Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros medianos

»

Gos dAtura Català - Perro de Pastor Catalán

»

Características del Gos dAtura Català - Perro de Pastor Catalán

Características del Gos dAtura Català - Perro de Pastor Catalán



  • Altura a la cruz: de 45 a 55 cm
  • Peso: unos 18 kg
  • Capa: parda, gris o negra
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: vigilante y despierto
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: guía de rebaños y guarda
  • Necesidades del espacio: necesita hacer ejercicio
  • Alimentación del Gos dAtura Català - Perro de Pastor Catalán: unos 360 g. diarios de alimento completo seco
  • Arreglo: cepillados regulares
  • Coste mantenimiento: mediano

Gos d'Atura Català - Perro de Pastor Catalán¿Por qué un Gos d'Atura?

Ha decidido tener un perro en casa. De acuerdo, pero… piénselo un par de veces más, háblelo con la familia, que todos asuman lo que significa que un ser vivo, con sus exigencias y compensaciones, entre a formar parte de este círculo de convivencia.

Este tipo de decisiones hay que tomarlas con las máximas garantías, una equivocación la sufrirá unos 15 años, un acierto le proporcionará un sinfín de satisfacciones. No se precipite, no tome una decisión sin antes estar del todo convencido. Nada de decisiones impulsivas, tómese el tiempo que necesite. No se puede dar un consejo mejor.

Si una vez replanteada la cuestión, sigue pensando que vale la pena que la familia aumente…

Enhorabuena, y felicidades

Pero aún le quedan decisiones que tomar.

  • ¿Macho o hembra?

Hay opiniones para todos los gustos. Dicen que las hembras son más hogareñas, que los machos son más vigilantes, que las perras son conflictivas cuando están en celo…

Nada de esto es cierto, los machos pueden ser tan cariñosos como las hembras; ambos son excelentes guardianes. Cada perro es único e irrepetible y de cachorro sólo puede intuirse algo de su carácter por unas pruebas más teóricas que posibles de llevar a la práctica y por los antecedentes familiares, que aunque no son del todo definitorios vale la pena investigar.

En cuanto al celo… se trata de atender durante unos diez días cada siete u ocho meses a una perra que no dará otra ocupación que la vigilancia, que no es del todo fácil, aparte de estar un poco «tonta» y desear un poco más la compañía que el habitual. En cambio, un macho un poco «vigoroso», se excita cada vez que el olfato le avisa que una hembra en celo está relativamente cerca y no tiene otra intención que la de ir a ver a la presunta novia. Hay perros que perciben estos aromas a más de un kilómetro. Un perro en un barrio en el que abunden las perras estará en celo cada vez que lo esté alguna vecina. Un drama social.

Una perra puede darle la hermosa e inolvidable experiencia del nacimiento de unos cachorros.

  • ¿Qué raza?

Hay más de 400 reconocidas oficialmente, tiene donde escoger, alguna será la suya. Piense en el espacio del que dispone, del clima en que vive y en el tiempo que puede dedicarle.

Tiene que estar en unas situaciones muy extremas para que mi consejo no sea el que pensara en un Gos d’Atura Català. Las dimensiones del perro, su carácter, su adaptabilidad y su belleza, hacen de esta raza una de las preferidas de los amantes de la naturaleza, es un perro que conserva toda la esencia del entorno rural.

Durante miles de años ha acompañado al hombre en su lucha por la vida, en condiciones muchas veces difíciles. Ha compartido con el pastor anhelos y dificultades con una compenetración que lo ha convertido en imprescindible. Austero en el comer, sin exigencias en el menú, necesita atenciones mínimas. Con una salud de hierro.

La selección natural a la que ha sido sometido para adecuarlo a las necesidades de perro pastor, ha exigido tanto a este perro que lo ha convertido en ideal para compañía, guarda, trabajo o deporte.

Carácter

Un perro tranquilo en casa, pero que se transforma en incansable y explosivo en sus salidas al campo. Resiste las penalidades pero acepta y agradece la comodidad. De un sólo dueño pero muy responsable de la familia a la que considera su rebaño. Valiente pero en absoluto sanguinario. Orgullosamente humilde. Vigilante pero no pendenciero.

Por encima de todo, un buen colega, un compañero dispuesto, un fiel amigo, nunca le fallará, todo corazón, se lo ofrecerá todo a cambio de lo que usted quiera darle. Quiere tener más compañero que dueño.

Muy obediente pero le gusta entender el porqué de las órdenes, será feliz trabajando y no tiene otro deseo que ser útil a su dueño; si alguna vez dice «no», no debe forzarle, él sabe lo que le conviene y porqué se niega.

Naturalmente, el Gos d’Atura no habla… porque no lo necesita, con la expresión de la mirada y los gestos se hace entender a la perfección.

Si desea un vigilante, no encontrará uno más insobornable, es desconfiado con los desconocidos y a cualquier intruso que entre en sus dominios intentará ahuyentarlo a base de ladrar desesperadamente, no le gusta pelear, pero si no tiene otro remedio lo hará con todas sus fuerzas; sabe que aunque gane la contienda, las heridas que pueda recibir le merman las posibilidades de seguir en forma y su voluntad es estar dispuesto para ser útil.

No hay mejor acompañante en los paseos, no le gusta ir atado ni con este porte marcial y sumiso que se ve en otros perros, le gusta ir libre y siempre pendiente de su amo, no se alejará, irá y vendrá alegre, vigilará atento cualquier obstáculo o circunstancia que crea que puede ser un peligro para sus acompañantes; es curioso ver como procura que toda la familia vaya agrupada, los niños juegan a alejarse unos de otros y el Gos d’Atura se esfuerza en reunirlos. Por cada metro que usted camine, el recorrerá tres ¡y no se cansa!

Se siente muy responsable de los niños y es más que probable que en caso de que la familia aumente con un bebé, se sienta feliz vigilándolo; sé de varios Gossos d’Atura que quieren tumbarse bajo la cuna del nuevo familiar.

No hay término medio, al Gos d’Atura o le gusta el agua, o lo que es más corriente, le tiene pánico, tolera la lluvia y huye del baño. Es feliz en la nieve. Se pone histérico con las tormentas; conozco uno que vive en una casa de campo, que cuando truena huye despavorido y va a otra casa vecina a unos tres kilómetros de distancia, donde espera que el tiempo amaine para volver al punto de partida.

Es muy sentido, no lo riña injustamente, se ofende y puede pasar un tiempo deprimido incluso evitando la presencia y la mirada del dueño; cuando sabe que es merecedor de una reprimenda, la acepta con dignidad y mira de hacer una gracieta para que el perdón sea más rápido.

Pelo

Lo primero que nos llama la atención de esta raza es el pelo, uno de sus atractivos. La tonalidad del pelo del Gos d’Atura es cambiante, la evolución de la intensidad de los tonos de color hace que algunos perros a lo largo de los años puedan parecer distintos.Gos d'Atura Català - Perro de Pastor Catalán

El pelo del Gos d’Atura Català es un prodigio de la naturaleza. Es el manto que necesita para poder adaptarse a las condiciones climáticas de su hábitat natural.

El pelo y el subpelo son complementarios a la hora de proteger al perro de las inclemencias del clima. Le sirve de aislante frente a los fuertes rayos de sol del mediodía y de las bajas temperaturas nocturnas y de madrugada. La ondulación y aspereza hace resbalar la lluvia y la nieve manteniendo la piel siempre seca.

La muda se realiza en dos estapas, primero deja caer el pelo de la mitad anterior y cuando empieza a salir el pelo nuevo, entonces muda rápidamente la posterior, así, no deja de estar siempre protegido. La ecología ha hecho un diseño que es una maravilla.

Vistos desde lejos parecen unicolores, con diversas tonalidades o matices sobre todo en la cabeza o extremidades. En realidad el color del manto está formado por la superposición de pelos de diferentes tonos: blanco, barquillo, pardo claro, pardo rojizos, gris y negro.

Los colores básicos aceptados en el estándar son «barquillo», «arena», «gris» y «negro», los cuales pueden combinarse entre ellos, para hacer ejemplares bicolores, a menudo tienen los pies y la parte inferior de las extremidades de una tonalidad más clara.

Las diversas combinaciones dan una variedad de mantos que es una de las características más agradables. Las combinaciones de colores pueden dar un sinfín de tonalidades e intensidades. Claros, medios y oscuros.

Hay que huir de los tonos excesivamente amarfilados, casi blancos o con predominio de los pelos de color blanco; en este caso, cruzarlos con perros de tonalidad gris oscura pueden corregir el defecto.

Cuando hay predominio de pelos de un color claro, es conveniente que en las orejas, bigote, barbas o tupé, aparezcan pinceladas de tonalidades más oscuras o de otro color.

En los ejemplares bicolores, el paso de un color a otro, debe ser degradado, sin formar mancha y las tonalidades más oscuras han de estar en la parte superior del perro, lomo y cabeza. En el primer estándar, el del año 1929, se pedía que la parte inferior de las extremidades fuera más claro.

Los perros grises, formados por pelos negros y blancos, van desde el gris perla o gris plata, al gris oscuro, que incluso puede parecer negro total cuando los pelos blancos son muy pocos, cuando estos pelos blancos son un poco más abundantes da una tonalidad de negro escarchado, que es poco común.

Los negro y fuego parece que antiguamente fueron abundantes, hoy son más escasos, son de color negro o escarchado con la parte inferior de las extremidades y el bigote y a veces el pecho y la parte posterior de las ancas con pelos pardos y barquillo.

Los grises y negros suelen tener el pelo más áspero y los de color barquillo lo tienen más fino y con más abundancia de subpelo.

El pelo ha de ser áspero, con una textura ligeramente ondulada y con una caída suave. En el vientre y los costillares puede ser más largo que en resto del cuerpo, dando la sensación de paticorto. También es algo menos cerdoso que en la espalda y la cruz, sin llegar a ser asedado. Los bigotes y barba de la caña nasal pueden ser más o menos abundantes pero nunca excesivos, igual que el tupé, que no debe tapar la visibilidad si es hacia delante. El manto debe dejar intuir su perfil.

Estructura

Para ser muy ágil precisa una estructura compacta, el estándar pide que la proporción debe ser aproximadamente de 8 de alto por 9 de largo. Un perro demasiado largo sería incapaz de trabajar con cambios bruscos de dirección y no aprovecharía el efecto muelle que producen las angulaciones de las extremidades y que le permiten piruetas rápidas y revolverse en cortísimo espacio, incluso en el aire.

La altura ha sido motivo de controversia y de decisiones todavía discutidas. En el primer estándar se contemplaban unas alturas de 45/50 cm para los machos y 43/48 para las hembras. Los perros que se cogieron como modelo, TAC e IRIS, medían 50 y 48, exactamente lo que se dio como límite alto.

Gos d'Atura Català - Perro de Pastor CatalánQuizá hubiera sido más lógico que las medidas de los prototipos se hubieran dado como medias, de tal manera que pudiera aceptarse a perros ligeramente superiores y ligeramente inferiores. Creo que estos dos mitológicos Gossos d’Atura eran algo superiores de altura de los que los redactores del estándar veían conduciendo rebaños por el hecho de vivir en ciudad, tener más atenciones y estar mucho mejor cuidados y alimentados. Por ello decidieron que la altura que ellos tenían debía ser la máxima aceptada.

Aun hoy, por lo regular, los perros que encontramos trabajando suelen ser más pequeños que los que vemos de compañía y que reciben un trato menos sacrificado.

El caso es que ocurrió que los perros recuperados, al entrar en caneras con una atención y alimentación más adecuada, irremisiblemente se dispararonn de la altura prescrita.

En el año 1983, cuando se actualizó el estándar, la experiencia pedía un aumento el tamaño del perro era difícil mantener a los Gossos d’Atura en las medidas del estándar de 1929. Los machos pasaron a 47/55 y las hembras a 45/53.

Ya en su día hubo polémica y hay quien cree que por una parte se ha excedido en la altura y por otra, si bien había que aceptar el crecimiento de los perros, hubiera sido bueno que no se tocaran los límites bajos y que si alguien conseguía mantener sus Gossos en los 43 y 45 cm, siempre y cuando no fueran raquíticos pudieran aceptarse.

La realidad es que si repasamos la altura de los perros que han llegado a campeones, veremos que es raro que los machos pasen de 53 cm y las hembras están más cerca del límite alto. Últimamente se puede apreciar en los jueces una cierta tendencia a valorar los ejemplares que no lleguen a la altura máxima.

Se precisa un equilibrio para la caja torácica, ha de ser desarrollada, fuerte, con costillas bien arqueadas que le permitan potencia. Con mucho cuidado de que no sea atonelada, en cuyo caso dificultaría el movimiento de las patas anteriores a las que no permitirían unos buenos aplomos. Es tan inconveniente un costillar redondeado como plano. Como el pelo a veces hace de cubrelotodo no hay otra comprobación que apretar el costado y el pecho del perro para ver en que queda y que la visión no nos esconda una deficiencia en este aspecto.

La línea dorsal ha de ser recta, con una ligera elevación a la grupa que ha de ser levemente inclinada. Atención a que la línea dorsal no sea ensillada. Estas características prescinden del efecto que pueda hacer el pelo. Los perros de rebaño, que no se cepillan, dan una impresión de una grupa mucho más elevada que la cruz. En cuanto se les aprieta y reduce el pelo queda la estructura ósea tal y como pide el estándar.

Si deseas saber más sobre el Gos d'Atura te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Gos d'Atura Serie Excellence:

Gos d'Atura (Excellence) - Editorial Hispano Europea





Registrate para saberlo todo sobre el Gos dAtura Català - Perro de Pastor Catalán x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya