Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Podenco Ibicenco

»

Características del Podenco Ibicenco

Características del Podenco Ibicenco



  • Altura a la cruz: de 60 a 72 cm
  • Peso: de 20 a 25 kg
  • Capa: roja, roja y blanca, blanca
  • Promedio de vida: de doce a catorce años
  • Carácter: tranquilo, afectuoso, deportivo y un poco reservado
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: perro de caza menor
  • Alimentación del Podenco Ibicenco: de 400 a 450 g. diarios de alimento completo seco
  • Arreglo: nulo
  • Coste mantenimiento: mediano

Podenco IbicencoEl Podenco Ibicenco tiene un contorno sorprendentemente hermoso y unas líneas bien definidas y, con su ligera pigmentación y sus orejas grandes y tiesas, tiene un aspecto único. Pero el aspecto no lo es todo. Los aspirantes a propietarios deben ser conscientes de que el Podenco Ibicenco es un perro de caza y que sigue conservando este instinto. Esto significa que no es una raza que debamos tomarnos a la ligera y que no suele considerarse una raza adecuada para una persona amante de la ciudad. Necesita hacer mucho ejercicio y, debido a su deseo de perseguir a las presas, sólo se le debería permitir correr en libertad en una zona vallada y completamente segura, a no ser que haya recibido un adiestramiento completo de Obediencia, de modo que acuda al instante cuando lo llamemos. No obstante, los Lebreles rara vez suelen acudir al ser llamados, y casi nunca lo hacen al instante.

El Podenco Ibicenco también es conocido por sus grandes habilidades como escapista y puede saltar alturas de unos dos metros sin tomar carrerilla. Muchos de estos perros también son muy buenos escarbando y muchos consiguen abrir las manecillas de las puertas, así que vaya con cuidado. Tenga también presente que los Podencos Ibicencos pueden acelerar a gran velocidad largas distancias.

Personalidad

El Podenco Ibicenco, que es una raza astuta, es muy serio e independiente. Se trata de un animal que se comporta de forma reservada con los desconocidos, por lo que se lo considera un tanto frío, pero quiere mucho a sus propietarios. Esta raza es muy sensible y no tolera bien las regañinas severas. Podrá apreciarlo en la expresión de su perro, y posiblemente se arrepienta después de haberlo castigado. No hace falta decir que no se debería castigar nunca a un perro físicamente: alzar la voz para reprenderlo suele ser suficiente a fin de evitar travesuras futuras, los ladridos excesivos o cualquier otro comportamiento no deseado.

Ésta es una raza que madura lentamente y se pueden dar comportamientos típicos de cachorro hasta la edad de, aproximadamente, tres años. El Podenco Ibicenco tiene una constitución tal que puede alcanzar cualquier cosa que tenga a la vista, así que no podemos asumir que no llegará a una mesa alta.

El Podenco Ibicenco no es una raza nerviosa ni agresiva, pero le encanta disponer de oportunidades para perseguir cualquier cosa que se mueva. Al igual que muchas otras razas de Lebreles, rara vez ladra mientras persigue a una presa o caza.

Algunas personas tienen a sus Podencos Ibicencos en el exterior, pero esto sólo resulta posible en regiones de clima templado, y es esencial que cuenten con un buen lecho. La mayoría de los propietarios cree que esta raza no está adaptada, física ni psicológicamente, a vivir en el exterior, así que muchos tienen al Podenco Ibicenco como mascota hogareña. Parece, realmente, que disfruta de la vida dentro de casa, y a menudo aprovecha para tumbarse en la butaca o el sofá más cómodo. A los Podencos Ibicencos les gusta formar parte de la vida familiar, a cambio, pagarán con cariño y devoción a sus propietarios.

Aunque no es un perro guardián protector, el siempre atento Podenco Ibicenco puede ser un buen perro de vigilancia que seguramente ladrará en voz alta cuando se acerque un desconocido. Sin embargo, no es recomendable que adiestre a su perro para que sea un animal de vigilancia, ya que entonces podría incluso advertir a sus propietarios, con ladridos, de que pasa un ave volando. No obstante, algunos Podencos Ibicencos parecen ser más silenciosos que otros, así que en este sentido también desempeña un papel destacado la personalidad de cada can. Siempre es importante permitir que un Podenco Ibicenco disponga de muchas cosas en las que ocupar su tiempo, incluyendo la compañía de personas, de otros perros y juguetes interactivos. Un perro dejado solo durante largos períodos de tiempo hallará la manera de mantenerse ocupado, y puede provocar destrozos considerables.

Los Podencos Ibicencos, los niños y otras mascotas

Las presentaciones a los niños deben llevarse a cabo bajo una supervisión atenta, ya que el Podenco Ibicenco es un animal de manada. Es importante que el perro comprenda que las personas son sus líderes.

Lo ideal será haberlo presentado a los niños y a otras mascotas a la edad de 8-12 semanas. Si las primeras presentaciones se hicieran más tarde, resultarían más complicadas; pero normalmente, una vez que el Podenco Ibicenco haya conocido y aceptado a los niños y a las otras mascotas, se llevará bien con ellos. Naturalmente, los propietarios deben enseñar a los perros y a los niños a respetarse desde sus primeros contactos, y siempre debería vigilar de cerca a los niños pequeños que deje con perros.Podenco Ibicenco

Debe tener en cuenta que, aunque los Podencos Ibicencos pueden llevarse bien con las mascotas de su hogar, si no están sujetos lo más seguro será que empiecen a perseguir a cualquier gato del vecindario o a los conejos, o a cualquier cosa que corra, vuele o salte.

Características físicas

El Podenco Ibicenco es un Lebrel alto, estrecho, de constitución fina y un cazador ágil, incansable y excelente. Además de ser un cazador, cobrará presas y se las dará en la mano.

Sus patas delanteras son largas y rectas, los metacarpos tienen una buena longitud y los pies tienen los dedos bien arqueados, las almohadillas gruesas y las uñas de color claro. En esta raza, los pies delanteros pueden estar ligeramente vueltos hacia fuera. Al contrario que en otras razas, en el Podenco Ibicenco debe existir cierta distancia entre la caja torácica y los codos. Las extremidades posteriores son largas, fuertes, rectas y enjutas. No debe haber espolones traseros.

El cráneo es largo, fino y plano, y el occipital es prominente. Entre los ojos, el stop (depresión frontonasal) no está bien definido y el hocico es ligeramente convexo. La longitud del hocico, desde la trufa hasta los ojos, es igual que desde los ojos hasta el occipital.

La trufa, de color carne, que tiende a armonizarse con el color de la capa, sobresale por delante de los incisivos, perfectamente perpendiculares y blancos. Los incisivos superiores quedan ligeramente por delante y en estrecho contacto con los inferiores en lo que se conoce como cierre de tijera. Los dientes deberían estar implantados perpendiculares con respecto a los fuertes maxilares, y los labios no tendrán papada.

Los expresivos ojos son de color ámbar claro, de forma almendrada y ni prominentes ni redondeados. El estándar de esta raza describe el color de los ojos como «entre ámbar claro y caramelo». El reborde de los ojos puede estar pigmentado total o parcialmente.

El Podenco Ibicenco tiene unas características orejas grandes, finas, tiesas y muy móviles. Cuando el perro está atento, las orejas están tiesas, creando una línea continua con el arco que forma el cuello, al mirar de perfil. La base de la oreja está a la misma altura que los ojos. La oreja, que es muy móvil, puede señalar hacia delante, hacia los lados o hasta plegarse hacia atrás, dependiendo del estado de humor del perro. No obstante, nunca debería caer, ni estar doblada ni arrugada.

La cola es larga, fina y de inserción baja, y llega hasta debajo de los corvejones. Si la hacemos pasar por el flanco, llega hasta la columna vertebral. Si el animal está emocionado, puede portar la cola en alto, pero nunca debería enroscarse ni quedar baja por encima del dorso. El estándar del AKC describe la cola como «portada en forma de hoz, aro o sable, según el estado de humor y de cada perro».

En la patria de esta raza su tamaño varía considerablemente, entre los 56 y los 74 cm, pero el equilibrio es el aspecto principal. En Estados Unidos, la orientación con respecto a la altura de esta raza hasta la cruz es de entre 57 y 66 cm, pero también se aportan indicaciones relativas al peso, 23 kg para los machos y veinte para las hembras. El estándar del AKC especifica que es ligeramente más largo que alto. Es una raza con una musculatura fuert e y enjuta, y sin signos de pesadez.

Sus zancadas cubren mucho espacio, con una ligera inmovilidad en el aire antes de posar el pie en el suelo, en esencia, un trote suspendido.

Existen dos tipos de pelaje: el liso y el duro. Siempre es áspero, denso y pegado al cuerpo, y es más largo en la cola y en la parte posterior de las piernas. Ninguno de estos dos tipos de pelaje se recortará.

El más largo de estos dos pelajes (el duro), puede oscilar entre los 2,5 y los 7,5 cm de longitud y los perros pueden, en ocasiones, tener un generoso bigote.

Podenco IbicencoEl color siempre debe ser blanco, castaño o leonado, ya sea en forma de un único color o de cualquier combinación entre ellos. El estándar menciona, simplemente, el blanco o el rojo, pero el rojo puede oscilar entre una tonalidad clara, de un rojo amarillento (llamado leonado) a un rojo intenso, ya sea en forma de un único color o formando combinaciones.

La atracción de la persecución

Los Podencos Ibicencos son buenos persiguiendo un señuelo, y lo persiguen por la mera atracción de darle caza. Al observar a un Podenco Ibicenco volando por un circuito, se dará cuenta, de inmediato, de la tremenda capacidad atlética de esta raza. La persecución de señuelos es una forma divertida y emocionante de imitar una verdadera cacería, aunque no da al perro la oportunidad de hacer giros y maniobrar, como sucedería en el caso de que cazara a una presa viva.

  • Calentamiento y estiramientos

Si participa en pruebas de persecución de señuelos, será buena idea que permita que los Podencos Ibicencos efectúen un calentamiento y unos estiramientos antes de correr a plena velocidad. Después, si los paseamos un rato, tendrán la oportunidad de estirar la musculatura, evitando así las agujetas. Se les debería animar a beber mucha agua para que se hidraten y orinen, eliminando así el acido láctico.

Preocupaciones relativas a la salud

El Podenco Ibicenco suele ser una raza con una buena salud, y el número de problemas hereditarios hallados en ella es relativamente pequeño en comparación con muchas otras. Los Podencos Ibicencos, al igual que otros Lebreles, no toleran bien algunos anestésicos, así que debería mencionárselo a su veterinario antes de una operación. Existen anestésicos adecuados para el Podenco Ibicenco y su veterinario sabrá cuáles son.

La siguiente sección destaca algunos problemas que se dan en esta raza y otros más generales que debería conocer, de modo que cualquiera de ellos con los que se encuentre pueda tratarse lo antes posible.

  • Sordera

En ocasiones se ha visto que hay Podencos Ibicencos con sordera unilateral o bilateral. Los cachorros de cualquier raza nacen sordos y ciegos. Sus canales auditivos están cerrados y suelen empezar a abrirse entre los 12 y los 16 días de vida. No obstante, en el caso de los cachorros sordos, hay un grupo de células nerviosas en el oído que detecta los sonidos que empiezan a deteriorarse, proceso que suele completarse para cuando el perrito tiene 6 semanas; y es irreversible.

La prueba BAER (o RAETC, de respuesta auditiva evocada por el tallo cerebral) es rápida y sencilla y puede llevarse a cabo sin anestesia en cachorros muy jóvenes. Aunque también se puede someter a esta prueba a los machos y las hembras reproductores, no debería tomarse como algo que nos dé la absoluta certeza de que los cachorros no vayan a sufrir este problema.

  • Ataques de tipo epiléptico

Los ataques de tipo epiléptico no son algo raro en esta raza, y se cree que los problemas que provocan este tipo de ataques son de origen genético. Las causas son muchas y variadas, y desgraciadamente, no se dispone de pruebas de detección.

  • Alergias

Al igual que todas las razas caninas, algunos Podencos Ibicencos pueden verse afectados por alergias, aunque otros pueden estar completamente libres de ellas. A veces es difícil determinar su causa. Existen muchas posibilidades, que van desde la alfombra del cuarto de estar, el champú y, con bastante frecuencia, ciertas hierbas y mohos. En caso de una alergia cutánea, es buena idea cambiar de champú, de acondicionador o de cualquier otro producto para rociar sobre el pelaje, ya que seguramente son los factores más fáciles de eliminar antes de investigar otros.Podenco Ibicenco

Tampoco son raras las alergias alimentarias pero, una vez diagnosticadas, pueden controlarse con una buena dieta. Este tipo de alergia suele notarse en forma de puntos calientes en la piel, a pesar de no haber signos de la presencia de parásitos externos. Una dieta baja en proteínas parece ir bastante bien para solucionar los problemas cutáneos.

  • Reacciones a inyecciones e insecticidas

Al igual que otros Lebreles, los Podencos Ibicencos pueden sufrir reacciones a las inyecciones modernas. La razón parece consistir en que carecen de una buena capa protectora de grasa debajo de la piel (que sí poseen otras razas). Esto es algo de lo que debería hablar con su veterinario cuando sea necesario administrar inyecciones, y es de especial importancia en el caso de los anestésicos. Algunos Podencos Ibicencos pueden mostrar también sensibilidad a los insecticidas, así que debería tenerlo en cuenta al escoger los productos para el control de los parásitos.

  • Distrofia axonal

Se cree que el Podenco Ibicenco tiene una propensión genética a padecer la distrofia axonal, un extraño problema neurológico que afecta a los músculos y al movimiento en los cachorros jóvenes. La enfermedad recibe su nombre de la consecuencia de estos síntomas, y se ha hallado en algunas camadas de esta raza, pero parece ser que no se han reportado casos en los últimos años. Los criadores experimentados comprobarán los pedigríes en busca de los portadores conocidos antes de usarlos como reproductores.

  • Testículos que no descienden

El criptorquidismo unilateral se da cuado un testículo queda retenido en el interior de la cavidad abdominal, generalmente debido a un acortamiento del cordón testicular, no permitiendo así que el testículo descienda hasta el escroto. El criptorquidismo unilateral suele recibir, erróneamente, el nombre de monorquidismo, pero no se trata de lo mismo, ya que el segundo caso se da cuando sólo existe un testículo. Aunque los perros afectados pueden seguir produciendo espermatozoides, nunca deberían ser usados como reproductores.

El veterinario debería aconsejarle si resulta recomendable extirpar o no el testículo que no ha descendido.

  • Luxación rotuliana

La luxación rotuliana consiste en una estructura incorrecta de la articulación de la rodilla que afecta a algunas razas, aunque con más frecuencia a las de tamaño pequeño. En los casos leves, puede que no haya signos evidentes del problema pero, si son más graves, la luxación rotuliana puede ser dolorosa y dejar al perro lisiado. Uno de los síntomas consiste en que el perro lleva una pata levantada intermitentemente. Las extremidades posteriores pueden arquearse al igual que se altera el paso, y a largo plazo puede desarrollarse una artritis. En ocasiones es necesaria una operación quirúrgica, y no se debería usar como reproductor a un animal afectado por este problema.

  • Displasia de cadera

La displasia de cadera es un problema que implica la malformación de la articulación formada por la cabeza del fémur y el acetábulo de la cadera; se trata de un problema del desarrollo que implica a muchos genes. Esto provoca que la articulación de la cadera sea laxa, y aunque esto no siempre provoca dolor, puede producir cojera y alterar el movimiento normal del perro.

Aunque el entorno del perro no provoca displasia, sí que puede tener alguna relación con el grado de inestabilidad que llegue a tener la articulación de la cadera. Esta inestabilidad puede acabar desarrollando una osteoartritis.

En muchos países se dispone de pruebas para detectar o descartar la displasia de cadera. Se valoran ambas caderas y se les da una puntuación individual: cuanto menor sea la puntuación, menor el grado de displasia. No se debería incluir a los ejemplares con una puntuación alta en los programas reproductivos.

  • Problemas oculares

Existen muchos problemas oculares que afectan a los perros, y se pueden llevar a cabo distintas pruebas. Como las recomendaciones y las necesidades para las pruebas varían entre los distintos países, es buena idea ponerse en contacto con una sociedad canina dedicada al Podenco Ibicenco y preguntar qué pruebas deben llevarse a cabo.

Si deseas saber más sobre el Podenco Ibicenco te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Podenco Ibicenco Serie Excellence:

Podenco Ibicenco (Excellence) - Editorial Hispano Europea





Registrate para saberlo todo sobre el Podenco Ibicenco x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya