Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros medianos

»

Fox Terrier de Pelo Duro

»

Historia del Fox Terrier de Pelo Duro

Historia del Fox Terrier de Pelo Duro


Presentación del Fox Terrier

Fox Terrier de Pelo DuroEl Fox Terrier, tanto si es de pelo liso como de pelo duro, se encuentran entre las razas de terrier más hermosas. Travieso, activo, valiente y divertido son palabras que describen a estas maravillosas razas británicas. Antaño era un perro de trabajo que corría al lado de los caballos y los sabuesos cuando perseguía alimañas y zorros. No ha perdido su instinto, pero ahora es feliz en compañía de su familia y teniendo un cómodo sofá por cama. Puede que no se trate del perro adecuado para todo el mundo debido a su forma de ser activa, pero si quiere un perro animoso y valiente que encaje en la vida urbana o campestre, puede que ésta sea la raza idónea para usted.

Un viejo adagio dice que «los perros pueden ir y venir, pero el Fox Terrier permanece para siempre». Ciertamente, una vez le abra su corazón a un Fox Terrier, usted será sinceramente fiel a la raza durante toda su vida.

Orígenes del Fox Terrier

Los Fox Terrier tuvieron su origen en los criaderos ingleses de perros de caza, y sus inicios conocidos se remontan a finales del siglo XVIII. Aunque los albores de su historia son nebulosos, la historia del Fox Terrier actual es bastante sencilla y data de la década de 1860.

El Fox Terrier pertenece al grupo de perros conocidos como «terrier», palabra que procede de la voz latina terra, que significa tierra. Los terrier son perros que han sido criados para meterse en las madrigueras y hacer salir a las alimañas, grandes y pequeñas, a los roedores y a otros animales que pueden suponer una molestia para la vida campestre.

Todos los perros del grupo de los terrier tuvieron su origen en las islas Británicas a excepción del Cesky Terrier, que procede de la República Checa. Muchas de las razas de terrier derivan de un antepasado común y, hacia mediados del siglo XIX, los terrier se dividían, básicamente, en dos categorías: los perros de capa dura y patas cortas, que solían proceder de Escocia, y los de patas más largas y de capa lisa, criados en Inglaterra. Los terrier, aunque pueden tener un tipo diferente, tienen todos el mismo carácter y son perros valientes que persiguen a las alimañas. También son buenos compañeros para sus amos.

Hacia 1735, el Sportman's Dictionary describía al terrier como «un tipo de perro utilizado sólo o principalmente para la caza del zorro o el tejón. Se mete en las madrigueras y muerde a estos animales, ya sea destrozándolos con su dentadura o tirando de ellos y sacándolos de su agujero por la fuerza». El origen del terrier es incierto, pero lo que sí se sabe es que en el siglo XVIII y a principios del XIX no había una verdadera raza «terrier», sino que se criaba a los perros para que se metieran en las madrigueras con valentía y decisión. Los que no desempeñaban bien su trabajo eran eliminados, y los que lo hacían bien eran apareados entre sí prestando muy poca atención al tipo. «A no ser que estuvieran en forma y fueran valientes para realizar su labor, no pasaba mucho tiempo hasta que se sumergían sus cabezas en el gran cubo de agua de los establos». Los que criaban y tenían tales perros tenían un objetivo específico: patas largas para la velocidad, patas cortas para entrar en las madrigueras, doble capa como protección contra la intemperie y, en el caso de todos los terrier, una fuerte dentadura.

En 1862 estuvo presente la primera categoría para Fox Terrier en la exposición canina de belleza del Islington Agricultural Hall y se inscribieron más de 20 ejemplares. El ganador fue descrito como «sin pedigree y con un aspecto pesado, pero competente, y de color negro y fuego». Más tarde ese mismo año hubo una clase en la exposición canina de belleza de Birmingham descrita como «Terrier ingleses blancos y de pelo liso excepto los negro y fuego».

Al año siguiente se inscribieron tres ejemplares y, aunque sus pedigrees eran dudosos, son éstos los tres perros a los que se puede remontar la herencia del Fox Terrier. Estos perros eran Old Jock, Tartan y Trap. Jock, un perro casi blanco de 8,2 kg, era propiedad de Mr. Wooton y participó en certámenes de belleza durante 9 años, hasta la edad de 11. Tartan, criado por Mr. Stevenson, no tenía pedigree pero produjo una hermosa estirpe de buenos Fox Terrier de pelo liso. Era tan musculoso que se le apodaba «Hércules de bolsillo». El linaje de Trap probablemente se remontaba a la línea Oakley Hunt (jauría de caza de Oakley), los viejos terrier ingleses negro y fuego de coloración oscura criados por el mayoral de Oakley Hunt. No hubo clases para el Fox Terrier de pelo duro hasta la celebración del certamen canino de belleza de Crystal Palace de 1873.Fox Terrier de Pelo Duro

La raza fue bien recibida y sólo nueve años más tarde, en 1872, se inscribieron 276 Fox Terrier (de ellos, 109 eran hembras) en la exposición canina de belleza de Nottingham. En sólo una década el Fox Terrier se había convertido en la raza más popular en Inglaterra. Hacia 1890, Rawdon Lee, que escribió la obra histórica más respetada sobre esta raza hasta esa época, elaboró una lista de los diez mejores Fox Terrier de Inglaterra, todos ellos perros sanos, llenos de estilo y con un tipo constante.

El Fox Terrier de pelo liso derivó, probablemente, del terrier negro y fuego de pelo liso de Gales, Derbyshire y Durham, con cruces con el Bull Terrier, el Greyhound y el Beagle (por su color), además de con el antiguo terrier inglés blanco. Los Fox Terrier de pelo liso tenían más genes de Bull Terrier que el de pelo duro. Éstos descendieron, probablemente, del terrier negro y fuego de pelo duro y más tarde fueron cruzados con el Fox Terrier de pelo liso, haciendo éste que el de pelo duro adquiriera un aspecto más refinado y redujera su tamaño. Los ejemplares de pelo duro predominaban en el norte de Inglaterra y el sur de Gales, y los de pelo liso en toda Inglaterra. Al principio, cuando se cruzaban los de pelo liso y los de pelo duro, se podían obtener ambos tipos de capa en una misma camada.

El Fox Terrier de pelo duro difiere del de pelo liso sólo en su pelaje. El de pelo duro tiene una capa cerdosa que puede ser ligeramente ondulada (no rizada) y una subcapa suave y lo suficientemente gruesa para que no se pueda ver la piel. Es un pelaje que requiere un acicalado considerable. El de pelo liso, con su pelaje corto, no puede ocultar sus faltas, ya que permite apreciar todos los puntos de su cuerpo.

Un antiguo pilar para esta raza fue Belgrave Joe, nacido en 1868 en el criadero Leicester. Se consideraba que Joe era el Fox Terrier más perfecto hasta la fecha. Vivió 19 años y fue padre de muchos campeones. Rawdon Lee escribió acerca de Belgrave Joe en 1890: «Transmitió su hermoso aspecto a sus hijos, nietos y bisnietos, tanto machos como hembras. Actualmente hay pocos Fox Terrier importantes que no tengan, por parte de una rama o de otra, alguna gota de la sangre de ese viejo ejemplar corriendo por sus venas». El esqueleto de Joe se halla expuesto en el Kennel Club de Inglaterra, en Londres. En 1876 se fundó el Fox Terrier Club (de Inglaterra) y se redactó un estándar para la raza. Los de pelo duro y los de pelo liso tenían libros de orígenes genealógicos distintos. Al principio, los cruces entre las dos variedades eran comunes, sobre todo para proporcionar al de pelo duro las líneas bien definidas y la cabeza refinada del de pelo liso. El tipo correcto estaba bien asentado en ambos desde hacía muchos años y los cruces entre ellos llevan muchas décadas sin realizarse.

Las razas se estabilizaron más, ya que los criadores disponían de una descripción del aspecto que debía tener cada una de ellas. Siguiendo el estándar respectivo, se les dio una mayor uniformidad, ya que los criadores se dieron cuenta de que todos los cachorros de una camada debían parecerse entre sí, además de tener el mismo tipo que su padre y su madre.

La duquesa Kathleen de Newcastle, fue la primera presidenta del Fox Terrier Club (de Inglaterra), que contaba con 21 miembros. Su primer certamen de belleza lo celebraron en mayo de 1877 y se inscribieron 220 perros. La popularidad de la raza continuó creciendo y en 1888 había 52 clases para los Fox Terrier de pelo duro y de pelo liso y se inscribieron 434 ejemplares en el certamen canino de belleza de Sheffield.

Fox Terrier de Pelo DuroHa habido muchos criaderos excepcionales de estas razas en Gran Bretaña y deberíamos mencionar algunos en este capítulo. La duquesa de Newcastle (criadero Notts) crió muchos Fox Terrier de pelo duro excelentes. Fueron importantes Ch. Cackler of Notts (que fue padre de muchos campeones) y Ch. Conald of Notts. La duquesa era una gran aficionada a esta raza e hizo muchas cosas para promocionarla en Inglaterra. Francis Redmond crio a Ch. Donna Fortuna en 1896, que en sus cinco años de participación en exposiciones caninas de belleza nunca fue derrotada. Eran tiempos en que participaban muchos Fox Terrier de pelo liso en las exposiciones. Fue considerada, durante muchos años, la mejor Fox Terrier de pelo liso jamás criada. Tras su retiro, fue a vivir con un guarda forestal y se dice que era valiente y lista en la caza de hurones, tejones y zorros.

George Raper, criador de Fox Terrier de pelo duro, fue un presentador extraordinario, especialista en su arreglo estético y afamado juez a finales del siglo XIX y principios del XX. Su perro Ch. Go Bang, criado por G. W. Norman, participó en certámenes caninos de belleza desde 1895 hasta 1898 y ganó la Fifty Guinea Challenge Cup en ocho ocasiones, una proeza jamás igualada. Cuando Go Bang fue vendido al comandante Carnochan, de EE.UU., Raper, el siempre consumado artista, entregó personalmente el perro en las costas estadounidenses, donde se dijo que Go Bang era el mejor Fox Terrier de pelo duro visto hasta la fecha en EE.UU.

Grandes Fox Terrier de pelo liso de la década de 1920 fueron Ch. Warrington Bridegroom, criado por Mr. F. Pearce y exportado a los EE.UU. Fue padre de ocho campeones estadounidenses y de muchos campeones ingleses. Bridegroom fue padre del gran Ch. Fountain Crusader, que fue apodado el perro «del pelaje fabuloso». Se dice que era un ejemplar casi perfecto y del tamaño correcto, con las manchas de color vivo propias de un sabueso y con una gran personalidad. Fue padre de 23 campeones, entre ellos el gran Ch. Talavera Simon. Éste fue padre de muchos perros de exposición y sementales en Gran Bretaña y EE.UU., y se consideró que tuvo una gran influencia sobre el Fox Terrier de pelo duro actual. Simon fue presentado de forma perfecta por Bob Barlow y era propiedad de George Raper.
Crackley Starter, nieto suyo por partida doble tuvo una gran influencia sobre los Fox Terrier de pelo duro estadounidenses. Simon fue también padre de Int. Ch. Gains Great Surprise, que fue considerada como la mejor hembra de exposición hasta la fecha. Se dijo que Simon dominó entre los Fox Terrier de pelo duro durante generaciones y que mejoró la raza hasta el punto de revolucionarla.

Miss Linda Beck comenzó a criar y exhibir Fox Terrier de pelo duro y de pelo liso a mediados de la década de 1930. Utilizó a sus machos para realizar cría endogámica y desarrolló la línea Newmaidly. Continuó en el mundo de los certámenes caninos de belleza hasta 1991 y falleció en 1992, a la edad de 84 años. Brasil Ch. Newmaidly For'ard obtuvo 50 Best in Show (Mejor de la Exposición). El presentador estadounidense Wood Wornall importó a Ch. Newmaidly Gladiator, hembra que se pensó era un excelente ejemplo del aspecto que debía tener un Fox Terrier.

Mr. Bob Barlow, conocido como «Mr. Fox Terrier», fue considerado el mejor criador, presentador, ojeador y autoridad del Fox Terrier de pelo duro. Tuvo una gran influencia descubriendo grandes ejemplares en las décadas de 1920 y 1930. Su increíble habilidad para la peluquería canina transformó a esta raza para siempre. Exhibió a muchos de los nietos y nietas de Ch. Talavera Simon, incluido el gran Ch. Crackley Starter. Exportó perros a EE.UU. e importó a su descendencia de vuelta a Gran Bretaña.

El Dr. R. M. Miller, del criadero Boreham, crió muchos Fox Terrier de pelo liso campeones, comenzando por Ch. Boreham Bister en 1931. Continuó con su activo programa de cría hasta la década de 1980. Mr. Clanachan, del criadero Maryholm, cría Fox Terrier de pelo duro y de pelo liso y ha sido considerado uno de los mejores criadores y exhibidores de Fox Terrier de Gran Bretaña. Muchos campeones han surgido de su criadero, incluyendo a Ch. Maryholm Spun Gold en 1947, que se convirtió en un excelente semental.
Fox Terrier de Pelo Duro
El criadero Watteau, fundado en la década de 1900 por Mr. Frank Calvert, fue luego dirigido por su hija, Mrs. Mary Blake y por su nieta, Mrs. Antonia Thornton. Este activo criadero ha sido el portaestandarte del Fox Terrier de pelo liso durante muchas décadas. La influencia que ha tenido en las islas Británicas y en EE.UU. ha sido tremenda, no sólo gracias a los perros criados, sino también a través de los hijos y nietos fueran machos o hembras que también han sido Mejores de la Exposición a ambos lados del Atlántico.

El número de Fox Terrier notables criados en las islas Británicas y que han dejado su influencia en la raza es enorme, y la lista es demasiado extensa para incluirla en este libro. Se puede leer un capítulo sobre la historia de esta raza en The Fox Terrier, un hermoso libro escrito por Rawdon Lee y publicado a finales del siglo XIX, y por lo tanto difícil de encontrar un ejemplar.

El primer Terrier que llegó a EE.UU. fue expuesto en Nueva York en 1883. En 1885 se fundó el Fox Terrier Club of America, que celebró su primer certamen de belleza en 1886, con una inscripción de 75 ejemplares de pelo liso y sólo 4 de pelo duro. Los perros eran, principalmente, importaciones inglesas. En 1892 se exportó el primer campeón inglés a EE.UU. En la exposición canina de belleza del Westminster Club de 1929 hubo una increíble inscripción de 306 Fox Terrier (nunca ha habido, para ninguna raza, una inscripción tan alta), lo que muestra su enorme popularidad a principios del siglo XX.

Muchos de los primeros aficionados estadounidenses eran gente rica que pudo importar los mejores ejemplares británicos, y en poco tiempo se trajeron a los presentadores de esos perros. Entre ellos estaba el gran Percy Roberts, que se convirtió en un apreciado juez para todas las razas y fue considerado una de las grandes figuras de la cinofilia del siglo XX. Durante las décadas de 1920 y 1930, muchos de los mejores Fox Terrier de pelo duro y de pelo liso fueron llevados a EE.UU. Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, la cría y las exposiciones se vieron reducidas, pero ya a finales de la década de 1940 volvieron a estar en todo lo alto y muchos ejemplares importados de Inglaterra se unieron a los perros estadounidenses en los rings de los certámenes de belleza. Fueron grandes campeones de pelo liso Ch. Flornell Spicy Bit of Halleston, que fue el mejor de la exposición canina de belleza del Westminster Kennel Club de 1934, y su compañero de criadero Ch. Flornell Spicy Piece obtuvo el mismo galardón en 1937. Ambos perros eran propiedad de Stanley Halle (criadero Halleston, de Nueva York) y fueron presentados por Percy Roberts. El vencedor de la exposición canina de belleza del Westminster Kennel Club de 1926 fue Ch. Signal Circuit of Halleston, propiedad también de Stanley Halle y del criadero Halleston.

A lo largo de los años, algunos de los mejores presentadores ingleses han emigrado a EE.UU. Estos señores (casi todos eran hombres) no sólo presentaron a los mejores Fox Terrier del siglo XX, sino que también llevaron a otras razas de terrier a alzarse con premios al Mejor de la Exposición. A lo largo de los años, sus habilidades y su encanto, junto con su acento británico, han presentado muchos retos formidables a los presentadores estadounidenses, pero con el paso de las décadas, éstos se han puesto a la altura de los británicos.

Fox Terrier de Pelo DuroLos Fox Terrier han sido conocidos en Canadá durante décadas, y el primer Fox Terrier inscrito en un libro de orígenes genealógico en Norteamérica lo hizo en Canadá en 1887. James D. Strachar, de Montreal, fundó el famoso criadero Ormandy en 1919. Mr. y Mrs. Frank Beers, de Toronto, eran conocidos en los círculos del Fox Terrier de pelo liso en las décadas de 1930 y 1940. El criadero Albany de Ted Ward Sr. también fue famoso y su hijo George Ward, que fue a vivir a EE.UU., es un presentador de terrier muy conocido que ha llevado a muchos Fox Terrier de pelo duro famosos y a West Highland White Terrier hasta las más altas cotas en las mejores exposiciones caninas de belleza estadounidenses.

Los Fox Terrier han vivido en Australia desde hace más de un siglo. El primer ejemplar de pelo liso fue importado de Inglaterra en 1868. La hembra Careless supuso la base para la raza en este país. El primer Fox Terrier de pelo duro importado de Inglaterra fue Nell, en 1876. Los Fox Terrier del afijo Canbury, propiedad de Barbara Withen, iniciaron su andadura en 1966 con un campeón inglés. Su criadero tuvo gran éxito y ha producido Mejores de Grupo y Mejores de la Exposición. Su Eng. y Aus. Ch. Pende Pied Piper obtuvo 54 galardones como Best in Show (Mejor de la Exposición). Muchos de sus perros fueron exportados a EE.UU. La raza es muy popular en Australia y está en muy buenas manos.

Los Fox Terrier, al contrario que muchas razas, han conseguido grandes logros en todo el mundo, desde Brasil a Dinamarca y Japón. En Italia, Ch. Seawire Silver Bell obtuvo tres premios al Mejor de la Exposición. En Japón, Ch. Townville Tarique obtuvo cuatro galardones al Mejor de la Exposición antes de volver a Inglaterra. En Noruega, donde la raza está presente desde 1893, uno de los campeones más recientes es Eng., Am. y en Suecia Ch. Louline Heartbreaker, ganador de 5 premios al Mejor de la Exposición y de 11 al Mejor de su Grupo en 16 participaciones.

El Fox Terrier, que ahora está en su segundo siglo de existencia, se ha convertido en una raza popular en todo el mundo. Este hermoso perro sigue triunfando y es una muy querida mascota allá donde viva. Inglaterra sigue siendo su patria, pero actualmente hay perros excelentes en muchos países del mundo.

El Fox Terrier, ya sea de pelo liso o de pelo duro, está en buenas manos en Norteamérica, Europa, Australia y el lejano Oriente.

Si deseas saber más sobre el Fox Terrier te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Fox Terrier Serie Excellence:

Fox Terrier (Excellence) - Editorial Hispano Europea