Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros gigantes

»

Dogo Alemán

»

Características del Dogo Alemán

Características del Dogo Alemán



  • Altura a la cruz: 80 cm mínimo en los machos y 72 cm mínimo en las hembras
  • Peso: de 60 a 80 kg aproximadamente
  • Capa: leonada, atrigrada, azul, negro o arlequinada
  • Promedio de vida: once años
  • Carácter: tranquilo, majestuoso y muy apegado a sus dueños
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: excelente guardián
  • Necesidades del espacio: necesita un jardín
  • Alimentación del Dogo Alemán: de 900 a 1100 g. diarios de alimento completo seco adaptado a las razas gigantes
  • Arreglo: nulo
  • Coste mantenimiento: elevado

Dogo Alemán¿Es el Dogo Alemán el perro adecuado para usted?

Incluso aunque ya haya decidido que está preparado para asumir las responsabilidades y el duro trabajo que conlleva la propiedad de un perro, escoger qué tipo de perro es adecuado para usted nunca es tarea fácil. Deben tenerse en cuenta muchas cosas. ¿Dispone del espacio necesario para un perro y, más en concreto, para un perro del tamaño de un Dogo Alemán? ¿Dispone del tiempo necesario para adiestrar al perro y para proporcionarle el cariño y la compañía que necesita? ¿Dispone de los recursos económicos necesarios para cuidar y alimentar a un Dogo Alemán?

Una vez haya respondido que «sí» a cada una de estas preguntas, será el momento de comenzar con la emocionante y gratificante búsqueda de ese cachorro o perro adulto especial. Si ha escogido al Dogo Alemán, habrá realizado una excelente elección que no le defraudará. El Dogo Alemán, que es fiel, leal y formal, es un compañero y un amigo imponente. Una vez haya escogido a un Dogo Alemán para ser su propietario, se habrá ganado un amigo fiel de por vida. El Dogo Alemán es un maravilloso compañero para la familia que quiere a los adultos y a los niños por igual. La raza se adapta fácilmente al hogar y establece vínculos rápidamente con los miembros de su nueva familia. A esta raza le encanta que le presten atención y será muy infeliz si no recibe el cariño y la admiración de su familia. Se trata de un perro al que le encantan, verdaderamente, las personas.

El majestuoso atractivo del Dogo Alemán es reconocido en todo el mundo. La mayoría de las personas conoce a esta raza y tiene un familiar o amigo que ha sido propietario de un ejemplar. Al público le encanta el enorme tamaño de esta raza y su porte regio. Por alguna razón, la raza parece tener un encanto instantáneo para las personas. Una vez haya visto de cerca su magnífica talla y su hermosura, la visión de un Dogo Alemán resulta algo muy impresionante y memorable.

La mayoría de las personas que decide adquirir un Dogo Alemán tendrá ejemplares de esta raza durante toda la vida. Los que son propietarios de un perro por primera vez desarrollan, de forma inmediata, un fuerte vínculo y una gran devoción por esta raza. El propietario de un Dogo Alemán rara vez cambiará de raza una vez haya tenido un Dogo Alemán, y lo más probable es que añada otro ejemplar de esta misma raza a su hogar.

El Dogo Alemán como perro de guarda

No puede subrayarse lo suficiente cuán perro de familia es el Dogo Alemán. Una vez que un ejemplar haya determinado quiénes son los miembros de su afortunada familia y se haya adaptado a su nuevo hogar, se esforzará por asegurar la seguridad y el bienestar de los suyos. Debido a su gran cariño por los miembros de su familia, no aceptan a los extraños fácilmente. Generalmente, llevará algo de tiempo que el Dogo Alemán acepte a las personas que no conoce.

No hay duda de que el Dogo Alemán es una raza que intimida mucho. El encontrarse con uno puede suponer una experiencia amedrentadora para cualquiera. Aunque puede mostrarse bastante reservado con la gente a la que no conoce, esto no debería tomarse como algo negativo. La raza sólo lleva a cabo lo que siente como su oficio: proteger a su familia a cualquier precio.

El Dogo Alemán tiene un ladrido muy alto y fiero que generalmente desalentará a los extraños o los intrusos que quieran invadir nuestra propiedad o nuestro hogar. Normalmente, el enorme tamaño de esta raza es suficiente para asustar a cualquier persona con el poco juicio como para retarle a él o a los miembros de su familia.

Aunque el Dogo Alemán actúa bien como perro de guarda, su valiente aspecto no debería confundirse con la de un animal agresivo. Esta raza es muy cariñosa y la mayoría de los ejemplares no matarían ni a una mosca. De todas formas, si son provocados, se defenderán a sí mismos y a su familia.

Escoger un cachorro de Dogo Alemán o un ejemplar adultoDogo Alemán

Decidir entre un cachorro o un ejemplar adulto de esta raza nunca es tarea fácil. Ambos tienen ventajas e inconvenientes. Hacerse con un cachorrito permite que el propietario moldee a su nuevo perro para que sea como un programa vivo y que funciona y se adapta fácilmente a un ritmo de vida específico. Un perro mayor suele tener una forma de ser más asentada y quizá resulte difícil hacerle abandonar viejos hábitos. Debe tener presente que incluso un cachorro de Dogo Alemán será considerablemente grande y necesitará suficiente espacio para su correcto adiestramiento y sociabilización.

Tanto si escoge un cachorro como un perro adulto, el Dogo Alemán se adaptará rápidamente a su nuevo hogar. El cariño y el deseo de compañía familiar superan rápidamente a su breve temor al abandonar a sus compañeros de camada y a su madre. El cachorro se independiza bastante rápidamente y buscará a su(s) nuevo(s) propietario(s) para que le proporcionen el cariño y el apoyo que tanto necesita. Lo más probable es que el Dogo Alemán asimile la personalidad de sus nuevos propietarios. Así pues, es cuestión de usted lo bien que se adapte su animal joven o su ejemplar adulto.

La búsqueda del perro perfecto

Dar con un criador reputado de Dogo Alemán puede requerir algo de trabajo e investigación por su parte. Dependiendo de dónde viva, encontrar un cachorro o un adulto puede resultar fácil o un tanto difícil. Una buena forma de comenzar es contactando con las sociedades caninas cercanas a su hogar. También puede ponerse en contacto con la sociedad canina nacional para que le proporcione una lista de criadores que vivan cerca de usted. Otro buen lugar donde buscar buenos contactos es en una exposición canina. Hágase con un calendario de exposiciones y asista a ellas. Puede encontrar muchos criadores reputados y expertos en esta raza en las exposiciones caninas. Si se presenta educadamente y expresa su sincero interés por esta raza, la mayoría de los aficionados a la raza se mostrarán encantados de pasar el tiempo que sea necesario contestando a sus preguntas sobre la raza. Si dispone de tiempo, observe a los Dogos Alemanes expuestos. Se pueden aprender muchas cosas observando la valoración de un amplio grupo de Dogos Alemanes. Tome notas, aprenda a saber apreciar cuáles son los buenos ejemplares de esta raza y apunte los tipos de perros en los que cree que podría estar interesado. Una vez haya concluido la exposición, diríjase a los presentadores y a la gente que se ocupa de los ejemplares que le llamaron la atención.

¿Mascota o ejemplar de exposición?

Una vez haya efectuado algunos contactos fiables, debería hacer planes para visitar algunos criaderos de Dogo Alemán. Debería decidir qué tipo de perro está buscando y qué es lo que quiere hacer con él. ¿Está interesado en competir en el ring de las exposiciones de belleza, o quizá en las pruebas de obediencia? ¿O está, simplemente, buscando un ejemplar sano con buen temperamento y un pedigree excelentes? Asegúrese de informar a los criadores a los que visite de sus intenciones. Esto le ayudará a escoger un ejemplar adecuado para usted y para su familia.

Tenga presente que un criador reputado de Dogo Alemán sabrá mejor qué es lo que se debe buscar al escoger un cachorro o un ejemplar adulto. Siga sus consejos. El criador conoce cómo se desarrolla su línea, y debería estar dispuesto y ser capaz de señalarle los aspectos positivos y los negativos de la misma. Debería pedir ver al padre y a la madre del cachorro (si se encuentran en el criadero). ¿Parecen sanos y alegres? ¿Son los cachorros extravertidos y parecen bien cuidados?

El precio de un Dogo Alemán variará entre un criador y otro y entre las distintas regiones. Obviamente, un cachorro con potencial para las exposiciones de belleza costará más que uno con calidad como mascota. Frecuentemente, mucha gente preguntará cuál es la diferencia entre escoger un macho o una hembra y si el precio entre ambos varía. En el caso del Dogo Alemán, las hembras suelen tener un temperamento másDogo Alemánapacible y son un poco más cariñosas. Obviamente, si decide adquirir una hembra, deberá tener en cuenta que tendrá el celo dos veces por año. Esto puede suponer un gran inconveniente si tiene machos en su propiedad que no han sido castrados. El precio de ambos sexos es, aproximadamente, el mismo. Los Dogos Alemanes tienen unas camadas con tantas crías que el valor de cada sexo suele permanecer bastante estable. Si decide adquirir un ejemplar arlequino, debe esperar pagar un mayor precio, ya que este color es más raro que otros. Un macho de esta raza será de un tamaño considerablemente mayor que una hembra y, generalmente, gustará más a aquellas personas que busquen un perro con una mayor masa y osamenta.

¿Cuánto ejercicio es suficiente?

El Dogo Alemán es un poderoso perro de trabajo que fue criado, en sus orígenes, para la caza mayor hace siglos. Según las necesidades y expectativas actuales, esta raza no necesita hacer tanto ejercicio como podría sugerir su tamaño. De hecho, el Dogo Alemán no necesita hacer más ejercicio que un perro de tamaño normal. Si dispone del tiempo para sacarle a dar largos paseos diarios o una corta carrera en un campo o un parque, debería resultar suficiente. Mientras su Dogo Alemán pueda estirar sus largas y fuertes patas a diario, satisfará sus necesidades de ejercicio. La combinación entre un buen programa de alimentación y de ejercicio nos asegurará que tendremos un perro sano y atractivo. Recuerde no exagerar nunca el ejercicio en el caso de un cachorro en crecimiento, ya que su agotamiento puede tener efectos duraderos y negativos sobre los ligamentos y huesos en crecimiento de un perro.

Las preocupaciones relativas a la salud del Dogo Alemán

El objetivo de todo propietario de un perro es mantener a su animal lo más feliz y sano posible. Afortunadamente, el Dogo Alemán es una raza canina muy sana. En su conjunto, padecen muy pocos problemas de salud por los que un propietario deba preocuparse. Si adquirió a su ejemplar de manos de un criador responsable, todo debería ir bien. El criador debería proporcionarle un certificado de buena salud expedido por su veterinario donde conste que sus animales han sido sometidos a análisis exhaustivos y que su estado de salud es óptimo. También debería recibir una relación de las desparasitaciones internas del perro. Puede llevar esta relación consigo cuando acuda a la consulta de su veterinario. En todos los casos, se recomienda que su veterinario examine al perro una vez lo haya adquirido y lo tenga en casa.

  • Torsión gástrica

La torsión o hinchazón gástrica es un problema que afecta a las razas caninas gigantes y de tórax profundo. Puede darse en razas pequeñas, pero las razas de mayor tamaño son más susceptibles de padecerla. Los propietarios de un Dogo Alemán deben estar atentos a este grave problema que implica la liberación de gas en el estómago a partir del alimento ingerido por el perro y que acaba haciendo que el estómago se gire y se dé la vuelta. Lo que hace que este problema sea tan grave es que usted no puede saber cuándo se va a producir. Cuando esto suceda dispondrá de muy poco tiempo para buscar asistencia. Si no llevamos al perro inmediatamente a una consulta veterinaria, lo más normal es que muera.

  • Objetos extraños y sustancias venenosas

El cachorro de Dogo Alemán puede ser muy curioso. Su curiosidad puede hacer que a veces se meta en serios problemas. No es infrecuente que cojan piedras u otras sustancias extrañas del suelo. Al hacerlo, podrían tragarse algo extremadamente dañino, por no decir mortal. Es importante mantener cualquier objeto pequeño, líquido venenoso, detergente o líquidos de la limpieza lejos del alcance del cachorro y del perro adulto. Recuerde que el Dogo Alemán tiene un tamaño mayor que el de la mayoría de las razas caninas y que, por tanto, puede llegar a lugares a los que los perros de tamaño normal no podrían alcanzar.

Si sospecha que su Dogo Alemán se ha tragado algún objeto extraño, induzca el vómito de inmediato. El agua oxigenada o el carbonato sódico en la boca del perro hará que éste vomite, y es de esperar que elimine así cualquier objeto o líquido extraño que se haya tragado. Contacte inmediatamente con su veterinario para recibir una asistencia posterior.Dogo Alemán

  • Manchas juveniles

Se trata de un problema que provocará la aparición de unos inofensivos puntos negros o marrones alrededor de la boca y debajo de la barbilla del perro. No debe alarmarse si su Dogo Alemán muestra estos síntomas. Aunque se desconoce la causa de ello, estos puntos desaparecerán con el tiempo.

  • Problemas cardiacos

Los Dogos Alemanes pueden ser susceptibles de padecer un grave problema que afecta a la musculatura cardiaca, y que se conoce como cardiomiopatía dilatada, que acaba por provocar un fallo cardiaco. Este defecto del músculo cardiaco es común en razas de gran tamaño como el Dogo Alemán, el Dobermann y el Pastor Alemán, además de en algunas razas de spaniels. El corazón afectado por este problema es incapaz de bombear adecuadamente porque está dilatado. En gran medida se desconoce la causa, aunque se sugiere una predisposición genética, así como un desequilibrio de los aminoácidos en el alimento (que ha sido observado en el Boxer y en el Dobermann). Los primeros síntomas, en el caso del Dogo Alemán, incluyen la tos, la debilidad general, la depresión y un menor interés en el alimento y en el ejercicio, además de la posibilidad de un aumento de la frecuencia cardiaca. Se han constatado muertes súbitas en muchos casos en los que los Dogos Alemanes padecían este defecto.

  • Síndrome del tambaleo

El síndrome del tambaleo es un problema grave provocado por la compresión de la médula espinal que, a su vez, provoca que la osamenta del cuello quede afectada. Los perros que padecen este problema no suelen poder soportar el peso de su parte posterior y tienen un movimiento como el de un borracho. Suele aparecer en perros que tienen entre tres y cinco meses de vida. Aunque se dispone de la cirugía para corregir el problema, la mayoría de los intentos no tienen éxito. Este problema es hereditario, y cualquier perro que lo padezca no debería ser utilizado como reproductor en ningún programa de cría.

  • Displasia de cadera

La displasia de cadera es un problema bien conocido que afecta a muchas razas caninas de caza, pastoreo y trabajo. Suele afectar a una o a ambas articulaciones de la cadera y viene como resultado de que la cabeza femoral no encaja bien en el acetábulo de la cadera. Este problema puede ser hereditario o provocado por una rápida ganancia de peso en los perros jóvenes. Aunque disponemos de la cirugía para corregir el problema, la mayoría de las operaciones son muy caras y no siempre tienen éxito. Los perros que den un resultado positivo mediante radiografías no deberían ser utilizados en un programa de cría.

  • Entropión/Ectropión

Aunque no es muy frecuente, el entropión se da en los Dogos Alemanes. Este problema implica que el párpado está vuelto hacia dentro, lo que da como resultado que las pestañas rasquen la superficie del globo ocular. Puede ser un problema muy doloroso que acabe dando lugar a una úlcera de la córnea. Afortunadamente se dispone de tratamiento que podrá suministrarle el veterinario.

En el problema conocido como ectropión el párpado inferior está vuelto hacia fuera. El resultado final suele ser una grave irritación ocular (enrojecimiento, picor, etc.) y, posiblemente, infección y descargas. Este problema hereditario también puede tratarse mediante ungüentos y antibióticos que le proporcionará el veterinario.

Si deseas saber más sobre el Dogo Alemán te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Dogo Alemán Serie Excellence:

Dogo Alemán (Excellence) - Editorial Hispano Europea