Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros gigantes

»

Dogo Alemán

»

Historia del Dogo Alemán

Historia del Dogo Alemán


Dogo AlemánEl fuerte y poderoso Dogo Alemán no siempre fue el «gigante amable» que suele representarse y describirse en la actualidad. De hecho, era un luchador y cazador agresivo muy temido debido a su temperamento áspero y a su talante combativo. Afortunadamente, mediante excelentes programas de cría y aficionados dedicados, esta raza se ha transformado a lo largo de los años en un perro de trabajo amistoso y cariñoso, adecuado para familias de todo el mundo.

Los documentos indican que podría haber existido un perro semejante al Dogo Alemán hace más de 2.000 años. Se cree que unos perros parecidos a los Dogos Alemanes pertenecieron, al principio, a uno de los pueblos de Asia: los asirios. Éstos utilizaban esta antigua raza para la caza de jabalíes y otras piezas de caza mayor. Las expertas habilidades de caza del Dogo Alemán le permitían capturar y matar a estos animales salvajes, que serían utilizados más adelante como alimento por este pueblo asiático.

Aunque el Dogo Alemán fue, en sus orígenes, criado como perro de caza y de pelea, era principalmente tenido como un objeto de valor excepcional para las clases gobernantes europeas. La raza era apreciada por su espectacular conformación, su fuerza, su valentía y su resistencia. Actualmente, conserva muchas de estas características. Otras fuentes indican que el Dogo Alemán podría haber derivado de un perro de tipo mastín presente en Inglaterra durante el siglo XVI. Los griegos, los romanos y los persas también tenían ejemplares de estos perros de tipo mastín. Al igual que sucede con muchas otras razas, el origen del Dogo Alemán no está totalmente claro. No existe una documentación formal que pueda especificar de forma definitiva sus orígenes y su desarrollo.

La influencia alemana

Podemos estar seguros de que el Dogo Alemán inició su desarrollo y su florecimiento en Alemania. A lo largo de la historia, podemos remontar los orígenes de muchos ejemplares influyentes hasta llegar a animales de origen alemán y, actualmente, muchos pedigrees campeones en todo el mundo siguen siendo de animales criados a partir de líneas alemanas.

La popularidad de la raza aumentó por toda Alemania cuando el príncipe Otto von Bismarck empezó a tener varios de ellos como mascotas. La raza hizo su primera aparición en las exposiciones caninas alemanas en 1863. No fue hasta finales del siglo XIX cuando la raza comenzó a llegar a otros países. Uno de los ejemplares alemanes más famosos de todos los tiempos fue Opal von Harlekin, un Dogo Alemán arlequinado criado por Herr Fuchs. Muchos de los Dogos Alemanes exhibidos en la actualidad en este país siguen poseyendo la excelente conformación que tenían sus antepasados hace cientos de años.

El Dogo Alemán en el Reino Unido

En Inglaterra, el crecimiento en la popularidad de esta raza fue lento al principio, aunque fue cambiando a medida que pasaron los años. Durante finales del siglo XIX hubo un rumor alarmista de rabia por todo el país y muchos perros fueron sacrificados.

En sus orígenes, el Dogo Alemán era llamado Perro Alemán para Jabalíes, y era considerado como un perro de caza. (No fue hasta 1894 cuando su nombre fue cambiado por el de Dogo Alemán.) Las primeras clases o categorías para esta raza aparecieron en la exposición canina de belleza del Alexandra Palace, en enero de 1879. Su popularidad acabaría por crecer. En 1883 se fundó el Great Dane Club (en los países de habla inglesa el Dogo Alemán recibe el nombre de Great Dane). Mr. Adcock, que era un gran admirador de la raza, lo encabezó. Ch. Sultan II, propiedad de Mr. Petrzywalski, se convirtió en el primer campeón de la raza en 1884. En 1895, la prohibición del corte de orejas por parte del Kennel Club de Inglaterra tuvo un gran impacto sobre la reputación de la raza en este país. Esta norma irritó a muchos criadores ingleses de Dogo Alemán. Desalentó que muchas personas participaran o tomaran parte activa en el desarrollo de esta raza, y varios abandonaron esta afición debido a dicha regla.Dogo Alemán

A pesar de la prohibición del corte de orejas, muchos criadores ingleses acabaron desarrollando reputados programas de cría que tuvieron una gran influencia sobre la raza. El criadero Redgraves (propiedad de Violet Horsfall) fue uno de los más influyentes de Inglaterra en esa época. Algunos de sus ejemplares famosos fueron: Ch. Viola, Ch. Therr, Ch. Hannibel of Redgrave y Ch. Viceroy of Redgrave, que acabó su carrera en las exposiciones de belleza con 21 puntos de campeonato (Challenge Certificates). Mucha gente consideró que Horsfall fue la criadora pionera del Dogo Alemán actual en Inglaterra.

Como cabría esperar, la cría de Dogos Alemanes disminuyó considerablemente durante la Primera Guerra Mundial, aunque se reemprendió poco después de la contienda. Mr. J. V. Rank (propietario del criadero Ouborough) y Gordon Stewart (propietario del criadero Send) se convertirían en nombres muy conocidos en Gran Bretaña. Estos dos millonarios crearon un imperio con el Dogo Alemán. Entre principios de la década de 1920 y finales de la de 1930 importaron de Alemania 86 Dogos Alemanes de excelente calidad. Los afijos Ouborough y Send pueden seguir encontrándose, en la actualidad, en el pedigree de los mejores ejemplares británicos.

La Segunda Guerra Mundial afectó a la cría del Dogo Alemán de forma más severa que la Primera Guerra Mundial. La raza sufrió enormemente y, una vez más, estuvo al borde de la extinción. Mr. J. V. Rank seguía criando, aunque a una escala mucho menor, y nombres como los de Gladys Clayton, Muriel Osborn (propietaria del famoso criadero Blendons) y Miss M. Lomas continuaron haciendo progresar a esta raza.

La década de 1950 fue memorable para los Dogos Alemanes en Gran Bretaña. Ch. Elch Elder of Ouborugh (criado por Mrs. Rank) fue el primer Dogo Alemán en obtener la victoria en la prestigiosa exposición canina de belleza Crufts en 1953. Ese afortunado día el presentador fue Bill Siggers.

Los criaderos Moonsfield y Oldmanor dominaron en esta raza durante los siguientes 25 o 30 años. Edna Harrild dirigía el criadero Moonsfield, y el reverendo Gwynn y Olive Davies eran socios en el criadero Oldmanor.

Actualmente, el Dogo Alemán continúa gozando de buena salud en Gran Bretaña. La devoción por la raza es fuerte y muchos criaderos se han hecho célebres apostando por esta raza. Entre los más destacados están Endroma, Garask, Yacanto y Nightgifts.

La introducción en EE.UU.

El primer Dogo Alemán del que se tiene constancia en EE.UU. era un macho llamado Prince, propiedad de Francis Butler, de Nueva York. Al igual que sucede con los Dogos Alemanes en otros países, el problema del mal temperamento se estaba convirtiendo en algo muy común. Los perros eran extremadamente agresivos y hubo intentos serios por prohibir la raza por completo. Hacia 1889, los criadores empezaron por llevar a caboDogo Alemánun intento honesto por mejorar el talante de los animales y se fundó la primera sociedad canina estadounidense de esta raza. Más tarde se convertiría en el Great Dane Club of America.

El primer Dogo Alemán campeón inscrito en el libro de orígenes genealógico fue un ejemplar llamado Juno, importado de Alemania y propiedad del criadero Osceola, de Wisconsin. El criadero Osceola también era propietario de Don Caesar, el segundo campeón del AKC, que obtuvo la victoria en la muy prestigiosa exposición canina de belleza del Westminster Kennel Club de 1887.

Durante las décadas de 1920 y 1930 aparecieron muchos perros y criadores del American Kennel Club (AKC) estadounidenses influyentes. Ch. Etfa von de Saalburg fue considerado como uno de los mejores Dogos Alemanes jamás criados, incluso bajo los estándares actuales. Los criaderos Walnut y Brae Tarn eran muy respetados. Otros ejemplares excelentes de esta época fueron Ch. Zorn v. Birknhof, Ch. Nero Hexengold y Ch. Czardus v. Eppelin Spring-Norris, que fue padre de diez campeones. Otro ejemplar excelente fue Ch. Ador Tipp Topp, que obtuvo el premio al Mejor de la Exposición (Best in Show) en la exposisión canina de belleza del Westminster Kennel Club de 1924.

Actualmente existen varios criaderos estadounidenses que han producido animales de buena calidad de forma constante y es una tarea inabarcable ofrecer un listado de todos. Entre los muchos buenos criaderos se incluyen Dagon, Rojon, Honey Lane, Von Rascac, Riverwood, Ranch, Warwick, Lincoln y Von Shrado.

Si deseas saber más sobre el Dogo Alemán te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Dogo Alemán Serie Excellence:

Dogo Alemán (Excellence) - Editorial Hispano Europea





Registrate para saberlo todo sobre el Dogo Alemán x

Recibe consejos sobre los mejores cuidados, consulta tus dudas en el foro, conoce adiestradores especializados, comparte las fotos de tu mascota, etc.

La necesitarás para acceder a tu perfil de MundoAnimalia
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya