Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Husky Siberiano

»

Características del Husky Siberiano

Características del Husky Siberiano



  • Altura a la cruz: de 53,5 a 60 cm para el macho y de 50,5 a 56 cm para la hembra
  • Peso: de 20,5 a 28 kg para el macho y de 15,5 a 23 kg para la hembra
  • Capa: admitidos todos los colores
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: independiente y escapadizo, pero tambien muy amistoso y afectuoso
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: perro de trineo y perro de compañía (pero no de guarda)
  • Necesidades del espacio: necesita hacer mucho ejercicio
  • Alimentación del Husky Siberiano: 450 g. de alimento completo seco (ración de mantenimiento de un adulto sedentario que viva en la casa)
  • Arreglo: muy reducido
  • Coste mantenimiento: medio

Husky SiberianoUn amigo para toda la vida

Los Siberian Husky son conocidos en todo el mundo por ser perros amistosos, juguetones y grandes mascotas familiares. Recuerde que los Chukchis, que fueron los que dieron origen a la raza, criaban a los perros en una atmósfera familiar, en el seno de sus hogares y con sus niños. Los perros crecían formando parte de la familia. El Siberian Husky será leal a aquellos de su familia, pero aun así será amistoso con cualquiera con el que se encuentren, aunque de hecho, un Siberian Husky no puede tener nunca demasiados amigos.

Sabido esto, no es ninguna sorpresa que el Siberian Husky se haya ganado su reputación por ser una de las razas más amistosas y orientadas hacia la gente. Si está usted buscando un perro guardián o una presencia amenazadora en su casa para guardarla de los extraños, entonces será mejor que siga buscando... el Husky tenderá más bien a dar la bienvenida a un intruso con un amistoso lametón, que no con un ladrido amenazador. El temperamento equilibrado del perro y su habilidad para llevarse bien con la gente tienen que ver con sus orígenes. Los perros fueron criados por las mujeres y los niños de la tribu Chukchi y, debido a ello, están acostumbrados a estar con las personas y a ser cuidados por ellas.

Los Husky son también muy tratables, ya que debían ser extremadamente dóciles a la disciplina para desempeñar las tareas que les eran encomendadas. El conductor del trineo debía tener la máxima confianza en sus perros, ya que dependía de que ellos fueran capaces de seguir fiablemente un rastro y encontrar el camino hacia el alimento y el de vuelta al poblado. Cuando el hombre y el perro están en la gélida tundra, no hay señales que les indiquen dónde girar, ni gasolineras en las que pararse para preguntar qué dirección tomar, y perderse en esas condiciones supone una situación amenazadora para la vida. De todas formas, hoy día, el mayor esfuerzo para la «caza del alimento» en el que probablemente se verá involucrado el Husky que tenemos como mascota, consistirá en algo parecido a caminar hasta la tienda de la esquina con su propietario, pero la adiestrabilidad y la dependencia todavía forman una parte importante de su carácter.

Los Siberian Husky no sólo se toman bien el adiestramiento, sino que lo necesitan. Los Husky necesitan disciplina. El conductor de un trineo debía confiar en la capacidad de sus perros para responder a sus órdenes vocales. Estos perros tenían que ser serios en grado sumo, especialmente el perro líder. Así pues, los Husky se fijan en un líder para que les dirija. Como usted sabe, el papel del líder es de usted: es trabajo suyo llevar las riendas.

El Husky fue criado en primer lugar y sobre todo para ser un perro de trabajo, y este instinto todavía forma gran parte de la personalidad del perro. Como el propietario medio de un perro Husky como mascota no usará a este perro para cazar ni para tirar de un trineo, el perro necesita que redirijan su energía hacia otras actividades. Cuando no se le utilice para el trabajo, el Siberian Husky debe hacer ejercicio, o si no se aburrirá. Un perro aburrido encontrará alguna forma de entretenerse, lo que podría traducirse en problemas para su jardín, sus muebles, sus zapatos, etc. Con esto no queremos decir que todo perro vaya a tener una conducta destructiva cuando no tenga otra cosa que hacer, pero ¿no le gustaría controlar cómo ocupa su perro su tiempo libre? Aparte, el hacer que su perro ocupe su tiempo le da a usted la oportunidad de pasar tiempo juntos, reforzando constantemente el lazo que formaron ustedes cuando era simplemente un cachorro.

Mientras que su Husky se adapta a las temperaturas muy frías, el calor excesivo quizá sea molesto para él. Recuerde que el clima ártico: él está bien equipado para la nieveHusky Siberiano y el hielo, pero no para el calor y la humedad. Recuérdelo y proporciónele siempre acceso a la sombra y agua fresca. Nunca lo deje dentro de un coche aparcado cuando el clima sea cálido. Los perros de ascendencia nórdica prácticamente no toleran el calor y morirán debido al sobrecalentamiento en un corto periodo de tiempo.

Los Siberian Kusky son también muy conocidos por su limpieza. Aunque cambian el pelaje, esto no supone un problema higiénico. En lugar de eso, los perros se mantienen limpios ellos mismos y tienen, sorprendentemente, muy poco «olor a perro». También son fáciles de acicalar. Aunque el pelaje denso puede resultar intimidador, todo lo que necesitan es un buen cepillado. No hace falta ningún tipo de acicalado especial para el ring de exposición. Recuerde que el pelaje en dos capas del Siberian Husky se enredará y se volverá bastante desaseado si no se lo cepilla regularmente. No importa lo exigente que sea el Husky; él no puede acicalarse todo el pelaje, especialmente las partes que no alcanza con su cuello.

La otra cara de la propiedad de un Husky

¡Así que la personalidad gregaria y las maneras gentiles del Siberian Husky son, exactamente, lo que está usted buscando en un perro! Usted piensa que el Siberian Husky debe ser la raza perfecta para usted. Bien, al igual que para todo, la moneda tiene dos caras. Aunque pocos, hay aspectos negativos en cuanto al ser el propietario de este perro, así que sopéselos cuidadosamente comparándolos con los aspectos positivos antes de tomar su decisión.

En primer lugar, los Siberian Husky mudan el pelaje. Ese pelaje grueso y lanoso es hermoso de ver y es todo un placer abrazarse a él, pero ¿se sentirá igual cuando el pelo esté más bien sobre su ropa y sus muebles que sobre el perro? Como mínimo una vez al año, su Husky eliminará su pelaje, así que esté preparado. Tenga también presente que muchas personas pueden ser alérgicas a un perro que tiene tanto pelo. Los nuevos propietarios se han dado cuenta, para su desgracia, de que están estornudando constantemente cuando están cerca de su Husky a pesar de que nunca habían sido alérgicos al perro de la familia con el que crecieron cuando eran niños (Un Carlino, un Caniche o un Labrador Retriever).

En segundo lugar, sabemos que, en general, a los perros les encanta escarbar. De todas formas, a los Husky les encanta escarbar de verdad. Parece ser que este hábito tiene su origen en su instinto de escarbar un agujero en el suelo para mantenerse caliente mientras descansaba en la tundra de nieve. Escarbar en el suelo es mejor que escarbar en la nieve, ya que es mucho más cálido. A no ser que quiera usted dejar el paisaje a su suerte o proporcionarle a su perro una zona en el jardín en la que escarbar, esto no debería suponer un problema. De todas formas, si piensa usted que esto le molestará realmente y que usted pasará la mayor parte del tiempo estando enfadado con el perro, entonces, y de nuevo, búsquese otra raza.

En tercer lugar, los Husky corren, y corren rápido. Si está usted buscando un perro al que adiestrar sin la correa para hacer una salida a la playa o al parque, mejor será que escoja una raza diferente. Todas las razas nórdicas tienden a escaparse. Para un Husky es un concepto romántico: explorar lo desconocido, correr al viento, conquistar los límites de la tierra. Lleve a su Husky con correa, o quizá nunca más le vuelva a ver. Esto es un riesgo que se debe admitir, ya que también nos indica que un perro al que le gusta correr y escarbar también le gusta escaparse. Si no tiene usted el jardín vallado, entonces tiene dos opciones: 1. Hacerse con una raza distinta, o 2. Hágase con una valla: una buena.

Husky SiberianoProblemas de salud específicos de la raza

El Siberian Husky, igual que otros perros de pura raza, tiende a padecer ciertas enfermedades hereditarias y congénitas. Los criadores de todo el mundo dedican sus esfuerzos a reducir estos problemas sometiendo a sus animales a pruebas veterinarias y excluyendo a cualquier animal afectado de sus programas de cría. Respecto al Siberian Husky, los criadores están preocupados por los ojos y las caderas. Las advertencias en cuanto a la salud que aquí se hacen no son para disuadir el potencial propietario de un Husky, sino sólo para concienciarlo, para que así pueda proporcionarle los mejores cuidados posibles.

Problemas oculares. Pocos podrán discutir que los ojos son unos de los rasgos más atractivos de esta raza. Es, desde luego, irónico que los criadores deban preocuparse por conservar la vista de estos preciosos ojos de los Husky. De todas formas, los problemas oculares son los más prevalentes. Los propietarios potenciales no deben verse desanimados por esta información. La incidencia de los problemas es realmente baja en la raza en general, quizá de un cinco por ciento.

Glaucoma. Es un aumento de la presión interna del globo ocular del perro. Su canal de drenaje se estrecha y acaba por bloquearse, y el aumento de la presión puede dar como resultado la ceguera. Todos los Siberian Husky deberían someterse a un examen para ver si lo padecen al año de edad, y si indica que tiene la predisposición a ello, entonces no se lo podrá hacer criar. Los perros que reciben la etiqueta de «con predisposición» deben ser examinados anualmente, y los que acaban desarrollando el glaucoma son etiquetados como «afectados».

Cataratas hereditarias. Provocan un enturbiamiento en el ojo que puede acabar provocando ceguera. Se pueden operar, pero la vista de un perro afectado no puede recuperarse al nivel de un perro normal. Los chequeos anuales ayudarán a detectarlas, pero a un perro afectado por ellas no se le debería hacer criar. Las cataratas bilaterales, también conocidas como cataratas juveniles, se dan en los perros jóvenes, y son hereditarias en el Siberian Husky. En ellos, las cataratas que se identifican más frecuentemente se encuentran en la región axial subcapsular posterior de la lente (cristalino). Dichas cataratas maduran a medida que el perro se va haciendo mayor. En ciertos casos puede ser detectada en un ojo antes de que el otro se vea afectado. En los casos severos, el perro puede quedar ciego debido a la intensidad de las opacidades en los ojos.

Distrofia corneal. Es un problema con síntomas similares a los de las cataratas, ya que el ojo se enturbia y su visión se ve impedida. El término veterinario preferido para este problema es el de opacidades cristalinas corneales (OCC). Este término describe los cristales de forma cónica que se forman en la córnea y que se expanden por la superficie, interfiriendo potencialmente con la vista del perro. Ambos ojos se ven afectados por las OCC, al igual que en el caso de las cataratas bilaterales, aunque no simultáneamente o en el mismo grado, en cada caso.
Husky Siberiano
Atrofia progresiva de retina (APR). Es un problema ocular común que afecta a muchas razas de perros, y el Husky no queda excluido. Hay dos tipos de APR: la atrofia de retina primaria y la atrofia de retina central. La más frecuente de las dos es la primaria, también conocida como ceguera nocturna. La ceguera nocturna indica que disminuye la vista del perro en la oscuridad, ya que los conos degeneran. Al final, la visión diurna también se ve afectada. En las etapas iniciales puede parecer que está afectado sólo un ojo, pero de hecho ambos ojos los están en todos los casos. Como indica el término «progresivo», la enfermedad empeora a medida que pasa el tiempo, dando finalmente lugar a la ceguera total. Aunque la APR es hereditaria en el Siberian Husky, la incidencia es tan pequeña que no hay ninguna evidencia concluyente acerca de su mecanismo de herencia.

Displasia de cadera

La displasia de cadera (DC), es el problema ortopédico canino más frecuente, afecta al desarrollo normal de la articulación de la cadera. Todos los perros afectados nacen con caderas normales, pero éstas van deteriorándose hacia los dos años de edad. En los perros displásicos, el fémur no encaja adecuadamente en el acetábulo o fosa de la articulación de la cadera.

Como el Siberian Husky se cría como perro de arrastre de trineos, su capacidad para correr con fuerza y resistencia es equivalente a su razón para vivir. Teniendo en cuenta que la displasia de cadera hace que un perro no sea capaz de hacer el trabajo para el que fue criado, los criadores ponen mucho énfasis en la eliminación de la DC en la raza. Su incidencia en el Husky se estima que es, aproximadamente, del cuatro al cinco por ciento, lo que se considera como bajo en comparación con otras razas de mayor tamaño, en las que esta incidencia puede ser del 40 al 50 por ciento.

Los Siberian Husky sometidos a pruebas para ver si padecen la DC pueden obtener cuatro tipos de resultado: 1. Libre de DC; 2. DC Leve; 3. DC moderada; y 4. DC severa. La mayoría de ellos están dentro de las categorías 1 y 2, y sólo perros libres de DC deberían ser incluidos en los programas de cría. Ésta puede ser una situación descorazonadora para el criador que tiene un campeón sin fallo alguno excepto que cae dentro de la categoría 2. No todos los perros mostrarán signos de degeneración. Estos perros, de todas formas, son portadores y pueden transmitir la enfermedad a su descendencia. Los propietarios potenciales deberían hacer averiguaciones acerca de los padres, los abuelos y de otros familiares cercanos de los cachorros. Como el mecanismo de herencia no se comprende en su totalidad, se aconseja mucha prudencia.

Además de excluir a los perros displásicos de los programas de reproducción, los criadores también toman otras precauciones para asegurarse de que los perros que padecen DC no entren en sus líneas. Los factores ambientales también preocupan a los criadores, al igual que lo hacen los hereditarios. Proporcionando a los cachorros superficies antideslizantes en sus nidos prevendrá que los cachorros desgarbados se lastimen sus frágiles huesos y ligamentos. De la misma forma, se recomiendan dietas que no contengan suplementos y que sean bajas en grasa para evitar que los cachorros ganen más peso del que pueda sostener su esqueleto. Los propietarios de cachorros jóvenes también deberían poner un límite a los tipos de ejercicios que hacen sus cachorros. Los juegos violentos y los saltos sin supervisión deberían ser excluidos del régimen de ejercicios, ya que pueden causar daños a los huesos y a las articulaciones en crecimiento del Husky.

Si deseas saber más sobre el Siberian Husky te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Siberian Husky Serie Excellence:

Siberian Husky (Excellence) - Editorial Hispano Europea