Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Quiero un Lhasa Apso, qué necesito saber

PARA EMPEZAR...

  • Altura a la cruz: 25 cm
  • Peso: de 5 a 7 kg
  • Capa: diversas tonalidades de leonado o de gris; puede ser particolor; negra, blanca o marrón
  • Aptitudes: perro de compañía

El Lhasa Apso es considerado en su país de origen, el Tíbet, como un símbolo de suerte.

Origen

Como su nombre indica, el Lhasa Apso es originario del Tíbet (Lhasa es la capital) y no se dio a conocer en Occidente hasta principios del siglo XX. Se supone que la raza apareció hacia el año 800 a.C. de las manos de los monjes y nobles tibetanos. Otros creen que su origen no es tan antiguo y especulan que el Lhasa Apso es el resultado del cruce entre el Terrier del Tíbet y el Epagneul tibetano.

Comportamiento

El Lhasa Apso es independiente y en muchos aspectos, su carácter puede parecerse más al del gato. Es bastante desconfiado y reservado pero una vez se le conoce se podrá comprobar que es un perro muy inteligente, tranquilo, juguetón y alegre. No le gusta que lo toqueteen ni que lo traten como un juguete. Es fiel, muy observador y un poco tozudo.

Aspecto

El Lhasa Apso es pequeño, robusto y musculoso. Tiene una larga y abundante cabellera recta y de textura dura. Las orejas son caídas y con abundantes flecos y la cola es de implantación alta y llevada sobre la espalda. El color más común es el leonado pero también puede ser color arena, miel, dorado, negro, gris, blanco y particolor (blanco con otro color).

Cuidados específicosLhasa Apso

El pelaje del Lhasa Apso requiere un cuidado regular y a conciencia, son necesarias varias horas a la semana de cepillado para evitar nudos e irritaciones en la piel. Sus ojos son bastante delicados y se recomienda que se limpien a diario con un algodón mojado.
A pesar de ser un perro hogareño al que le gusta tumbarse y descansar, el Lhasa Apso agradece el ejercicio y las salidas diarias.
Es un perro glotón y hay que tener un control riguroso sobre las calorías que ingiere.

Salud

El Lhasa Apso goza de muy buena salud aunque en algunos casos podría padecer displasia de cadera, problemas renales, problemas oculares o úlceras.


¿Tienes dudas? Esto es lo que dicen nuestros usuarios

  • ayuda con mi cachorro

    Mensaje: 17/09/14 a las 16:02h realizado por: balybvb

    Hola a todos, necesito ayuda urgente tengo un cachorrito de 3 meses Lhasa Apso, pero esta realmente insoportable, todo lo muerde incluso a nosotros claro no en forma ofensiva pero es incomodo, en...

    4 respuestas

    • 17/09/14 a las 19:10h realizado por: balybvb

      gracias, es que anteriormente tenia un pomeranian noble que se dejaba acariciar solo pedia cariño y desde cachorrito fue asi, entonces ahora si me alarme xq si me ha llevado al limite, pero bueno veo que es cuestion de paciencia, les agradezco sus comentarios, feliz dia!...

    • 17/09/14 a las 17:25h realizado por: sandranava24

      Esto es realmente importante en los cachorros, el el hecho de que muerdan todo porque esa es su manera de conocer las cosas a su alrededor. Debes de enseñarle desde esa edad lo que debe y no hacer en tu casa. Ayúdale enseñando donde debe pasearse por la casa y donde no. Te digo esto por experiencia propia porque mi cachorro hacia lo mismo....

    • 17/09/14 a las 16:29h realizado por: parisiano

      #0Pues claro q cambiara ahora es un cachorrito, y esas son las trastadas propias de la edad!!Con el tiempo y mucha paciencia, dejara de comportarse de ese modo, yo he pasado esos mismos problemas y me han roto tantas cosas q los hubiera matado !! Es parte del proceso de tener un perro, y todos hemos pasado por lo mismo, mi unico consejo es q no dejes a su alcance las cosas, y le compres juguetes para q se entretenga y paciencia mucha mucha paciencia !!Saludos....


¿No sabes qué nombre ponerle a tu Lhasa Apso?