Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya
Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros pequeños

»

Pequeño Lebrel Italiano

Galgo Italiano

Piccolo Levriero Italiano

Levrette d'Italie

Italianischer Winspiel

Italian Greyhound

Quiero un Pequeño Lebrel Italiano, qué necesito saber

PARA EMPEZAR...

  • Altura a la cruz: de 32 a 38 cm
  • Peso: unos 4 kg.
  • Capa: negra, gris pizarra y amarilla (isabelina)
  • Aptitudes: perro de trabajo, de compañía y de deporte

El Pequeño Lebrel Italiano, también conocido como Galgo Italiano o Italian Greyhound, es el lebrel más pequeño que existe.

Origen

Se dice que los ancestros del Lebrel Italiano ya se conocían hace más de cinco mil años, eran esos perros que correteaban por la corte de los faraones del Antiguo Egipto. Durante muchos siglos, en Europa, este pequeño Galgo fue un perro muy apreciado. Su cuerpo se acabó de empequeñecer a finales del siglo XIX, cuando el Whippet, un lebrel de tamaño reducido, se puso más de moda. Para no confundir las dos razas, los cinólogos decidieron disminuir el tamaño del Italiano hasta el que conocemos hoy día.

Comportamiento

El Galgo Italiano es amigable, sumiso, agradable, obediente y cariñoso. Le encanta saltar, correr, trepar y brincar. Es un perro muy sensible y hay que vigilar en no levantarle la voz ni someterlo a situaciones un poco estresantes. Es por eso que no es el mejor candidato para jugar con los más pequeños de la casa. Es un perro limpio, discreto, silencioso y muy tranquilo.

Aspecto

El Pequeño Lebrel Italiano es de cuerpo esbelto y compacto y de cabeza y hocico alargados. Tiene unas orejas pequeñas, de inserción alta y dobladas en ángulo recto. Su cola es delgada y se estrecha hacia la punta. El pelo es corto, brillante y suave y puede ser de color negro, gris pizarra y amarillo isabelino.

Cuidados específicosPequeño Lebrel Italiano

Es importante sociabilizar a una temprana edad al Galgo Italiano para evitar la extrema timidez.
Es un perro un poco friolero, se recomienda protegerlo de las bajas temperaturas y de la lluvia.
Este Lebrel es de fácil aseo, un baño y un corte de uñas al mes es suficiente para mantenerlo limpio. Es propenso a la formación de sarro, por lo que será necesario cepillar sus dientes por lo menos una o dos veces a la semana utilizando pasta de dientes especial para perros.

Salud

El Lebrel Italiano tiene pocos problemas congénitos. Una de las mayores preocupaciones son las afecciones relacionadas con la tiroides y las fractura de extremidades durante los años de crecimiento.

 

Consejos para comprar un Pequeño Lebrel Italiano

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Pequeño Lebrel Italiano su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere corte.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Pequeño Lebrel Italiano requiere de mucho ejercicio. por lo que no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Hay que tener presente que son perros muy susceptibles al frío.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Fisuras y luxaciones
  • Epilepsia
  • Desórdenes autoinmunes 
  • Atrofia progresiva de retina
  • Hipersensibilidad a químicos y medicamentos

Quiero comprar un Pequeño Lebrel Italiano


¿Tienes dudas? Esto es lo que dicen nuestros usuarios

  • Arnés para que no tiren

    Mensaje: 07/04/14 a las 18:17h realizado por: momenico

    Hola a todos....necesito ayuda un arnés bonito para mi Piccolo...gracias

    ?> 5 respuestas

    • 23/01/17 a las 10:21h realizado por: trainingdog

      CAMINAR AL LADO El objetivo de la orden de "junto" es, en una primera etapa, hacer que tu perro camine a su lado sin tirar de la correa. Este ejercicio quizás sea uno de los más importantes que deberás enseñar a su perro. Es importante porque con esta orden está enseñando a tu perro a prestarle atención a ti y a sus necesidades. El mejor lugar para enseñarle esta orden es un espacio abierto, como un parque, ya que probablemente necesitará mucho espacio. Etapa I La primera etapa de enseñar a tu perro a andar al pie (junto) consiste en evitar que tire de la correa por completo. Deberás poner el collar y la correa a tu perro. Ponte de pie cerca y a la derecha de tu perro, de modo que ambos miren en la misma dirección y el perro esté sentado a su izquierda. Empieza caminando lentamente hacia adelante en línea recta, iniciando el movimiento. Tan pronto como tu perro empiece a caminar y empiece a tirar de la correa, detente. No tires del animal hacia ti. Todo lo que debes hacer es detener su avance. Espera hasta que el perro se detenga, elógielo y luego sigue caminando. No debes darle una orden en esta etapa, ya que, simplemente, estás intentando enseñarle buenas maneras. De este modo podrá comprender más fácilmente la orden de "junto" cuando llegue el momento de enseñársela por completo. Etapa II La siguiente fase de la enseñanza de esta orden hará que tu perro se acostumbre a sus cambios de dirección sin que él tire de ti a través de la correa. 1. Empieza con el perro (con la correa puesta) en la posición de "Sentado", igual que antes. 2. Camina lentamente en línea recta. Si tu perro empieza a tirar de la correa, detente y espera hasta que tu perro deje de tirar de la correa. Da la vuelta y camina en la dirección opuesta. 3. Elógialo cuando camine a tu lado sin tirar de la correa. 4. Este proceso de enseñanza debería continuar durante varios días, con tres sesiones diarias de quince minutos cada una. 5. Gratifica mucho a tu perro cuando lo hace bien. La idea subyacente a este método es que querrá enseñar a tu perro a responder a sus movimientos y que no existe la posibilidad de que sea tu perro el que te dirija. El perro pronto se dará cuenta de que estás cambiando de dirección y estará atento a los movimientos tuyos antes de iniciar los suyos. Es importante que no tire de la correa , ya que quieres que el animal responda a sus movimientos y no cuando tires de la correa. Etapa III La tercera y última fase de la enseñanza de la orden de "junto" consiste en introducir, precisamente, la orden de "junto", a tu perro. 1. Empieza con el perro, con la correa puesta, en la posición de "Sentado", como antes. 2. Cuando empieces a caminar, inicia el movimiento con la pierna izquierda y pronuncie la orden "Terry... junto". 3. Pronuncia la orden "Junto" siempre que el perro necesite una corrección positiva. De esta forma establecerás la conexión entre el "Junto" y caminar a su lado izquierdo. Existen varios patrones de movimientos que puedes usar para enseñarle esta orden y hacer que siga siendo interesante para tu perro. 1. Camina en línea recta unos 20 metros, gira a la derecha y camina otros 20 metros. Sigue haciéndolo hasta que acabe caminando alrededor de un cuadrado imaginario de 20 metros de lado. 2. Haz lo mismo que en el paso anterior, pero gira hacia la izquierda en lugar de hacia la derecha. 3. Haz un recorrido en zigzag entre obstáculos como una hilera de árboles o edificios. Recuerda que siempre que tu perro tire de la correa, deberás corregirle cambiando de dirección y dándole la orden de "Junto". Cuando el perro se coloque a tu lado izquierdo, recompensa y sigue caminando....

    • 21/01/17 a las 11:28h realizado por: l4pelos

      Como se le enseña a no tirar, porque yo no lo he conseguido

    • 07/04/14 a las 22:17h realizado por: nikonista

      Yo creo que deberías enseñarle a no tirar.


¿No sabes qué nombre ponerle a tu Pequeño Lebrel Italiano?




Registrate para saberlo todo sobre el Pequeño Lebrel Italiano x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia