Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros medianos

»

Basset-Hound

» Historia del Basset-Hound

Basset-Hound

Historia del Basset-Hound

Basset HoundEl origen del Basset Hound, al igual que el de la mayoría de los sabuesos, no se conoce con exactitud. Ciertamente, parece que en la Antigüedad se le dio sepultura. Unas figuras encontradas en la tumba de Tutmés III, que reinó en Egipto hace aproximadamente 3.500 años, representan a unos perros largos y bajos y con las mismas proporciones que los Basset Hound actuales.

También se encontraron representaciones similares en antiguas esculturas asirias de perros. Perros de tipo similar al del Basset Hound, aunque con diferentes texturas de capa (una lisa y la otra dura), fueron enviados desde Asiria a las tierras del Ródano al este de Francia, entre los años 125 y 200 d. C. Los escritores que describían a estos perros comentaban su uso como perros de rastro y seguimiento de piezas de caza propias del Basset Hound como son el conejo y la liebre.

Onomasticon, un diccionario griego en diez volúmenes escrito por Julio Pólux en el siglo II d. C., menciona al perro utilizado por el hombre para la caza alrededor del año 1300 a. C. El antiguo historiador griego Jenofonte hizo referencias en sus escritos, alrededor del año 350 a. C., acerca de unos perros utilizados para la caza, a pie, de la liebre.

El hombre de la antigüedad cazaba animales para sobrevivir, pero a lo largo de los siglos la caza evolucionó y pasó de ser un medio de subsistencia a convertirse en un deporte. La alta burguesía con tierras y la nobleza francesa, allá hacia el siglo XIV, consideraban la caza como una actividad social y utilizaban caballos y sabuesos grandes y pequeños junto con pequeños terriers, para la caza tanto mayor como menor.

La selección en pos de las características físicas deseables y los rasgos mentales que se adaptaran a un propósito dio lugar a la aparición de las varias razas. En los tiempos prehistóricos, el criador era el hombre de las cavernas, que buscaba un perro cuyo instinto fuera fuerte, y utilizó a los mejores de estos perros para que le ayudaran a encontrar y capturar su alimento. Más tarde, el criador fue el agricultor, que vio que tener a su lado a un perro valiente y resistente era de ayuda para que no faltara carne en la mesa de su familia. La ventaja para el hombre llano era que el Basset era más lento que otros perros y se le podía seguir fácilmente a pie.

Más tarde, cuando el Basset fue tenido por la nobleza, se dio empleo a cuidadores, que fueron los que se encargaron de la selección de los animales. Como la aristocracia disponía de medios económicos para ello, tuvo muchos sabuesos juntos, en jaurías. El terreno era distinto de una región a otra en Francia, con lo que el tipo deseable variaba entre jaurías, para que así los animales pudieran superar mejor los retos que suponía la caza local. Este grupo de cazadores ricos solía seguir a los perros mientras montaban a caballo.

A lo largo de los años el criador (ya fuera el hombre de las cavernas, el granjero o el cuidador de los perros) fijó el tipo mediante la selección de las características y rasgos deseables que se sabía se amoldaban al objetivo fijado, y los perros largos y bajos acabaron siendo refinados y criados con una cierta continuidad.

Durante la Edad Media, en Francia se describen en algunos escritos muchas variedades de sabuesos. No se conoce con claridad cómo influyó cada uno de ellos en el Basset Hound actual. En el siglo VIII al «Perro de Flandes» se le llamaba Sabueso de San Huberto. Éste era el santo patrón de los monjes de una abadía de las Ardenas. Había dos variedades: un can negro y fuego para la caza del jabalí y el lobo, y uno blanco (que más tarde se conocería como Talbot Hound) que se dice tenía una altura de 71 cm.

En 1591, Sir Thomas Cockraine recomendó que un perro conocido únicamente como «sabueso pesado tipo sureño » en el sur de Francia fuera cruzado con el Kibble Hound, siendo este último descrito como perteneciente al tipo Basset, con las patas separadas y arqueadas.Basset Hound

Le Couteulx creía que todos los sabuesos franceses procedían del Perro de San Huberto. Describió 12 variedades de Basset que por lo visto existían en los tiempos de la Revolución Francesa (1789-1799). Creyó que todas estaban emparentadas, ya que tenían unas cabezas con una forma similar, unas orejas largas y papada. En otra obra que data de 1879, se menciona a los Basset Rostaing, con un cuerpo alargado y unas patas cortas y arqueadas que eran propiedad de cierto marqués. Se describe a este perro como poseedor de una enorme cabeza (tipo Otterhound) con un pelaje duro y que probablemente era el tipo de perro que conocemos actualmente como basset griffon (como por ejemplo el Griffon Nivernais, el Grand Basset Griffon Vendéen y el Griffon Fauve de Bretagne).

Sir Everett Millais, uno de los primeros criadores ingleses, teorizó que los Bloodhound que parecían afectados por el raquitismo y que descendían del Perro de San Huberto podían haber desarrollado unas patas cortas y arqueadas. Creía que los cazadores que seguían a sus perros a pie elegían los ejemplares con las patas más cortas y que el Basset Hound fue el resultado de su continua selección.

En 1887, el prolífico escritor inglés Stonehenge escribió: «En Francia, existen unas doce razas diferentes de sabuesos, entre los que se incluyen el San Huberto, los sabuesos de pelaje corto de La Vendée, el Sabueso Rojo de Bretaña, el St. Louis gris, el de Gascuña, el Normando, el Saintogne, el Poitou, el Breese, el sabueso de pelo corto de La Vendée, el Artois y el pequeño Basset, junto con el Briquet. De éstos, el St. Louis gris está casi extinto y todos los demás, con la excepción del Basset, pueden relacionarse con el San Huberto y el Perro Rojo de Bretaña». Continúa diciendo: «Las variedades de Basset son innumerables. Algunas son negras y fuego y son comunes en toda la Selva Negra y los Vosgos, mientras que otros son tricolores o moteados de azul. El tricolor se ha introducido últimamente en Inglaterra en gran número y fue mostrado por vez primera a los visitantes ingleses en la exposición canina
francesa de 1863».

Stonehenge utiliza las palabras de la primera autoridad francesa en la materia, De Fouilloux, para describir al «Basset d'Artois», al que prestamos especial atención. «El Artésien, con sus extremidades anteriores completamente arqueadas, su pelaje liso, valiente y con una doble hilera de dientes, como los lobos».

Stonehenge hizo, además, la observación de que «En las muchas tormentas políticas que se han cernido sobre Francia y que han barrido el boato monárquico y las impresionantes ceremonias de caza, muchas de las antiguas razas caninas de este país casi se han extinguido. Entre ellas, el Basset Hound corrió una suerte un poco mejor que la de sus hermanos de sangre, los sabuesos de Artois, Normandía, Gascuña y Saintogne. Gracias al instinto cazador y patriótico del descendiente de la antigua nobleza, el conde Le Couteulx de Canteleu, que no escatimó esfuerzos ni gastos en su propósito, el sabueso basset tricolor de pelo corto de Artois ha sido conservado en toda su pureza. La raza no fue revivida. Nunca había desaparecido, pero fue necesario buscar por todos los departamentos perros de tipo basset para hallar, en las perreras de los cazadores, unos pocos ejemplares verdaderamente típicos y criar, únicamente, a partir de ellos. En este esfuerzo en favor de las razas caninas antiguas, se vio muy beneficiado por la valiosa ayuda de M. Pierre Pichot, editor de la Revue Britannique. Estos personajes están inseparablemente relacionados con el famoso criadero de Château St. Martin. Los perros de la línea del conde Couteulx son actualmente tan valorados y buscados en Inglaterra como en Francia. Están muy bien descritos por el escritor francés De la Blanchère como «grandes sabuesos de patas cortas».

Basset HoundEn The Book of the Dog (1881) de Vero Shaw, otro de los primeros aficionados ingleses al Basset Hound, se lee «El Basset por excelencia es, a pesar de todo, el hermoso tricolor de pelo corto de Artois, que es el tipo que tiene un color negro oscuro y brillante, blanco y fuego dorado, una noble cabeza de tipo Bloodhound tan llena de una solemne dignidad y unas orejas largas y suaves como el terciopelo, unos ojos amables y meditativos, unas profundas arrugas en la garganta, las raras extremidades anteriores, su aspecto singular y medieval...» Este tipo, de acuerdo con Mr. Krehl, siempre estará asociado con el conde de Couteulx de Canteleu, que se propuso criar una línea que él mismo describió como «En la cabeza es muy importante la protuberancia occipital... y es de hocico largo, estrecho y fino, las orejas muy largas; la cabeza del macho es mucho más pesada y fuerte que la de la hembra. Pierde unos 10 cm de altura debido a sus patas arqueadas. El color es el tricolor, a veces moteado con puntitos negros». Continúa diciendo que «Algunos de ellos tienen más dientes que los que suelen tener los perros y muchos tienen una mandíbula un poco más corta que el maxilar superior». También en esta época criaban, en gran medida a partir de los mismos ejemplares, otros dos criadores franceses, los señores Masson y Lane. Cada uno desarrolló una línea, aunque con distinto resultado. Lo que sucedió en Francia en los años 1880 también ocurre actualmente. Es la selección que hace un criador de los diferentes rasgos de sus animales lo que da lugar a un tipo fácilmente reconocible que se sabe procede de un criadero concreto. Estos tres caballeros fueron responsables de la cría de los Basset, que eran similares entre sí, aunque con un estilo diferente y que parece ser se reconocían fácilmente como el tipo Fino de París, el tipo Termino o Masson y el tipo Lane. Finalmente, estas tres líneas se combinaron ya que cada una de ellas necesitaba atributos de las otras para mantener la línea sana y con una buena cría.

Es interesante ver que estos tres tipos de la raza tendrían influencia, más tarde, sobre el tipo asentado en Inglaterra y en los Estados Unidos. Los dos tipos Couteulx fueron descritos como tipo Fino de Paris y se trataba de un perro más fino, con un color vivo y una estructura física fuerte. Algunos tenían una cabeza más bien plana y unas orejas de implantación alta y pequeñas y un cráneo abovedado. El tipo Termino (o Masson) de cría Couteulx tenía un color más claro, su cabeza era grande y con una buena forma. Las orejas, que tenían un buen tamaño, colgaban bastante y tenía las partes péndulas de los labios superiores bien desarrolladas. Su trufa era ligeramente aguileña. El tipo Lane, aunque era de un color todavía más claro comparado con los otros dos, era un Basset muy grande y pesado, con una cabeza grande, basta y abovedada que carecía de la expresión típica de un sabueso y tenía unas orejas largas, anchas y pesadas que colgaban mucho.

Otros criadores importantes de esta época fueron Verrier, Machart, Gossedlin, Hannoire y Baillet y el coronel de Champs. Se cree que fue a partir de estos caballeros de donde se obtuvieron y exportaron los primeros animales a Inglaterra y a los Estados Unidos.

En 1879, Wildfowler escribió acerca del uso de las jaurías de Basset Hound para la caza de alimañas. El comportamiento de esta raza para la caza era muy diferente de la de las jaurías de Beagle. Aunque los Basset Hound formaban parte de un gran grupo e perros, cada uno parecía trabajar por su cuenta dentro de esta manada. No eran empujados fácilmente por la emoción de los otros ni eran dados a cargar ciegamente contra las piezas de caza. Cada uno prefería investigar y tomar sus propias decisiones acerca de la importancia del rastro y ladraba sólo cuando se le animaba a hacerlo.

Los Basset eran utilizados con variedad de alimañas, entre las que se incluían el fiero tejón y el zorro. También eran utilizados para la caza del faisán y la becada y algunos incluso eran adiestrados para cobrar las piezas que caían al agua. Otro interesante reto para los Basset era la búsqueda de trufas, la gran delicia francesa, un hongo en forma de patata relacionado con la familia de las setas. El Basset, con su gran capacidad olfativa, le señalaba el lugar al buscador y retrocedía mientras este excavaba para desenterrar las trufas.

El Basset de la Francia del siglo XIX era un perro de menor tamaño, con una osamenta más fina, y más ágil que los Basset de Inglaterra y los Estados Unidos. Los perros de pelo liso se podían encontrar en las regiones de las Ardenas, Artois, Saintogne y Gascuña, zonas donde el terreno consistía en campos abiertos, tierras de labrantío y bosques. Las variedades griffon de pelo duro se encontraban en las regiones de Bretaña y Vendée, donde el terreno era más áspero y los perros necesitaban una mayor protección contra los elementos. Hacia mediados del siglo XX, las variedades de Basset eran conocidas como el Griffon Vendéen, el Artésien-Normand, el Fauve de Bretagne (Griffon Dorado de Bretaña) y el Bleu de Gascogne (Azul de Gascuña). Los franceses conservaron estos perros, principalmente, por sus habilidades para la caza y no tanto por su compañerismo.
Basset Hound
En los años 60, llegó a Francia la versión actual del Basset Hound, que había sido desarrollada y refinada en el extranjero, y se fundó un club en 1967. Se trata de una raza distinta, a pesar de su origen francés en el siglo XIX y se inscribe, sencillamente, como Basset Hound.

Es interesante ver que la Fédération Cynologique Internationale (FCI), de la que Francia es miembro, considera que el Basset Hound, tal y como lo conocemos, es una raza británica, a pesar de que sus raíces son, claramente, francesas En Francia, el Basset Hound es, simplemente, una de las 41 razas reconocidas de sabuesos. El estándar del Basset Hound adoptado por la FCI es el mismo que el del Kennel Club de Inglaterra.

El Basset Hound en Gran Bretaña

En 1886, el conde de Tournon presentó varios Basset de la variedad Artois, de pelo liso, a lord Galway, de Gran Bretaña. Más tarde, estos perros fueron entregados a lord Onslow. También llegó al Reino Unido del criadero Couteulx, un perro llamado Model, importado por Sir Everett Millais en 1874 y que fue el primer ejemplar expuesto en los certámenes caninos de belleza en Gran Bretaña. En 1877, el conde de Onslow importó a Fino y a Finette, también procedentes del criadero Couteulx. Model fue cruzado con Finette y Sir Everett se quedó con una cachorra llamada Garrenne en pago por la monta. Más tarde, en 1880, George Krehl importó a Fino de París y estos perros y su progenie supusieron los inicios de Gran Bretaña con esta raza.

El Basset Hound Club fue fundado en 1884, y en 1886 hubo 120 inscripciones en el Aquarium Show de Londres. En estos tiempos, la diferencia en cuanto al tipo de los Basset británicos se hizo obvia y los dos tipos de perros Couteulx se hicieron evidentes. Los veinte años de cría cerrada de los perros franceses originales habían dado lugar a un perro más fino y liviano de lo que era deseable. Además, los perros no eran tan vigorosos como lo habían sido y tenían una menor resistencia a las enfermedades (sobre todo al moquillo) además de problemas reproductivos, en el parto y en la cría de los cachorros, así que, en 1894, Sir Everett Millais se ocupó del asunto y cruzó a su macho Basset (Nicholas) mediante la técnica que hoy conoceríamos como inseminación artificial, con la hembra de Bloodhound llamada Inoculation. Los perros procedentes de estos primeros cruces fueron vueltos a cruzar con los Basset, y se vio que la característica anatomía de esta raza era dominante. Al cabo de unas pocas generaciones, era imposible distinguir a estos perros cruzados de los Basset de pura raza y la línea de Sir Everett volvía a medrar. El resultado deseado fue lo que conocemos actualmente como «vigor híbrido».

A principios del siglo XX, el Basset estaba ganando popularidad y estaba firmemente asentado en Gran Bretaña. El primer cuarto del siglo XX presenció mucha cría de Basset y el amadrinamiento por parte de la reina Alejandra de Inglaterra, que tuvo sabuesos de pelo corto y pelo duro en su famoso criadero de Sandringham.

El Basset Hound Club había establecido una norma por la cual en las exposiciones caninas «no se debería conceder un premio a un sabueso con una mala estructura corporal». Entonces, al igual que ahora, los expositores se quejaron de la mala calidad de las valoraciones y de que algunos Basset con una mala estructura corporal, aunque con una hermosa cabeza parecida a la de un Bloodhound, estaban ganando. En 1910, creyendo que se estaba transmitiendo un mensaje erróneo a los criadores, dando prioridad a la cabeza sobre un buen cuerpo y unas extremidades correctas y tan necesarias para la caza, los hermanos Godfrey y Geoffrey Heseltine, criadores de la muy exitosa jauría Walhampton, se dieron de baja en el club. Los maestros del Basset Hound formaron una asociación en esta época y obtuvieron sabuesos para la caza de liebres.

Basset HoundEl criadero Walhampton tuvo mucho éxito tanto en el campo como en el ring de las exposiciones caninas de belleza. Para reforzar su jauría, los Heseltine importaron nuevos animales de Francia en tres ocasiones. La combinación entre sus animales ingleses originales con las importaciones francesas dio lugar a una línea que más tarde sería buscada por otros y un cierto número de perros Walhampton fueron exportados a los Estados Unidos. Este criadero tuvo un brusco final con la prematura muerte de los hermanos Heseltine en 1932.

Muchos criadores solventes de Basset adquirieron perros del ya desmantelado criadero Walhampton, incluyendo a dos incondicionales de la raza: Mrs. Elms (del criadero Reynalton) y Mrs. Grew (del criadero Maybush). Combinaron animales Walhampton con los suyos y tuvieron éxito. El inicio de la Segunda Guerra Mundial detuvo en gran medida la cría de perros. Sólo 13 Basset Hound se inscribieron en el libro de orígenes en 1939 y 7 en 1940. Mrs. Elms y Mrs. Grew se organizaron, de alguna forma, para criar unas pocas camadas durante los años del conflicto y, afortunadamente, al finalizar la guerra ambas dispusieron de animales de calidad sobre los que basar las siguientes generaciones. De todas formas en estos tiempos tanto Mrs. Elms como Mrs. Grew eran muy ancianas y la reconstrucción de la raza quedó en manos de Miss Peggy Keevil. El número de animales de cría disponibles en Gran Bretaña era tan exiguo que Miss Keevil importó tres ejemplares de Francia entre 1946 y 1951. Los animales nuevos y los viejos combinaron bien y, una vez más, la raza fue por buen camino. El criadero The Grims, de Miss Keevil, dominó tanto en el ring de las exposiciones caninas de belleza como en el campo durante los años 50 y 60.

El Basset Hound Club se disgregó en 1921 debido a las opiniones discordantes entre los aficionados a las exposiciones de belleza y los partidarios de las habilidades de campo y caza de los perros. De todas formas, en 1953, con el renovado interés por la raza tras la guerra, el Basset Hound Club fue reformado y Mrs. Angela Hodson fue su primera secretaria. La hembra fundadora de Mrs. Hodson procedía del criadero The Grims y dio lugar a muchos campeones que llevaban su afijo: Rossingham. Entre los primeros seguidores del nuevo club se encontraba Mrs. Grew, que era muy anciana. Otro de los primeros miembros fue George Johnston, que había tenido algunos ejemplares del criadero Reynalton, recibidos de manos de Mrs. Elm, hacia finales de los años 30. Mr. Johnston y más tarde su hijo criaron con el afijo Sykemoor y exportaron ejemplares fundadores al extranjero. En 1959, Mr. Johnston importó un ejemplar joven de Francia y, más o menos por ese tiempo, el Basset Hound Club adquirió un perro criado en los Estados Unidos procedente del criadero Lyn-Mar Acres de Mrs. Walton. Ambas importaciones fueron buenos animales para conseguir cruces externos muy útiles para los animales ingleses.

El Basset Hound en los Estados Unidos

La primera mención de los Basset Hound en este país aparece en el diario de, nada más ni nada menos, el primer presidente estadounidense, George Washington (1732-1799). Escribió que su amigo Lafayette le envió algunos ejemplares a los EE.UU.

Casi un siglo más tarde, en 1883, lord Aylesford importó un par de ejemplares para su rancho de Tejas para utilizarlos para la caza de conejos. Más o menos en esa época, Mr. Chamberlain adquirió un Basset Hound de manos de Mr. Krehl para Mr. Lawrence Timson, de New Jersey. Este perro, llamado Nemours, fue el primer Basset expuesto en Nueva York en 1884 en las nuevas clases creadas para los Basset Hound en la famosa exposición canina de belleza del Westminster Kennel Club. Nemours se convirtió en el primer Basset Hound campeón de los EE.UU. en 1886. Los primeros ejemplares inscritos en el libro de orígenes del American Kennel Club en 1885 fueron criados por Pottinger Dorsey, de Maryland.

El interés creció lentamente a lo largo de las tres décadas siguientes. Para aumentar el número de animales presentes en los EE.UU., Erastus Tefft y Gerald Livingston importaron muchos animales de la muy exitosa línea británica Walhampton. Entre ellos estaba el líder de la jauría, Walhampton Dainty y el campeón inglés y estadounidense Walhampton Andrew. Lewis Thompson importó al campeón inglés Amir of Reynalton y a Walhampton Nicety. Carl Smith importó a dos ejemplares franceses: Baillet's Trompette II y el campeón francés Baillet's Corvette (a veces mal escrito como «Cornette»). La exhibición de Basset Hound en los certámenes caninos fue esporádica durante esos primeros años.Basset Hound

En el volumen de 1956 de la Modern Dog Encyclopaedia (editada por P. Davis y publicada en Pennsylvania), los autores recogen las diferencias entre los Basset Hound franceses, británicos y estadounidenses: «De estas crías ha salido el Basset estadounidense, que es de extremidades más firmes que el tipo francés, más liviano y compacto y no tan voluminoso como el tipo inglés, que era considerado demasiado grande».

En 1936 se fundó el Basset Hound Club of America. Esta asociación celebró la primera prueba de campo en los EE.UU. en 1937 y Hillcrest Peggy se convirtió en el primer Campeón de Campo. En 1947 los primeros Basset Hound fueron presentados en pruebas de obediencia y Lulu's Red (propiedad de Walter y Marjorie Brandt) fue el primero en obtener el título de Companion Dog (Perro Compañero, CD). Su hermano (de la misma camada) Lulu's Patches fue el segundo. Patches también fue expuesto en certámenes de belleza y se convirtió en campeón, además de ser el primer perro en obtener el título de Companion Dog Excellent, convirtiéndose así en el primer Basset Hound en tener estos tres títulos.

En los años 60 el Basset Hound se estaba volviendo muy popular y el interés por esta raza parece no decaer desde entonces. El Basset Hound Club of America sigue teniendo muchos miembros y muchas asociaciones regionales de esta raza han crecido rápidamente en muchos estados, con la consiguiente mejora en favor de esta raza, lo que propició que cada día fuera más conocida y apreciada.

Si deseas saber más sobre el Basset Hound te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Basset Hound Serie Excellence:

Basset Hound (Excellence) - Editorial Hispano Europea