Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

Snowshoe

¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la Snowshoe

El Snowshoe o “gato con zapatos de nieve”, como su nombre indica, es una raza muy joven obtenida del cruce entre Siamés y American Shorthair. Del primero, ha heredado su cuerpo alargado, su cabeza triangular y el color azul luminoso de los ojos. La apariencia musculosa y los singulares pies blancos son herencia del segundo.

Origen

El origen de los Snowshoes lo encontramos en Filadelfia (USA) a finales de los años 60. La raza la creó una aficionada a los gatos y es el resultado del cruce entre Siamés y American SH. En 1974 se oficializó la raza en América y diez años después, hacia 1984 en Europa, la WCF hacia lo propio.

Comportamiento

El Snowshoe le debe su carácter a su antepasado, el American SH. Es un gato pacífico y bonachón. Se integrará perfectamente en el núcleo familiar; adora a las personas, suele tener buena relación con otros animales y con los niños, se mostrará especialmente paciente.

Aspecto

El Snowshoe es un gato mediano, de aspecto musculoso y robusto. La cabeza es triangular aunque con rasgos redondeados, de mentón fuerte. Los ojos grandes y ovalados, en tonos azules. El pelaje es corto, espeso y lustroso, sin pelusa lanuda. Es característico el guante blanco en las patas y la máscara en forma de V invertida. Los colores aceptados son solids y tabbys points con las marcas bien definidas y en armonía con el color del cuerpo.

Cuidados específicos

El Snowshoe no necesita una atención demasiado meticulosa, bastaría con cepillarlo una vez a la semana y bañarlo esporádicamente.

Salud

Hasta el momento no se le atribuyen al Snowshoe afecciones características. La selección natural lo ha convertido en un gato sano y robusto.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.

Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:

En el caso de los Snowshoe, su mantenimiento estético no es exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo:

  • Cepillado semanal.
  • Se debe bañar cuando sea necesario.
  • No requiere corte.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 

De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:

 

  • No se conocen enfermedades específicas de la raza