Mascotas

Mascotas para montaCriadores

Centro de conocimiento

Ayuda

Portal de soporte y seguridad
Mascotas en ventaTodas las Mascotas en venta
Artículos y consejos para mascotasTodos los artículosPor mascotaGatosPerros
MundoanimaliaMundoanimalia

American Curl

PedigríNo
¿Estás buscando comprar esta raza?¡Ve los anuncios actuales o comparte este artículo con tus amigos!

Introducción de la American Curl

El American Curl es el gato de las orejas curvadas. Se trata de una raza muy joven, los primeros cruces se iniciaron en 1980. Goza de gran popularidad en Estados Unidos y en Europa poco a poco se va afianzando. El American Curl combina la astucia de su pariente el gato callejero con la docilidad del gato de raza.

Origen

Todo indica que la raza procede de distintos cruces con "Shulamith", una gata callejera de pelo largo y orejas curvadas que encontraron casualmente en 1981 unos criadores de California. La CFA reconoció la raza en el año 1991 y la FIFE en el 2002.

Comportamiento

El American Curl es un gato cariñoso y apacible. Su gran inteligencia lo convierte en un animal encantador y divertido, de gran tolerancia a otros animales y fácil convivencia en familia.
Se adaptan bien a cualquier espacio aunque agradecerán accesos al exterior.

Aspecto

El American Curl es inconfundible por sus orejas curvadas hacia atrás.
Suelen ser animales de tamaño mediano, conservan el tono macizo adquirido de los primeros cruces con gatos Maine Coon. Cabeza en forma de cuña, orejas con característica curvatura hacia atrás y rematadas con penachos de pelo que asoman desde el interior. Cola larga y emplumada. En cuanto al pelaje, se pueden distinguir dos variedades; semilargo y corto aunque es más habitual el primero. Admite todas las tonalidades excepto el chocolate y canela con toda su gama.

Cuidados específicos

El American Curl no necesita una atención especial, bastaría con cepillarlo frecuentemente para evitar que el pelo se le anude especialmente en los ejemplares de pelaje semilargo. Las orejas requieren una limpieza frecuente, suele acumularse serosidad en la estrecha base debido a la curvatura característica.

Salud

El American Curl suele ser un gato robusto y sano. En los ejemplares de pelo largo se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo) fácilmente tratables con alguna solución a base de aceite de parafina.

Consejos de compra

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". 
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los American Curl, su mantenimiento estético no es exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo:
  • Cepillado semanal.
  • Se debe bañar cuando sea necesario.
  • No requiere de corte de pelo.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo)