Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros pequeños

»

Bulldog Francés

»

Características del Bulldog Francés

Características del Bulldog Francés



  • Altura a la cruz: alrededor de 30 cm
  • Peso: de 8 a 14 kg.
  • Capa: atigrada o blanca y atigrada
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: activo e inteligente
  • Relación con los niños: excelente
  • Relación con otros perros: se interesa poco por sus congénres; puede mostrarse celoso
  • Aptitudes: perro de compañía
  • Necesidades del espacio: puede vivir en el interior de la vivienda
  • Alimentación del Bulldog Francés: de 200 a 300 g. de comida seca completa por día
  • Arreglo: ninguno
  • Coste mantenimiento: moderado

Bulldog FrancésEl Bulldog Francés es un perro de compañía. Ni más ni menos. No fue criado para cazar aves en el campo ni para meterse en madrigueras de conejos. Es listo y refinado y fue criado para hacer compañía al hombre. De todas formas, el que le agrade sentarse en el sofá con su amo y ver la televisión mientras le metemos una golosina ocasional en la boca no quiere decir que no le guste la diversión o que no sea activo.

Se considera al Bulldog Francés como el payaso del mundo canino. Algunos perros tolerarán llevar puesto un sombrero de papel y sentarse frente a un pastel de cumpleaños mientras les sacan fotografías, y otros perros llevarán una gorra y una camiseta y permitirán que sus jóvenes amas les lleven en un carrito para bebés. El Bulldog Francés disfruta con estas bufonadas y participa en ellas plenamente. Le gustan los sombreros, las gorras y las orejas de Mickey Mouse y le encanta el collar que ha formado parte de su vestimenta desde finales del siglo XIX. También le gustan las gafas de sol de cualquier tamaño. Le gusta montar en vehículos, y podrá ver fotografías de Bulldog Francés en carretillas, coches, carritos y bicicletas. Algunos Bulldog Francés tiran de carretones, o bien van montados en ellos. También les gusta hacer cosas en pareja. Si a un Bulldog Francés le agrada disfrazarse para celebrar un cumpleaños, le gustará tener otro Bulldog Francés a su lado (que, por supuesto, también vaya disfrazado). No hay nada mejor para un Bulldog Francés que disfrute reclinándose al lado de su amo en el sofá por la tarde que el que otro Bulldog Francés se recline sobre él.

El estándar inglés apunta que es vivaz, afectuoso e inteligente. El americano ofrece muchos más adjetivos: son compañeros con un buen comportamiento, adaptables y cómodos, con una naturaleza afectuosa y un talante equilibrado; es generalmente activo, está alerta y es juguetón, aunque no excesivamente bullicioso.

En algunos países se admite su participación en pruebas de obediencia, en cuyo caso su actuación es muy correcta. Pocas cosas hay mejores que ver a un Bulldog Francés saltando por encima de las vallas. Si adiestra a su perro para la obediencia debería inscribirse en un club de adiestramiento donde dispongan de las instalaciones y requisitos necesarios y debe trabajar un poco cada día con su perro para tener éxito.

El Agility es la actividad canina con un mayor auge y los Bulldog Franceses pueden participar en este activo deporte. Asista a una prueba de este tipo y vea si es la adecuada para su perro, ya que supone un gran ejercicio tanto para el perro como para el presentador. Al igual que para la obediencia, es interesante formar parte de un club que disponga de las instalaciones y utensilios necesarios.

Una gran ventaja del Bulldog Francés sobre muchas otras razas es que su acicalado es mínimo y consiste, principalmente, en un cepillado semanal. Hágalo con un cepillo o un guante de cerdas. Báñelo cuando sea necesario y limpie los pliegues de su cara con un trapo húmedo. Deberíamos cortarles las uñas aproximadamente cada tres semanas. Si no puede hacerlo, llévelo al veterinario o a un peluquero canino. Una vez al mes quizá quiera colocarle en el fregadero y bañarle. Esto hará que los pelos muertos queden más sueltos, así que cepíllelo concienzudamente tras el baño, ya que así eliminaremos los pelos muertos de la parte más profunda de la capa. Un buen momento para cortarle las uñas será tras el baño, ya que estarán más blandas y serán más fáciles de cortar. Puede que quiera cortarle los bigotes, ya que esto le conferirá un aspecto pulcro y limpio. Séquele con una toalla o con un secador y, si el día es cálido, quizá quiera dejar que se seque en el patio o el jardín.

Si va a presentar su Bulldog Francés en las exposiciones caninas de belleza, quizá quiera aplicar una pomada u otro producto sobre su pelaje para que éste tenga mejor lustre. El corte de pelo para un Bulldog Francés de exposición será mínimo y el único objetivo es de darle un aspecto pulcro.

¡Voilà! ¡Ya ha terminado! Los perros de capa corta son de fácil mantenimiento y los que tenemos uno lo apreciamos.Bulldog Francés

El Bulldog Francés es una de las razas braquicéfalas (de cara y hocico cortos), en este grupo se incluyen el Bulldog Francés, el Boxer, el Pug y el Boston Terrier. Estas razas tienen unos orificios nasales anormalmente pequeños y un paladar relativamente largo. Los perros prefieren respirar por la trufa, y para estas razas esto resulta más difícil debido a sus pequeñas narices.

Todas las razas braquicéfalas, debido a sus estrechas aperturas nasales, on muy susceptibles al frío y al calor. No debemos permitir que el Bulldog Francés realice un ejercicio agotador en verano y nunca debemos dejarle dentro de un coche aparcado al sol. Igualmente, si el clima es frío, su amiguito no permanecerá fuera de casa mucho tiempo.

Los Bulldog Franceses tienen una cola muy corta y enroscada y pueden ser propensos a la repleción de las glándulas anales. El perro tiene dos glándulas anales a ambos lados del recto. Debido a la cola enroscada, resulta más difícil la evacuación de dichas glándulas en el Bulldog Francés que en otras razas. Cuando lleve su perro al veterinario para un chequeo, debería hacer que le examine las glándulas anales para ver si es necesario vaciarlas.

La degeneración prematura de los discos intervertebrales puede suponer un problema en esta raza. Los síntomas son un cuello estirado o tieso, cojera de las patas anteriores o posteriores y pérdida del control sobre la vejiga de la orina. Si aparece este problema deberá ir al veterinario, y el tratamiento consistirá en la cirugía o la administración de fármacos.

Los partos normales son raros debido al gran tamaño de la cabeza y al pequeño diámetro pélvico, y casi siempre se deben realizar cesáreas. Las cataratas juveniles también pueden suponer un problema. Se trata de una enfermedad hereditaria y debería preguntar al criador si este problema afecta a su línea.

Debe tener un buen veterinario que conozca la raza y sus problemas de salud. El buen primer propietario de un Bulldog Francés estará informado de los varios problemas que pueden afectarle. Desgraciadamente, la mayoría de los perros de pura raza son propensos a padecer ciertas enfermedades, y el Bulldog Francés no supone una excepción. No tema preguntar al criador sobre estos y otros problemas que pueden afectar a la raza.

Si deseas saber más sobre el Bulldog Francés te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Bulldog Francés Serie Excellence:

Bulldog Francés (Excellence) - Editorial Hispano Europea