Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros medianos

»

Épagneul Breton

» Características del Épagneul Breton

Épagneul Breton

Características del Épagneul Breton



  • Altura a la cruz: de 46 a 51 cm como máximo en el macho
  • Peso: unos 15 kg
  • Capa: tricolor o blanca con manchas naranja, marrón o negras.
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: agradable y dulce en la casa, enérgico y fogoso en la caza
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: muy buena
  • Aptitudes: perro de muestra
  • Necesidades del espacio: casa con jardín, a ser posible
  • Alimentación del Épagneul Breton: unos 320 g. diarios de alimento completo seco, salvo en los períodos de caza
  • Arreglo: casi nulo
  • Coste mantenimiento: muy mediano

Épagneul BretonProbablemente no haya nada tan cautivador como un pequeño y cómico cachorro de Epagneul Bretón, con sus bufonadas y su expresión traviesa. Si no se ha decidido por completo a añadir o no un cachorro de Epagneul Bretón en su vida, una visita a una casa o criadero donde haya una camada de cachorros quizá no sea la mejor idea del mundo. A cualquiera que le pase por la cabeza tener un perro le va a costar mucho resistirse a estos animalitos encantadores.

Por esta razón, la persona que esté pensando en tener un Epagneul Bretón debería pensárselo seriamente antes de formar la decisión final. Todos los cachorros son hermosos, y los de Epagneul Bretón no suponen una excepción. Todos los cachorros son encantadores y atractivos, pero también son criaturas vivas, que respiran y que son muy atrevidos. Además, dependerán de sus propietarios humanos para todo una vez sean separados de su madre y sus compañeros de camada.

El no ser previsor ni comprender la cantidad de tiempo y de reajustes que implica la propiedad de un perro supone una de las principales razones por las que hay tantos ejemplares abandonados. Comprar un perro, y especialmente un cachorro, antes de estar completamente seguro de querer comprometerse, puede suponer un tremendo error.

Antes de decidirse a comprar un perro, existen muchas cosas a tener en cuenta. Una de las primeras preguntas importantes que deben responderse es si la persona a la que se cederá la responsabilidad de los cuidados del perro quiere, verdaderamente, tener uno. Puede que esto suene a obvio, pero querer un perro y querer cuidar de él no son, necesariamente, cosas que vayan unidas.

Los niños suelen mostrarse muy entusiasmados ante la idea de tener un perro, y las mascotas suponen una excelente manera para enseñarles a ser responsables. No obstante, debería recordarse que el entusiasmo propio de los niños puede hacer que prometan cualquier cosa para así obtener lo que quieren, pero ese entusiasmo puede desvanecerse muy deprisa. Además, los niños tienen actualmente una agenda muy apretada (la escuela, las actividades extraescolares y los actos sociales). ¿Quién cuidará del cachorro una vez se desvanezca la novedad? ¿Quiere esa persona tener un perro?

Aparte del deseo de tener un perro: ¿puede el ritmo de vida de la familia dar cabida a la tenencia responsable de una mascota? Si toda la familia está fuera de casa desde la mañana hasta la noche, ¿quién satisfará todas las necesidades del cachorro? No se le puede proporcionar la alimentación adecuadas, sacar al animal fuera de casa y otras cosas parecidas si no hay nadie en casa.

Otro factor importante a tener en cuenta es si esta raza canina resulta adecuada para la persona o la familia con la que vivirá. Un Epagneul Bretón adulto podrá arreglárselas con los juegos un poco salvajes de los niños, pero sólo se debería permitir que un cachorro juegue con los niños cuando los adultos estén presentes para supervisar estas actividades. El mantenimiento de un Epagneul Bretón adulto no conlleva tanto tiempo como en el caso de otras razas de pelaje más espectacular, pero eso no significa que no sea necesario acicalarle, sino todo lo contrario. Además, este perro quiere y necesita tener su tiempo para hacer ejercicio fuera de casa.

A pesar de lo mucho que se hable de la adaptabilidad y la inteligencia del Epagneul Bretón, recuerde que no hay ningún perro al que no le haga falta que le enseñemos las normas de casa que deberá obedecer. Algunos perros las aprenden más pronto que otros, y los cachorros muestran la misma propensión que los niños a olvidar o a pasar por alto las enseñanzas.

¿Por qué un perro de pura raza?

Es casi imposible determinar el aspecto que tendrá un cachorro mestizo cuando llegue a la edad adulta, pero más importante aún es que no resulta posible determinar qué temperamento tendrá ese cachorro. ¿Será adecuado para la persona o la familia que quieran tenerlo? Si el cachorro crece para convertirse en un animal demasiado grande, peludo o activo para el propietario, ¿qué le pasará?Épagneul Breton

El tamaño y el temperamento pueden variar en un cierto grado incluso entre los perros de pura raza. A pesar de ello, la cría controlada a lo largo de muchas generaciones ha dado lugar a perros que nos aportan una seguridad razonable en cuanto al aspecto que tendrá y cómo se comportará un cachorro de pura raza cuando llegue a la edad adulta. Esta previsibilidad es más importante de lo que uno pudiera pensar.

Cualquier perro de pura raza cuya base esté formada por ejemplares sanos tiene el potencial de ser un compañero cariñoso. No obstante, la previsibilidad de un cachorro de esa raza no ofrece una seguridad de que resulte adecuado para el gusto estético de la persona, ni tampoco de que sea adecuado para el ritmo de vida del propietario.

Antes de traer a un cachorro de Epagneul Bretón a casa, visite a criadores y pase tanto tiempo como pueda con los cachorros y los ejemplares adultos. Asegúrese de que el Epagneul Bretón adulto sea el perro que le gusta tanto estética como temperamentalmente.

Carácter

El Epagneul Bretón es un compañero amable y fiel, pero esto no significa que sea un «perro de sofá». Totalmente al contrario: es una raza con una personalidad extravertida y con mucha energía que gastar. El Epagneul Bretón es muy listo y puede mostrar todo su encanto en breves instantes, especialmente si quiere salirse con la suya.

Algunas razas son perros de una sola persona. El Epagneul Bretón se describe mejor como «perro de toda una familia». Un Epagneul Bretón quiere estar en la cocina ayudando a mamá en sus tareas y en el cuarto de estar con los niños, jugando con ellos o haciendo cualquier otra cosa con la que los niños disfruten. Se muestran alegres ayudando al cabeza de familia en el jardín y son excelentes arando y plantando.

También puede que encuentre al Epagneul Bretón tumbado en el sofá del cuarto de estar con sus hijos mayores, viendo la televisión. Esto sólo forma una parte de él, ya que el Epagneul Bretón estará preparado para un día de caza en menos de un segundo. Si papá aparece con su vestimenta de cazador, todo empezará a rodar.

Y hablando de ello: debe comprenderse claramente que, por encima de todo, el Epagneul Bretón es un perro de caza. ¿Hay Epagneul Bretón criados sólo para ser mascotas? Esto no lo hacen aquellas personas que aman de verdad a esta raza.

El deseo y la capacidad para la caza son lo que hace que un Epagneul Bretón sea único. En EE.UU., por ejemplo, hay más de 400 campeones duales (de belleza y de campo) de esta raza: más que de cualquier otra raza reconocida. La mayoría de los ejemplares de Epagneul Bretón de las exposiciones de belleza son compañeros de caza los sábados y perros de exposición los domingos. Las personas que quieren al Epagneul Bretón no aceptarían que fuera de otra forma.

Los Epagneul Bretón se encuentran entre las razas más inteligentes, lo que supone aspectos buenos y malos: lo bueno es que pueden aprender casi cualquier cosa que les quiera enseñar, y lo malo es que el Epagneul Bretón puede aburrirse con mucha facilidad si no se le ofrecen actividades que le mantengan ocupado.

Como norma, los Epagneul Bretón no son una raza a la que se pueda dejar sistemáticamente sola ya sea en la casa o fuera de ella. Su larga historia de trabajo al lado del hombre en el campo ha hecho que sea un animal que debe estar al lado de las personas. Si se le niega la oportunidad de estar con aquellos a los que quiere, el Epagneul Bretón puede exigir que le preste atención adoptando conductas conflictivas. El escarbar de forma destructiva, el morder y el ladrar suelen ser síntomas de que está aburrido. Una de las mejores cualidades de esta raza es su deseo de establecer vínculos y de complacer a su amo. Si no se le permite llevarlo a cabo puede hacer que incluso sea difícil vivir al lado del mejor de los Epagneul Bretón.

Épagneul BretonEl Epagneul Bretón es un perro familiar ideal, ya que es capaz de compartir su fidelidad con todos los miembros de la familia y posee una habilidad innata para adaptar su estado de humor al del miembro de la familia con el que se encuentre. Ladrará para avisar a la familia de la llegada de un extraño, pero estará encantado de saludar a ese desconocido si le hacemos ver que todo va bien.

Adiestrabilidad

El Epagneul Bretón se esfuerza por complacer y desarrolla un fuerte vínculo con su propietario y su familia. En ocasiones, se conducirá como uno de los antepasados más rudos de su pedigree, pero esta raza es, de largo, de lo más afable y muestra inclinación a ser un tanto sensible a los castigos. Con esto no queremos decir que no pueda soportar una corrección. Los castigos leves como las regañinas o un «¡No!» en voz alta, acompañados de un golpecito en la trufa con el dedo no lo traumatizarán, pero los métodos severos pueden destrozar la personalidad y el adiestramiento de este perro.

La repetición y los halagos funcionan mejor con esta raza y, una vez aprendidas, las lecciones parecerán ser una parte natural de su carácter. Evitar las cosas es lo que funciona mejor. El no permitir, en primer lugar, que inicie un comportamiento no deseado es infinitamente más fácil que intentar convencer al cachorro para que deje de hacer algo que ha estado haciendo durante mucho tiempo.

El Epagneul Bretón actual es un excelente perro para la obediencia y el Agility, pero es la capacidad natural para la caza de esta raza lo que hace que sea tan apreciado por los cazadores, tanto si son principiantes como si ya tienen experiencia. La razón es que el Epagneul Bretón siempre parece saber un poquito más que el cazador.

Existen pocos límites sobre lo que se puede enseñar a hacer, mediante adiestramiento, a esta raza. Una vez haya aprendido algo, no lo olvidará. Un Epagneul Bretón puede, en ocasiones, inventar nuevas (y frecuentemente mejores) formas de hacer las cosas, y podrá usted fiarse de él en cuanto a la ejecución de una tarea. El olfato del Epagneul Bretón es excepcional, lo que garantiza que muy pocas aves pasarán sin ser detectadas por él. Normalmente trabaja del mismo modo que un Pointer, pero sin su gran alcance. Aun así, si se desea un mayor alcance y velocidad, puede adquirirse un cachorro de Epagneul Bretón que proceda de una línea que obtenga buenos resultados en las pruebas de campo y no tanto de líneas criadas tanto para la caza como para las exposiciones de belleza.

El Epagneul Bretón señala dónde está la pieza y se queda quieto. Cobra tanto en tierra como en el agua, aunque debemos evitar que realice cobros en el agua si el clima es muy frío. Los Epagneul Bretón no poseen una doble capa con aceites cutáneos ni la capa de grasa de los perros cobradores. Es una raza que puede utilizarse tanto para la caza de pelo como de pluma.

Los Epagneul Bretón y el mundo en general

Los Epagneul Bretón quieren a su gente y su forma de ser alegre y despreocupada oculta un instinto protector que emerge cuando el peligro amenaza. Aunque en general no se piensa en la mayoría de los perros de caza como poseedores de instintos protectores, este perro estará a la altura de las circunstancias si se le necesita. Debería comprenderse que este talante protector lo reserva para la familia. En lo concerniente a la propiedad, la mayoría de los Epagneul Bretón no podrían mostrarse más despreocupados si un intruso empezara a remover entre todos los muebles de casa (a no ser que, por supuesto, se tratara de su butaca favorita).

Con esto no queremos decir que el Epagneul Bretón no pudiera incluso saltar a la furgoneta del intruso como parte del botín. En lo concerniente a los extraños, esta raza puede adoptar toda la gama de comportamientos. Buena parte de ello depende del grado de sociabilización al que se haya visto adiestrado el ejemplar, pero, aun así, algunos se muestran encantados de conocer a todo el mundo que se acerque y le dedique unas palabras amables o una caricia en la cabeza. Otros puede que no muestren ningún sentimiento, y algunos se mostrarían igualmente contentos si no tuvieran que tratar en absoluto con los desconocidos.Épagneul Breton

Se comportan de forma muy parecida con otros perros y animales. Algunos Epagneul Bretón son un poco reservados cuando se les acerca un perro desconocido, y otros no saben lo que son los enemigos en el mundo canino. La mayoría de los Epagneul Bretón bien criados se muestran felices conviviendo con cualquier otra mascota de cuatro patas con la que puedan compartir el hogar.

Las mascotas aladas tendrán pocos problemas con el Epagneul Bretón, siempre que los pájaros estén dentro de su jaula. Los genes de este perro le dicen que debe hacer algo respecto a las aves, y hará falta una buena dosis de contención para que se mantenga tranquilo e indiferente si el canario o el periquito están revoloteando por la habitación.

Preocupaciones relativas a la salud

Teniendo en cuenta la popularidad triple del Epagneul Bretón (en el hogar, en el campo y en el ring de las exposiciones de belleza), esta raza no está castigada con la multitud de problemas de salud hereditarios que sí podemos encontrar en otras razas. Ciertamente, un factor que contribuye a ello es la conformación natural y eficiente de esta raza. Su estándar exige que no haya características físicas exageradas.

No es en absoluto inusual que un Epagneul Bretón bien cuidado viva, sano y fuerte, hasta los 12-13 años. Si hay algo que los criadores vigilan con atención es la displasia de cadera, un problema que parece afectar a prácticamente todas las razas.

La displasia de cadera es un problema en el que la articulación acetabular de la cadera (entre la cabeza femoral y el acetábulo de la cadera) está tan mal desarrollada que el fémur rota dentro del acetábulo. Dependiendo de la gravedad del problema, la displasia de cadera puede provocar envaramiento y cojera o incluso una parálisis total de las extremidades posteriores.

La cirugía correctora ha sido perfeccionada, pero no es necesario decir que con un perro activo y versátil como el Epagneul Bretón tiene sentido buscar a un criador que someta sus ejemplares reproductores a pruebas y que lo haga lo mejor que pueda para evitar utilizar animales afectados en sus programas de cría.

Se han descrito algunos casos de epilepsia en esta raza. No obstante, y una vez más, hablar del problema con el criador al que quiera comprar su cachorro le aliviará al saber la frecuencia (si es que se dan casos) de este problema en la línea del criador.

Si deseas saber más sobre el Epagneul Bretón te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Epagneul Bretón Serie Excellence:

Epagneul Breton (Excellence) - Editorial Hispano Europea