Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Labrador Retriever

» Características del Labrador Retriever

Labrador Retriever

Características del Labrador Retriever



  • Altura a la cruz: 56 o 57 cm en los machos
  • Peso: de 30 a 35 kg
  • Capa: negra, amarilla o marrón
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: adaptable, amistoso y dócil
  • Relación con los niños: excelente
  • Relación con otros perros: muy buena
  • Aptitudes: cobro de caza menor, marcado atavismo por el agua, perro de compañía y perro guía para ciegos
  • Necesidades del espacio: casa con jardín
  • Alimentación del Labrador Retriever: de 500 a 600 g. diarios de alimento completo seco
  • Arreglo: ninguno
  • Coste mantenimiento: razonable

Labrador RetrieverLa respuesta a la pregunta de «¿Por qué el Labrador Retriever?» parece ser muy frecuentemente «¿Y por qué no?» Como hay, literalmente, millones de felices amantes de los Labradores por todo el mundo, ¿por qué no debería amar todo el mundo a un Labrador? Dados su buen aspecto, adiestrabilidad, lealtad, inteligencia, etc., ¿por qué no es un perro para todos los que en el mundo amen a los perros? Empecemos haciendo una lista de los tipos de personas que deberían no tener en cuenta al ubicuo Labrador para que forme parte de sus vidas. Después examinaremos el carácter del Labrador Retriever y los tipos de personas ideales para ser las propietarias de este compañero con talento.

Propietarios que deberían abstenerse

  • Propietarios potenciales que buscan un perro faldero

El Labrador no es un perro faldero. Seguro que él querrá sentarse en su regazo y besarle constantemente, pero es demasiado grande como para sentarse en su regazo mientras está usted leyendo o enfrente del televisor. A los Labradores les gusta estar cerca de usted, eso es seguro; pero veintisiete kilogramos son demasiado para el regazo de cualquiera.

  • Propietarios potenciales a los que no les gusta hacer ejercicio

A los Labradores les encanta jugar, preferiblemente teniendo cerca de ellos a sus propietarios, en los que confían. Ya que la raza está diseñada para perseguir a las aves en los humedales o para nadar para cobrar un pato al que se ha abatido, tiene mucha «energía que quemar». Como la mayoría de los propietarios de un Labrador no tienen ni la inclinación ni el tiempo para llevárselos fuera un fin de semana para cazar patos, los Labradores necesitarán válvulas de escape para su abundante energía.

  • Propietarios potenciales que no disponen de un jardín o una finca vallados

El Labrador necesita de un trozo de terreno suficiente donde hacer ejercicio, y se requiere una valla. Como perro de caza, el Labrador no tiene un fuerte sentido del territorio y no protegerá su propiedad de la misma forma en que lo harían un Rottweiler o un Dobermann. Esto no quiere decir que no sea protector: él es muy protector de su familia y de su hogar. De todas formas, es más que probable que salga a perseguir a una paloma a la que vea aletear o a cualquier paseante que pase silbando.

  • Propietarios potenciales que buscan a un perro «ornamental» para el exterior

Al Labrador Retriever, debido a su belleza natural y a su encanto, no le gustará un dueño que no quiera estar cerca de él y al que no le guste pasar algo de tiempo con él dentro de casa. Al igual que la mayoría de los perros de caza, al Labrador le gusta estar cerca de su familia dentro de casa. Es cierto que los ancestros del Labrador eran «perros de perrera», pero el Labrador actual se siente fuertemente inclinado a estar dentro de casa con su amo y con aquellos a los que quiere. Tener a un Labrador siempre fuera de casa será una tortura para el pobre perro, y sus propietarios deberían inclinarse por un ejemplar de raza diferente o renunciar a cualquier perro. Dado que la raza es famosa por su adaptabilidad a cualquier estilo de vida, de hecho está mejor dentro de casa. Un Labrador feliz es el verdadero Labrador, y es cerca de usted donde querrá estar.

  • Propietarios potenciales que son muy quisquillosos en los aspectos relacionados con el hogar

El Labrador pierde pelo, pero aunque tenga un pelaje corto y denso, no muda menos que cualquier otro. Además, como regla, el Labrador no es un animal «señorito» e indolente, sino que es un perro-perro y le gusta jugar dentro y fuera de casa. Los propietarios tendrán que enseñarle a cumplir las normas de la casa inmediatamente, cuando el perro sea cachorro, o si no él pensará que puede jugar sin freno en cualquier lugar. Los Labradores pueden ser estridentes, bulliciosos y alborotadores. Ésta es una característica de los Labradores con la que quizá tengan que vivir sus propietarios.Labrador Retriever

¿Es usted la persona adecuada para un Labrador?

Si ha leído la primera parte de este capítulo y piensa que es un buen candidato para un Labrador, entonces exploremos con mayor profundidad el carácter de esta raza para comprender mejor qué tipo de perro es.

A pesar del talento de los Labrador Retrievers, que siempre son los mejores competidores tanto en las pruebas de campo como en las de obediencia, esta raza sólo es «canina». Con esto queremos decir que el Labrador no es un «superperro». Mary Feazell, una admiradora y adiestradora de Labrador Retriever, afirma que el 95 % de aquello que puede llegar a ser un Labrador depende del propietario, y que sólo el 5 % depende del propio perro. Es una enorme responsabilidad para el propietario de este perro tan fabulosamente talentoso. Hay pocas cosas que un Labrador no pueda aprender. Algunos reconocen centenares de palabras y pueden ejecutar docenas de órdenes. Feazell dice que «Siendo realistas, los Labradores nadan bien, pero no pueden caminar sobre el agua».

Un Labrador Retriever necesita un propietario que se preocupe de él, tanto si el objetivo es la obediencia básica (como «Siéntate», «Quieto», «Ven», que serían las órdenes básicas para tener a un compañero de hogar bien adiestrado), como si se persiguen metas más elevadas, como las pruebas de obediencia, de campo, las de Agility, de trabajo, etc. Muchos Labrador Retriever son tan inteligentes y tienen un deseo tan fuerte de complacer, que acaban siendo «autoadiestrados». Los Labradores son excelentes «resuelve-problemas» y comprenden rápidamente lo que les gusta a sus propietarios y lo que no les gusta. Tales habilidades autoaprendidas incluyen el venir cuando se les llama, quedarse allá donde se les dice, no escaparse por la puerta cada vez que la abrimos, no saltar encima de las visitas, permitir a la gente que le toque y acaricie, no armar escándalo dentro de casa, etc. No malinterprete esto. Los Labradores son listos, pero usted debe enseñarle lo que está bien y lo que está mal. Esto no es muy diferente de educar a un niño. Los padres deben estar a su lado si quieren que el niño crezca y madure de forma adecuada. Los padres ausentes no disciplinan, ayudan ni enseñan a sus hijos. Los Labradores deben recibir suficiente adiestramiento para controlarse, obedecer las órdenes y complacer al propietario.

El propietario es el que controla en qué tipo de perro se convierte su Labrador. El propietario le proporciona adiestramiento, orientación, ánimos y válvulas de escape para su energía y laboriosidad. El Labrador que no obtiene una correcta orientación por parte de sus «padres» puede desarrollar problemas de conducta, entre los que se incluyen los hábitos destructivos, la agresividad y el morder debido al miedo, sólo por mencionar unos pocos. El propietario debe moldear a su Labrador para que se convierta en el perro con el que quiere vivir. La inversión de tiempo, dinero y amor a su perro le puede reportar inmensos beneficios. Escatimar el tiempo y la educación que requiere un perro tan inteligente como el Labrador puede ser el peor error que se podría cometer. No se precipite en ser el propietario de un Labrador. Esta raza merece un propietario de máxima calidad, y si no está seguro de la adquisición, retrase su decisión. Lea más acerca de la raza, hable con los criadores, propietarios y adiestradores, asista a exposiciones y conozca personas dedicadas a los perros, y así estará mejor preparado para introducirse en la propiedad de un perro.

Para aquellos que estén seguros de que el Labrador Retriever es el perro con el que quieren compartir la vida, este maravilloso perro puede suponerle todo un mundo. Tanto si es una mascota compañera, un perro de exposición de belleza o un  perro de campo y trabajo lo que usted desea, el Labrador Retriever puede convertirse en todo lo que usted quiere de un fiel amigo.

Si deseas saber más sobre el Labrador Retriever te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Labrador Retriever Serie Excellence:

Labrador Retriever (Excellence) - Editorial Hispano Europea