Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Bichón Boloñés

Esperanza de vida12 - 15 años
PesoMacho:2 - 4 kgHembra:2 - 4 kg
AlturaMacho:27 - 30 cmHembra: 25 - 28 cm
Pedigrí
ApodosBolognese, Bichon Bolognais, Bologneser
Características
Tamaño
Ejercicios necesarios
Fácil de entrenar
Cantidad de desprendimiento
Necesidades de aseo
Bueno con los niños
Salud de la Raza
Costo de manutención
Inteligencia
Tolera estar solo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Bichón Boloñés

Esta bola de algodón estuvo de muy moda en las altas esferas de la Europa del XV y XVI. Las princesas y las damas de compañía adoraban su blanco pelaje y su carácter tranquilo. Este perrito se convirtió en el obsequio que los monarcas ofrecían como regalo de bienvenida o como símbolo de buena vecindad. Pero la fama no es eterna y a finales del siglo XVIII otras razas como el Caniche o el Bichón Habanero hicieron que el Bichón Boloñés cayera en el olvido.

Origen

El Bichón Boloñés es originario de Bolonia, Italia. Sus ancestros se remontan a los siglos XI o XII, época en que este Bichón era considerado como un perro de lujo, el favorito de la clase alta renacentista en Italia. Ya desde sus antepasados, el Bichón Boloñés ha sido utilizado como animal de compañía.

Comportamiento

El Bichón Boloñés es un excelente perro de compañía, tanto para niños como para gente mayor. Es serio, muy cariñoso y apegado con su dueño, y a veces puede resultar un poco empalagoso. Juguetón y alegre, el Bichón Boloñés es obediente y le gusta sorprender y divertir a sus dueños.

Aspecto

De aspecto serio, el Bichón Boloñés es un perro pequeño y compacto, cubierto de un pelaje largo, denso y rizado. Sus extremidades son cortas y musculosas. Tiene las orejas largas y caídas y la cola curvada sobre la espalda. Es de color blanco aunque puede presentar marcas rubias.

Cuidados específicos

El pelaje del Bichón Boloñés requiere cepillados diarios y no se debe cortar. Necesita caminar cada día y estar acompañado.Debe llevar una dieta sana y equilibrada, una alimentación sólo a base de carne puede causarle graves desequilibrios. Es recomendable que la ración combine alguno de estos alimentos: carne, pescado, arroz, pasta, verdura, queso, huevos o fruta.

 

Salud

En el Bichón Boloñés es necesaria la inspección durante la primavera y el verano de las zonas de bajo las orejas, perianal, inguinal, bajo las axilas y espacios interdigitales. En estos lugares es donde con mayor frecuencia pueden surgir infecciones en la piel que pueden ser la causa de algunas enfermedades.

“Sorprendeme, diviérteme y no me dejes sola”, esto es lo que una dama de la corte le podía pedir a su animal preferido en el siglo XVI. Para las pocas familias que hoy tienen uno, el bichon boloñés todavía puede satisfacer perfectamente esas tareas.

Lo cierto es que este pequeño perro, de una treintena de centímetros, tiene mucha gracia y provoca la sonrisa cuando adopta su actitud seria tan característica. En su comportamiento de filósofo se parece mucho a ciertas razas de origen asiático, en especial al shih tzu. En todo caso, no se debe confundir su aparente tranquilidad con la indiferencia ni con la pereza.

Muy inteligente, observa todo lo que ocurre a su alrededor, y sólo se siente bien cuando su dueño esta cerca. Con los niños resulta naturalmente agradable a condición de que aquellos no le pidan que se ponga a correr con ellos como un loco ni que participe en juegos turbulentos. Prefiere moverse tranquilamente entre ellos, de manera amistosa, sin actividad desbordante.

Antaño, algunas personas le confiaban la guarda de la casa al bichon boloñés. Pero éste tiene una morfología que evidentemente no lo convierte en el guardián disuasivo que se encuentra en las razas pastoras. Bien es verdad que ladrará como la mayoría de los perros cuando un desconocido entre en casa de su dueño sin que le hayan invitado, pero de nada sirve pedirle que haga algo mas.

El bichon boloñés es, sobre todo, un perro de compañía, tranquilo y sereno, que encuentra su equilibrio en el ambiente cálido del hogar. Famoso en su isla antillana por su agudo sentido de la vigilancia, el bichon habanero era utilizado como guardián de aves de corral. Siempre al acecho, ladraba y advertía a los dueños cuando algún predador o algún ladrón se acercaban demasiado al corral.

El habanero es sin duda el bichon más rústico de todos. Cómo no le teme a la lluvia puede quedarse afuera durante horas, siempre contento de brincar y jugar al lado de su dueño. El bichon habanero es ante todo un perro de interior al que naturalmente le gusta disfrutar del ambiente familiar.

“Son unos perros sorprendentes, dicen siempre quienes los conocen bien, pues siempre están mirando a su dueño“. La mirada tierna y asombrada de los bichones habaneros expresa muy bien lo que la especie humana representa para ellos. Este perro sólo esta en su elemento con la familia. Con los niños se muestra cariñoso, divertido, olvidándose incluso de sus poses elegantes para participar en las travesuras y payasadas de los críos.

“Estate quieto y callado”. Esta orden ofendería a los bichones boloñés y habanero que se caracterizan por su aspecto gracioso. Se crearon tanto para el placer de la vista como para la compañía, y sería nefasto para su equilibrio físico y psíquico que se les obligara a llevar una vida rutinaria o que se esperara que fueran tan resistentes y rústicos como un perro de pastor. Tienen necesidad de que se les mime, les gusta que se les hable y saben muy bien cómo desencadenar el lado humano de la compañía.

Historia de la Bichón Boloñés

Menos extendidos que el bichon maltés o el bichon de pelo rizado, tan escasos éstos que las dos razas estuvieron a punto de desaparecer por completo, la primera en el siglo XVIII y la segunda cien años más tarde, los bichones boloñés y habanero no dejan de ser herederos de una larga historia en la que se mezclan exotismo y boato de las cortes europeas.

Hay diversas opiniones sobre los orígenes de los bichones. Según algunos, procederían de la India y después se habrían implantado en Grecia, probablemente tras las conquistas de Alejandro el Grande en el siglo IV a.J.C., mientras que, para otros, la cuna de estas razas se encontraría en tierras egipcias.

En lo que respecta al bichon boloñés, y con independencia de la hipótesis que se defienda, hoy se sabe que estuvo de moda en Europa desde el siglo XV. Perro mimado de los soberanos, las princesas y las damas de compañía, que apreciaban su pelaje de un blanco inmaculado y su carácter asombrosamente tranquilo, se convirtió en cierto modo en la rara perla que los monarcas ofrecían como regalo de bienvenida o como prueba de buena vecindad.

Sin embargo, la gloria del bichon boloñés sólo duró unos cuantos siglos. A finales del Siglo XVIII, otros perros como el caniche despertaron el interés de los grandes de este mundo y el bichon boloñés, a pesar de sus cualidades, no pudo soportar la competencia y poco a poco quedó olvidado. Por esa misma época empezó el bichon habanero a honrar con su presencia los salones de moda de las costas mediterráneas, las Antillas y Cuba en especial. Aquí también divergen las opiniones cuando se trata de determinar los ancestros de este pequeño perro vivo y despierto. Para muchos cinófilos, habría nacido del cruce entre un bichon maltés y un perro antillano, una unión realizada por iniciativa de los conquistadores españoles en la isla cubana. Por el contrario, según otros, el bichon habanero, o havanese como le llaman en Estados Unidos y Alemania, tendría por ancestro al bichon boloñés y un perro norteamericano.

Según estudios recientes, lo que parece más probable es que el bichon habanero naciera en la cuenca del Mediterráneo antes de que unos Oficiales del ejército español lo exportaran a Cuba como obsequio a las familias más ricas de La Habana a comienzos del Siglo XVIII. Lo cual explicaría que se hubiera convertido en un perro muy apreciado en la isla. Poco después, el bichon habanero llegaría a tierra de America donde enseguida se convirtió en el juguete favorito de las damas de la alta sociedad. Pero, al igual que su congenere boloñés aunque un poco más tarde, también fue cayendo en el olvido poco a poco sin que se sepa muy bien por que.

Este eclipse duraría hasta 1960 cuando el bichon habanero volvió a ponerse de moda. Los cinólogos norteamericanos, que se interesaron por este perro, intentaron reconstituir la raza.

 

Apariencia de la Bichón Boloñés

Breve resumen histórico

Sus orígenes se confunden con los del Bichon Maltés, ya que sus lejanos ancestros son los mismos pequeños perros citados en latín por Aristóteles (384 322 A.C.) bajo la denominación de "canes melitenses". Ya conocido en la época romana, el Bichon Boloñés figura de manera especial entre los regalos muy apreciados que se hacían durante toda la época los poderosos de este mundo. Cosmo de Medicis (1389 1464) trae no menos de ocho a Bruselas para regalárselos a otros tantos señores belgas. Felipe II, rey de España de 1556 a 1598, después de haber recibido dos de ellos como regalo del duque d'Este, le da las gracias en una carta donde le dice que estos dos pequeños perros son "el regalo más majestuoso que se le pueda hacer a un emperador". El Bichon Boloñés aparece representado en cuadros de Tiziano, de Pierre Breughel "el viejo", y de Goya.

Apariencia general

De tamaño pequeño, con el tronco recogido y compacto, cubierto de pelo blanco puro, largo y vaporoso.

Tamaño y peso

Altura a la cruz:

  • En los machos, de 27 a 30 cm.
  • En las hembras, de 25 a 28 cm.

Peso: de 2,5 a 4 kg.

Proporciones importantes

Su cuerpo tiende a ser un cuadrado, de tal manera que la longitud del tronco es igual a la talla (altura a la cruz).

Temperamento / Comportamiento

Es muy serio y, en general, tranquilo. Es valeroso, dócil, muy apegado a su amo y a su ambiente.

Cabeza

De longitud mediana, alcanza 1/3 de la altura a la cruz. Su amplitud, medida al nivel de los arcos cigomáticos, es igual a su longitud.

Región craneal

  • Cráneo: Tiene forma ligeramente ovoide siguiendo el plano sagital, y es más bien chato en la parte superior; las superficies son un tanto convexas; las protuberancias de los huesos frontales están bien desarrolladas. Los ejes longitudinales del cráneo y del hocico son paralelos; el surco frontal es poco acentuado y la protuberancia occipital poco marcada. La longitud del cráneo es levemente superior a la del hocico.
  • Depresión naso frontal (Stop): Bastante pronunciada.

Región facial

  • Trufa: Sobre la misma línea que el hocico y, vista de perfil, su cara anterior se encuentra sobre la vertical. Es voluminosa y debe ser obligatoriamente de color negro.
  • Hocico: Su longitud es igual a los 2/5 de la longitud de la cabeza; el hocico es rectilíneo y las caras laterales del hocico son paralelas entre sí; así la cara anterior del hocico es casi cuadrada. La región suborbitaria está bien delineada.
  • Labios: Ya que el labio superior es poco elevado, éste no cubre el labio inferior, y el perfil inferior del hocico está determinado por la mandíbula.
  • Mandíbulas/Dientes: Mandíbulas desarrollo normal, con arcos maxilares y mandibulares que se ajustan perfectamente. Dientes blancos, alineados en forma regular. La dentadura es fuerte y completa. Los incisivos están articulados en forma de tijera, aunque se acepta la articulación en forma de tenazas.
  • Ojos: Situados en un plano casi frontal, bien abiertos, más grandes de lo común. La apertura palpebral es redondeada, el globo ocular no debe ser prominente, la esclerótica no es visible. El borde de los párpados es obligatoriamente negro y el iris es de color ocre oscuro.
  • Orejas: De inserción alta, son largas, colgantes, pero más bien rígidas en la base, de manera que la parte superior del pabellón se separa del cráneo, dando así la impresión de que la cabeza es más amplia de lo que realmente es.

Cuello

Sin papada; su longitud es igual a la longitud de la cabeza.

Cuerpo

Ya que el cuerpo tiende a ser cuadrado, la longitud del tronco, medida desde la punta de la espalda hasta a la del glúteo, es igual a la altura a la cruz.

  • Cruz: Sobresale poco de la línea de la espalda.
  • Línea superior: El perfil rectilíneo de la espalda y del lomo, que es ligeramente convexo, se funden armoniosamente en la línea de la grupa.
  • Grupa: Es poco oblicua y muy ancha.
  • Antepecho: El manubrio del esternón es poco saliente.
  • Pecho: Amplio, desciende hasta el nivel de los codos; las costillas son bien arqueadas. La altura del tórax alcanza casi la mitad de la altura a la cruz.
  • Línea inferior: Detrás del perfil del esternón, sube ligeramente hacia el vientre.

Cola

Está situada en la línea de la grupa y se arquea sobre la espalda.

Extremidades

Miembros anteriores

Considerados en conjunto, presentan un aplomo perfecto y son paralelos entre sí con relación al plano medio del tronco.

  • Hombros: Su longitud es igual a 1/4 de la altura a la cruz; con relación a la horizontal son oblicuos y se aproximan a la vertical con relación al plano medio del tronco. Sus movimientos son libres.
  • Brazo: Está bien aplicado al tronco, es de longitud casi igual a la del hombro, pero es menos oblicuo que éste.
  • Codos: Se encuentran en un plano paralelo al plano medio del tronco.
  • Antebrazo: Su longitud es igual a la del brazo, sigue una dirección perfectamente vertical.
  • Carpo y metacarpo: Vistos de frente prolongan la línea vertical del antebrazo. Vistos de perfil, el metacarpo es un poco oblicuo.
  • Pies delanteros: Son de forma ovalada, con almohadillas elásticas oscuras y uñas negras muy duras.

Miembros posteriores

Considerados en conjunto y vistos de atrás deben seguir una línea perfectamente vertical que va desde la punta del glúteo hasta el suelo. Son paralelos entre sí.

  • Muslos: Su longitud es igual a 1/3 de la altura a la cruz. Son oblicuos de arriba hacia abajo y de atrás hacia el frente; son perfectamente paralelos al plano medio del tronco.
  • Pierna: Es más larga que el muslo.
  • Corvejón: El ángulo tibiotarsiano no es muy cerrado.
  • Metatarso: La distancia desde la punta del corvejón hasta la extremidad de los dedos es levemente inferior al tercio de la altura a la cruz.
  • Pies traseros: Con las mismas características que los delanteros, aunque menos ovalados.

Movimiento

Desenvuelto, enérgico; el porte de la cabeza es noble y distinguido.

Piel

Bien estirada y adherida a todo el cuerpo, con las mucosas visibles y el tercer párpado rigurosamente pigmentado de color negro.

Pelaje

Pelo

Largo sobre todo el cuerpo, de la cabeza a la cola y de la región dorsal hasta los pies. Es más corto sobre el hocico. Es más bien vaporoso, por lo tanto no es estirado, sino en mechones; nunca forma flequillos.

Color

Blanco puro, sin manchas, ni tonalidades de blanco.

Faltas

Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar.
Estrabismo.

Faltas graves

  • Convergencia o divergencia acentuada de los ejes cráneo faciales.
  • Hocico abultado.
  • Prognatismo si éste altera el aspecto exterior del hocico.
  • Tamaño inferior a 25 cm y superior a 33 cm en los machos, e inferior a 22 cm y superior a 32 cm en las hembras.

Faltas eliminatorias

  • Perro agresivo o temeroso.
  • Despigmentación de la trufa.
  • Trufa de otro color que no sea el negro.
  • Prognatismo superior.
  • Despigmentación bilateral de los párpados.
  • Ojos gazeos.
  • Anurismo.
  • Braquiurismo, tanto natural como artificial.
  • Cualquier color de pelaje que no sea el blanco.
  • Manchas y motas.


Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado.

Nota: Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal, completamente descendidos en el escroto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro"
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Bichón Boloñés, su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por eso no hay que descuidarlo.
  • Cepillar diariamente o dos o tres veces por semana como mínimo para evitar la formación de nudos. 
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • El corte debería hacérselo un profesional (peluquero canino), una vez al mes.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Bichón Boloñés no necesita de mucho ejercicio físico, pero sí necesita salir por lo menos una vez al día. Es importante tener en cuenta que estos perros necesitan mucho cariño y compañía por lo que no son perros que puedan vivir en un patio o jardín, sino que es preferible que lo hagan dentro de casa con la familia. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • No se conocen enfermedades de la raza