Inicio » Artículos » Artículos sobre Perros » Artículos de Comportamiento y Educación de Perros » La sociabilización (II)

La sociabilización (II) Comentar (1)

En nuestro anterior artículo sobre la sociabilización intentamos definir este concepto, desvelar la importancia que ésta tiene en la vida del cachorro y las consecuencias de una sociabilización insuficiente.

Pero, ¿cuáles son los principios básicos para una correcta sociabilización?

Antes que nada, es necesario prevenir situaciones que puedan ocasionar estrés al cachorro y, como consecuencia, conseguir el efecto contrario que perseguimos. Es decir, cuando el cachorro vaya a ser expuesto a una nueva situación tenemos que tenerlo todo bajo control. Hay que protegerlo de situaciones que puedan provocarle miedo y evitar así que se esconda o gruña como respuesta.La socialización del cachorro

No debemos dejar que todo el mundo se acerque de forma indiscriminada y de cualquier modo. Pediremos a diferentes personas que se acerquen suavemente y sin movimientos bruscos. Cuando llevemos a cabo la sociabilización con personas, no impondremos a ninguna de ellas, pediremos su colaboración. La mayor parte de la gente estará encantada de ayudarnos.

Los paseos son una buena ocasión para presentar nuevas situaciones a nuestro cachorro. Sin embargo, en un principio, evitaremos los parques para perros. Para prevenir cualquier problema de salud, no dejaremos que huela las heces de otros ni que juegue con perros de los que desconocemos su estado de salud o que muestren actitudes agresivas. No podemos introducirlo en un grupo grande de perros si no lo hemos sociabilizado previamente con grupos pequeños. Es importante que todo se haga poco a poco. De menos a más.

Podemos usar la voz, caricias e incluso premios de comida o juguetes cuando nos regale conductas positivas, así reforzaremos este tipo de comportamientos. Evitaremos el regaño o cualquier forma de castigo. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, ignoramos comportamientos no deseados y premiamos los deseados. El perro entiende perfectamente nuestro lenguaje corporal y las señales que enviamos, por lo tanto, seremos cuidadosos con estas señales para evitar reforzar conductas inadecuadas.

Reconocer las señales que nos muestra el cachorro es imprescindible para una buena sociabilización. Nos ayudará a no crear situaciones de frustración y evitar futuros miedos e inseguridades. Cuando manifieste que está asustado, evitaremos los mimos y las palabras de consuelo, hacerlo no impedirá que deje de tener miedo, todo lo contrario, estaremos reforzando que muestre temor cuando se presente nuevamente la situación que originó el miedo la primera vez.

Aunque la etapa sensible finaliza aproximadamente a las 16 semanas, la sociabilización no termina aquí. Es cierto que es, en esta fase, cuando sentaremos las bases de un buen comportamiento, sin embargo, los propietarios tendrán que seguir fomentando y reforzando las habilidades sociales del cachorro y todo lo aprendido a lo largo de toda su vida.

Artículo escrito por Mónica Saavedra Pazos, Educadora Canina y Terapeuta del Comportamiento de la Escuela de Cachorros y Perros UCM.

Clínica Comportamiento Animal UCM


Últimos Comentarios sobre este artículo (1)


Comentar este artículo

Tienes que estar registrado para participar en esta sección.
- Si ya eres miembro de mundoAnimalia, identifícate
- Si aún no te has registrado, Regístrate gratis

Insertar foto

Otros artículos relacionados

  • Weimaraner, el fantasma gris

    El Weimaraner o Braco de Weimar es un perro desbordante de energia. Su mirada ambar, su pelaje grisaceo y brillante y su carácter simpático encantan a cualquiera. ¿Por qué lo llamarán fantasma gris? Te lo contamos.

  • Chow Chow, el perro con la lengua azul

    Aunque destaca por su melena leonina y el color azul de su lengua, lo cierto es que esta raza de perro tiene otras muchas características que lo convierten en un animal de compañía perfecto. ¿Quieres saber más de esta raza? Aquí te lo contamos todo.

     

  • ¿Por qué a los perros les encanta que les rasquen la barriga?

    En general, los animales domésticos disfrutan con las caricias, pero en el caso de los perros, la demanda de estas es, si cabe, más intensa, ya que es el modo que tienen de recibir la atención de su dueño.

     

  • ¿Los perros huelen el miedo?

    Muchas personas creen que los perros, que se caracterizan por su gran olfato, huelen el miedo. De hecho, hay muchas leyendas urbanas al respecto. Pero ¿qué hay de cierto?

Insertar imagen

Selecciona la parte de la imagen que deseas para crear la miniatura:

Así quedará tu foto en los listados de MundoAnimalia:

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya