Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas. Pulsa para ver más información sobre las cookies.

Close¿Tienes mascotas?

¡Comparte sus fotos!

Regístrate ya

0 productos

Comprar

Inicio » Perros »

Razas de Perros

»

Razas de perros grandes

»

Akita Inu

» Características del Akita Inu

Akita Inu

Características del Akita Inu



  • Altura a la cruz: machos 67 cm y hembras 61cm
  • Peso: unos 35 kg
  • Capa: roja, pimienta, atigrada y blanca
  • Promedio de vida: doce años
  • Carácter: muy digno, independiente y leal
  • Relación con los niños: buena
  • Relación con otros perros: dominante, sin exceso
  • Aptitudes: excelente guardián y excelente cazador
  • Necesidades del espacio: puede hacer vida de interior pero es indispensable que haga ejercicio. Prefiere el jardín
  • Alimentación del Akita Inu: de 500 a 600 g. de alimento completo seco
  • Arreglo: limitado. Nada de baños. Cepillado regular durante la muda
  • Coste mantenimiento: elevado

Akita InuLas raíces asiáticas del akita inu le otorgan una ventaja sobre muchos de sus congéneres, la de no sufrir estrés. Aunque esta cualidad no sea el rasgo dominante de su carácter, sí es lo suficientemente rara como para que valga la pena subrayarla; éste es un perro capaz de hacer un viaje en avión de veinte horas entre Japón y España por ejemplo, sin que se sienta lo más mínimamente inquieto o nervioso a la llegada.

De manera general, el akita es dócil y resuelto, noble y al mismo tiempo con una expresión ingenua característica. Su cualidad más notable desde luego es la lealtad.

Como perro nórdico que es, el akita comparte con el husky o el alaskan malamute una afición muy pronunciada por la independencia. Aunque sea obediente, no es nada sumiso. Muy apegado a su dueño y a la familia de éste, es naturalmente desconfiado con los extraños aunque nunca dará muestras de agresividad gratuita. Por lo demás, hay que reconocer que no es nada fácil con los demás perros. Dotado de una fuerza prodigiosa, a menudo intentará imponerse pero pocas veces será el primero en atacar.

La originalidad del akita inu radica, por encima de su carácter, en la sorprendente diversidad de tareas que puede desempeñar. Eso es lo que le distingue de los demás perros nórdicos con los que se le asimila.

En todo caso, se ha de evitar una confusión: el akita no es un perro de trineo. Su peso y sobre todo la angulación muy recta de sus miembros le suponen una dificultad enorme y no le permiten participar en carreras de velocidad, según demostró el doctor Karts, un veterinario que conoce muy bien la raza.

Algunos adiestradores acostumbrados a trabajar con pastores alemanes o dobermanns han probado el akita en materia de defensa. Todos se declaran sorprendidos por el comportamiento “inteligente” de este perro. Pero no se le deben imponer sesiones de entrenamiento muy largas porque las aborrecería.

Por último, hay un punto que llamará la atención de los urbanícolas atraídos por el akita inu; este perro se adapta bastante bien a la vida en el interior de la vivienda sin mas condición que la de darle de diez a veinte de minutos de ejercicio diario haga el tiempo que haga. Como son muchos los perros nórdicos que no soportan ese régimen, el akita inu constituye una excepción en ese plano.