Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Regístrate gratis Accede a tu cuenta

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros medianos

»

American Pit Bull Terrier

»

Características del American Pit Bull Terrier

Características del American Pit Bull Terrier



  • Altura a la cruz: de 38 a 48 cm en los machos y de 35 a 45 cm en las hembras
  • Peso: entre 15 y 28 kg en los machos y entre 14 y 23 kg en las hembras
  • Capa: cualquier color
  • Pelaje: grueso, corto y con brillo
  • Promedio de vida: unos trece años
  • Carácter: valiente, leal y enérgico
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: puede ser peleón
  • Aptitudes: perro de compañía y antiguamente perro de pelea
  • Necesidades del espacio: jardín para correr
  • Alimentación del American Pit Bull Terrier: unos 380 g. de alimento completo seco
  • Arreglo: cepillados regulares
  • Coste mantenimiento: moderado

American Pit Bull TerrierDado todo lo que se ha dicho, no hay duda de que esta pregunta debiera haberle venido a la mente al lector medio. ¿Por qué el Pit Bull? ¿Por qué querría una persona normal y en su sano juicio un Pit Bull? Después de todo, hemos admitido que esta raza es, en esencia, un perro de pelea, ¿no? Hemos admitido que esta raza muestra muy frecuentemente agresividad hacia otros perros, y que muchos Pit Bulls pueden mostrar agresividad hacia las personas. Hemos visto cómo muchos países de todo el mundo no permiten la propiedad de Pit Bulls a sus ciudadanos. En algunas áreas del mundo, el Pit Bull puede ser tenido legalmente, pero el propietario debe llevar una póliza de seguros para que le proteja en caso de que un vecino resulte herido.

Cualquier raza puede ser sujeto del tipo de discriminación «racial» que el Pit Bull sufre hoy día. Hace algún tiempo fue el Dobermann el que tuvo esta reputación en los Estados Unidos. ¡Durante algún tiempo fue el pobre San Bernardo! Después de todo, incluso el Bulldog inglés es un perro de orígenes puramente para la pelea, pero en ningún lugar del mundo se está proponiendo que se ponga fuera de la ley a los Bulldogs. Dentro de un tiempo, la histeria generada por los medios de comunicación alrededor del Pit Bull pasará y será otra raza la que centrará la atención de los medios. Los propietarios irresponsables que busquen una raza que cause impresión desviarán su atención hacia cualquier otra raza y entonces nos preguntaremos por qué hubo un tiempo en que pensábamos que el pequeño Pit Bull era un perro inherentemente peligroso. De todas formas, hasta que llegue ese momento deberíamos discutir acerca de unas pocas cualidades muy positivas de esta raza.

Características físicas

El Pit Bull no es una raza especialmente grande. De hecho, en su forma de trabajo, el Pit Bull es una raza más bien pequeña. Esto les permite a sus propietarios tenerlos, bastante cómodamente, en una casa pequeña o en un piso. Mientras que es un perro con mucha energía cuando se le da la oportunidad de hacer ejercicio, es una raza que prefiere estar relajada cuando está en casa. Como tal, no estará todo el rato enredando y no es un perro que se haga más llamativo que lo que muchos propietarios desean en sus perros.

El Pit Bull tiende también a ser un perro cordial. Puede jugar mucho y vivir durante mucho tiempo sin costarle a su dueño una fortuna en facturas del veterinario. Cuanto más próxima esté una línea de Pit Bulls a los Pit Bulls originales de trabajo, más cordiales serán los perros de esa línea. No es, en absoluto, inusual tener un Pit Bull que viva 12, 13 o 14 años, e incluso más. Cuando dichos perros finalmente sucumben ante la vejez, lo suelen hacer sin sufrir enfermedades largas, prolongadas ni caras.

Personalidad

Después de todo, el Pit Bull es un perro increíblemente fiel. La raza se vuelve muy unida a su familia humana y no aceptará a otros a no ser que perciba que son bienvenidos en casa como si fueran parte de la familia. Como extensión de este atributo, también puede ser un perro muy poderoso y protector, aunque pequeño y manejable, y puede ser muy útil en las manos adecuadas y con una propiedad responsable. De todas formas, al contrario que muchos perros muy fieles, el Pit Bull puede aceptar los cambios. Si se da la desafortunada situación de que una familia tenga que renunciar a su Pit Bull, el perro se entregará a su nuevo propietario con el tiempo. De la misma forma, un Pit Bull «de segunda mano» puede ser una opción que usted podría considerar, particularmente si conoce a sus antiguos propietarios y su estilo de vida.

Sobre todo, el Pit Bull es un excelente perro compañero. Aquellos que conocen la raza le dirán con frecuencia que, en su opinión, no puede haber mejor perro compañero que el Pit Bull. Es un perro que formará lazos con toda su familia humana, pero siempre guardará un lugar especial en su corazón hacia la persona que él decida que es su mejor amigo. Es un perro que siempre estará ahí para su amo. Es una raza que perdona, sumamente leal, amante de la diversión y es un amigo para toda la vida.American Pit Bull Terrier

La versatilidad de la raza

Hemos aceptado, sin que quede lugar para la duda, el hecho de que el Pit Bull como raza es el más experto perro de pelea que nunca haya existido. También conocemos la utilidad del Pit Bull como perro de captura (pastoreo).

El trabajo de guarda y la protección personal son otras áreas en las cuales el Pit Bull frecuentemente destaca. El Pit Bull es generalmente un guardián de la casa y un perro de protección personal muy útil, en primer lugar porque es una raza muy fiel y resuelta. No es un perro que automáticamente proteja cualquier espacio que esté ocupando o a cualquier persona que esté sujetándole con la correa. En lugar de eso, es una raza que frecuentemente defenderá debido a un sentido de la fidelidad hacia su familia y sus propiedades.

El mejor hogar para un Pit Bull

Antes de meternos en la cuestión de dónde adquirir su cachorro, deberíamos considerar el aspecto de qué hogares humanos son más adecuados para la raza Pit Bull. Es demasiado común hoy día para los autores de libros de razas presentar a su raza como la ideal para todo hogar. Esto no es cierto en ningún caso y tampoco lo es en el caso del Pit Bull. El Pit Bull es un perro ideal para una familia adulta con hijos ya mayores (de 14 o más años de edad) y para alguien que esté en casa la mayor parte del tiempo. El tamaño de la casa no es tan importante: puede ser grande, con un jardín vallado, o pequeña. Incluso puede ser un piso en la ciudad. Lo importante es que alguien esté frecuentemente en casa y que alguien quiera llevar al perro a dar largos paseos regularmente. Ésta describe la mejor de las posibles situaciones para el Pit Bull.

Al contrario, la peor situación para un Pit Bull es aquella en la que el perro es criado por una persona joven que, cuando el perro es adulto, está demasiado ocupado para dedicarle mucho tiempo a su perro. Es incluso peor si esa persona joven tiene hijos cuando el perro ya está crecido y estos niños acaban pasando tiempo con un perro que no se asocia a ellos como si fueran verdaderos miembros de la familia. Ésta es la razón por la que ocurren muchos de los desastres que leemos en los diarios sensacionalistas.

Hace no demasiado tiempo, surgió una noticia en todos los diarios locales de una ciudad de los Estados Unidos. La historia explicaba que un Pit Bull había matado y mutilado gravemente «sin razón aparente» el cuerpo de un niño de corta edad con el que vivía. El perro fue eutanasiado inmediatamente por las autoridades locales y la comunidad empezó a pedir una prohibición total sobre la propiedad de Pit Bulls en la ciudad.

El perro fue examinado para confirmar de qué raza era y, por desgracia, era un Pit Bull sin lugar a dudas, pero las autoridades se preguntaron acerca de las circunstancias de la muerte, y los detalles son los siguientes. Usted decide qué o quién es el culpable de la muerte del niño.

Una mujer soltera que vivía sola en un área urbana tuvo un bebé. El padre del niño vivía en su propio apartamento con su Pit Bull macho. El hombre era un traficante de drogas. El perro tenía seis años y no había vivido con nadie más que con este hombre. El perro había sido total y profesionalmente adiestrado para el ataque cuando era joven y de tanto en cuanto se le habían dado lecciones de refresco.

American Pit Bull TerrierCuando el bebé de la mujer tenía tres meses de edad, el padre decidió irse a vivir con ella y con el niño. Ella estaba tan contenta de que el padre del bebé viniera a vivir con ellos que decidió que deberían salir a celebrarlo. No tenían canguro para el bebé de tres meses, pero el hombre le aseguró a la madre que podían tener la seguridad de que el perro protegería la casa y al bebé en su ausencia. De todas formas sólo iban estar fuera unas pocas horas.

El hombre trajo al perro a la casa de la mujer y allí, el perro conoció al niño por primera vez. Estaba encerrado en el apartamento con el niño y la pareja les dejó solos. Los vecinos dijeron que menos de media hora después de que la pareja saliera del apartamento, empezaron a oír llorar fuertemente al bebé. Poco después pararon los lloros y se oyeron gruñidos. Nunca se volvió a ver al niño con vida y el perro fue eutanasiado al día siguiente. El propietario del perro juró que el perro nunca antes se había comportado de una manera tan impredecible e irracional. Después de todo, el perro había vivido con él, y si alguien se hallaba en una posición como para evaluar el temperamento del perro, ese alguien tendría que haber sido él. ¡Además, dijo, el perro había sido adiestrado!

¿Sería cualquier raza de perro la adecuada para la situación que acabo de describir? ¿Se le podía echar la culpa a ese perro en concreto por haber matado al niño? ¿Debería la raza Pit Bull ser tenida como la responsable en una situación como ésta? ¿Es esta raza un problema, o acaso sufre hoy día esta raza del problema de una propiedad irresponsable y francamente estúpida? Bueno, ahora esto tiene que decidirlo usted.

En cualquier caso éste era, probablemente, el peor ambiente posible en el que se podía encontrar viviendo un Pit Bull. De nuevo, el mejor ambiente posible es con una familia adulta cuyos hijos sean mayores. Otra buena situación para un Pit Bull es una pareja adulta sin hijos o un adulto jubilado que necesite compañía.

La idoneidad del propietario

Ser el propietario perfecto de un Pit Bull implica entender a su perro y ajustarse a ciertas necesidades de la raza, pero también implica seleccionar esta raza porque encaja en su estilo de vida. Por ejemplo, si usted tiene otro perro y usted sabe que sus perros van a estar desatendidos durante algunas horas al día, quizá el Pit Bull no sea la raza adecuada para usted. Después de todo, las peleas entre su Pit Bull y otros perros con los que pueden encontrarse en la calle, pueden ser desalentadas con facilidad. Dejar solos de forma regular a dos perros durante horas, cuando uno de ellos es un Pit Bull, quizá sea pedirle demasiado a esta raza. Debemos comprender que, a pesar de todo, el Pit Bull es un perro de pelea.

Si es usted una persona con trabajo o «la otra mitad» de una pareja con trabajo, y desean una mascota a la que puedan dejar sola durante todo el día y prácticamente todos los días, cualquier perro de cualquier raza no será su mascota adecuada. Habrá otros momentos en su vida para tener un perro, pero éste no sería el momento adecuado.

Incluso si es usted una persona que sencillamente odia dar un paseo de forma regular, el Pit Bull puede ser la raza equivocada para usted. Hay otras razas que pueden vivir en un ambiente así. Se haría usted un favor y se lo haría también al Pit Bull si escogiese en su lugar una de estas otras razas.

El propietario perfecto para un Pit Bull Terrier es aquel que le devolverá la devoción que el perro le dedicará. Este propietario querrá al perro, en primer lugar, debido al fantástico compañerismo que le proporcionará y no por la imagen que transmite. Este propietario disfrutará, tanto como el perro, del ejercicio que le hace falta a esta raza. Este propietario comprenderá la reputación por la que se han tomado represalias contra este perro y trabajará para mejorar esto. Este propietario estará en disposición de hacerse cargo de un perro que puede vivir con él 15 años, sin esperar que el perro pueda hacerse cargo de excesivos cambios durante su vida. Este propietario será aquel que pueda proporcionarle una rutina muy regular en todos los aspectos.American Pit Bull Terrier

Si es usted esta persona, el Pit Bull puede ser una mejor elección de entre los perros de raza pura que lo que usted hubiera pensado en un principio.

Consideraciones de salud específicas de la raza

El Pit Bull es, por lo general, una raza sana, y cuanto más cerca esté el perro de una línea de trabajo, más sano será. No obstante puede ser aquejado por cualquiera de las enfermedades propias de la raza canina. Una situación que merece una especial mención aquí es la displasia de cadera y su relación con el Pit Bull de trabajo. Mientras que no hay duda de que ésta es una condición seria para muchas razas y que la selección de un cachorro debería, por lo general, incluir preguntas acerca de la condición de las caderas de los animales reproductores, en algunos casos, la preocupación puede ser exagerada. En el caso de los Pit Bulls de trabajo, éste suele ser el caso.

Poco después de que el United Kennel Club se involucrara en organizar certámenes de belleza para Pit Bulls inscritos en su libro de orígenes de sus Pit Bulls, los criadores de Pit Bulls de exposición empezaron a examinar a sus animales para descartar la displasia de cadera. Se extendió un grito de alarma por todos los Estados Unidos, porque la mayoría de los Pit Bulls que estaban siendo examinados resultaban ser muy displásicos. Ninguno de estos perros displásicos mostraba ninguna evidencia externa de sufrir este mal, y todos los animales reproductores de los que descendían estos perros habían sido perros luchadores muy trabajadores, de larga vida y super-atléticos.

Hay una diferencia entre lo que llamamos displasia «real» y displasia «teórica». Si usted va a elegir su cachorro de entre animales de trabajo de calidad probada, criados pensando mucho en la pelea y de larga vida, las preguntas acerca de evidencias médicas de que las caderas estén bien formadas no son tan imperativas como lo podrían ser en otras razas, especialmente aquellas más grandes.

Variaciones en la raza

Anteriormente, empezamos a discutir la primera divergencia en cuanto al tipo entre el Pit Bull en su forma de trabajo, tal y como estaba representado por aquellos perros inscritos en el libro de orígenes del United Kennel Club y en la American Dog Breeders Association, y el tipo de la raza en su forma de exhibición para las exposiciones de belleza, tal y como están representados por los perros inscritos como American Staffordshire Terriers en el libro de orígenes del American Kennel Club. Esta divergencia en cuanto al tipo es común entre perros inscritos en organizaciones caninas distintas para la exhibición en exposiciones de belleza, pero que continúan siendo utilizados en tareas de campo, como pueden ser los perros de caza como el Labrador Retriever o el Setter Inglés. Rara vez, los perros que tienen éxito en las exposiciones de belleza, triunfan también como perros de campo o de trabajo, especialmente en los Estados Unidos, donde la capacidad de trabajo no afecta el que un perro sea campeón. Por otro lado, en el Reino Unido, las razas de trabajo y de caza, por ejemplo, deben clasificarse en pruebas de campo antes de ser considerados plenos campeones.

En el caso del Pit Bull, la situación se ha vuelto incluso más complicada en los últimos años. Hoy día podemos ver como mínimo tres formas del tipo de raza Pit Bull y estas tres formas pueden ser etiquetadas como tipo de trabajo, el tipo de exposición para los perros de belleza y el tipo para perros mascota «criada en casa». Aunque hay que decir que esta situación no es exclusiva de los Pit Bull, pues cualquier raza, excepto tal vez los toys, puede ser utilizada para trabajo, para exposición o meramente como perro de compañía.

American Pit Bull TerrierEl tipo de trabajo (pelea) del Pit Bull tiende a ser más pequeño, con los huesos más finos, y son perros más de tipo terrier. Temperamentalmente, estos perros tienden a ser agresivos hacia otros perros, pero no hacia las personas. De hecho, hace años, el Pit Bull criado para la pelea tenía la reputación de ser una de las razas más inútiles para el trabajo de protección, ya que se mostraban poco dispuestos para mostrar agresión hacia las personas.

El tipo del Pit Bull de perros para las exposiciones de belleza, tiende a ser mayor, con los huesos más fuertes, con pechos más anchos y con la cabeza más grande. El temperamento de estos perros tiende a ser menos agresivo hacia otros perros y no muestran mucha agresividad hacia las personas.

El perro «criado en casa» tiende a ser mayor que el perro de trabajo. No es un animal de aspecto refinado. No está criado para resistir mucho en las peleas de perros prolongadas y no es criado para ganar exposiciones de belleza. Generalmente es criado para ser atractivo en el mercado de perros de aspecto «macho». En cuanto al temperamento, estos perros tienden a ser más agresivos hacia las personas y frecuentemente son también aparentemente más agresivos hacia otros animales. Después de todo, aquellos que quieren un perro de aspecto «macho» querrán adquirir en el mercado un perro que amenace a los otros. Aquellos que ven un mercado en vender Pit Bulls a estas personas, tienden a seleccionar para conseguir esta cualidad.

Al seleccionar un Pit Bull para su casa, quizá es más importante que en el caso e cualquier otra raza, hacer su trabajo cuidadosamente. El perro criado para la pelea quizá no sea tan mala elección como mascota como podría usted haber pensado. El perro de exposición es, generalmente, una buena mascota, pero el perro «criado en casa» es el que ha dado lugar a los problemas respecto de esta raza que hemos podido ver en estos últimos años.

Debemos reflexionar sobre esta última afirmación. Lo cierto es que para evitar problemas, deben tomarse medidas precautorias adecuadas, pues se suele olvidar las imprevisibles reacciones que puede tener un animal, por más que en el trato diario sea de lo más fiel y cariñoso.

Es un perro que debe ser manejado con precauciones. Teniendo lo anterior en cuenta, el Pit Bull será un excelente compañero en el hogar.

Si deseas saber más sobre el American Pit Bull Terrier te recomendamos la publicación de la editorial Hispano Europea Pit Bull Terrier Serie Excellence:

Pit Bull Terrier (Excellence) - Editorial Hispano Europea