Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Spitz Lobo - Wolfsspitz

»

Características del Spitz Lobo - Wolfsspitz

Características del Spitz Lobo - Wolfsspitz



  • Altura a la cruz: de 45 a 55 cm
  • Peso: no se indica en el estándar
  • Capa: grisácea
  • Pelaje: pelo largo y tieso; subpelo denso y lanoso
  • Promedio de vida: de catorce a dieciocho años
  • Carácter: vivo, afectuoso, inteligente, distante pero no agresivo
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: satisfactoria
  • Aptitudes: perro de guarda y compañía
  • Necesidades del espacio: vive en el interior si hace ejercicio diario
  • Alimentación del Spitz Lobo - Wolfsspitz: según la variedad, de 70 a 400 g. diarios de alimento completo seco
  • Arreglo: cepillados regulares y baños en seco
  • Coste mantenimiento: según la talla

Spitz Lobo - WolfsspitzSe conocen cinco tipos de Spitz Alemán: Wolfsspitz (Spitz Lobo/Keeshond), Grossspitz (Gran Spitz), Mittelspitz (Spitz mediano), Kleinspitz (Spitz pequeño) y Zwergspitz (Spitz enano/Pomerania).

Conozca al Spitz Alemán

El Spitz Alemán es talentoso, vivaz y seguro de sí, con un espíritu que tiene algo de audaz y aventurero. Se trata de una raza pequeña que, por su inteligencia, necesita muchas cosas para mantener su mente bien ocupada. Es un atractivo perro que se adapta a la mayoría de los ambientes hogareños pero es necesario tener presente que, debido a su copioso pelaje, necesita un acicalado
regular.

Esta raza tiene una naturaleza bastante independiente y, como muchos otros miembros de la familia Spitz, tiende a ser ruidoso, aunque esto puede ser controlado con un adiestramiento inteligente. Pueden llegar a resultar escandalosos porque son perritos de guarda extremadamente alertas, con un instinto natural para ladrar cada vez que se encuentran frente a situaciones nuevas o alarmantes.

Personalidad

El Spitz Alemán, perro alegre y festivo, profesa un gran afecto a su familia; de hecho, es una de las características de la raza que señala el estándar de perfección. Su disposición es equilibrada y segura de sí –una personalidad tan inteligente y aventurera como ésta, insertada en un cuerpo canino, no puede ser fácilmente ignorada– pero no debe mostrar signos ni de nerviosismo ni de agresividad.

El Spitz Alemán por lo general disfruta de la compañía de otra gente así como la de otros perros y mascotas pero, al igual que ocurre con la mayoría de las razas, debe ser sociabilizado en su juventud durante el proceso de desarrollo de su personalidad.

La compañía de los niños

El hecho de que un perro cualquiera se lleve bien o no con los niños depende mucho de la formación que los chicos hayan recibido y del control inteligente que los padres ejerzan sobre esa relación. Estamos hablando de una raza que disfruta de la compañía de las personas, incluidos los niños, por lo que el Spitz Alemán estará siempre dispuesto a sumarse a los juegos familiares.

No obstante, es necesario supervisar siempre a los niños pequeños cuando se encuentran en presencia de perros, porque aunque ésta no es una raza lo suficientemente grande como para tirar un chico al suelo, es lo suficientemente pequeña como para que un niño le pueda causar daño aun sin darse cuenta. Puede ser que le tire del pelo, por ejemplo; no hay que olvidar que los párvulos suelen jugar rudamente, de manera que hay que enseñarlos a tratar a los perros con gentileza, delicadeza y respeto.

  • Adiestrabilidad

El Spitz Alemán es una raza inteligente y, como tal, tiene no sólo la habilidad de aprender, sino de hacerlo rápido. Es un perro que se entregará a cualquier tarea con entusiasmo si bien los métodos tradicionales de adiestramiento no suelen funcionar bien con esta raza. Necesita desear hacer las cosas y espera una recompensa por realizarlas. El Spitz Alemán no se caracteriza por ser particularmente obediente aunque, por supuesto, ¡siempre hay excepciones!

Características físicas

Aunque existen dos tallas de Spitz Alemán, ambas son idénticas en cuanto a su apariencia física. Es una raza compacta y de contorno casi cuadrado cuyo profuso pelaje no debe enmascarar una falta de sustancia. El costillar es largo y redondeado; los típicos pies de gato de la raza, con sus dedos arqueados, son pequeños y también redondeados.

  • Cabeza

El estándar de la raza exige que la cabeza del Spitz Alemán sea «de mediano tamaño», con un cráneo ancho y casi plano. Esta anchura de la cabeza se va reduciendo en dirección a la trufa en forma de cuña; la longitud del hocico es aproximadamente la mitad de la longitudSpitz Lobo - Wolfsspitz total de la cabeza y presenta un stop moderado entre los ojos.

Las orejas son pequeñas, triangulares, erectas y están colocadas alto en la cabeza, mientras que los ojos tienen forma ovalada y se colocan de manera oblicua. La raza presenta mordida de tijera, lo que quiere decir que los dientes superiores se superponen estrechamente a los inferiores.

No se admite que los bordes de los párpados, la trufa o los labios sean rosados o tengan pigmento de mariposa (unas partes pigmentadas y otras no), sin importar el color del pelaje; al mismo tiempo, la profundidad y el matiz del color del pigmento puede variar de acuerdo con el color de la capa.

  • Cola

Una característica importante de las razas spitz es la de llevar la cola sobre el dorso. El Spitz Alemán tiene una cola implantada bien arriba que se enrosca desde el nacimiento y se acomoda curvada sobre el dorso, dándole un atractivo toque final a esta raza ya de por sí bella.

  • Talla

El Klein es la versión más pequeña del Spitz Alemán y mide entre 23 y 29 cm. Los Mittels son mayores y miden entre 30 y 38 cm. Debe tenerse en cuenta que las dos tallas de Spitz Alemán han sido tratadas como dos variedades diferentes sólo recientemente y, debido a ello, las tallas no están completamente estabilizadas. No es un secreto para nadie que algunos Klein crecen como Mittel y algunos Mittel terminan con la talla de un Klein.

Aunque oficialmente no hay diferencias entre el tamaño de las hembras y los machos, en el apartado relativo a la talla, el estándar señala que los perros deben ser masculinos y las perras, femeninas.

  • Movimiento

El Spitz Alemán se desplaza con una marcha viva y sin esfuerzo, manteniendo la línea superior pareja. El movimiento debe ser en línea recta, lo mismo cuando se le observa desde el frente que desde atrás. El Spitz Alemán no debe presentar corvejones de vaca ni debe ser muy ancha en la parte de atrás.

  • Pelaje

El pelaje doble del Spitz Alemán consiste en un pelo interno suave y lanoso, y otro externo largo y de textura áspera que debe ser perfectamente recto. El pelo cubre todo el cuerpo del perro pero es particularmente abundante alrededor del cuello y en las extremidades anteriores, presentando una abundante chorrera sobre los hombros. Las patas tienen flecos; esta área de flecos está claramente descrita en el estándar de la raza.

Las orejas están cubiertas de un pelo corto y suave mientras que el de la cara es liso y corto. La bella cola enroscada está cubierta de un pelo largo, desplegado y abundante que confiere al perro una hermosa apariencia.

Es muy importante tener en cuenta que ésta no es una raza que lleva recortes en el pelo. El Spitz Alemán no debe ser pelado nunca, aunque su dueño considere que la mascota se va a sentir mejor así en los meses calientes del verano. Y la razón por la cual el pelo del Spitz Alemán no debe ser cortado nunca es porque pierde sus propiedades aislantes, por eso pelarlo puede producir el efecto opuesto del que se persigue.

Poner en orden el pelo es algo bien diferente y eso se hace emparejando y rebajando un poco el pelo de los pies, de la zona anal y de las patas por debajo del corvejón.Spitz Lobo - Wolfsspitz

  • Color

Cualquier raza que tenga una amplia variedad de colores constituye un hermoso espectáculo cuando aparece en la pista de exposición, pero el Spitz Alemán es una de las más espectaculares en ese sentido. Se aceptan todas las variedades de color y todas las marcas posibles, aunque los colores más predominantes son el negro y el dorado. Los negro y fuego (black and tan) se ven sólo ocasionalmente, pero junto a ellos podemos encontrar perros de color arena lobo, bicolores de blanco y negro, azules, cremas, etc.

Consideraciones de salud

En general, el Spitz Alemán es una raza bastante sana que padece bastantes menos problemas que otras muchas pero, como pueden surgir algunos, lo mejor para la raza es estar informados sobre qué debemos esperar. Si los dueños están conscientes de los problemas que pueden aparecer, estarán seguramente en mejores condiciones para afrontarlos de la mejor manera posible. Existen algunos trastornos genéticos que se transmiten por la vía hereditaria, pero también hay otros que no lo son.

Cuando se escribió el estándar del Spitz Alemán, se evitaron inteligentemente todos los rasgos exagerados que pudieran traer problemas de salud, lo que indudablemente contribuye a producir, en conjunto, una raza activa y robusta.

  • Luxación de la rótula

Algunos Spitz Alemán presentan problemas con la articulación de la rodilla, lo que se conoce como luxación de la rótula. Es prudente, a la hora de seleccionar un cachorro, escoger uno cuyos padres hayan sido certificados como libres de padecer esta dolencia. Se trata de un problema bastante común entre las razas pequeñas; el Pomerania, pariente cercano del Spitz Alemán, también puede sufrir este trastorno que se presenta en ambas tallas de este último.

Muchos perros con luxación de la rótula viven sus vidas sin sufrir dolores, en parte porque la raza es ligera de peso. No obstante, en los casos severos puede ser necesario acudir a la cirugía.

Es inteligente adiestrar al Spitz Alemán para que no brinque enérgicamente, en especial para que no salte desde lugares altos, porque eso puede perjudicar sus rodillas. Sería ideal restringir, o por lo menos supervisar, la subida y bajada de escaleras. Otro factor importante es que el perro no debe estar pasado de peso porque ello contribuye a agravar el problema.

  • Dientes

Es importante prestar especial atención al cuidado de los dientes y las encías, de manera que se conserven lo más sanas posible y prevenir así su deterioro, infecciones y subsecuente pérdida. Al igual que ocurre con muchas otras razas pequeñas, los Spitz Alemán pierden los dientes a una edad relativamente temprana.

Si hay señales de una infección en las encías, es necesario atajarla pronto porque puede diseminarse. La bacteria puede llegar al torrente sanguíneo y de allí alcanzar y enfermar el hígado, los riñones, el corazón y las articulaciones. Por estas razones, es necesario entender la gran importancia que tiene el cuidado de los dientes del perro a lo largo de toda su vida.

Muchos recomiendan las comidas secas como un medio de conservar los dientes limpios y en buenas condiciones pero está claro que el cepillado regular y cuidadoso con una pasta de uso veterinario ayuda enormemente.

Otro problema dental frente al cual debemos estar alertas es la retención de los dientes caducos, lo que quiere decir que un diente de leche puede no caerse por sí solo y en cambio permanecer en el lugar donde el diente permanente debería comenzar a crecer, por lo que es mejor llevar el cachorro al veterinario para saber si necesita una extracción. Si el diente temporal se queda ocupando el lugar donde debe brotar el permanente, lo empujará fuera de la alineación. Esto puede ser problemático en los Pomeranias, y como esta raza está cerca de los ancestros del Spitz Alemán, es bueno no perder el asunto de vista.

  • Infecciones de los ojosSpitz Lobo - Wolfsspitz

Compruebe siempre la limpieza y condiciones de los ojos de su Spitz Alemán para evitar que surjan infecciones. A la primera señal de una lesión, especialmente si el ojo empieza a ponerse azul, lleve a su perro urgentemente al veterinario. El diagnóstico y tratamiento a tiempo puede, a menudo, salvar la visión de un perro.

  • Problemas cardiacos

Ocasionalmente, los perros pueden sufrir de problemas del corazón, especialmente a medida que envejecen. Por ello es inteligente pedir al veterinario que revise el corazón del perro en cada consulta de rutina o cuando se le lleva para que lo vacune, aunque muchos buenos veterinarios lo harán de manera automática.

  • Cálculos en los riñones

Las piedras en los riñones pueden presentarse en muchas razas y aparecen en los dos sexos. Sin embargo, como la uretra del macho es más larga y estrecha que la de la hembra, las obstrucciones son más frecuentes en los machos.

Los síntomas de los cálculos en elriñón son: orina frecuente, sanguinolenta o babosa, esfuerzos para orinar, debilidad, depresión, vómitos y dolor, de manera que es evidente la necesidad de buscar ayuda veterinaria urgentemente. Aunque las piedras pueden aparecer en los cachorros de menos de dos meses de edad, lo común es que aparezcan en los adultos entre los dos y los diez años.

Si deseas saber más sobre las diferentes variedades del Spitz Alemán te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Spitz Alemán Serie Excellence:

Spitz Alemán (Excellence) - Editorial Hispano Europea





Registrate para saberlo todo sobre el Spitz Lobo - Wolfsspitz x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya