Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Schnauzer Gigante

»

Características del Schnauzer Gigante

Características del Schnauzer Gigante



  • Altura a la cruz: de 60 a 70 cm
  • Peso: de 30 a 40 kg
  • Capa: negra o sal pimienta, pelo duro
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: valiente, fiel, tranquilo, muy unido a sus dueños
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: excelente perro de guarda, puede adiestrarse para la defensa
  • Necesidades del espacio: vive bien en interiores a condición de hacer ejercicio
  • Alimentación del Schnauzer Gigante: de 500 a 700 g. de alimento completo seco
  • Arreglo: corte de pelo periódico
  • Coste mantenimiento: bastante elevado

Schnauzer GiganteLas características de la raza se resumen fácilmente en una palabra: fuerte. El Schnauzer Gigante es fuerte, además de dar dicha impresión. Su osamenta es robusta; su cuerpo, grande y musculoso, y su determinación es igual de firme. Es un perro extremadamente escultural. Los machos alcanzan una talla media de 60 a 70 cm a la cruz. Su cabeza, fuerte y cuadrada, con sus pobladas cejas y su bigote achaparrado le confiere un aspecto un tanto amenazador y es, ciertamente, un tenaz protector de su familia, la propiedad y las pertenencias de su amo.

Pedí a algunos de los mayores expertos mundiales que compartieran conmigo sus experiencias y observaciones personales. Una de las mejores criadoras de Schnauzer Gigante es Sylvia Hammarstrom, cuyo precioso criadero Skansen está en California. Ms. Hammarstrom ha criado más de mil campeones de esta raza, entre los cuales hay muchos campeones internacionales y más de cien Best in Show. Éste es un récord que supera lo esperado por cualquier criador, independientemente de la raza a la que se dediquen, su país o el siglo en que vivieron.

Cuando le pedí que describiera la esencia de esta raza respondió: «El error diría que es considerar que se trata de una raza dominante, fuerte y agresiva. En mi opinión es muy inteligente, extremadamente adiestrable y puede volverse agresiva con facilidad, aunque ningún ejemplar ha nacido siendo agresivo, malo o peligroso. Éstos son rasgos imbuidos por el hombre».

Otros grandes criadores asienten. Aunque el Schnauzer Gigante puede ser fieramente protector, con gran valentía y tenacidad, nunca deberá causar problemas ni debería buscar pelea como sí harán otras razas de Terrier. Su aspecto es el de un atleta duro y musculoso, aunque se comporta como un caballero bien educado. Cuando se encuentra en su terreno y hay un disco volador o una pelota que capturar, se relajará y se comportará como un cachorro. Es todo un gozo ser propietario de uno, ya que muestra una increíble elegancia y una energía ilimitada.

Como esta raza fue transformada en un buen perro de guarda y de policía, se suele pensar que es demasiado «aguda» para resultar adecuada como perro familiar completo. Aunque es cierto que hace falta una persona con una mano firme y una mente ágil (para ir un paso por delante de la inteligencia del Schnauzer), es ideal para todos excepto, quizá, las familias con niños muy pequeños. Nunca les haría daño intencionadamente, pero es un perro grande y ágil que juega con el mismo entusiasmo con que lo haría un Terrier pequeño. Cuando salta y gira, podría tirar un niño al suelo o hacer que pegue un buen revolcón, así que será mejor esperar hasta que la edad y el físico de los niños esté a la altura de este perro. Como afirma Frances Krall (fundador del criadero Jafrak sito en Surrey, Inglaterra): «La raza está muy orientada hacia las personas. Un cachorro de ocho semanas encaja perfectamente con los niños, y cuando éstos crecen juntos se trata de algo hermoso de ver».

Sue Cox, propietaria del famoso criadero Grovelea, tiene algo que decir de esta raza: «Desde mi punto de vista, la característica del comportamiento más notoria es la ilusión. Tiene ilusión por complacer, por hacer pequeñas travesuras, por saludarle cuando llega usted a casa. Básicamente está expectante por las cosas que la vida le tiene reservadas. ¡La vida nunca es aburrida con un Schnauzer Gigante a su lado! Si quiere una vida tranquila y relajada, entonces esta raza no es la adecuada para usted».
Schnauzer Gigante
Describiendo al propietario ideal para un Schnauzer Gigante, Sue dice: «Debe tratarse de una persona a la que le encanten los retos. También debe tener un gran sentido del humor y una paciencia ilimitada mientras el perro es joven. Será de gran ayuda que pueda ir un paso por delante, ya que los Schnauzer Gigante están siempre a la expectativa. Con esto quiero decir que no pasarán por alto nada de lo que haga, así que dejar algo sabroso en el borde de la mesa y esperar que permanezca ahí al volver es una causa perdida. Quizá piense que se ha echado una siesta y que no se ha dado cuenta, pero créanme, los Schnauzer Gigante son unos oportunistas. Tan pronto como se dé la vuelta y tenga la oportunidad, no dejará ni rastro. También es de ayuda ser tan inteligente como su perro».

Frances Krall agrega: «Los Schnauzer Gigante son ladronzuelos y comen de todo, incluyendo todo tipo de frutas y verduras». Sonríe irónicamente y dice: «Esa debe ser la razón de su buena salud, su dieta es muy variada».

Como perro de trabajo, espera que le asignen una tarea. Sus atributos son su aguda inteligencia, su porte enérgico y su valentía indomable. Son raros los casos de agresión injustificada por parte de esta raza. Responde con presteza, aunque es sensato y no tan voluble como para suponer un riesgo para un policía o un propietario responsable que quiera sólo proteger a su familia. Su tamaño, su color oscuro y su aspecto general ofrecen la impresión de que es un animal poderoso con el que uno debe llevarse bien. Incluso el ladrón más tonto es capaz de prever a qué se expone si intenta entrar en un lugar vigilado por un Schnauzer Gigante.

La mayoría de los perros no tienen la oportunidad de desarrollar su talento. Pocos perros de caza muestran las piezas, las levantan y las cobran en la actualidad. Como los lobos ya no abundan, ¿dónde podría encontrar trabajo un perro encargado de ahuyentarlos? En algunos países ya no se permite a los perros de tipo lebrel perseguir las piezas para darles caza, y los encargados de ahuyentar a los zorros poco podrán divertirse si apenas hay zorros que perseguir. A pesar de los helicópteros y de los todoterrenos utilizados por los vaqueros actuales, las razas de pastoreo siguen siendo utilizadas en algunos países, aunque las razas de perros boyeros deberían ir pensando en emigrar a Australia si necesitan trabajo. Afortunadamente, algunas razas se han hecho un hueco como perros de terapia y de detección de drogas, y muchos ejemplares talentosos son insuperables como héroes en la búsqueda y rescate.

A este respecto hay una oportunidad completamente nueva para el propietario emprendedor de un Schnauzer Gigante. Su capa tiene una estructura tal que le permite trabajar bajo condiciones de frío o calor. Sus fuertes pies le pueden conducir por el más áspero de los terrenos, incluso por los escombros que se encuentran en la mayoría de los lugares donde han sucedido desastres naturales. Aunque no poseen el instinto para el rastreo del Bloodhound, los Schnauzer están dotados de la habilidad innata para ayudar a sus compañeros humanos. Podemos entrever un campo completamente nuevo ofrecido a los propietarios en cuanto al adiestramiento y el trabajo en diversos servicios para estos perros. Mrs. Krall y otros propietarios emprendedores han demostrado que el Schnauzer Gigante es una buena elección para las pruebas de Agility. Esta raza ha sido, durante mucho tiempo, un compañero fiable para hacer cumplir la ley y todavía puede encontrartrabajo en este campo. Uno espera que nunca más vuelva a ser necesario para prestar sus servicios como perro mensajero durante la guerra, aunque puede estar seguro de que le traerá alegremente su periódico matutino sin destrozarlo, y se sabe que irá a coger y le traerá objetos cuando se lo ordene.

Schnauzer GiganteMuchos propietarios compiten con éxito en el ring de las pruebas de obediencia, demostrando así que esta raza es muy adiestrable y que disfruta aprendiendo nuevas tareas. El Schnauzer Gigante es serio en su trabajo y nada frívolo. Frances Krall menciona que: «Su tozudez es un rasgo muy típico». Muchos propietarios asentirán, pero esto no les importa; de hecho parece que esto encaje con la notable perseverancia de la raza. El Schnauzer Gigante se esforzará por aprender y aceptará gustoso los retos mentales. Aunque se muestra menos predispuesto que otras razas a llevar a cabo rutinas repetitivas, como buen perro que es suspirará, pero andará obediente a su lado sin tirar de la correa, se sentará y se quedará quieto cuando se lo pida educadamente. Si tratamos de forzarle será cuando nos encontraremos con su tozudez. Mrs. Krall, que es juez de exposiciones de campeonato, adiestra algunos de sus perros para el Agility, que consiste en una exigente combinación de velocidad, concentración y coordinación entre presentador y perro. Uno de sus perros participó en la competición de flyball (en ella se batean pelotas para que el perro las coja) en la prestigiosa exposición canina de belleza Crufts.

Tal y como menciona Ms. Hammarstrom: «Es un atleta equilibrado y muy inteligente; es un perro preparado para la acción, y cuando le vea observará que todo en él es armonía». Ciertamente, éste es uno de sus muchos encantos. Es armónico no sólo en cuanto a su hermoso físico, sino también en su rara habilidad para juguetear o estar sentado tranquila y amistosamente a su lado.

Tiene un carácter honesto y de completa lealtad hacia su amo. Tal y como subraya Ms. Hammarstrom: «Excepto cuando son cachorros muy jóvenes, no son particularmente amistosos con las personas. No invitan a los extraños a acercarse y acariciarles. Podremos acercarnos a ellos acompañados de su cuidador, pero deberíamos hacerlo con respeto. Si lo hacemos así, el perro ya nos hará saber si no quiere que le toquemos. Es un perro muy honesto y nunca engaña».

Aquellos que entienden a los perros apreciarán que el Schnauzer Gigante no sea un perro que quiera a todo el mundo. Selecciona mucho a sus amigos, pero una vez le haya aceptado, será uno de los amigos más fiable y deseable. No habla ni es extremadamente sociable, nunca es alborotador en público, puede reunirse con sus amigos y ser un buen compañero de equipo en un campo de fútbol.

Por cierto, la propietaria del criadero Skansen, al igual que muchos criadores de éxito, es la primera que proporciona a sus clientes indicaciones acerca de la nutrición. Cuando Ms. Hammarstrom dice: «Dele un hueso a su perro». (Give your dog a bone), no está copiando al Dr. Ian Billinghurst, famoso investigador científico y veterinario australiano, autor de un libro del mismo título. Ella da a sus perros huesos de pollo, pero sólo las alas, y sólo cuando están crudas, ya que entonces los huesos son blandos y de fácil digestión. Por supuesto, también nos gustaría saber que esta fuente de alimento es sana y cumple todas las normas de higiene. A los perros les encantan y es todo un espectáculo verla rodeada de una «manada» de ansiosos Schnauzer Gigante que esperan que les lance un ala de pollo. Yo también se las doy a mis perros, y también añado pescuezos de pollo o de pavo, ya sean cocidos o crudos. Las patas de ternera o de cordero son excelentes por los nutrientes que proporcionan, además de por las ventajas que aportan por morderlas y para la dentadura.

Sue Cox advierte: «Cuando vaya a comprar un cachorro, un buen criador le debería proporcionar, para algunos días, una cantidad del alimento que el cachorro ha estado comiendo, junto con un programa respecto a los horarios y la cantidad de alimento». A continuación nos describe un ejemplo perfecto del apetito de esta raza. Después de sacar a pasear a cinco de sus perros, decidió que ya era hora de ponerles las correas y volver a casa, pero no encontraba a su perra Cassy. Salió a la carretera para preguntar si alguien la había visto. «Al tomar mi calle, no veía a Cassy. De todas formas, vi cómo de un cubo de basura sobresalían las patas traseras de un perro. Pude ver, para mi vergüenza, que era ella, que se servía como si nunca hubiera comido».Schnauzer Gigante

¿Y qué hay de la salud?, se preguntará. Al igual que otras razas de gran tamaño, el Schnauzer Gigante sufre a veces displasia de cadera, aunque para su talla muestra una menor tendencia a las tensiones propias del desarrollo y el crecimiento que algunos de los pesos pesados del mundo canino. La displasia de cadera (DC) puede detectarse mediante rayos X (hay un desgaste degenerativo de la articulación). La DC es parecida a una artritis temprana y puede ser igual de dolorosa. De todos modos, muchos propietarios se ven totalmente sorprendidos cuando una radiografía detecta signos de DC. Afirman que su perro es activo, que corre por las escaleras, que salta al interior del coche y que lleva a cabo otras actividades físicas que los especialistas veterinarios calificarían de «incongruentes» con la DC. Al igual que sucede con las personas, algunos perros tienen una mayor tolerancia al dolor que otros y no les preocupa lo que digan las radiografías.

Ha habido avances prometedores en el tratamiento de la artritis para las personas y los animales mediante el uso de la glucosamina y del sulfato de condroitina, que se cree ayudan a restablecer la lubricación en la articulación y a reducir la inflamación. Si a su perro se le diagnostica DC o un problema ortopédico similar, hable con su veterinario de estos tratamientos y de otros, que no son caros y tampoco invasivos.

Todas las razas, independientemente de su tamaño, deberían ser sometidas a pruebas para confirmar o descartar el hipotiroidismo, que consiste en un déficit de las hormonas tiroideas que da como resultado un mal pelaje, engrosamiento o sequedad de la piel, menor resistencia a las enfermedades, obesidad, que el perro busque fuentes de calor, irritabilidad y/o malestar general y aletargamiento. Una vez más, existen evidencias de que una dieta libre de estabilizantes y conservantes reducirá las posibilidades de daños en las glándulas y los órganos. La glándula tiroidea es considerada muy importante y, como tal, es responsable de muchos otros órganos. Es necesario un análisis de sangre para comprobar los niveles de hormonas tiroideas y esto debería formar parte de los chequeos anuales.

Los chequeos anuales son quizá más importantes para su perro que para usted. Un año canino equivale a seis o siete años humanos, así que envejecerá más pronto y necesitará exámenes veterinarios con mayor frecuencia. Ante cualquier síntoma de enfermedad, como pérdida de vigor, incontinencia, poco apetito, diarrea, costras en los ojos o la trufa o apatía que se prolonguen más de 24 horas, llévele al veterinario.

Asegúrese de examinar concienzudamente la dentadura de su perro ya que padecen caries e infecciones dolorosas que disminuirán su apetito. Frecuentemente, los cachorros a los que les están saliendo los dientes rechazarán el alimento, aunque morderán sus zapatos o un hueso durante horas. Examine su boca, hasta el fondo de la garganta. El Schnauzer Gigante tiene una boca enorme y dejará que la examine a placer.

Schnauzer GiganteSi va a comprar un cachorro, Sue Cox advierte: «Asegúrese de que le permitan ver la madre y de tener la oportunidad de observar los cachorros mientras juegan. Siempre se ha creído que era mejor escoger al más extravertido, pero recuerde que el cachorro tranquilo podría estar cansado por haber jugado antes. También es bueno verlos mientras comen para asegurarse de que tienen buen apetito. Asegúrese de que tengan unos ojos limpios y claros, que la trufa no les gotee (descargas) y fíjese en posibles diarreas o parásitos internos. Todos ellos deberían tener buen aliento».

Actualmente es difícil mantener un gran criadero de perros tan enorme. De todas formas, si pregunta encontrará criaderos que producen animales teniendo en cuenta su morfología, salud y buen temperamento. Además, probarán la calidad de sus programas de cría en el ring de las exposiciones caninas de belleza y en las pruebas de trabajo.

Cuando adquiera su cachorro, los buenos criadores le proporcionarán su agenda de las desparasitaciones internas y las vacunaciones efectuadas y una recomendación para las siguientes. Debería obtener la factura de la compraventa, los documentos de la inscripción en un libro de orígenes genealógico y, si ha sido adquirido para la cría o para su presentación en los certámenes de belleza, solicitar el pedigree definitivo al registro del libro de orígenes siguiendo los trámites establecidos, documento en el que aparece con sus títulos como campeones de belleza, de trabajo, de Agility, etc.

Aunque las razas grandes suelen vivir menos que las pequeñas, es muy posible que el Schnauzer Gigante esté con usted diez o más años. Al igual que sus recientes antepasados Rigo y Rex, unos Schnauzer Gigante que fueron la base de criaderos, esta raza conservará su fuerza y su virilidad hasta bien entrada su vejez. Si el perro ha disfrutado de excelentes cuidados durante su vida y ha tenido una nutrición adecuada, fallecerá por causas naturales y no por una enfermedad. Preferirá morir con la misma dignidad que le caracterizó en sus años mozos. Es usted, y sólo usted, el que puede garantizarle esto. Cuando llegue el momento, permítale morir sin que sufra, con dignidad y teniendo sus amigos a su lado.

Si deseas saber más sobre el Schnauzer Gigante te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Schnauzer Gigante Serie Excellence:

Schnauzer Gigante (Excellence) - Editorial Hispano Europea