Inicio » Artículos » Artículos sobre Insectos y Arácnidos » Artículos de Otros temas de interés de Insectos y Arácnidos » ¿Qué sabes de las libélulas?

¿Qué sabes de las libélulas? Comentar

Frente a otros insectos, las libélulas son unos animales bellos, con un cuerpo alargado y llamativo, que se divide en tres partes (cabeza, tórax y abdomen), las antenas cortas, seis patas y los ojos grandes. Además de los colores que caracterizan su cuerpo (rojo, amarillo, verde, azul) y de su forma peculiar, destacan sus dos pares de alas, reticulares y transparentes, que incluso sobre el suelo o apoyada en las rocas mantienen en posición horizontal.

Excelentes planeadoras

Son capaces de mover sus alas a la vez o por separado. Gracias a ellas, las libélulas son excelentes planeadoras, pues además de volar, pueden permanecer estáticas sobre una superficie sin llegar a posarse en ella; solo con la ayuda de sus alas. Y hasta aparearse.

En cambio, sus seis patas no la convierten en buena caminadora; por esta razón, no suelen desplazarse sobre el suelo, sino que siempre lo hacen por el aire, donde se sienten más seguras, menos vulnerables.

Depredadoras y carnívoras

Pertenecen a la familia de los odonatos y, por tanto, son depredadoras y carnívoras, ya que se alimentan de otros insectos de menor tamaño, como mosquitos, moscas..., e incluso de polillas y mariposas. Siempre en pleno vuelo. Pese a ello, no atacan a los seres humanos, es decir, no pican, a diferencia de otros insectos, pero sí pueden intentar morder, sin provocar ningún daño, si se sienten amenazadas o son atacadas.

Pero como la mayoría de los artrópodos, sirven de comida para muchos otros animales, como las aves y los reptiles.

No confundir con el caballito del diablo

A pesar de que sus crías son acuáticas, las libélulas adultas respiran aire por medio de pequeños orificios presentes en su abdomen llamados espiráculos. Estos anisópteros son muy parecidos a los caballitos del diablo, con quienes tienden a confundirse, aunque ambos insectos difieren sensiblemente. Quizá el aspecto más evidente es la posición de las alas cuando ambos odonatos permanecen quietos. Ya hemos señalado que las cuatro alas de las libélulas se quedan en posición horizontal, mientras que las del caballito del diablo se pliegan y pegan al cuerpo. También los ojos son distintos, pues los de este último presentan un mayor distanciamiento entre ellos. Por último, el tamaño es otro elemento a tener en cuenta, ya que las libélulas son más grandes que los caballitos del diablo. Por eso mismo, no pueden mantener el vuelo durante mucho tiempo y necesitan descansar a menudo; las libélulas, en cambio, sí pueden recorrer grandes distancias en busca de alimento o mientras persiguen insectos para cazarlos al vuelo, y sin tener que posarse sobre ninguna superficie. Ello las convierte en unas excelentes cazadoras.   


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • Cinco curiosidades sobre la avispa alfarera

    Su forma, su gran tamaño y, sobre todo, la forma de su pequeño nido son características de esta especie y difieren sensiblemente de las avispas que solemos ver en el campo. Aquí te contamos cinco curiosidades para que las conozcas mejor.

     

  • Cochinilla: de este insecto se obtiene el colorante natural carmín

    Las cochinillas son unos insectos oriundos de México que segregan una sustancia de color rojiza, ácido carmínico, que se emplea como colorante natural para barras de labios y alimentos. En la industria alimentaria se le conoce con el nombre de E-120.

  • Mariposa monarca, en peligro su épico viaje migratorio

    Como muchas otras especies de animales, la mariposa monarca emigra al sur de Norteamérica durante de los meses fríos del invierno y regresa desde México y el sur de los Estados Unidos al norte de este país y a Canadá ya en primavera.

  • Cómo protegerse del temido mosquito tigre

    Las picaduras de los mosquitos son un incordio, sobre todo si tenemos una piel delicada. En el caso de los mosquitos tigre, resultan si cabe más molestas, ya que pueden provocar irritación e hinchazón de la piel.

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya