Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Samoyedo

»

Características del Samoyedo

Características del Samoyedo



  • Altura a la cruz: machos 57 cm y hembras 53 cm
  • Peso: de 23 a 30 kg
  • Capa: blanca, crema, o blanca y galleta
  • Promedio de vida: catorce años
  • Carácter: travieso, juguetón y muy afectuoso
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: excelente perro de trineo y del pulka
  • Necesidades del espacio: el ejercicio diario es indispensable
  • Alimentación del Samoyedo: de 400 a 520 g. diarios de alimento completo seco
  • Arreglo: cepillado regular
  • Coste mantenimiento: medio

SamoyedoAntes de salir corriendo a comprarse un Samoyedo (de hecho, antes de pensar en la compra de cualquier perro), hay que sentarse y pensárselo detenidamente. En el caso del Samoyedo, esas pequeñas bolitas de pelo acurrucadas unas al lado de las otras y dormidas unas encima de las otras resultan prácticamente irresistibles, se lo puedo asegurar. ¿Por qué, si no, se les ve con tanta frecuencia en las tarjetas de felicitación o en los calendarios de todos los lugares del mundo?

La carita angelical del cachorro de Samoyedo es una de las características importantes que potencian que las personas con buena voluntad, aunque equivocadas, salgan corriendo a comprarse uno para ellos o para regalarlo por sorpresa a una persona querida. Con esto no queremos decir que la tibia bola de pelo que traiga a casa no sea igual que los perros que aparecen en esas encantadoras tarjetas de felicitación que se reciben de vez en cuando. La clave es la expresión «de vez en cuando». Los cachorros de carne y hueso pasan el día investigando, escarbando, mordiendo, comiendo, haciendo sus necesidades, lloriqueando para que les saquen fuera de casa para, a continuación, pedir que les vuelvan a dejar entrar.

Los cachorros no nacen ya educados (por lo menos los que yo he conocido). Todo lo que usted crea que debe saber un cachorro bien educado tendrá que enseñárselo (ya sea usted o un profesional). Los Samoyedos aprenden rápidamente, pero no más rápida ni más lentamente que la mayoría de razas. Todo lleva tiempo y la pregunta que debe hacerse es si dispone o no del tiempo para llevar a cabo esta educación.

Preguntas que debe hacerse

Sobre todo, es importante estar completamente seguro de que la persona que acabará siendo la responsable de los cuidados diarios del perro lo quiere realmente. No debe consistir en un «sí» con reticencias para contentar al resto de la familia, sino que debe tratarse de un sincero deseo de tener uno de estos perros, cuidar de él y disfrutar con esta incorporación en la familia. Si esa persona es usted, ya tendrá la respuesta.

Los buenos propietarios de perros no tienden a quedarse quietos sin cuidar del animal. Llevan el perro al veterinario, salen corriendo a comprarle comida y a sacarlo a pasear. El cuidado de una mascota puede ser una forma excelente de enseñar a los niños a ser responsables, pero debería comprenderse que debido a su entusiasmo por tener un cachorro, los niños prometerán cualquier cosa. Lo que debe tenerse en cuenta es lo que pasará cuando la novedad que supone tener un perro se haya desvanecido. ¿Se adapta el ritmo de vida y la rutina del hogar a las exigencias que supone el cuidado adecuado de un perro? No olvide que siempre debe haber alguien dispuesto a satisfacer sus necesidades básicas: alimentación, ejercicio, cuidados del pelaje, salir de casa cuando sea necesario, etc. Si usted o su familia se ausentan desde la mañana hasta la noche o durante largas temporadas, hay que seguir cuidando al perro. ¿Habrá alguien en casa para hacerlo? ¿Está usted dispuesto a pagar el coste del alojamiento frecuente de su perro en una residencia canina mientras está usted fuera?

También debe pararse a pensar en la idoneidad de la raza para su hogar, tanto si hay una docena de niños y adultos como si sólo está usted. Los niños muy pequeños pueden ser bastante salvajes y hacer daño involuntariamente a un cachorro. También conlleva mucha conversación convencer a un niño muy joven de que la cola del Samoyedo no es un «asa». Por otro lado, un Samoyedo joven y travieso puede, a veces, agobiar e incluso hacer daño a un niño en un momento de excitación. Compartir un piso muy pequeño con razas muy activas que medran divirtiéndose fuera de casa puede resultar muy difícil tanto para el perro como para el propietario.

Además, tenemos el pelaje. Es realmente genial ser el propietario de un perro con un pelaje tan elegante, pero todo ese pelo necesita tiempo y cuidados. En el caso del Samoyedo, un cepillado rápido cuando le apetezca a usted no será suficiente. El cepillado de un Samoyedo adulto necesita tiempo y dedicación. Tanto los perros de pelaje largo como los de capa corta mudan dentro de casa. Naturalmente, el pelo blanco y largo del Samoyedo es más fácil de ver y quedará en cualquier resquicio y rincón de la casa. De todas formas, y en el lado positivo, su largo pelaje resulta más fácil de recoger que los pelos cerdosos de las razas de pelaje corto, y el color blanco hace que sea fácil verlo. En muchos hogares se muestran contentos por tener que batallar con el pelo del Samoyedo a cambio del hecho de que este pelo no provoca reacciones alérgicas.

Tan importante como la propaganda acerca de la inteligencia y el adiestramiento de una raza, recuerde que al perro se le deben enseñar las normas de casa, órdenes que deberá cumplir. Algunos perros las aprenden más rápidamente que otros y los cachorros muestran la misma inclinación a olvidar o a no tener en cuenta las lecciones, al igual que un niño.Samoyedo

¿Quién debería poseer un Samoyedo?

Al igual que el comprador debería disponer de una lista que le condujera hacia un criador responsable, los buenos criadores deben exigir una serie de requisitos que el comprador debe satisfacer. Éstos son sólo algunos de los aspectos obligatorios con los que el comprador tendrá que lidiar:

1. El comprador debe disponer de un jardín vallado.

2. El Samoyedo no debe vivir, exclusivamente, fuera de casa.

3. Los niños deben tener más de cuatro años.

4. Toda la familia debe querer tener un Samoyedo. Se debe entrevistar tanto al marido como a la esposa para determinar cuánto desean tener un Samoyedo.

5. El comprador debe, desde el punto de vista económico, poder cuidar del perro en casa y proporcionarle servicios veterinarios adecuados.

Por muy fuerte que sea la constitución del Samoyedo, y por muy grande que pueda ser su tolerancia a las incomodidades, es totalmente incapaz de soportar que le peguen en un acceso de ira. Esto destroza al Samoyedo, y si se ve sujeto a este trato de forma continua puede que incluso el cachorro más amistoso se convierta en un adulto neurótico e impredecible.

Con esto no se quiere decir que el propietario de un Samoyedo necesite o deba comportarse de forma pasiva en cuanto a la cría y al adiestramiento de su perro. Por el contrario, un Samoyedo joven debe comenzar a comprender las normas de la casa desde el primer momento en que llegue a su hogar. Esta adecuación se conseguirá con paciencia y con un trato firme aunque amable. Incluso el cachorro más joven comprende la diferencia entre una corrección y los malos tratos.

Alguien que necesite un perro que viva bien fuera de casa y que requiera relaciones mínimas con su propietario debería buscarse otra raza. El Samoyedo debe vivir con un constante compañerismo humano, no sólo con su amo, sino con todo tipo de gente y con otros perros. Esto es esencial para el bienestar del Samoyedo.

Naturalmente, el propietario debe estar preparado para el cuidado del pelaje de esta raza. Cuanto más denso sea el pelaje y mayor sea el perro, deberemos dedicarle más tiempo y esfuerzos, en particular cuando el Samoyedo comienza a perder pelaje. Aunque los nudos y las bolas de pelo no suponen un problema en el Samoyedo adulto con un pelaje bien cuidado, las mudas se producen dos veces al año. El propietario responsable debería reservarse, más o menos, una hora semanal para el cuidado general del pelaje y de la salud de su perro.

El carácter del Samoyedo

El Samoyedo es muy afable con las personas, es inteligente, digno y se suele llevar muy bien con los niños correctamente educados. Esta raza es activa, robusta y tiene muy pocos problemas de salud. El Samoyedo bien cuidado no tiene el típico olor perruno y vivirá muchos años. Se adapta bien a la mayoría de entornos tanto si vive en el campo como en un piso (si se le proporciona suficiente ejercicio). Mientras pueda estar con su familia, estará contento dando un paseo por el parque o yendo de excursión por la montaña.

Aunque necesita que le acicalen y cepillen con regularidad, especialmente durante las épocas de muda, la mayoría de los propietarios de un Samoyedo consideran que el hecho de que no tenga un olor perruno desagradable es una buena contrapartida. Es más fácil cuidar de un Samoyedo que lo que se pudiera pensar debido a su doble capa resistente a la intemperie y a la suciedad.

SamoyedoEl Samoyedo puede ser un buen perro guardián, ya que es un ladrador activo cuando está excitado, se ve alertado o está contento. Al igual que el resto de razas árticas, tiene una mentalidad independiente. Esta raza es extremadamente limpia y un excelente perro casero. Su educación básica suele llevar bastante menos tiempo que con muchas otras razas.

Los cachorros de Samoyedo pueden ser extremadamente traviesos y muy mordedores y, al igual que todos los cachorros que están creciendo, pueden ser muy destructivos.

Una característica especial del Samoyedo es su capacidad de ser adiestrado para que trabaje sin perder su buen carácter. Rara vez veremos a un Samoyedo malhumorado debido a las exigencias de un propietario. Incluso los primeros estándares pedían que fuera «alerta, muy activo y con la voluntad de ayudar...». Los Samoyedos son de gran ayuda en muchos trabajos que van desde ser un perro de trineo a perro pastor, perro de guarda y de obediencia y como perro de terapia. Su papel más preciado es, de todas formas, como compañero del hombre.

Problemas de salud específicos de esta raza

En la naturaleza, cualquier perro afectado por una enfermedad transmitida por vía genética que dificultara su supervivencia sería automáticamente eliminado. La incapacidad de mamar, de capturar el alimento y de escapar de un depredador son, obviamente, factores que acortarían de forma rápida la vida de un animal. Nosotros, que controlamos la cría de nuestros perros domésticos, nos esforzamos por salvar a todos los cachorros de la camada, pero al conservar su vida también perpetuamos problemas de salud. Nuestros instintos humanitarios tienen a veces sus desventajas.

En general, un Samoyedo bien criado es un perro sano que suele vivir hasta los 14 o los 15 años. De todas formas, por muy cuidadosos que puedan ser los criadores veteranos con los animales que escojan para sus programas de cría, siguen dándose problemas hereditarios. Al igual que sucede con todas las razas de perros domésticos, el Samoyedo tiene este tipo de problemas.

Los siguientes son algunos de los problemas que se dan en esta raza. Esto no significa que el cachorro que compre o que la línea de la que proceda estén, necesariamente, afectados por alguno de los problemas genéticos descritos, pero se debería hablar de ellos con el criador de manos del cual adquiera usted su perro. El criador reputado de Samoyedo está al corriente de los problemas que mencionaremos a continuación y se mostrará más que dispuesto a hablar de ellos con usted.

Todas las razas caninas padecen problemas genéticos que merecen nuestra atención. Incluso aunque el macho y la hembra no manifiesten problemas, esto no quiere decir que sus pedigrees estén libres de cierta enfermedad o problema que pueda transmitir a su descendencia y dejarla incapacitada. Una vez más, fíese de las recomendaciones de las sociedades caninas cuando esté buscando un criador.

Al igual que muchas otras razas, el Samoyedo se ve afectado por la displasia de cadera (DC), que consiste en una deformidad de su articulación con el fémur. Así pues, los criadores responsables trabajan con animales que han sido sometidos a pruebas para descartar este problema y están atentos para saber dónde hay y dónde no hay DC. El Samoyedo puede mostrar también susceptibilidad a padecer atrofia progresiva de retina (APR), problema común en muchos perros de pura raza, al igual que otros problemas oculares que han sido eliminados de la reserva genética gracias a los criadores responsables. Otros problemas incluyen el enanismo, el albinismo, la miastenia graves (una enfermedad que afecta al sistema muscular), la estenosis pulmonar (un problema que afecta a las válvulas de la arteria pulmonar) y la sordera.

La susceptibilidad a las alergias es un rasgo heredable. Un Samoyedo que esté sufriendo constantemente erupciones e irritaciones cutáneas o uno que proceda de una línea que muestre susceptibilidad a padecer este tipo de problemas no supondrá, desde luego, una buena elección como compañero y tampoco debería ser utilizado como animal reproductor.

Una vez más, es importante que tanto el comprador como el vendedor hagan preguntas. Se debería sospechar de una persona que quiera venderle un Samoyedo sin hacerle preguntas.

Si deseas saber más sobre el Samoyedo te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Samoyedo Serie Excellence:

Samoyedo (Excellence) - Editorial Hispano Europea