Inicio » Artículos » Artículos sobre Perros » Artículos de Comportamiento y Educación de Perros » La importancia del veterinario en la resolución de problemas de comportamiento

La importancia del veterinario en la resolución de problemas de comportamiento Comentar

El veterinario juega un papel muy importante en la solución de los problemas de comportamiento de los animales de compañía. Estos problemas constituyen una parte considerable de los actos profesionales que se producen en una clínica veterinaria, ocupando aproximadamente el 20% del tiempo de un veterinario. Pero no todos los clientes se quejan de los problemas de conducta de sus animales y visitan al veterinario solamente por cuestiones de salud física, quizás porque no saben todavía que su veterinario puede ayudarles a resolver los problemas de conducta de sus mascotas.
Perro en el veterinario
Recientemente los propietarios han tomado una mayor conciencia del problema, resultándoles la conducta de los animales de compañía tan importante como el estado de salud física. Los veterinarios tenemos la responsabilidad social de atender y solucionar los problemas de salud de los animales, considerando tanto la salud física como la mental; es decir garantizar un adecuado bienestar de todos los animales. Para ello el veterinario debe prepararse con profundidad ya que es la primera persona a la que acuden los propietarios de mascotas cuando tienen alguna alteración.

Los perros y gatos están considerados como los mejores animales de compañía para el ser humano, formando parte de la familia como un miembro más. Ambos poseen similares capacidades cognitivas, sin embargo los gatos no tienen la misma necesidad que los perros de establecer relaciones sociales con los propietarios demostrando de diferente manera su amistad. Debido a la constante relación con el ser humano, no es sorprendente que se puedan presentar problemas en el comportamiento de los animales de compañía que puedan alterar esta relación.

Los trastornos del comportamiento de un animal pueden causar tanta infelicidad y molestia a su propietario que pueden obligarle a deshacerse de él, a pesar de que sea un buen amigo y compañero. Una de las principales causas del sacrificio o abandono de animales de compañía, son los problemas que les producen cuando alteran la conducta que, en ocasiones son de consecuencias importantes con la presencia de lesiones de consideración. Si los propietarios, antes de tomar la decisión de sacrificar a su animal, tuvieran conocimiento de algún método para corregir el problema, estarían dispuestos en muchos casos a dedicar el tiempo necesario para solucionarlo.

Cada vez son mayores los problemas de conducta que los propietarios de animales plantean a los veterinarios solicitando su ayuda para resolverlos. Cada año un gran número de animales son sacrificados a causa de los problemas de comportamiento, siendo esta una situación desafortunada para el animal, el propietario y el veterinario. De ahí la gran necesidad que existe de que los veterinarios atiendan con éxito estos problemas de desórdenes del comportamiento.

Dentro de la medicina veterinaria, la etología clínica ha sido definida como la ciencia que se ocupa del diagnóstico, prevención y tratamiento de las alteraciones de la conducta, incluyendo aquellas que causan enfermedad. Para poder avanzar en este campo es importante un buen conocimiento sobre etología animal que nos ayudará a comprender más claramente porqué los animales de compañía se "portan mal", así como en la prescripción de un tratamiento del comportamiento. La etología animal (estudio científico del comportamiento animal en su ambiente natural) requiere la observación directa del comportamiento para desarrollar los etogramas (catálogo de comportamientos que caracterizan a una especie), y así conocer el comportamiento normal de las especies animales.

Trastornos del comportamiento

Los veterinarios somos conscientes de que es importante salvar la vida de los animales, actuando frente a enfermedades de difícil diagnóstico o problemas traumatológicos y poniendo todos los medios posibles para su resolución. De igual modo, muchas de las muertes por sacrificio de animales que padecen problemas de comportamiento podrían haberse evitado si un veterinario especializado hubiera diagnosticado adecuadamente el problema de conducta y aplicado el tratamiento correspondiente.

Un trastorno o alteración de la conducta puede ser consecuencia de un problema de salud (enfermedad subyacente), pero también puede darse el caso de que una conducta normal en el animal (ladrar) puede resultar indeseable desde la perspectiva humana. Es necesario, por tanto, tener un conocimiento de la conducta del animal para distinguir cuál de las diversas variables que influyen desencadena la conducta en cuestión.

Conducta destructivaComo hemos señalado, el comportamiento indeseable y no la enfermedad es uno de los grandes motivos para que sean sacrificados los animales de compañía. En algunos trabajos se ha manifestado el alto porcentaje que suponen, entre los motivos de consulta al veterinario, los problemas relacionados con el comportamiento de perros y gatos, siendo dentro de ellos los más frecuentes la agresividad (15%), problemas de eliminación (13%) y conductas destructivas (12%). En el cuadro 1 aparecen los problemas más corrientes.

Gran parte de los problemas del comportamiento de los animales de compañía son con frecuencia atendidos por profesionales no veterinarios, algunos eventualmente muy cualificados. En muchas ocasiones se remite al propietario de animales con trastornos de conducta a una escuela de adiestramiento, o un adiestrador como último remedio, pensando que estas escuelas pueden prevenir y curar los problemas de conducta. No obstante, el propietario de pequeños animales continúa consultando al veterinario y solicitando su ayuda.

Se deben seguir los siguientes pasos para resolver exitosamente los problemas de comportamiento de perros y gatos:

  1. La historia clínica: La consulta comienza con una entrevista con el propietario con el fin de recopilar la mayor cantidad de información pertinente sobre el paciente y su posible problema de comportamiento.
  2. El diagnóstico: Puede haber diferentes causas que ocasionan un problema de comportamiento. Antes de hacer un diagnóstico del comportamiento hay que descartar una causa médica. Después, discutir el pronóstico y opciones de tratamiento con el cliente.
  3. El tratamiento: El tratamiento comienza con la modificación del comportamiento y la prescripción médica correspondiente. Aparte de mostrar al propietario las técnicas apropiadas, debemos estar seguros de que el propietario aplique estas técnicas sistemática y coherentemente. Si el propietario se compromete, las oportunidades para disminuir un problema son buenas.

Conclusión

Resolver un problema de comportamiento en el animal de un cliente, frecuentemente es un desafío y una frustración. Uno de los desafíos de la terapia de comportamiento es encontrar las vías para aumentar la conformidad del propietario. La frustración comúnmente resulta a partir de un propietario que no es constante, no desde un animal que no responde al tratamiento. La resolución de problemas de comportamiento no debería verse comprometida por saltarse uno de los pasos discutidos arriba. Esto puede suceder por ignorancia o por querer ahorrar tiempo.

Problemas más corrientes de comportamiento

Eliminativos

Ingestivos

  • Obesidad
  • Coprofagía
  • Ingestión de hierbas
  • Masticación destructiva

ReproducciónGato agresivo

  • Infantofagia
  • Pseudo gestación
  • Montar a la gente

Locomoción

Sociales

Estado Anímico

  • Miedos
  • Agresividad
  • Hipersensibilidad e Hiperactividad
  • Depresión

Artículo escrito por la Escuela de Cachorros y Perros UCM.


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • Juegos para entretener a tu gato

    Siempre que se habla de juegos con las mascotas pensamos en perros porque tienden a ser más sociables con los miembros de la familia. Pero también los gatos necesitan que compartamos nuestro tiempo con ellos y que estimulemos sus sentidos con juegos.

  • Mi gato me muerde. ¿Cómo evitarlo?

    A diferencia de los perros, los gatos no suelen morder cuando son cachorros, es decir, cuando están cambiando la dentición. Y tampoco de mayores, salvo que recurra a ello por algún motivo.

     

  • ¿Por qué mi gato no usa el arenero?

    A diferencia de otros animales de compañía, como los perros, los gatos tienen fama de ser animales independientes, limpios y que apenas dan trabajo, pues no hay que sacarlos a pasear y no suelen mostrar problemas de conducta.

  • Los perros con jardín en casa, ¿necesitan salir a pasear?

    Qué duda cabe de que un jardín es un lugar de esparcimiento importante para el perro y puede pasar varias horas al día fuera jugando o tirado al sol. Pero eso no basta, también necesita pasear en el exterior por su estabilidad mental.

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya