Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros pequeños

»

Jack Russell Terrier

»

Características del Jack Russell Terrier

Características del Jack Russell Terrier



  • Altura a la cruz: de 27 a 35 cm
  • Peso: 1 kg de peso por cada 5 cm de altura
  • Capa: totalmente blanca, o marcas leonadas, limón o negras en la cabeza y/o en la raíz de la cola
  • Promedio de vida: de doce a catorce años
  • Carácter: un verdadero cazador de madriguera, atrevido, fanfarrón y dinámico
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: cazador eficaz, buen perro de compañía y de alerta
  • Necesidades del espacio: un gran jardín y paseos por el campo
  • Alimentación del Jack Russell Terrier: necesidades moderadas
  • Arreglo: un cepillado diario es suficiente
  • Coste mantenimiento: moderado

Jack Russell TerrierLos aspectos esenciales del Parson Jack Russell Terrier están bien resumidos en las descripciones de los distintos estándares para esta raza. El estándar del Kennel Club usa adjetivos como competente, activo, ágil, valiente y amistoso para ilustrar el temperamento y la personalidad generales de estos perros. El estándar del American Kennel Club para el Jack Russell Terrier dice que «el Terrier debe tener un aspecto vital, activo y atento. Debería impresionar con su talante valiente y alegre. Debería recordarse que el Jack Russell es un Terrier de trabajo y que debería conservar ese instinto. El nerviosismo, la cobardía o la agresividad excesiva deberían desalentarse y siempre debería parecer lleno de confianza ». En todo el mundo, el Jack Russell es conocido por ser una raza activa y llena de confianza, y siempre se enfatiza la conservación de su instinto de trabajo.

Tenga en cuenta muy cuidadosamente estas descripciones de la raza, si quiere añadir un Jack Russell a su familia. Se debe prestar especial atención a los adjetivos normalmente asociados con esta raza: vital, activo, atento, valiente y lleno de confianza.

De todas las razas de Terrier, el Jack Russell es el que más cerca ha permanecido del objetivo para el que fue criado: para cazar, perseguir a los zorros y sacar a los tejones de sus madrigueras. Le encantan el campo y los espacios abiertos, y puede correr durante todo el día, estando a la altura de los sabuesos. Es un perro fuerte y saludable al que no le gusta estar encerrado. Es resistente, adaptable y muy veloz.

Se trata de una raza llena de energía que se hará el amo de su hogar, si le da sólo media oportunidad. Una advertencia importante es que nunca se le debe permitir pensar que está al mando. Debe recibir un liderazgo intenso y constante por parte de su propietario. Le encanta escarbar en el jardín, colarse por debajo de la valla –rememorando así los tiempos en que escarbaba para hacer salir a los tejones de las madrigueras–, y mostrará tendencia a vagabundear si no se lo confina en una zona. No se le debería dejar solo con aves ni roedores, aunque puede llevarse bien con los gatos, si son presentados de manera adecuada.

Aunque esta raza tiene puntos negativos, la propiedad de un Jack Russell Terrier tiene aspectos muy positivos. Es un perro muy adaptable que puede modificar con facilidad sus hábitos de vida. Es muy inteligente y resistente, y un compañero cariñoso y alegre que se suma rápidamente a la diversión familiar. Se trata de un compañero excelente y trabaja sin dificultades y bien como perro de terapia. Además, el Jack Russell es fácil de acicalar y tiene un tamaño muy adecuado.

El Jack Russell puede adaptarse de ser un perro de caza a uno casero bien educado, pero debe ser adiestrado constantemente para comportarse como todo un caballero. Un criador muy experimentado escribió: «Si es un perro muy inteligente y además muy cariñoso, y la capacidad mental que necesita para hacer su bien trabajo va ligada a su cariño por su amo o su dueña, y si todo el adiestramiento puede llevarse a cabo como un juego con una enorme paciencia por parte del propietario y muchos elogios para el animal, el resultado será de lo más beneficioso para todos».

Los cachorros deben estar bien sociabilizados, y esto es un factor importante al seleccionar al criador de su Jack Russell. El comportamiento agresivo con otros perros o personas no debe tolerarse. No se deje engañar por un Jack Russell que pueda ver en la televisión o las películas.

La obediencia para su Jack Russell debería ser tenida en cuenta, al igual que en el caso de muchas otras razas. Seis sesiones de obediencia enseñarán al perro por lo menos los rudimentos del «quieto», «ven», «siéntate» y «andar al paso». Todos los Terrier pueden suponer un verdadero reto en el ring de las pruebas de obediencia, ya que no es fácil trabajar con estos perros la obediencia, pues su inteligencia y su espíritu independiente pueden hacer que a veces sean más difíciles de adiestrar de lo que se hubiera podido prever. En las clases de obediencia podrá ver Golden Retriever, Caniches y Schnauzer Miniatura en abundancia, ya que se trata de razas con las que es fácil trabajar. No sólo son inteligentes, sino que, aun más importante, tienen la voluntad de complacer a sus propietarios.

El Jack Russell se distrae con facilidad y se interesa por otras cosas, pero es un perro inteligente y responde al adiestramiento. Por supuesto, al disciplinar a un perro listo e independiente, el presentador o handler aprenderá humildad al tiempo que el animal aprende sus ejercicios de sentarse y quedarse quieto.Jack Russell Terrier

Si es usted una persona activa –debería serlo si tiene un Jack Russell–, las pruebas de Agility pueden resultar muy adecuadas para usted y su perro, pues los Jack Russell han tenido mucho éxito en esa actividad.

El Jack Russell es un perro muy sano, y aunque en general todos los Terriers tienen una buena salud, casi todas las razas padecen uno o más problemas genéticos. Pero el Jack Russell sufre pocos trastornos de origen genético. Alguna vez aparecerán la luxación del cristalino y las cataratas en algunas líneas, y quizá la luxación rotuliana aparecerá en otras. Asegúrese de preguntar al criador si se ha visto afectado por problemas hereditarios que aparezcan en sus perros.

Debería proporcionar al perro una zona limpia para dormir, un buen alimento para perros y darle abundante agua fresca. Si su Jack Russell se mantiene activo todo el día, jornada tras jornada, probablemente querrá darle de comer más cantidad de la recomendada por el fabricante, ya que quemará muchas más calorías debido a su activa vida. Llévele a correr a diario y asegúrese de curar cualquier herida que pudiera hacerse. Acuda al veterinario para un chequeo anual y las vacunaciones. Quizá quiera que le sometan a un examen coprológico periódico, si sospecha que pudiera tener parásitos intestinales. No deje que el Jack Russell corra suelto, ya que podría atropellarle un coche, y vigílele si está cerca de una piscina, ya que podría caer dentro e, incapaz de salir, ahogarse. Siga estos consejos y su Jack Russell Terrier debería vivir entre doce y catorce años.

Si deseas saber más sobre el Parson Jack Russell Terrier te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Parson Jack Russell Terrier Serie Excellence:

Parson Jack Russell Terrier (Excellence) - Editorial Hispano Europea