Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Akita Americano

Akita Américain

American Akita

Amerikanischer Akita

Quiero un Akita Americano, qué necesito saber

PARA EMPEZAR...

  • Altura a la cruz: los macho alcanzan entre 66 y 71 cm a la cruz; las hembras 5 cm menos
  • Capa: cualquier color incluyendo el blanco atigrado o pinto (fondo blanco con más de una mitad de su cuerpo coloreado)

El Akita Americano, conocido también como Gran Perro Japonés, es un perro muy limpio, incluso entierra sus propias heces como un gato.

Origen

Los orígenes del Akita Americano son los mismos que los del Akita Inu. Sus ancestros eran unos perros cazadores llamados “Matagi Akitas” que a partir del siglo XVII se usaron como perros de pelea. Durante la Segunda Guerra Mundial se cruzaron algunos Akita con Pastores Alemanes y fueron llevados a Estados Unidos. Con el tiempo, los Akita Americanos se convirtieron en unos perros muy diferentes a los Akita japoneses.

Comportamiento

El Akita Americano es un perro con mucho carácter, es inteligente, dominante, territorial, enérgico y un poco terco. Si se le educa bien será amistoso, leal, protector y obediente. Es poco ladrador, tranquilo, reservado y equilibrado. Con los niños es bastante paciente, aunque las hembras se llevan mejor con ellos que los machos, que tienden a enfadarse.

Aspecto

El cuerpo del Akita Americano es ligeramente más largo que alto. Su pecho es ancho y profundo. Tiene una cabeza ancha y triangular y unas orejas pequeñas y erguidas. La cola la lleva enroscada por encima del dorso. Su capa es doble; tiene un subpelo espeso, denso y suave y un pelo exterior recto y levantado. Puede ser de cualquier color.

Cuidados específicos

Es imprescindible educar al Akita Americano desde pequeño, ya que cuando el cachorro descubra que puede morder, empezará la batalla de “a ver quién puede más”. Necesita un dueño seguro de sí mismo, con carácter y que le proporcione un entrenamiento coherente basado en el refuerzo positivo. Si se tienen otras mascotas en casa, es importante acostumbrarlo a ellas desde pequeño. Akita Americano
Al Akita le gusta mordisquear, así que es recomendable que tenga algún juguete muy resistente que pueda ir mascando.

Salud

El Akita Americano es un perro rústico que debido a su tamaño puede verse afectado por la displasia de cadera. El hipotiroidismo y la atrofia progresiva de retina (en los ejemplares de edad avanzada) son bastante frecuentes en la raza.


¿Tienes dudas? Esto es lo que dicen nuestros usuarios

  • perrita de 1 mes muerde a todo ahora

    Mensaje: 15/04/15 a las 23:06h realizado por: juanda9204

    Hola buenas tardes, mi akita apenas tiene 1 mes de nacida y lo que pasa es que casi no mantengo con ella porque estoy fuera de mi ciudad, mi papà es la que la cuida con mi papà se deja acariciar...

    1 respuestas

    • 15/04/15 a las 23:06h realizado por: juanda9204

      Hola buenas tardes, mi akita apenas tiene 1 mes de nacida y lo que pasa es que casi no mantengo con ella porque estoy fuera de mi ciudad, mi papà es la que la cuida con mi papà se deja acariciar sin morder, pero cuando llego yo, la acarisio normal pero me quiere es morder a toda hora sera por el juego que le enseño mi papà que quiere morder todo jeje yo se que apenas son unos bebes y nesesitan mucha atencion, pero no puedo estar siempre con ella si no los fines de semana, que me recomiendan para que la perrita me deje de morder, Gracias...


Consejos para comprar un Akita Americano

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro"Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Akita Americano, su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal en la época en la que el perro no muda el pelo. Cuando sí lo hace, se recomienda el cepillado diario.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Akita Americano requiere de mucho ejercicio diario, por eso no es un perro que pueda vivir en un apartamento, sino que es preferible que lo haga en un hogar donde cuente con un jardín en el que correr y canalizar su incesante energía. 
Además, estos perros soportan bien los climas fríos, pero no los calurosos y menos si hay mucha humedad.
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Displasia de cadera
  • Displasia de codo
  • Atrofia progresiva de retina
  • Adentitis sebácea
  • Torsión gástrica
  • Hipotiroidismo
  • Anemia hemolítica
  • Pénfigo
Hay que tener en cuenta que el Akita Americano es considerada una raza peligrosa en algunos países, por su tamaño y temperamento desconfiado.

¿No sabes qué nombre ponerle a tu Akita Americano?