Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros pequeños

»

Carlino - Pug

» Características del Carlino - Pug

Carlino - Pug

Características del Carlino - Pug



  • Altura a la cruz: unos 35 cm
  • Peso: unos 8 kg
  • Capa: beige (plateada o albaricoque) o negra, máscara y orejas negras, a veces con una raya negra a lo largo del dorso, desde la occipucio a la cola (saddle mark)
  • Promedio de vida: de diez a doce años
  • Carácter: tranquilo, sociable, sensible, muy a pegado a sus dueños, vivo y muy juguetón
  • Relación con los niños: muy buena
  • Relación con otros perros: buena
  • Aptitudes: perro de compañía
  • Necesidades del espacio: bien adaptado a la vida en el interior de la vivienda
  • Alimentación del Carlino - Pug: 200 g diarios de alimento seco completo
  • Arreglo: nulo
  • Coste mantenimiento: moderado

Carlino - PugDescrito por algunos aficionados a la raza como «la mezcla perfecta de atractivo canino y melancolía», el Pug mantendrá inmediatamente entretenidos a sus propietarios durante horas sin fin con su personalidad parecida a la de un payaso. La propiedad de un Pug suele transmitirse de padres a hijos y en una familia acaban siendo varias las generaciones que han tenido, muy felizmente, ejemplares de esta raza. Se trata de un perro con una gran personalidad que se encuentra tan cómodo viviendo en una casa grande como en una pequeña. Algunos propietarios les llaman «pequeñas personas», y cuando se conoce a esta raza es fácil comprender por qué.

El ladrido del Pug es sorprendentemente grave en relación con su tamaño. De hecho, suele ser un perro guardián bastante bueno, presto a ladrar cuando suena el timbre de la puerta o cuando alguien se acerca a casa. Si tiene usted el sueño ligero, será bueno tener presente que aunque no todos los Pug roncan, muchos sí lo hacen.

El Pug es un perro pequeño excepcionalmente limpio y que apenas tiene olor perruno. Algunos consideran que el Pug es una raza muy adecuada para la gente anciana y/o discapacitada, aunque no se debe olvidar que, al igual que todos los perros, necesita hacer algo de ejercicio. Teniendo todo en cuenta, el Pug parece ser feliz siendo lo que sus propietarios necesitan que sea. Puede sentirse satisfecho enroscándose y formando una bolita a sus pies mientras su propietario mira la televisión o hace calceta. Disfrutará jugando animadamente con una pelota o también puede ser un payasito amistoso, entreteniendo así a su audiencia casera.

Aunque el origen de la raza se encuentra en China, su personalidad difiere bastante de la de muchas otras razas del Lejano Oriente, ya que no muestra ningún aire de superioridad. El Pug es una raza única en muchos aspectos y tiene numerosos admiradores debido, en parte, a su pícaro sentido del humor y a su forma de ser tan irresistible y atractiva.

Características físicas

El Pug es pequeño, cuadrado, rechoncho y tiene unas proporciones bien combinadas, además de una musculatura compacta, lo que hace que sea un animal pequeño y fuerte bastante diferente de la mayoría de los perros pertenecientes al grupo de razas miniatura. Su peso ideal es de 6,3-8,1 kg, aunque algunos tienen un peso algo mayor y, seguramente, pocos machos habrá que pesen menos de 8,1 kg. Aunque el estándar no diferencia entre la talla de los machos y las hembras, aquellos suelen ser algo mayores que las hembras.

Siempre debería recordar que los Pug suelen disfrutar mucho con su comida y pueden ser bastante glotones. Así, es necesario tener un control suficientemente estricto de su dieta para que no acabe con sobrepeso. Una vez el Pug haya adquirido un peso excesivo, será extremadamente difícil que lo pierda.

El tórax del Pug es amplio y el cuerpo se encuentra implantado sobre unas extremidades fuertes. La cabeza, que es grande, redonda, arrugada y con unos ojos oscuros y globulares se ve compensada en la parte trasera por la cola, que es de implantación alta y fuertemente enroscada por encima de la cadera, siendo muy deseable que tenga un doble tirabuzón.

  • Colores y capa

Podemos encontrar Pug de color plateado, albaricoque, leonado y negro, aunque actualmente los de color plateado escasean. Aunque no se menciona en el estándar de la raza, los Pug leonados tienen una doble capa, que consiste en una capa externa resistente a la intemperie y en una subcapa suave y aislante. En los Pug negros la capa es sencilla.

Los colores están claramente definidos y deberían disponer de una línea negra (también llamada «señal») que se extienda desde la parte posterior de la cabeza hasta la cola. La máscara (u hocico) también debería ser lo más negra posible, al igual que las orejas, los lunares de los pómulos y el «diamante» (o «mancha de pulgar») de la frente.
Carlino - Pug
Muchos criadores consideran que la calidad general de los Pug negros actuales no es tan buena como antaño. De todas formas, sigue habiendo un puñado de ejemplares negros de excelente calidad capaces de hacer la competencia a los mejores y que están a la altura de los ejemplares de antes. Desgraciadamente existen pocos criadores que se dediquen a los Pug negros en la actualidad, ya que la capa debería ser negra azabache y sin manchas de ningún otro color. Debido a su color, las deseables arrugas de la cabeza deben ser profundas y marcadas, y deben apreciarse con claridad.

El pelaje del Pug es de fácil cuidado, ya que es liso, fino y suave. Se trata de una capa corta y lustrosa que no debería ser ni áspera ni lanosa al tacto. El pelaje del Pug muda, aunque no tanto como el de muchas otras razas. La gente que padezca alergia debería comprobar, antes de adquirir un Pug, que su pelo no les cause molestias. Debe tener muy presente que el perro permanecerá a su lado de por vida, así que debe asegurarse de haber tomado una buena decisión y haberse informado bien antes de decidirse por una cierta raza.

En cuanto a las alergias, algunos Pug sufren alergia a las pulgas, así que es muy importante que mantenga al suyo libre de estos parásitos.

Debido a las arrugas de su cabeza, se debe tener un especial cuidado para mantener esta zona limpia y así evitar cualquier acumulación de suciedad que podría provocar irritaciones cutáneas.

  • Cola

La cola enroscada del Pug es natural y no se corta para que tenga este aspecto. De hecho, no es tan corta como pudiera imaginarse con una primera impresión; lo que pasa es que está muy enroscada.

Hace poco se ha visto que unos pocos Pug sufren un problema vertebral que parece que está provocado por la cola enroscada. Esto suele apreciarse antes de que cumplan los 12 meses y puede provocar, desgraciadamente, que el perro quede lisiado.

Personalidad

Ésta es una raza que tiene un gran encanto, dignidad e inteligencia, aunque al igual que otras razas inteligentes puede ser bastante terca. El Pug es una raza con un temperamento equilibrado y un talante alegre y vital. La amistad que muestra suele ser efusiva; de hecho, la mayoría de Pug parecen estar constantemente encantados de conocer a personas y muestran un especial afecto por los niños. De todas formas, aunque se muestra amistoso con los extraños, dedica la máxima fidelidad a su propietario y su familia.

El Pug es una raza valiente que, a pesar de su diminuto tamaño, disfruta haciendo ejercicio fuera de casa y tiene un cierto instinto osado y deportivo que puede hacer que a veces se meta en problemas con otros perros. Con esto no se pretende decir que los Pug suelan ser agresivos, aunque puede que a veces lo sean debido a los celos.

Dentro de casa, al Pug no hay nada que le guste más que una temperatura templada y la comodidad, además del cariño y las caricias que le proporcionan sus propietarios.

Carlino - PugLos Pug y los niños

Los Pug parecen ciertamente felices cuando están con niños y, generalmente, el sentimiento es mutuo. Ésta es una raza que parece estar siempre dispuesta a un pequeño revolcón, aunque, cuando estén con perros, los adultos siempre deberían vigilar a los niños. Si se les enseña a respetar a los perros, tanto ellos como los Pug podrán pasar muchas horas alegres en compañía mutua. De todas formas, los adultos nunca deberían permitir que ninguno de los dos se excite.

Preocupaciones relacionadas con la salud

Debido al hocico chato del Pug, éste puede padecer problemas respiratorios y no tolera fácilmente el calor excesivo. De todas formas y en general, el Pug es una raza razonablemente sana y puede vivir muchos años. Vale la pena también tener presente que no tolera bien la anestesia, así que será bueno que se lo comente al veterinario si el perro está pendiente de una operación.

Los Pug, al igual que cualquier otra raza braquicéfala, pueden ser susceptibles a la elongación del paladar blando. Esta raza ha sido criada durante siglos para que tenga un hocico chato y la piel arrugada y, como resultado, el paladar blando tiende a ser ancho y laxo. A medida que el perro jadea, el paladar blando retrocede hacia la laringe, con lo que el aire no puede llegar a los pulmones. Es esto lo que provoca que los Pug se muestren muy inquietos cuando el clima es muy cálido o después de hacer mucho ejercicio.

Así, es necesario que vigile cuidadosamente a su Pug cuando el clima sea caluroso y que esté atento a cualquier síntoma de fatiga mientras esté haciendo ejercicio. Los síntomas de peligro son los ojos saltones, la mirada fija y la cabeza llevada alta en un esfuerzo por inspirar más aire. El perro puede perder el conocimiento y dejar de respirar, aunque a veces volverá a hacerlo después de unos pocos segundos, aunque no siempre.

No hace falta mencionar que cualquier perro puede sufrir e incluso asfixiarse si se le deja dentro de un coche en un día cálido, incluso con la ventilación en marcha. Los Pug tienen una mayor tendencia a verse afectados que la mayoría de las razas, así que esté atento. Nunca deje al Pug en el coche y así quizá evite esta tragedia.

Si su perro tiene la desgracia de sufrir un agotamiento por calor o insolación, debería colocarle hielo sobre la cabeza, la cara y el cuerpo inmediatamente. El perro debería ser mantenido tan fresco y tranquilo como sea posible. Cualquier Pug que parezca especialmente susceptible a padecer las consecuencias de un paladar blando elongado no debería ser utilizado como reproductor.

Vale la pena mencionar que tanto si su Pug padece problemas respiratorios como si no, y lo mismo se puede aplicar a cualquier otra raza, nunca se le debería dar comida inmediatamente antes o después de un ejercicio agotador. Las opiniones difieren, pero cuando ejercito a mis perros me gusta darles una hora de descanso antes de ofrecerles comida.

El Pug siempre debería tener unos ojos perfectamente descritos como de forma globular, aunque sin ser demasiado abultados. Unos ojos así pueden conllevar varios problemas ya que, debido a su prominencia, son más propicios a sufrir heridas o rasguños debidos al polvo y la suciedad que pueden quedar pegados en ellos. Los buenos propietarios de un Pug se asegurarán de que no haya rosales ni ninguna otra planta con espinas en el jardín.

Ante cualquier signo de heridas en el ojo se debería buscar ayuda veterinaria, aunque, en caso de emergencia, un par de gotas de aceite de ricino tibio aliviarán el dolor. Si el Pug ha pillado frío en un ojo, se puede aplicar sobre éste leche tibia o té frío. Si los ojos del Pug están llorosos, esto significará que algo no va bien y se deberá investigar la causa sin demora para evitar daños crónicos.Carlino - Pug

Otro problema ocular que puede sufrir el Pug es el entropión. Esto implica que uno o los dos párpados están vueltos hacia dentro, con lo que contactan con el globo ocular. Como consecuencia se provoca una irritación en la córnea que puede ser dolorosa. El entropión puede conllevar pestañas vueltas hacia dentro, aunque en una raza con la piel arrugada como el Pug, esto también puede suceder de forma leve si el perro pierde peso repentinamente.

Ante cualquier síntoma de entropión, cualquiera que sea la causa que se sospeche, se debería buscar ayuda veterinaria. En algunos casos es necesaria la cirugía.

La luxación patelar, que consiste en la dislocación de la rótula, está provocada porque ésta se desplaza sobre una hendidura poco profunda. Se trata de un defecto hereditario que puede darse en los Pug. Los perros con malas caderas o con luxación patelar no deberían ser utilizados como reproductores.

Otro problema que ha afectado al Pug está generalmente asociado con razas de gran tamaño. Se trata de la displasia de cadera, en la que la articulación de la cabeza femoral con el acetábulo de la cadera no encaja bien, lo que provoca cojera y dolor. Afortunadamente, la displasia de cadera no es tan frecuente en esta raza como lo era antaño.

  • Buena salud general en casa

Las glándulas anales del Pug pueden provocar problemas si no son vaciadas periódicamente. En la naturaleza, el perro las vacía regularmente para marcar el territorio, pero en el caso de los perros domésticos esta función ya no es necesaria, con lo que su contenido puede acumularse y provocar una obstrucción, causando molestias y dolor al perro. Las glándulas anales, que se encuentran situadas a ambos lados del ano, necesitarán ser vaciadas si vemos que el Pug arrastra su trasero por el suelo o si va dando varias vueltas para aliviar el dolor.

Aunque se debe tener cuidado para no hacerle daño, se pueden vaciar estas glándulas presionando suavemente a ambos lados del ano y utilizando una gasa o bola de algodón o un pañuelo de papel para recoger su pestilente contenido. Si permitimos que las glándulas anales se hinchen, se pueden formar abscesos, lo que provocará dolor al perro y la necesidad de atención veterinaria.

Los Pug pueden hacer todo tipo de travesuras, así que no es raro que pudieran tragarse, inadvertidamente, alguna sustancia venenosa en el curso de sus investigaciones. Obviamente, será necesaria una visita urgente al veterinario si esto sucede, pero, si es posible, cuando le telefonee, debería decirle qué sustancia ha ingerido,ya que pueden ser necesarios tratamientos específicos. Si fuera necesario hacer vomitar al perro (y éste no es siempre el caso cuando se sufre un envenenamiento), un pequeño terrón de carbonato sódico administrado por vía oral surtirá un efecto inmediato. Como alternativa, una pequeña cucharada de sal o de mostaza disueltas en agua tendrán un efecto similar, aunque puede que resulten un poco más difíciles de administrar y su efecto no será tan rápido.

No es infrecuente que los cachorros de esta raza padezcan ataques espasmódicos mientras les están saliendo los dientes. No suelen ser graves y son muy breves: están provocados simplemente por el dolor que les provoca la dentición. Por supuesto, debe asegurarse de que la causa no sea más grave, aunque dar al cachorro algo duro para que lo muerda generalmente solucionará este problema.

Si deseas saber más sobre el Pug te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Pug Serie Excellence:

Pug (Excellence) - Editorial Hispano Europea