Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Quiero un Bullmastiff, qué necesito saber

PARA EMPEZAR...

  • Altura a la cruz: de 63,5 a 68,5 cm en los machos y de 61 a 66 cm en las hembras
  • Peso: entre 50 y 60 kg en los machos y entre 40 y 50 kg en las hembras
  • Capa: leonada, roja o atigrada con manchas negras en todos los casos
  • Aptitudes: perro guardián y de defensa

El Bullmastiff se ha convertido en un perro de defensa muy eficaz. Se cuenta que una noche que los dueños de la casa no estaban, un ladrón entró en la propiedad. Los criados soltaron al perro que embistió al extraño brutalmente y lo tuvo retenido en el suelo durante horas hasta que los dueños llegaron.

Origen

Oficialmente, el Bullmastiff procede del Reino Unido y si bien existen referencias anteriores de perros de porte similar en Gran Bretaña, lo cierto es que la raza no fue reconocida por el Kennel Club británico hasta 1924.
Sin embargo, ya por el siglo XV y XVI hubo en la Península Ibérica unos perros de características muy similares al Bullmastiff moderno, llamados genéricamente “Perros de Toros”. Se dice incluso que en el ajuar de la futura esposa de Enrique VIII, Catalina de Aragón, se incluyeron varios de estos fieros animales. En esa época, los espectáculos tan sangrientos, como las peleas de perros contra toda clase de alimañas feroces, estaban muy de moda.
Cuando éstas peleas de perros con toros, osos y otras bestias cayeron en desuso, en España y Portugal, los perros quedaron sin ocupación, desapareciendo en su mayoría. Pero en Inglaterra buscaron alternativas. De ahí, que a principios del s. XVIII los Guardabosques ingleses empezaran a seleccionar un nuevo tipo de perro al que llamaron “Gamekeeper’s Night Dog” (Perro de noche del Guardabosques). Este perro provenía del cruce, más o menos selectivo, de los descendientes de esas estirpes de valientes luchadores, y son esos lo que se considera que están en el origen del Bullmastiff. La raza ha conservado sin demasiadas variaciones el carácter y el tipo que procuraron los Guardabosques.Bullmastiff

Comportamiento

Justamente porque en el pasado el Bullmastiff fue utilizado en Inglaterra como guardián de los grandes cotos privados de caza, con el propósito de perseguir y apresar a los furtivos (el perro derribaba con su cuerpo y se echaba encima para inmovilizar al extraño completamente), es por lo que todavía hoy la raza conserva intacta esa característica, una de las más apreciadas y la que mejor le distingue y le separa del resto de los grandes molosos. No en vano, el Bullmastiff sabe medir perfectamente su fuerza y nunca ataca, a priori, para hacer sangre.
Ello tiene su justificación en el hecho de que históricamente ha convivido bajo el mismo techo que sus guías, los Guardabosques, quienes conscientes de la importancia de afianzar ese rasgo de su carácter y tamizar su anterior fiereza, optaron, hace más de tres siglos, por introducirlos en sus casas y compartir el calor del hogar y el ambiente familiar con ellos. En esos ratos de descanso, sus “Night Dog” estaban con los hijos, con la esposa y con el amo, disfrutando de un rato de tranquilidad, jugueteando con los niños en vez de ser relegados a la zona en la que se guarecían el resto de perros y de animales domésticos o al exterior.
Así, poco a poco, tamizado el carácter antes fiero y agresivo del perro de toro, el Guardabosques sentó los principios de lo que hoy es un animal eminentemente familiar, que adora a los niños y que se adapta perfectamente a todo tipo de ambientes (ciudad o campo), pero que para dar lo mejor de sí mismo necesita, siempre, sentirse parte de la familia y no ser relegado al mero rol de perro de guarda. Sólo así desarrollará completamente su excepcional instinto de protección hacia los suyos.
El Bullmastiff es un perro muy potente y seguro de sí mismo, dos características que le vienen transmitidas generación tras generación, y como tal hará poco alarde de su poderío físico (¿para qué?), evitando al máximo la confrontación con terceros. Pero es además un guardián inteligente, discreto, eficaz y con enorme capacidad de discriminación; poco ladrador, sumamente casero, que se adapta fenomenalmente bien a la vida en piso y en ciudad y que tiene especial predilección por el orden en todas las cosas.

Aspecto

Cuando hablamos de Bullmastiffs hablamos de perros de gran tamaño y volumen, que vienen a pesar, de adultos, unos 60 kilos en el caso de los machos y unos 45 kilos las hembras.
No obstante, lo que más llama la atención es su extraordinaria cabeza, compacta, cuadrada, enorme, adornada por un ancho y también cuadrado morro negro y que se apoya en un cuello potente, que a su vez se asienta sobre un pecho ancho e igualmente potente. Todo ello nos habla de la extraordinaria fuerza de este animal.
BullmastiffPero el Bullmastiff es, además, un animal dotado de un cuerpo de aspecto relativamente cuadrado, asimismo muy compacto y unas patas anteriores fornidas, potentes, paralelas entre sí y otras, las posteriores, de fuerte pierna y angulaciones moderadas que terminan con unos pies fuertes y redondos (pie de gato). La cola es relativamente larga pues alcanza el corvejón, muy ancha en su base aunque luego se estrecha algo hacia la punta; una cola que le sirve de timón para controlar los movimientos y el empuje de todo el cuerpo cuando se ve en la necesidad de apoyarse sobre el cuarto posterior y abalanzarse sobre su enemigo, para derribarlo e inmovilizarlo.

Cuidados específicos

El Bullmastiff se adapta perfectamente a la vida en piso y en ciudad; no es excesivamente activo, aunque agradece los paseos a buen ritmo, siempre que durante la etapa de crecimiento el ejercicio sea muy controlado para evitar problemas musculo-esqueléticos. Tiene cierta tendencia a la obesidad. No desprende olor corporal y su higiene es sencilla; bastará cepillarlo dos o tres veces a la semana con guate de goma; los baños se desaconsejan pues alteran gravemente el pH de la piel y pueden producir dermatitis.

Salud

El Bullmastiff es propenso a la torsión de estómago (a una edad avanzada) y a la displasia de cadera.

Texto facilitado por Federico Baudin de Castro-Castalia.

Consejos para comprar un Bullmastiff

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que...

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios... ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.
Además, siempre hay que tener muy en cuenta los cuidados que requiere vuestra futura mascota. Tomad nota:
En el caso de los Bullmastiff, su mantenimiento estético no es tan exigente comparado con otras razas, sin embargo no hay que descuidarlo.
  • Cepillado semanal.
  • Se debe bañar cada seis u ocho semanas, y hay que cuidarle las uñas.
  • No requiere de corte.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas. 
Por otro lado, la raza Bullmastiff no requiere de mucho ejercicio. Sin embargo no hay que descuidar sus paseos diarios y jugar con ellos. Además, son perros que requieren de mucha compañía, por lo que no es conveniente dejarlos mucho tiempo solos o que vivan en el jardín. 
De igual forma no hay que olvidar las posibles patologías de la raza:
  • Displasia de cadera
  • Entropión 
  • Dermatitis húmeda
  • Cáncer
  • Dermatitis atópica
  • Sarna demodéctica
  • Hipotiroidismo
  • Torsión gástrica
  • Displasia de codo
  • Atrofia progresiva de retina 

Quiero comprar un Bullmastiff


¿Tienes dudas? Esto es lo que dicen nuestros usuarios

  • Educación cachorra bullmastiff...urgente

    Mensaje: 10/07/15 a las 10:58h realizado por: amelialg

    Hola a todos, Tengo una bullmastiff de 7 meses, Jana, y literalmente me está destrozando la casa. La trajimos en invierno y ni pensé siquiera que durmiera en el lavadero o en el patio....

    5 respuestas

    • 29/07/15 a las 16:27h realizado por: amelialg

      #3 Fase destructiva...madre mía con esa boca...Efectivamente, el no y el ssshhhh, lo entiende de maravilla pero cuando me doy la vuelta o me voy, pasa y la vuelve a liar. Gracias Guerrerodelaluz. Además de acondicionar su zona, ahora en vacaciones tenemos más tiempo para dedicarle, está haciendo más ejercicio y se nota que rompe algo menos. Saludos...

    • 29/07/15 a las 13:54h realizado por: guerrerodelaluz

      Está en plena fase destructiva el "NO" funciona cuando está delante del dueño, pero en horas de soledad se entretienen con todo lo que pillan por delante, lo mejor es procurarles un aislamiento o espacio vallado y juguetes para morder, con el tiempo y según la educación que reciben se tranquilizan....

    • 14/07/15 a las 11:13h realizado por: amelialg

      #1 Muchas gracias, perdona por no haberte contestado, no he podido. Lo de la jaula, es buena idea, aunque suena regular, pero comprendo lo que me dices y parece que podría funcionar. Tengo patios en casa. Lo mismo una caseta podría ir bien también. Respecto a los paseos, llevamos una racha mala de calor y aunque sale mucho, son paseos cortos y se no se cansa y ejercita poco, claro. Lo pasa muy mal. El de la mañana y el de la tarde si son más largos pero va atada. Y juguetes, miraré alguno más. Tiene una pelota de cuerda para tirar, un kong y un hueso. La verdad es que lo mismo es poco y necesita algo más que la tenga más rato entretenida. Bueno intentaré seguir tus consejos. Muchas gracias Joejlopez. Un saludo...


¿No sabes qué nombre ponerle a tu Bullmastiff?