Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Pastor Belga Malinois

» Características del Pastor Belga Malinois

Pastor Belga Malinois

Características del Pastor Belga Malinois



  • Altura a la cruz: el macho de 61 a 66 cm y la hembra de 56 a 61 cm
  • Peso: unos 30 kg
  • Capa: leonada carbonada con máscara negra
  • Promedio de vida: unos catorce años
  • Carácter: protector, cariñoso y obediente
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: las relaciones entre los machos pueden ser difíciles
  • Aptitudes: conductor de rebaños en origen, guardián, defensor, rastreador y deportista de alto nivel
  • Necesidades del espacio: tiene necesidad de espacio amplio para mantenerse en forma
  • Alimentación del Pastor Belga Malinois: de 400 a 450 g. de alimento completo seco
  • Arreglo: nulo
  • Coste mantenimiento: elevado

Los perros son los compañeros más íntimos del hombre y le han servido fielmente durante miles de años. Actualmente hay más de 440 razas caninas reconocidas por la FCI y todas ellas comparten una virtud fundamental: su lealtad hacia el hombre. De todas formas, cada raza tiene su personalidad y sus características.

La psicología de una raza puede entenderse mejor en términos del trabajo para el que fue creada. El Pastor Belga pertenece según la clasificación de la FCI al grupo de perros de pastoreo y perros boyeros (a excepción de los boyeros suizos). En el Reino Unido, para el KC este grupo recibe el nombre de Pastores. Los perros pastores siempre han sido, y siguen siendo, los fieles compañeros del pastor, ayudándole a dirigir los rebaños. Traen de vuelta a las ovejas descarriadas y defienden el rebaño de los ataques de cualquier animal salvaje.

El Pastor Belga puede ser descrito como un animal fuerte, ágil, rápido, inteligente, vigilante y adiestrable. Estas cualidades explican la impresionante versatilidad y utilidad de esta raza en todo tipo de pruebas caninas, en la disciplina del adiestramiento y en la educación para que preste diversos servicios.

Rasgos físicos

Para poder desempeñar su cometido correctamente, los perros de pastor deberían tener una constitución mediana. Su aspecto físico y sus rasgos son a veces definidos como «lupinos», o sea, «similar al lobo». Las orejas tiesas, su hocico en punta y su cola peluda son típicas de estos perros. Los de mayor tamaño son utilizados actualmente como perros guardianes, de defensa y de policía. Se considera que los perros de pastor, siempre que estén sanos física y psíquicamente, se encuentran entre los más fáciles de adiestrar, dada su gran lealtad hacia el hombre, su inteligencia y su deseo de complacer.

En el pasado, los Pastores Belgas eran criados por su habilidad para el pastoreo, pero el creciente interés por las exposiciones caninas hizo que los criadores prestaran mayor atención al aspecto. Todos deben admitir que el aspecto general de los Pastores Belgas actuales es muy atractivo. La diversidad en cuanto al pelaje y la coloración ha hecho que surjan las divisiones en forma de las variedades. Con las cuatro variedades de Pastor Belga entre las que escoger, todos pueden encontrar un perro que les atraiga.

La variedad más conocida, por lo menos en Europa y especialmente en Bélgica, es el Malinois (la variedad de pelo corto), cuyo aspecto sencillo y no exagerado sigue siendo muy elegante. El Malinois es muy renombrado por su excepcional habilidad como perro de trabajo polivalente.

El Laekenois es la variedad de pelo duro, y su capa le permite resistir las inclemencias del tiempo. Su formidable carácter y su adiestrabilidad siempre han sido muy admirados. De todas formas, es una lástima que su popularidad sea inversamente proporcional a sus cualidades positivas. Esta variedad ha destacado tanto como las otras en el trabajo de policía.

Junto a estos perros trabajadores fuertes y elegantes, tenemos a los verdaderos caballeros, el aristocrático Groenendael (con su capa negra) y el magnífico Tervueren que, con sus espléndidas capas, tiene una presencia majestuosa. El Tervueren rojizo o leonado con un pelaje negro por encima es considerado por muchos como la más hermosa de las cuatro variedades.

De todas formas, no olvidemos que, de acuerdo con el estándar, no se acepta ninguna variación en la estructura y en el tipo. Esto significa, que excepto en lo referente al pelaje, las cuatro variedades deberían ser idénticas.

Cuando se compara el aspecto físico del Pastor Belga con el de otros perros pastores que son sus parientes más cercanos, es obvio que muchas características anatómicas importantes, como su esqueleto liviano, su angulación moderada y su aspecto general elegante son de lo más favorables para un perro de trabajo. De hecho, su velocidad es impresionante así como su capacidad de salto (en altura y longitud), y para escalar un obstáculo, una pared o una escalera son inigualables.

Personalidad

El carácter del Pastor Belga es, ciertamente, su mejor baza. Su comportamiento le distingue del resto de razas de perros de pastor. Sus rápidos reflejos, su carácter impulsivo y emotivo y su hipersensibilidad son muy característicos.

Estas «cualidades del carácter», que son vitales para su éxito como perro de trabajo, se ponen de manifiesto en su aspecto general y han sido descritas tal y como se expone a continuación en El Prototipo del Pastor Belga, obra del autor de este libro: «El chispeante temperamento del Pastor Belga debería traslucirse en su actitud y su expresión. Siempre está preparado para la acción. Su cuerpo atlético parece lleno de fuerzas explosivas que encuentra difíciles de contener. Son característicos sus ojos brillantes, francos, elocuentes y llenos de fuego en los ejemplares de esta raza con un gran temperamento. Nos persuaden de su fuerza, intrepidez y estado preparado para pasar a la acción. Toda esta actitud corporal y la expresión específica de la cabeza y los ojos son muy típicas de esta raza».

Su voluntad de aprender y de complacer es proverbial. Como un cachorro joven ya está de por sí lleno de energía y curiosidad, tendrá que prestar mucha atención a su Pastor Belga. Adiéstrele a diario en cuanto a la obediencia básica en sesiones cortas, para mantenerlo bajo control en todo momento.

Recuerde que el aburrimiento es la causa más frecuente de problemas. El tedio puede ser la causa de comportamientos compulsivos, como que muerdan piedras, que se laman continuamente, que persigan su cola, que ladren constantemente, etc. El perro nunca debería estar aburrido, ya que si no, buscará cosas que hacer, y esto podría ponerse de manifiesto en forma de pasatiempos que podrían resultar desagradables o irritantes para usted.

Sáquelo a pasear una vez al día, sujeto con una correa de 3 o 4 metros o con una correa extensible que le permita incluso una mayor libertad. Si es posible, localice un terreno adecuado y vallado donde pueda dejar que corretee con total libertad. Tenga siempre presente la seguridad. Vaya a diferentes lugares. Su perro disfrutará de las salidas y con la estimulación añadida de poder explorar «terrenos desconocidos».

Como todos los perros necesitan compañía, muchos propietarios de Pastores Belgas se hacen con un segundo perro. Este compañero puede ser un can de menor tamaño, como por ejemplo un Schipperke, que también es un perro de pastor belga con el típico temperamento belga.

El carácter del Pastor Belga puede considerarse como una gran virtud pero, al mismo tiempo, también tiene sus inconvenientes.

En primer lugar, observemos las cualidades del carácter realmente positivas y excepcionales que le han hecho tan popular como perro de trabajo y de guarda. Estas cualidades son su necesidad de ejercicio, su estado de alerta mental, su inteligencia, su voluntad de complacer y la unión y fidelidad para con su amo/a. Estos rasgos de su carácter hacen que sea muy adiestrable y capaz de sobresalir en muchos programas, disciplinas y competiciones, como el trabajo para la obediencia, el Agility, los juegos en los que se le lanza una pelota o disco para que la vaya a buscar (flyball), las pruebas de ring, los programas de guarda o de defensa, el rastreo, el pastoreo, etc. Es muy apreciado como perro policía o de servicios y ha probado su utilidad como perro lazarillo para las personas invidentes y como perro para la Cruz Roja, las aduanas, las patrullas fronterizas, los aludes y como perro de rescate cuando se producen desastres naturales. En la llamadas pruebas de trabajo y de obediencia, el Malinois domina verdaderamente en el campo.

En la prueba de Schutzhund (perro de defensa) y en las Regulaciones Internacionales de Trabajo (IPO o Internationale Prüfungsordnung, ligeramente diferente al Schutzhund), el Pastor Belga tiene mucho éxito en los EE.UU., además de en Europa. De todas formas, estas disciplinas, que incluyen el rastreo, la obediencia y el trabajo de protección o defensa, son controvertidas en muchos países porque durante los ejercicios de defensa se enseña a los perros a atacar al «criminal» (conocido como «figurante» del trabajo de defensa que lleva un traje protector acolchado en su brazo, además de un palo blando).

En los EE.UU., las dos razas predominantes como perros «con una habilidad dual» para la detección de narcóticos y para protegerse a sí mismos y a la persona que está con ellos son el Malinois y el ubicuo Pastor Alemán.

Los inconvenientes del carácter del Pastor Belga están relacionados con sus fuertes emociones y su enorme afecto por su amo. El Pastor Belga no posee ni el carácter severo e independiente de los Terrier ni el carácter imperturbable de los perros de tipo mastín o tipo montaña. Su inagotable fidelidad hacia su amo, especialmente cuando es un cachorro, hace que algunas veces se encuentre «emocionalmente necesitado», que busque la atención excesivamente y que incluso sea un poco pesado. Algunos propietarios de Pastores Belgas encuentran este comportamiento muy encantador y hermoso y nada desagradable. De todas formas, si le parece que esto no es deseable, puede prevenirlo o tratarlo con un adiestramiento amable aunque constante. Evite ser excesivamente protector e ignórele cuando busque excesivamente su atención, como cuando le rasque con la pata, se queje o le lama. Debería educar a su perro con amabilidad y firmeza, evitando cualquier tipo de trato severo. Un Pastor Belga, especialmente cuando es un cachorro, es muy sensible a los estados de humor de su amo y a sus maneras y al tono de su voz. Cuando esté contento por su comportamiento, su recompensa debería consistir en palabras de aprobación.

El Pastor Belga puede, ciertamente, describirse como hipersensible, impulsivo e impetuoso, lo que a veces se interpreta erróneamente como «nervioso ». De todas formas, este término suena a peyorativo, como sugiriendo un desorden psicológico. El Pastor Belga no es nervioso; se le describe mejor diciendo que es activo y está lleno de espíritu.

A veces, sus reflejos extremadamente rápidos deben ser controlados para que no sean demasiado bruscos. El Pastor Belga lleva a cabo cualquier tarea al instante, de forma impetuosa y ágil. Si cree que un perro tal podría hacer que acabe usted exhausto, le aconsejamos que elija uno con un temperamento más plácido o tranquilo y no a un Pastor Belga. De todas formas, en cuanto al carácter y al temperamento, es posible que existan grandes diferencias individuales, incluso dentro de una misma raza. Además, los rasgos del comportamiento siempre pueden modificarse con el adiestramiento y la experiencia.

A veces, los Pastores Belgas pueden ser excitables. Esto puede ser visto, una vez más, como algo prácticamente normal y comprensible en una raza caracterizada por su hipersensibilidad y por ser muy activa. Este talante puede ponerse de manifiesto mediante ladridos excesivos, que el perro dé vueltas en círculo y que persiga a animales o cualquier cosa que se mueva rápidamente. De todas formas, debemos subrayar que este comportamiento es resultante de aptitudes innatas que no han sido transformadas en un comportamiento deseable mediante el adiestramiento. Así pues, se sabe que el Pastor Belga tiene tendencia a moverse en círculos, y esto no sólo es debido a su temperamento exuberante, sino que es también resultado de su instinto para el pastoreo, una capacidad heredada para proteger y guiar a los rebaños. Actualmente sigue poseyendo el instinto de reunir en un círculo o de rodear todo lo que es importante para él: su rebaño, su familia, a su amo durante los paseos, etc.

Los ladridos son también una reacción natural para un perro que está vigilante, guardando la propiedad de su amo, su casa, su coche, sus ovejas, etc. Cuando su perro ladra durante horas cuando se le deja solo en casa, la razón es la soledad. De todas formas, es un vicio al que se puede y debe dar fin mediante el adiestramiento adecuado.

El comportamiento excitable en general puede curarse si el propietario intenta mantenerse siempre tranquilo y calmado, proporcionando al perro mucho ejercicio y evitando cualquier actividad que pueda desencadenar un comportamiento excitable.

Cualidades como mascota

Si es usted un adiestrador canino experimentado y adquiere un Pastor Belga, no hace falta decir que ha hecho una excelente elección. Puede llegar muy lejos con su talentoso perro, que medra con los retos y con el adiestramiento adecuado. Sabemos que actualmente sólo unos pocos Pastores Belgas son utilizados como perros de pastor, pero lo que es seguro es que son una de las razas más versátiles. Los ejemplares de esta raza pueden ser adiestrados para la consecución de altas cotas en todo tipo de disciplinas competitivas, como la obediencia, el Agility, el rastreo, y en todo tipo de pruebas de trabajo, ejercicios y actividades relacionadas.

Aparte del adiestramiento canino, las exposiciones caninas de belleza también se han vuelto cada vez más populares para los propietarios de un Pastor Belga. De todas formas, cuando quiera exponer a su perro, debe saber que sólo podrá alcanzar las posiciones de honor cuando esté en buena forma y muestre las características físicas y mentales deseables en un grado cercano a la perfección. Participar en una exposición canina puede ser muy emocionante, aunque si su perro no tiene éxito, puede que se sienta usted muy desilusionado. Las exposiciones no son una actividad adecuada para todos los propietarios y, si es posible, el aspirante a propietario debe decidir de antemano si tiene o no intención de exhibir a su cachorro antes de adquirirlo. Un criador que sepa que quiere usted exponer a su ejemplar le venderá un cachorro prometedor desde el punto de vista de su conformación (belleza). Frecuentemente, los cachorros con calidad como mascota tienen leves faltas que, aunque no afectarán a su capacidad para ser excelentes mascotas, hará que no sean tan deseables para su exhibición en los certámenes de belleza.

Muchos orgullosos propietarios querrían, muy frecuentemente, exhibir a sus Pastores Belgas. Esto es algo muy natural, ya que los propietarios de un hermoso perro de esta raza se sentirán, con todo el derecho del mundo, muy orgullosos y querrán mostrar este entusiasmo en público. No son necesarias habilidades especiales para exhibir al perro, pero éste debe estar en forma, tener un pelaje bien cuidado y no ser tímido, agresivo ni nervioso. El adiestramiento es de vital importancia, ya que los jueces no tolerarán ni deberían tolerar a los ejemplares ingobernables. Asista a un certamen canino para aprender el protocolo y para conocer a los presentadores. Antes de inscribir a su perro, sería aconsejable someterlo a un cierto adiestramiento para las exposiciones de belleza para enseñarle el comportamiento adecuado en el ring. Quizás quiera inscribirlo en un cursillo para handlers, lo que será de ayuda incluso aunque su objetivo no sea participar de forma seria en las exposiciones. También debería usted estudiar el estándar de esta raza para conocer qué es lo que buscan los jueces en los perros para considerar que se aproximan más o menos al ejemplar perfecto.

Si no está interesado en las exposiciones caninas (ni en el adiestramiento avanzado especializado ni en las diversas pruebas), puede seguir considerando al Pastor Belga como una buena elección como mascota y perro familiar. La gran mayoría de los Pastores Belgas son tenidos, simplemente, como mascotas, y tienen cualidades encantadoras para serlo. Aunque debe mencionarse que incluso un perro tenido como mascota necesita un adiestramiento básico para que se convierta en un compañero casero adecuado.

Entre las cualidades que posee un Pastor Belga y que le convierten en un compañero y miembro de la familia satisfactorio se incluyen:

  • Una buena salud y una baja incidencia de problemas médicos.
  • Un comportamiento afectuoso, una gran lealtad hacia su propietario y su voluntad de complacer.
  • Su obediencia. Responde bien a las órdenes y cumple con las normas básicas de casa.
  • Su naturaleza protectora y alerta, que le convierten en un perro de guarda ideal para su hogar y su propiedad.
  • Su necesidad de actividades físicas y mentales, lo que le convierte en un excelente compañero de juegos y en un camarada ideal cuando salga a pasear con él o le adiestre.
  • La belleza, que hará que sea todo un placer ser el propietario de uno.

Los Pastores Belgas tienen la reputación de ser buenos perros familiares. Son hermosos, vitales, afectuosos, inteligentes, adiestrables, adaptables y protectores. Todos estos atributos aseguran su continuo progreso y su creciente popularidad en las exposiciones para la participación en las muchas pruebas caninas y en el adiestramiento o el trabajo especializados y, por supuesto, para ser elegidos como mascotas leales y hermosas. Más importante que su obediencia, su inteligencia y sus servicios al hombre es su lealtad. Cuando le proporcione usted el cariño y el afecto adecuados, su Pastor Belga le ofrecerá la devoción, el inmenso cariño y la fidelidad que le han hecho famoso en todo el mundo.

Problemas hereditarios

El Pastor Belga es un perro sano. En muchas razas, ciertas características anatómicas que son descritas en el estándar como típicas y deseables son tan extremadas que los perros sufren debido a los defectos desagradables resultantes, como los problemas respiratorios, las irritaciones oculares, las infecciones cutáneas, etc. La conformación y las características del Pastor Belga deben considerarse como normales y no nocivas para su salud y su bienestar. Esto puede explicarse ya que, por ejemplo, no tiene un tamaño ni excesivamente grande ni pequeño, su hocico no es corto, su cráneo no es ni demasiado estrecho ni amplio, su piel no queda demasiado suelta ni tiene excesivas arrugas, su cuerpo no está sobrecargado, sus articulaciones no quedan rectas ni con unos ángulos excesivos, etc. Afortunadamente, el Pastor Belga no es, en forma alguna, un animal con rasgos exagerados.

De todas formas, en los perros hay muchos problemas que no están directamente relacionados con las características físicas de una raza, sino que son hereditarios y que son introducidos en ciertas líneas debido a una cría poco seria e irresponsable. Afortunadamente, podemos afirmar que aunque se den algunas enfermedades hereditarias en los Pastores Belgas, éstas no ponen en peligro al conjunto de la raza. Algunas de estas enfermedades hereditarias se describen aquí brevemente.

  • Displasia de cadera (DC)

La displasia de cadera es el más frecuente de todos los problemas caninos y es la afección de la que más se discute en casi todas las razas. La displasia de cadera significa, sencillamente, que el perro tiene una articulación de la cadera mal formada. La cadera consiste en una articulación de «bola y cavidad». En una cadera normal, la cabeza (bola) del fémur encaja firmemente en la fosa acetabular de la cadera (cavidad), que está bien desarrollada. En las radiografías de los perros con una displasia de cadera grave se puede ver una fosa acetabular anormalmente poco profunda y una cabeza femoral pequeña, con una forma incorrecta o aplanada. Los distintos grados de poca profundidad de la fosa acetabular, del aplanamiento de la cabeza femoral y de la holgura en la articulación son, mayoritariamente, clasificadas de la siguiente manera: A: sin síntomas; B: de transición o casi normal; C: leve; D: moderada, y E: displasia de cadera grave.

Este problema es de origen hereditario y los factores ambientales también influyen en él. Los criadores no deberían sobrealimentar a sus cachorros y tampoco es recomendable para los cachorros el ejercicio excesivo.

La displasia de cadera se da, principalmente, en los perros de mayor tamaño y es menos frecuente en las razas pequeñas. El porcentaje de Pastores Belgas libres de DC es bastante alto. De todas formas, todos los ejemplares que vayan a ser utilizados con fines reproductivos deberían conseguir un certificado conforme están libres de la DC. La cría sin controlar la DC sería en detrimento de una raza en expansión como el Pastor Belga. Afortunadamente, en muchos países, las asociaciones caninas tienen un archivo de radiografías de la cadera y aconsejan o exigen que a los Pastores Belgas que vayan a ser utilizados para la reproducción les hayan sacado una radiografía y hayan sido declarados libres de este problema.

De acuerdo con las estadísticas de los exámenes de las radiografías en Francia, más del 90 % de los Pastores Belgas están completamente libres de este problema (DC-0) o son casi normales (DC-1 o de transición). Se considera que estos resultados son tranquilizadores, pero también nos ofrecen argumentos para seguir atentos.

El hecho de que la displasia de cadera sea menos frecuente en los Pastores Belgas que en muchas otras razas de perros de pastor se puede atribuir principalmente a la angulación de las extremidades posteriores (que no es excesiva) y a la estructura bastante elegante y al poco peso de esta raza en relación con su tamaño. El Pastor Alemán, con su angulación excesiva de las extremidades posteriores, se encuentra entre las razas más gravemente afectadas por la DC. Además, las estadísticas de la presencia de la DC en los Pastores Belgas muestran que se están haciendo progresos lentos, aunque positivos.

Cuando los síntomas son visibles, pueden variar entre una cojera leve a una invalidez permanente. De todas formas, la DC no suele mostrar síntomas clínicos o apreciables. Muchos perros que no muestran síntomas de sufrimiento y que se mueven perfectamente puede resultar que estén afectados tras el análisis de las radiografías. Los perros parecen poder tener la displasia bajo control sin que se transforme en grave.

También se han diagnosticado otros problemas hereditarios en esta raza, pero que afectan siempre a un pequeño número de ejemplares y sólo a ciertas líneas.

  • Atrofia progresiva de retina (APR) y cataratas

Se han diagnosticado varios casos de atrofia progresiva de retina (APR), conocida como «ceguera nocturna», en Pastores Belgas de algunos países. La APR es un problema degenerativo que afecta a la retina (la membrana fotosensible que se encuentra en el fondo del ojo). La ceguera nocturna es un síntoma clínico temprano y conduce a una pérdida progresiva de la vista y, finalmente, a la ceguera total. La eliminación de este problema sólo es posible evitando que los animales afectados se reproduzcan. El problema está en que aparece en perros mayores, lo que hace que su erradicación sea difícil.

Las cataratas, tanto las juveniles como las adultas, también han afectado a algunas líneas. Las cataratas se pueden definir como una predisposición hereditaria a la opacidad del cristalino. Afortunadamente, más y más criadores están sometiendo a pruebas y certificando que sus animales reproductores no están afectados por ningún problema ocular.

  • Epilepsia

La epilepsia, una enfermedad hereditaria en la que se presentan unos ataques espasmódicos. El mecanismo de herencia es complejo. Es posible el tratamiento con fármacos antiepilépticos orales. De todas formas, los ataques pueden ser tan frecuentes que pueden dar como resultado el coma y la muerte.

La epilepsia es actualmente, en el caso del Pastor Belga, un problema que se considera grave. Actualmente se han iniciado en algunos países proyectos de investigación para dilucidar la heredabilidad y comprobar lo extendido que está este problema. Además, muchas asociaciones caninas exigen que se hagan pruebas a los animales reproductores para comprobar que estén libres de él.

El Pastor Belga siempre ha sido una raza relativamente sana. No necesita cuidados especiales y su incidencia de problemas médicos es baja. Puede, si se le cuida bien, pasar toda su vida sin necesitar los servicios de un veterinario, a excepción de las visitas de rutina. Lo más probable es que su perro no se vea afectado por ninguna de estas dolencias hereditarias. De todas formas, los comités de cría de las asociaciones del Pastor Belga de todo el mundo, que velan por el bienestar de la raza, deben permanecer alerta para evitar enfermedades específicas y hereditarias propias de esta raza. Estos problemas pueden, tal y como se ha visto en muchas otras razas, difundirse con rapidez y hacerse frecuentes cuando no se exigen pruebas de salud para la cría.

Si deseas saber más sobre el Pastor Belga te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Pastor Belga Serie Excellence:

Pastor Belga (Excellence) - Editorial Hispano Europea