Inicio » Artículos » Artículos sobre Gatos » Artículos de Salud y Alimentación de Gatos » La leche de vaca no es buena para los gatitos

La leche de vaca no es buena para los gatitos Comentar (2)

100 Ideas falsas sobre el gato - Editorial ServetUn gatito perdido se acerca a maullar a tu puerta, con aspecto desgraciado y hambriento y sacas inmediatamente un envase de leche del frigorífico, lo que seguramente le pondrá muy contento, pero…
¡No le ayudará a mantener su salud!

Para comprender mejor

La imagen de un gatito bebiendo a lengüetazos en un tazón de leche está anclada en nuestra memoria.
Sin embargo, la leche de vaca no es buena para este pequeño animal. No puede reemplazar a la leche de la gata pues, incluso si se trata de leche “entera”, es comparativamente el doble de diluida, pobre en proteínas, y en lípidos, y muy rica en lactosa, el azúcar específico de la leche. Un gatito alimentado exclusivamente con leche de vaca sufre rápidamente un retraso en el crecimiento y alteraciones digestivas. Por otra parte, a partir de las cuatro semanas de edad (comienzo de la transición de la alimentación líquida a la alimentación sólida), la tasa de lactasas, las enzimas digestivas que degradan la lactosa, disminuye de forma natural en los gatitos. Estos últimos digieren cada vez peor la lactosa y por lo tanto la leche. En el adulto, quien ya no se beneficia de la actividad de la lactasa, la lactosa sin digerir fermenta en el colon y provoca desórdenes digestivos, incluso alergias alimentarias.

¿Qué puedes hacer?

Evita administrar leche de vaca, sea cual su nivel de grasa (semidesnatada o desnatada), a tu gatito o a tu gato. Elige, si las tienes al alcance, las “leches para gato” que se encuentran en los comercios especializados, que poseen menos lactosa en su composición. No consideres a la leche como una bebida que reemplaza al agua, sino como una golosina que se puede ofrecer de vez en cuando.
Los productos lácteos fermentados (yogur natural, queso blanco) son mejor tolerados por los felinos que la leche, pues la lactosa ya se encuentra predigerida por los fermentos lácticos presentes. Se administran sin azucarar restringiendo al máximo su consumo.
La leche y sus derivados están absolutamente contraindicados, incluso en pequeñas cantidades, en los gatos que sufren enfermedades renales, diabetes, cálculos urinarios o trastornos digestivos.

Entre nosotros

100 Ideas falsas sobre el gato - Editorial Servet

¿Tu gato consume cotidianamente leche de vaca y posee una salud de hierro? Seguramente habrá continuado bebiendo leche de vaca después del destete, lo que le ha permitido conservar una tasa de lactasa suficiente para digerir la lactosa.

Si deseas conocer más ideas falsas acerca del adiestramiento y cuidados del gato, te recomendamos la publicación 100 Ideas falsas sobre el gato de la Editorial Servet.

100 Ideas falsas sobre el gato - Editorial Servet


Últimos Comentarios sobre este artículo (2)


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • Beneficios de la comida húmeda para gatos

    Ya hemos hablado en otra ocasión sobre la diferencia entre la comida seca y la húmeda y cuál elegir para nuestro gato. En esta ocasión queremos presentar los beneficios de la comida húmeda para nuestras mascotas.

  • Tercer párpado en gatos: qué es, qué indica

    Los ojos de los felinos son magníficos, únicos por todo lo que transmiten. Pero lo que quizá no sabías es que cuentan con una membrana de protección apenas visible. En el caso de que aparezca, suele ser indicador de algún problema de salud.

  • ¿Pueden tener Síndrome de Down los gatos?

    En los humanos solemos reconocer este trastorno genético con facilidad; por eso, cuando nos topamos con animales con determinados rasgos físicos, de inmediato lo asociamos al síndrome de Down. Pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

  • Peritonitis infecciosa felina (PIF)

    La peritonitis infecciosa felina o PIF es una enfermedad que puede afectar al gato y que en la mayoría de los casos graves, suele acabar con la muerte del animal. Hasta el momento, no tiene cura, aunque se está experimentando con nuevos tratamientos muy esperanzadores.

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya