grado de inteligencia, lo cual hace del Boston Terrier un compañero incomparable.

Cabeza

Región craneal

  • Cráneo: Cuadrado, chato en la parte superior, sin arrugas. La frente es abrupta.
  • Depresión naso-frontal (Stop): Bien definida.

Región facial

  • Trufa: Negra y ancha; presenta un surco bien definido entre las ventanas.
  • Hocico: Es corto, cuadrado, ancho, grueso y en proporción con el cráneo. No presenta arrugas. Su longitud es menor que su anchura o su profundidad, y no excede, en longitud, 1/3 de la longitud del cráneo. Desde la depresión naso-frontal hasta la punta de la nariz, el hocico está en línea paralela al cráneo.
  • Labios: Tienen buena profundidad, pero no son colgantes; cubren los dientes por completo cuando la boca está cerrada.
  • Mandíbula / Dientes: Mandíbula ancha y cuadrada, con dientes cortos y regulares. La mordida es regular o con suficiente prognatismo inferior para darle al hocico la forma cuadrada.
  • Mejillas: Aplanadas.
  • Ojos: Están bien separados. Son grandes, redondos y oscuros. Están situados en ángulo recto en el cráneo, y vistos de frente, los ángulos externos se encuentran en la misma línea que las mejillas. Lo ideal es que el Boston Terrier presente una expresión alerta y afectuosa, indicando un alto grado de inteligencia. Ésta es una característica muy importante de la raza.
  • Orejas: Son pequeñas. Se presentan erguidas, ya sea de forma natural o cortadas, para que correspondan a la forma de la cabeza. Están situadas lo más cerca posible de los bordes superiores del cráneo.

Cuello

La longitud del cuello debe impartir una imagen de balance total del cuerpo. El cuello es un poco arqueado, y sostiene la cabeza con elegancia, uniéndose a los hombros nítidamente.

Cuerpo

El cuerpo debe parecer corto.

  • Línea superior: Horizontal.
  • Espalda: Es lo suficientemente corta como para darle al cuerpo la forma cuadrada.
  • Grupa: Describe una leve curva hacia el nacimiento de la cola.
  • Pecho: Es profundo y ancho. Las costillas están bien ceñidas y se extienden hasta el lomo.

Cola

De inserción baja. Es corta, delgada y disminuye gradualmente hacia la punta. Es recta o en forma de tirabuzón; no debe encontrarse sobre la horizontal. La longitud ideal no debe ser mayor de ¼ de la distancia que va desde la inserción de la cola hasta el corvejón.

Extremidades

Miembros anteriores

Colocados moderadamente separados entre sí y en la misma línea con la punta superior del omóplato. Huesos rectos.

  • Hombros: Son inclinados y bien extendidos hacia atrás, lo cual permite al Boston Terrier su movimiento elegante.
  • Codos: No se tornan ni hacia adentro, ni hacia afuera.
  • Metacarpos: Cortos y fuertes. Los espolones pueden ser eliminados.
  • Pies delanteros: Son pequeños, redondos y compactos. No se tornan ni hacia adentro, ni hacia afuera. Los dedos son bien arqueados y las uñas son cortas.

Miembros posteriores

  • Muslos: Son fuertes, bien musculados y con rodillas bien anguladas; colocación correcta.
  • Rodillas: Bien anguladas.
  • Corvejón: Es corto desde el corvejón a los pies, y no se torna ni hacia adentro, ni hacia afuera. La articulación del corvejón está bien definida.
  • Pies traseros: Pequeños y compactos, con uñas cortas.

Movimiento

El Boston Terrier se mueve con paso seguro y recto. Las extremidades delanteras y traseras se mueven hacia el frente en línea recta y en un ritmo perfecto. Cada paso denota gracia y poder.

Pelaje

Pelo

Es corto, liso, brillante y de textura fina.

Color

Atigrado, color « seal » (negro con matiz rojizo), o negro con marcas blancas. El atigrado se prefiere únicamente si todas las otras cualidades son equivalentes.

(Nota: Definición del color « seal »: se ve negro, fuera de queadquiere un matiz rojo cuando se le observa bajo la luz solar o bajo una luz brillante).

Marcas requeridas

Raya blanca en el hocico, lista blanca entre los ojos, antepecho blanco.

Marcas deseables

Raya blanca en el hocico, lista blanca regular entre los ojos y sobre la cabeza; collar blanco; antepecho blanco; miembros anteriores y posteriores debajo de los corvejones completamente o en parte blancas.

(Nota: Un ejemplar representativo no debe ser penalizado por no poseer las «marcas deseables»).

Un perro en el cual predomine el color blanco sobre la cabeza o el cuerpo debe poseer méritos suficientes para contrarrestar sus deficiencias.

Peso

Está dividido en categorías, como se indica a continuación:

  • Menos de 15 libras inglesas (6,8 kg),
  • 15 libras inglesas y menos de 20 libras inglesas (de 6,8 a menos de 9 kg),
  • 20 libras inglesas y no más de 25 libras inglesas (de 9 y no más de 11,35 kg).

Escala de puntos

Faltas

Cualquier desviación des los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.

  • Aspecto macizo o grueso.
  • Ventanas de la nariz demasiado estrechas o abiertas.
  • Ojos que presentan demasiado blanco o tercer párpado aparente.
  • El tamaño de las orejas no está en proporción con el tamaño de la cabeza.
  • Cola llevada derecha hacia arriba.
  • Miembros con poca sustancia.
  • Angulación de la rodilla recta.
  • Pies aplastados.
  • Movimiento de rodiamento o balanceo, llevando los pies demasiado hacia afuera. Movimiento demasiado elevado.

Faltas graves

  • Desviación de las mandíbulas.
  • Lengua y dientes visibles cuando la boca está cerrada.
  • Espalda concava o de carpa.
  • Costillas planas.
  • Cualquier movimiento cruzado, tanto de los miembros delanteros, como de los traseros.

Faltas eliminatorias

  • Perro agresivo o temeroso.
  • Trufa color carne.
  • Ojos azules o cualquier rastro de azul.
  • Cola recortada.
  • Color negro, atigrado, o « seal » sólido, sin las marcas blancas requeridas.
  • Color gris o hígado.

Cualquier perro monstrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro"
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Boston Terrier, su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillar semanalmente.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere corte. 
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Boston Terrier no requiere de mucho ejercicio, pero no hay que descuidar sus paseos diarios. Hay que tener cuidado con exponer a estos perros a altas temperaturas, pues las toleran con mucha dificultad. 
Esta raza requiere de mucha atención y compañía por lo que no son perros que puedan vivir solos en el jardín, sino que se recomienda que lo hagan dentro de casa y siempre rodeados de gente. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Cataratas
  • Luxación patelar
  • Epilepsia
  • Problemas de corazón
  • Alergias 
  • Sensibilidad a la anestesia y a otros químicos