Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros medianos

»

Perro Pastor de las Shetland

»

Historia del Perro Pastor de las Shetland

Historia del Perro Pastor de las Shetland


Perro Pastor de las ShetlandEl Pastor Shetland proviene de un grupo de pequeñas islas en las que el mar forma muchas ensenadas, y que son barridas por fuertes vientos. Bañadas por la corriente del Golfo, en estas islas raramente hay mucha nieve, pero su clima es generalmente frío y húmedo.

Debido al terreno áspero y árido de las islas Shetland, los rebaños de ovejas prosperaron durante muchos años, llegando a ser una de las principales fuentes de ingresos de Escocia. A causa de las peculiaridades del terreno, las razas más grandes de perros, tales como el Collie o el Bobtail no se adaptaban bien; y, por consiguiente, una raza canina pequeña, como el Shetland, es la más ideal. Los Shelties (como también son llamados cariñosamente) son ágiles y ligeros, lo cual les permite desenvolverse perfectamente por terrenos rocosos y quebrados. Durante el siglo XIX, los historiadores citan a un perro diminuto (o miniatura), tipo Collie, que se utilizaba en las islas Shetland para cuidar las ovejas. Eran pequeños perros de granja que llegaron a Inglaterra supuestamente desde las islas Shetland. Es indudable que los ingleses, al igual que muchas culturas que han favorecido las cosas bellas en miniatura, adoraron a estos antepasados de los Shelties –o “toonies”–. Estamos casi seguros de que estos mismos perros son los progenitores de la raza que actualmente conocemos y amamos, el pastor Shetland.

Antes de conocer este perro conocíamos a otra pura raza pequeña: el pony Shetland. Todo niño se ha despertado alguna mañana habiendo soñado con encontrar un pony Shetland en su puerta. Desgraciadamente, la mayoría de niños no llegan a tener un pony, aunque muchos estarían igualmente encantados con un pastor Shetland. Es el mejor sustituto posible de un pony. Hoy la raza tiene realmente la misma relación en tamaño y apariencia con el Rough Collie que el Pony Shetland tiene con una antigua raza de caballo inglés. Técnicamente, sin embargo, el parecido del Shetland con el Collie es pronunciado a simple vista, aunque hay algunas diferencias notables entre estas dos reconocibles puras razas. Sin embargo, es sorprendente que muchas personas se refieren todavía hoy al Sheltie como “Collie Miniatura”, lo cual es considerado como una ofensa para la mayoría de personas amantes del Shetland.

La primera exhibición de estos perros en Inglaterra suscitó una controversia, pues eran conocidos como Shetland Collies. Los Collies se vendían a precios elevados, y no es de extrañar que los criadores se tomaran a mal la intrusión. Unos años más tarde se acordó que la raza se denominaría Shetland.

Al igual que en cualquier otro caso re raza nueva y excitante en el horizonte, los criadores tienen que tomar decisiones sobre la apariencia que debería tener el perro. Con excesiva frecuencia los criadores insisten en miniaturizar al perro, lo cual suele producir falta de firmeza en el cuerpo y el temperamento. Afortunadamente para el Shetland, los primeros criadores decidieron que la raza debería emular al Collie de exhibición. No insistieron ni hicieron énfasis en una absoluta pequeñez y, a principios de 1900, más que fijarse en este aspecto, los criadores buscaron firmeza y buena salud.

En la misma época, los Shetland empezaron a llegar a las costas americanas. Parece ser que fue el año 1911, y se anunciaron y vendieron en escala moderada varios perros importados. Los norteamericanos, al contrario que sus ascendientes ingleses, siempre han preferido el tamaño grande sobre el pequeño. Eso no quiere decir que los norteamericanos quisieran aumentar de repente el tamaño del Sheltie, sino que con el transcurso del tiempo, los perros norteamericanos serían notablemente más grandes que los ingleses o escoceses. Por supuesto, el Collie tuvo mucho que ver con estos perros más grandes. Perro Pastor de las Shetland

El primer club nacional en los Estados Unidos sería el American Shetland Sheepdog Association, que se fundó para fomentar la raza en 1929.

Los norteamericanos consideraron que la mejoría del “tipo” debía empezar siguiendo su tendencia natural de lograr un tamaño mayor. En lugar de criar un Sheltie típico de calidad, los criadores recurrieron al Collie, insistiendo siempre en el tamaño creciente de los perros. Aunque el Collie tenía muchas de las características clásicas que se intentaban establecer en la progenie del Sheltie, estos Collies más pequeños eran todavía sustancialmente más grandes que los Shetland con los cuales se criaban.

Se reconoce entonces que algunos de los cruces con Collies fue positivo en los primeros años, pero cada vez era más difícil evitar reversiones al tamaño del Collies. Actualmente no se realizan estos programas de cría (al menos oficialmente); además no se permiten los cruces con Collies. Del mismo modo, la descalificación por exceso de altura, señalada en el estándar, excluye eficazmente de la pista de concurso a cualquier perro de tamaño excesivo.

El estándar también ha prestado un servicio a la raza al eliminar la timidez en el Sheltie, un rasgo que apareció en la raza en los primeros tiempos. Incluso actualmente hay algunos perros que son “más tímidos” de lo deseable, aunque pocos se encogen o acobardan bajo la mano de su querido dueño o de un juez de concurso que les inspeccione. Sociabilizar a los perros a temprana edad ha contribuido inmensamente a propagar líneas de Shelties que aceptan prontamente el manejo por parte de extraños. Con toda imparcialidad, la historia de la raza como perro de un hombre (un pastor) que raramente contactaba con otros seres humanos ha influido en el temperamento de la raza y en la tendencia de la timidez. Afortunadamente, pocos criadores tienen problemas a este respecto en la actualidad, y los Shelties han llegado a ser uno de los compañeros más populares de todos los hogares.

Los ancestros de todos los Shelties

El original Shetland Collie (del cual deriva el Sheltie) se mezcló con otras muchas razas antes de que apareciera la raza Sheltie con su aspecto actual. Algunos Shelties exhiben una cola insolente y envuelta hacia arriba, que procede del pastor de Islandia, el cual comparte este rasgo con el Husky Siberiano. El color amarillento que se aprecia en algunos Shelties parece ser resultado de sangre procedente del Yakki de Groenlandia. Tanto la raza de Islandia como la de Groenlandia pasaron al Shetland Collie sus orejas puntiagudas y erguidas.

Cuenta la leyenda que un barco que llevaba un King Charles Spaniel atracó en las islas Shetland, donde se estaba desarrollando la raza del Sheltie. El Spaniel se escapó y se quedó en la isla, y características de esta raza especial pasaron al Sheltie. Los perros de Groenlandia e Islandia pasaron al Sheltie su espesa capa como protección contra los elementos. El King Charles Spaniel, por otra parte, su proporcionó su brillo sedoso. Debido a que esta última raza tenía un pelaje naturalmente más largo que los perros del norte, el Sheltie heredó un moteado (manchas de color) en las patas y la cara. Los grandes ojos redondos y los colores negro y tostado del Sheltie actual son también marcas del atrevido Spaniel que “saltó del barco” hace muchos años.

Con todo, la influencia más dominante en el Sheltie moderno proviene del Collie. El Border Collie, especialmente, parece ser la base de la raza Shetland. Puede ver la influencia del Collie en su Sheltie observando la delgada cabeza y el largo hocico.

Los primeros Shelties

Perro Pastor de las ShetlandLa apariencia general de los perros originales de Shetland puede deducirse de una descripción publicada en 1906. Se describía al tipo medio como un Collie en miniatura, pero se señalaban varios puntos de divergencia, especialmente las orejas, que se citaban como un par de pabellones peludos. El cuerpo de estos primeros Shetland era largo, bajo sobre patas cortas, recias y peludas; el peso habitual variaba entre 2,7 y 4,5 kilogramos. Los perros más bonitos eran blancos o blancos con marcas doradas, aunque el negro-y-tostado o todo negro eran más comunes. La capa larga y sedosa era rara; la capa semilarga suave era más corriente. Los ojos eran suaves, redondos y de buena proporción con el tamaño de la cabeza.

También se ha descrito a los primeros perros como semejantes al actual perro mariposa, o Papillón. Se les ha comparado con el Chihuahua del pelaje largo, originariamente conocido como pastor miniatura mejicano, el cual tenía un hocico más grueso, estructura más grande y tosca, y una capa como sedosa, produciendo el efecto ribeteado del pelaje del Papillón.

El Shetland original nunca fue suficientemente de pura raza ni tuvo bastante mérito real para constituir una raza de concurso sin ayuda exterior. Criadores en el riguroso clima del norte, los perros vivieron y trabajaron durante muchas generaciones bajo condiciones que exigían un vigor insólito, una complexión robusta, y un alto grado de inteligencia. Sin embargo, a causa de las circunstancias del entorno, los Shetland enviados fuera de las islas al principio eran muy desiguales de tipo, aunque poseían gran vigor y buen desarrollo muscular.

Si deseas saber más sobre el Shetland te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Manual Práctico del Shetland:

Manual Práctico del Shetland - Editorial Hispano Europea





Registrate para saberlo todo sobre el Perro Pastor de las Shetland x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya