Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Dálmata

»

Historia del Dálmata

Historia del Dálmata


DálmataOrígenes

Aunque se sabe que el Dálmata es una raza muy antigua, sus orígenes exactos son, de alguna forma, un misterio. Se pueden encontrar evidencias acerca de perros de tipo Dálmata en objetos de civilizaciones tan antiguas como la egipcia, ya que se han hallado dibujos de perros con manchas en paredes de cuevas y en tumbas egipcias. Estos dibujos muestran a los perros corriendo al lado de carruajes tirados por caballos. Algunos historiadores sostienen que, de hecho, el lugar de origen de la raza Dálmata es el antiguo Egipto.

También están aquellos que creen que es en la región conocida hoy con el nombre de Yugoslavia donde se hallan las raíces del Dálmata, y que fue un hombre llamado Yuri Dalmatin el que creó la raza. Existen pruebas de que Dalmatin había recibido unos perros de Turquía y que les hizo criar a finales del siglo XVI. Los perros fueron conocidos con el nombre de «Dalmatins» o «Perros Turcos», pero no hay ninguna descripción escrita acerca del aspecto que tenían esos perros. Para confundir las cosas todavía más, existe una provincia bañada por el mar Adriático llamada Dalmacia, y este nombre suele provocar que la gente tienda a pensar que éste es el lugar de origen del Dálmata aunque no existe evidencia alguna que apoye esta suposición.

Un aspecto constante en la historia del Dálmata es su asociación con los caballos. Desde los antiguos dibujos rupestres hasta las obras de arte de los siglos XVII y XVIII que nos muestran perros con manchas, los perros aparecen, casi siempre, al lado de caballos. Además de sus llamativas manchas, fue su afinidad con los caballos lo que hizo que estos perros fueran muy apreciados por los gitanos viajeros. Éste es otro factor que se añade a lo borroso de sus orígenes. Estos perros con manchas se podían ver por toda Europa, y lo más probable es que llegaran a muchas regiones a través de las migraciones de estos gitanos. Así pues, es difícil dilucidar dónde aparecieron por vez primera estos perros.

El Dálmata llega a Inglaterra

Una vez el Dálmata llegó a Inglaterra, se hace más fácil seguir el rastro de la historia de la raza. Se trata de una raza muy antigua en Inglaterra y se remonta a finales del siglo XVII. El Dálmata se hizo primero popular entre la clase alta inglesa y se usaban como perros de carruaje, con unos objetivos tanto de protección como «decorativos». Los Dálmata eran usados para vigilar los caballos y los carruajes de sus amos mientras estaban viajando.

Los Dálmata corrían a su lado, ya fuera detrás de los talones de los caballos o bajo uno de los ejes del carruaje. Cuando los pasajeros efectuaban una parada y dejaban el carruaje desatendido, el Dálmata vigilaba los caballos y guardaba el carruaje. Durante las paradas para pernoctar el Dálmata se quedaba en el establo con los caballos y con el carruaje para ahuyentar a los posibles ladrones.

El Dálmata adquirió una gran popularidad como «perro de carruaje» y era muy apreciado por su incansable capacidad para sostener la marcha en los viajes largos. Si a esto se le añade la extraordinaria afinidad con los caballos (y parece que acompañar a los carruajes era verdaderamente el objetivo de los Dálmata), no había otra raza mejor para desempeñar este trabajo. El Dálmata, con sus características manchas, era ya una raza fácilmente reconocible, pero ahora era ya un acompañante fijo prácticamente permanente, al lado de los carruajes, por toda Inglaterra. Desgraciadamente, cuando se hizo común el uso de los automóviles y el uso de los carruajes tirados por caballos fue, finalmente, abandonado, ya no se necesitó el Dálmata para que llevara a cabo lo que, de hecho, se había convertido en su trabajo.Dálmata

Los Dálmata también adquirieron fama en Gran Bretaña como «perros bomberos». Los perros eran tenidos por los bomberos londinenses para así librar sus edificios de ratas y alimañas similares, pero debido al cariño de estos perros por los caballos y a su instinto para acompañar a los carruajes, frecuentemente salían corriendo junto con los carros anti-incendios tirados por caballos. Se podía ver frecuentemente a un Dálmata corriendo por delante de un carro de bomberos, como abriendo camino y dejando libre el paso para esos vehículos. Con la llegada de los camiones de bomberos también llegó el cambio para el Dálmata: a partir de ahí se convirtió en un acompañante, que iba sentado en el camión al lado del conductor. Aunque es raro, actualmente, ver un Dálmata acompañando a unos bomberos para apagar un fuego, la designación de «perro bombero» ha permanecido en Inglaterra.

La popularidad del Dálmata en Inglaterra no fue sólo como perro de carruaje y mascota de los bomberos. Esos perros también se hicieron populares en los rings de exposición. La segunda exposición británica de belleza se celebró en 1860, y ésta fue la primera vez que se exhibieron Dálmata. El primer estándar de la raza, que fue el primero reconocido oficialmente por el Kennel Club para esta raza, fue publicado en 1890. De todas formas, durante los siguientes 30 años, hubo muy pocas inscripciones de Dálmata campeones. En 1925 fue fundado el Southern Dalmatian Club (actualmente llamado British Dalmatian Club), y su presidente fue Mr. Fred Kemp. Mr. Kemp fue clave para la permanencia de los Dálmata en Inglaterra en esos tiempos, ya que mantuvo vivos a Dálmata en sus criaderos a lo largo de la devastadora primera guerra mundial y, como resultado, pudo proporcionar animales de cría tras la guerra.

Aunque los Dálmata eran populares antes de la guerra, su popularidad creció realmente después de la guerra. En 1918 había dos Dálmata inscritos en el Kennel Club. ¡En un término de menos de 15 años las inscripciones se elevaron a casi 900! Fue durante este periodo, los años 30, cuando se fundaron muchas líneas importantes en Gran Bretaña. Estos perros de calidad mejoraron a la raza por todo el mundo, ya que muchos Dálmata nacidos en Inglaterra en esta época o sus descendientes fueron exportados a otros países y se convirtieron en animales fundadores. Un ejemplo lo constituye la línea «of the Wells»: esta línea no sólo dio lugar a campeones en Inglaterra, sino que muchos perros «of the Wells» figuraron, de forma importante, en la base de criaderos americanos importantes.

Desde el final de la segunda guerra mundial, la popularidad del Dálmata como mascota y como perro de exposición ha permanecido relativamente constante. Los clubs de la raza Dálmata del Reino Unido se dedican a conservar al Dálmata y a proporcionar información a los propietarios potenciales. Actualmente el Dálmata se encuentra entre las 20 razas más populares del Reino Unido, según el número de inscripciones en el libro de orígenes del Kennel Club.

El Dálmata en los Estados Unidos

El Dálmata es toda una estrella en los Estados Unidos, debido en buena parte a Disney y a las películas de los 101 Dálmatas (y a lo que parece ser el indispensable marketing y las campañas para promocionar los productos). Les llevó algo de tiempo ganarse la popularidad en los EE.UU., pero no pasó demasiado tiempo hasta que los norteamericanos comenzaron a «ver manchas» por todas partes. Las líneas inglesas de mejor calidad tienen mucho que ver con la mejora del Dálmata en los EE.UU. Aunque los registros genealógicos nos muestran que George Washington tenía «perros de carruaje» hacia una época tan temprana como finales del siglo XVIII, el primer Dálmata no fue inscrito en el libro de orígenes del American Kennel Club hasta 1887: se trataba de una perra llamada Bessie.

DálmataEl primer dato de la participación de un ben una exposición de belleza en los Estados Unidos se remonta a 1883, pero la raza no era particularmente popular. El primer Dálmata campeón fue inscrito en 1904, que es también el año en el que se estaban asentando las bases de la organización del Dalmatian Club of America (DCA). El DCA fue fundado oficialmente en 1905, y la fundación de ese club hizo mucho para aumentar la popularidad del Dálmata en los EE.UU.

La inscripción no era necesaria durante los primeros tiempos de las exposiciones de belleza, así que las inscripciones no son la mejor forma de determinar el número de Dálmata. El noroeste de los Estados Unidos fue donde primero ganó popularidad el Dálmata. Era esta zona donde se llevaron a cabo gran parte de las actividades relacionadas con las exposiciones. Los Dálmata no sólo eran exhibidos en las competiciones de belleza, sino que las competiciones de carretera resultaron también muy populares. Éstas eran unas pruebas para evaluar las habilidades naturales de los perros para acompañar los carruajes, que era el objetivo con el que se había criado la raza. La belleza no fue una parte importante de estas pruebas, sino que estaban centradas en la capacidad de trabajo de los perros.

Los Dálmata americanos también se convirtieron en «perros bomberos», igual que sus parientes ingleses. Eran tenidos en muy alta estima, como compañeros, por los bomberos. Cuando se les llamaba para la extinción de un incendio, el Dálmata se apuntaba como «bombero honorario» y acudía al lugar a pie. Actualmente muchas compañías de bomberos adoptan Dálmata como mascotas. Los Dálmata suelen utilizarse en las demostraciones de seguridad contra incendios para los escolares. Es muy frecuente ver objetos coleccionables y otras chucherías con imágenes de estos perros llevando cascos de bomberos o que están subidos a un camión de bomberos. El color rojo de los camiones se relaciona frecuentemente con los Dálmata. Muchos propietarios ponen a sus Dálmata collares rojos, ya que creen que el rojo es el color que les sienta mejor.

Los Dálmata son actualmente muy populares en los EE.UU. Son muchas las mascotas de esta raza y se inscriben en gran número en las exposiciones monográficas y en aquellas abiertas a todas las razas. Los Dálmata participan en un amplio abanico de actividades en América, lo que incluye las pruebas de obediencia y de Agility, la competición en las pruebas de carretera, coger pelotas que les lanzan al aire, salir de excursión e ir al campo, y la lista no acaba aquí. El Dálmata también es usado como perro de terapia y como perro de asistencia. Debido a la gran demanda de cachorros de Dálmata debido a la película 101 Dálmatas, el DCA ha trabajado para promocionar la cría y la propiedad responsables y el rescate de Dálmata para que sean acogidos en sociedades protectoras.

El Dálmata en Australia


El Dálmata ha encontrado un excelente hogar en Australia. Su objetivo aquí fue un poco diferente del que tuvo en Inglaterra o en EE.UU. Aunque el Dálmata acompañaba a sus propietarios, que iban a caballo, era utilizado principalmente como perro de caza y como cobrador de piezas en el agua. Los propietarios estaban sorprendidos de lo bien que aceptaban estos perros el agua, mientras que en el resto del mundo quizá no se le tenga en cuenta para este trabajo (en los EE.UU. para el AKC forma parte del Grupo de Perros No Cazadores y para la FCI en el grupo de perros de compañía y actualmente en el grupo de los sabuesos y razas semejantes), el Dálmata se convirtió en tan perro de caza como los Retriever, los Spaniel o los Setter.

Los primeros datos acerca de Dálmata en competiciones de belleza datan de finales de los años 1880, pero la raza no consiguió nada significativo en el ring de exposición hasta los años 30. Los años 30 y los 40 fueron décadas importantes para los Dálmata en Australia, ya que fue entonces cuando esta raza se ganó el reconocimiento y cuando se asentaron gran parte de los animales fundadores. Con la importación de animales ingleses y a veces americanos, y con la consiguiente mejora de la calidad y la popularidad de la raza, vinieron sus primeros logros en el ring de exposición.
Dálmata
Hoy día existen muchas líneas de Dálmata australianos sobresalientes y también siguen importándose perros. El Dálmata es muy popular en Australia y muy conocido por su versatilidad. Se le puede ver en muchas áreas de las competiciones caninas, incluyendo la belleza, la obediencia, el Agility, las pruebas de resistencia, el rastreo y de Flyball (recoger pelotas que se lanzan al aire). Las normas para las competiciones caninas en Australia son redactadas por los consejos gobernantes en cada estado australiano y por el Australian National Kennel Council (ANKC), que está formado por todos estos consejos.

Por supuesto, el Dálmata constituye una elección popular como perro de compañía y está haciéndose famoso como artista (como sucede en muchas partes del mundo). Tiene un lugar especial en los cuarteles de bomberos de toda Australia y ha aparecido en muchos programas para la seguridad pública relacionada con el fuego y con otros temas, dirigidos a los niños.

El Dálmata en Alemania

El Dálmata lleva más de 300 años en Alemania, y al igual que sus hermanos ingleses, los Dálmata alemanes necesitaron tiempo para hacerse populares. Dos Dálmata fueron inscritos en una exposición en 1879, y durante las dos décadas siguientes las inscripciones aumentaron lenta pero constantemente. Por supuesto, la primera guerra mundial tuvo un efecto negativo sobre la raza y el primer club alemán para esta raza (Deutscher Dalmatiner Club von 1920 e.V.) fue fundado varios años más tarde en un intento de reavivar las actividades de cría y mejorar la calidad. En los años situados entre la primera y la segunda guerras mundiales, los clubs de la raza comenzaron a verse sometidos a unas reglas muy estrictas. Durante las guerras no hubo, virtualmente, cría de perros de ninguna raza. Una vez se retomó la cría tras la segunda guerra mundial, aparecieron más conflictos con la división del país, que dio lugar a las Repúblicas Federal y Democrática de Alemania.

Se retomó la cría tras la división del país, pero los criadores de Dálmata de la R.D.A. y de la R.F.A. podrían muy bien haber estado criando dos razas diferentes. Los Dálmata tenían un aspecto parecido, pero se encontraban en los extremos opuestos del espectro en cuanto a la personalidad. Los criadores de la R.F.A. criaron perros de compañía con un carácter tranquilo, mientras que los criadores de la R.D.A. criaron perros ligeramente agresivos con la vista puesta en el trabajo de protección. Tras la unificación alemana, los criadores de todo el país se han unido, y los principales clubs se han fusionado para asentar el tipo y el temperamento de los Dálmata. También ha habido un aumento de las importaciones desde 1989, lo que ha contribuido en gran medida a la calidad de las líneas de los Dálmata alemanes. El Deutscher Dalmatiner Club von 1920 e.V. todavía existe y trabaja bajo los auspicios de la FCI.

Popularidad mundial

Los Dálmata son populares en todo el mundo, y muchos de los animales fundadores proceden de líneas inglesas, americanas y alemanas. Desde Canadá hasta la República Sudafricana, y en casi todos los lugares, los clubs de la raza se dedican a conservar y a promocionar al Dálmata. No importa en qué lugar del mundo encontremos al Dálmata: no hay duda de que se trata de una de las razas de aspecto más distinguible de todos los tiempos, y quizá sea la más reconocible. Los aficionados a la raza de todo el mundo se esfuerzan en la actualidad para hacer saber a todo el mundo que el Dálmata tiene algo más que su aspecto único: tras esas manchas se encuentra una herencia extraordinariamente rica y antigua.

Si deseas saber más sobre el Dálmata te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Dálmata Serie Excellence:

Dálmata