Inicio » Artículos » Artículos sobre Gatos » Artículos de Salud y Alimentación de Gatos » Virus de inmunodeficiencia felina: el SIDA de los gatos

Virus de inmunodeficiencia felina: el SIDA de los gatos Comentar (15)

Virus de inmunodeficiencia felina: el SIDA de los gatosConocido popularmente como el SIDA de los gatos, el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF) es, junto al FeLV (leucemia), el mayor de los males que acosan a la población gatuna. Se trata de una enfermedad para la que aún no existe una vacuna específica, por lo que todo animal que tenga acceso al exterior está sujeto a la amenaza de ser contagiado por otro gato de la calle.

Características del virus

El VIF es un lentivirus (es decir, de largo periodo de incubación y desarrollo sintomático) que afecta solamente a felinos, y actúa destruyendo paulatinamente las defensas del afectado (los linfocitos T) y generando así una inmunodeficiencia que desemboca a su vez en múltiples infecciones y complicaciones crónicas, culminando en la muerte del animal. Ahora bien, detectado a tiempo y tratado como es debido, se puede ofrecer a la mascota afectada una vida digna durante varios años.

Contagio

La principal vía de contagio del VIF es la saliva, seguida de la sangre. Por ese motivo, los más propensos son los gatos callejeros, o los que tienen acceso al exterior, puesto que pueden verse metidos en una pelea; especialmente si son machos no castrados, al ser los más territoriales. De ahí la importancia de vacunar tanto a la mascota que sale por las noches, como a aquellos gatos que vayan a ser introducidos en una casa ya habitada por felinos. Toda precaución es poca.

Síntomas

Los primeros síntomas de que algo no va bien son, en verdad, más bien habituales:

  • Fiebre
  • Decaimiento
  • Pérdida de apetito
  • Vómitos

A la mínima que nuestro gato empiece a dar pruebas de malestar, más vale que nos aseguremos y la llevemos al veterinario para salir de dudas.

En caso de que se confirmen los peores pronósticos, se han registrado cinco fases en el ciclo de actuación del virus:

Primera fase

Entre 4 y 16 semanas de duración, se caracteriza por varios casos de fiebre, diarrea, hinchazón de los ganglios linfáticos, neutropenia (infecciones debidas a una reducción de los neutrófilos de la sangre) y alteración del tracto respiratorio.

Segunda fase

Es la fase de portador asintomático, de duración indeterminda.

Tercera fase

Linfoadenopatía generalizada persistente, es la que más se acerca a los síntomas propios del SIDA humano: pérdida de peso y de apetito, alteraciones de comportamiento, fiebres, anemias...

Cuarta fase

Este es el periodo en que ya se pone en evidencia el malestar del gato, mediante diarrea constante, adelgazamiento excesivo, gingivitis, infecciones evidentes en la piel, e inflamación de la boca. Es un proceso de deterioro que puede alargarse durante varios años.

Quinta fase

Es la fase de SIDA en sí. Nnuestro gato presentará infecciones y patologías de diversa índole, cada vez con mayor frecuencia.

Tratamiento

Como venimos diciendo, no existe cura ni vacuna contra el virus de la inmunodeficiencia felina, por lo que la mejor cura es la prevención, ya sea evitando que el gato salga de casa (o controlando sus salidas en todo momento), realizando pruebas a los nuevos gatos que vayan a entrar en casa, y recurriendo a la esterilización para evitar riñas.

Si pese a todo alguna vez se nos escapa nuestra mascota y regresa con algún arañazo o mordedura, conviene ir directos al veterinario, pues detectada a tiempo, la enfermedad puede ser tratada mediante un fortalecimiento de defensas que ayudará a nuestro gato a llevar una vida digna el tiempo que sea posible.


Últimos Comentarios sobre este artículo (15)


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • ¿Por qué les cuelga la barriga a los gatos?

    Muchos dueños creen que el hecho de que algunos gatos tengan más tripa y esta les cuelgue se debe a que presentan sobrepeso o la tiene flácida. Nada más lejos de la realidad.

     

  • Beneficios de la comida húmeda para gatos

    Ya hemos hablado en otra ocasión sobre la diferencia entre la comida seca y la húmeda y cuál elegir para nuestro gato. En esta ocasión queremos presentar los beneficios de la comida húmeda para nuestras mascotas.

  • Tercer párpado en gatos: qué es, qué indica

    Los ojos de los felinos son magníficos, únicos por todo lo que transmiten. Pero lo que quizá no sabías es que cuentan con una membrana de protección apenas visible. En el caso de que aparezca, suele ser indicador de algún problema de salud.

  • ¿Pueden tener Síndrome de Down los gatos?

    En los humanos solemos reconocer este trastorno genético con facilidad; por eso, cuando nos topamos con animales con determinados rasgos físicos, de inmediato lo asociamos al síndrome de Down. Pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya